sábado, 21 de septiembre de 2013

Rodríguez Almeida, Sigfrido Herráez y Roberto Llorente, Adobes de Oro 2013 en Gotarrendura




 Museo López-Berrón de Pintura y Etnografía


Julia Sáez-Angulo


         El arqueólogo e historiador Emilio Rodríguez Almeida, el arquitecto Sigfrido Herráez y el secretario general del Hogar de Ávila en Madrid, Roberto Llorente,  éste último a título póstumo, han recibido los Adobes de Oro en su VIII edición en el Museo López Berrón de Arte y Etnografía en Gotarrendura (Ávila).

         El acto presentado por la anfitriona Rosa María Manzanares y conducido por Gladys López, estuvo muy concurrido de público y contó con presencia de cargos institucionales como el alcalde de Gotarrendura, el de Madrigal de las Altas Torres y el presidente de la Diputación de Ávila que cerró el acto con un recital de poemas.


Eugenio López Berrón


         Todos los premiados los son por su contribución a la cultura y su vinculación directa o indirectamente con Ávila. El premio consiste en un Adobe bañado de oro  junto a un cuadro del pintor Eugenio López Berrón, nacido en Gotarrendura y artífice del museo que lleva su nombre.

         El pintor Eugenio López Berrón abrió el acto para recordar la trayectoria del premio y agradecer a los presentes, entre los que se encontraban el historiador Francisco Vázquez, que habló de doña Beatriz de Ahumada, madre de Santa Teresa; las escritoras Belén Yuste y Sonia López Rivas-Caballero, esta última interpretó al final la “canción a lo divino” “Muero porque no muero” de la santa abulense y el abad del convento de Santo Tomás de Ávila, para presentar un disco de música sacra.

         Entre los presentes los profesores Ángel Salamanca, Francisco López Soldado, María Asunción Guild Redondo, artistas como Carmen Charro, Pablo Reviriego, Linda de Sousa, Felipe de Madariaga, Mercedes Ballesteros y la historiadora de arte sacro, Elisa Sáez de Slöcker.

         Gotarrendura es un pequeño pueblo situado en la comarca de La Moraña abulense, que cuenta con doscientos habitantes y una vida cultural que pasa por los acontecimientos históricos de su pasado: Camino de Santiago y paso del Cortejo fúnebre de Isabel la Católica, además de ser cuna de santa Teresa de Jesús, ya que la familia Ahumada tenía un palomar en una finca que todavía se conserva y se muestra al público.


          A este pasado se suma el Museo López Berrón con una selección de su pintura, así como diversas colecciones etnográficas que recuerdan la vida y costumbres del pasado, principalmente en La Moraña.


No hay comentarios:

Publicar un comentario