martes, 28 de enero de 2020

"LA MAGDALENA DE PROUST": ANTROPOCENTRISMO COTIDIANO EDUARDO BASUALDO, DIANA FONSECA, DUANE MICHALS, HANS OP DE BEECK, BERNARDI ROIG & ERWIN WURM



L.M.A.

28.01.2020 .- Madrid .-Pero cuando nada subsiste ya de un pasado antiguo, cuando han muerto los seres y se han derrumbado las cosas, solos, más frágiles, más vivos, más inmateriales, más, persistentes y más fieles que nunca, el olor y el sabor perduran mucho más, y recuerdan, y aguardan, y esperan, sobre las ruinas de todo, y soportan sin doblegarse en su impalpable gotita el edificio enorme del recuerdo. 

- Por el camino de Swann, Marcel Proust Por el camino de Swann, primera novela de la heptalogía titulada En busca del tiempo perdido (1913-1927), nos cuenta como su protagonista recorre por París los lugares asociados a su amor adolescente. Cierto día, abrumado por la tristeza, y tras llevarse a los labios una cucharada de té en la que había echado un trozo de magdalena, al hilo de su evocación surge el recuerdo de los veranos de su infancia en Combray. Proust invoca la memoria corporal, mucho más efectiva que la voluntaria, a través de objetos aparentemente ordinarios. 

Son estos elementos aleatorios y evocadores los que le permiten conectar con sus recuerdos y unir el pasado y el presente a través de ellos. No hay casualidades sino búsquedas, y es ese ejercicio deliberado donde el cuerpo en su ámbito corriente encuentra los agujeros de gusano hacia el pasado. Lejos del antropocentrismo medieval que confería al hombre una conexión directa con los planes divinos, esta exposición aspira a plantear un enfoque más actual derivado de la perpetua necesidad de encontrar nuestro lugar en el cosmos. Sin control sobre las fuerzas que gobiernan el paso del tiempo, el hombre disfruta o padece de una existencia en precario equilibrio y sin certeza sobre la credibilidad de la realidad que le rodea. 

Es el ámbito de lo cotidiano, de los gestos sin aparentes consecuencias donde queda margen para colocar al hombre en el centro. Opuesto al existencialismo, este antropocentrismo cotidiano busca la introspección navegando por la memoria corporal como recurso para referenciar el presente. La esencia precede a la existencia y el pensamiento a la realidad. El encuentro con los objetos es imprevisible y ajeno a la nostalgia. 

Parte del paisaje diario, aquellos con un elemento detonador son los que motivarán la recuperación de esa parte de nosotros, que ahora pasará a incorporarse a nuestro presente. De escenas cotidianas nos habla la escultura de Hans Op de Beeck titulada Timo. Envuelta en un halo de teatralidad, le representación de un niño jugando a las canicas a escala real interpela a la infancia del espectador invitándole a explorar capas más profundas de su memoria. 

El mismo cuerpo del niño en un gesto sin consecuencias, conecta con este concepto de un antropocentrismo cotidiano. Nos direcciona hacia el ámbito donde poder buscar los recuerdos aparentemente perdidos. Con una referencia explícita al cuerpo, la escultura de Erwin Wurm titulada giving one the finger, da visibilidad a miembros, brazos y dedos, que sus otras esculturas no tienen protagonismo. Para el artista austriaco, el cuerpo humano es un todo físico, psicológico y político. Famoso por el carácter absurdo de sus esculturas, el autor presenta pequeñas trampas para nuestro sentido de la realidad. 

Al incorporar en muchas ocasiones sus propios anhelos y deseos personales, conecta con el tema central de la exposición que son los recuerdos. En diálogo con la escultura anterior e igualmente marcado por un tono irónico, Bernardí Roig presenta una serie de cinco dibujos titulados Headless. Cuerpos desprovistos de cabeza, posan sentados de manera relajada con una calavera. Símbolo de la vanitas, esta pasa a formar parte inherente de la naturaleza humana y la ausencia de control sobre el paso del tiempo parece ser asumida sin pesar. 

De nuevo el cuerpo como elemento protagonista, parece revelarse con humor a su destino transitorio y busca refugio en el hedonismo, el placer sensorial e inmediato. El concepto de la vida como algo pasajero y transitorio, es interpretado desde una postura espiritual en la serie de cinco fotografías titulada Grandpa goes to Heaven de Duane Michals. 

A modo de una secuencia de fotogramas, la muerte es escenificada como el momento de tránsito a otro tipo de existencia. El manejo de la luz y la escenografía tratan al cuerpo con la máxima ternura. Elemento esencial de la narración, no se queda atrás inanimado en la cama de un hospital, sino que vuela por la ventana de su habitación como un todo con el espíritu. 

 Diana Fonseca con varias piezas de la serie titulada Degradaciones nos referencia al impacto del paso del tiempo sobre la vida cotidiana. La artista cubana dirige la atención hacia los actos fortuitos y espontáneos que afectan a nuestra realidad, suceden en nuestro ámbito ordinario disparando conexiones con emociones olvidadas. Como si de la misma piel de nuestro cuerpo se tratara, los trozos de revestimientos de edificios de La Habana que Fonseca utiliza en estos collages abstractos, nos hablan del deterioro de la memoria, de los residuos de las experiencias pasadas. 

El artista argentino Eduardo Basualdo posiciona al individuo como víctima de circunstancias que le sobrepasan. El sujeto es ubicado en el centro de la conversación y desde su fragilidad es invitado a adentrarse en una ficción donde encuentra una extraña familiaridad. La pieza Corazón Frío, representa a la perfección el discurso curatorial de esta exposición. Al tiempo que recrea el mismo órgano que mueve el cuerpo humano, dirige nuestra atención hacia su atribución metafórica como repositorio de las emociones. 

Son estas las que sirven como catalizadoras de aquellos recuerdos que buscamos recuperar. Las cosas no se pierden cuando desaparecen sino cuando las dejas de buscar 

- Su Viva Imagen, Benjamín de Prado EDUARDO BASUALDO, DIANA FONSECA, DUANE MICHALS, HANS OP DE BEECK, BERNARDI ROIG, ERWIN WURM GALERÍA MAX ESTRELLA 

www.maxestrella.com info@maxestrella.com (34) 91 319 55 17 Santo Tomé, 6, patio interior. Madrid Lunes a viernes: 10.30-19.30 h. Sábados: 11-14 h. Inauguración: jueves, 30 de enero a las 20h. Hasta el 11 de abril 2020.

Baile concentrado, sobrio y fibroso en Una mirada lenta con Ana Morales


-->


·      La bailaora flamenca exhibe una técnica abrumadora donde el movimiento de pies construye un sólido baile
·      La guitarra de José Luis Medina, el cante de Miguel Ortega y la percusión de Daniel Suárez acompañaran a Ana Morales


 Ana Morales, bailaora




L.M.A.



28/01/20

La bailaora Ana Morales presentará Una mirada lenta en el Salón de Baile del Teatro Real dentro del ciclo Flamenco Real. El estreno que tendrá lugar el viernes 7 de febrero, a las 20:30h.
José Luis Medina, participará a la guitarra como artista invitado, acompañados al cante de Miguel Ortega y la percusión de Daniel Suárez.
Ana Morales es una de las bailaoras flamencas más laureadas actualmente. El flamenco da sentido a la vida de esta barcelonesa residente en Sevilla desde hace más de 20 años, y eso lo transmite. No se necesita saber de nuestro Arte más universal para ser cautivado por Ana. Captura al público desde los primeros segundos. Una danza interiorizada que late debajo de la piel, un respeto a las figuras clásicas con una escritura singular contemporánea, presencia en el escenario mostrando una postura orgullosa y gesto expresivos, son algunas de las características de su baile.
Inicia sus estudios de danza en el Conservatorio de Barcelona, pero a los 16 años se traslada a Sevilla, donde es becada durante tres años por la Compañía Andaluza de Danza. Ha aprendido de maestros como José́ Antonio Ruiz, Rafael Campallo, Juana Amaya, Eva Yerbabuena, Isabel Bayón o Andrés Marín, ha sido bailaora solista del Ballet Flamenco de Andalucía y ha trabajado para las compañías de Antonio ‘El Pipa’, Javier Latorre o Andrés Marín, entre otras, actuando en los mejores festivales flamencos, nacionales e internacionales. En 2009, consigue el premio al baile El Desplante, en el Festival Internacional de Cante de las Minas de la Unión. Desde 2010, además, dirige y crea sus propios espectáculos, cosechando inmejorables críticas. Este mismo año ha sido laureada con el premio Giraldillo al baile de la pasada Bienal de Flamenco de Sevilla.
"Ana Morales suele mostrar un baile sólidamente construido, de técnica abrumadora (maravillosa de pies), equilibrado y poderoso, con un gran dominio del espacio, y unas coreografías variadas, muy musicales. No detectamos en su arte ni un recurso fácil, ni una sola concesión a la galería. Baile concentrado, sobrio, fibroso, casi castrense." – SO-LA-NA.

El Salón de Baile, en esta segunda edición de FLAMENCO REAL vuelve a acoger los espectáculos de Flamenco a lo largo de toda su temporada, enriqueciendo ese espacio mítico con el patrimonio artístico español, en el marco de la política de apertura del Teatro Real a estilos y lenguajes diversos, fomentando el diálogo entre diferentes formas de expresión.

La ambición de FLAMENCO REAL para SO-LA-NA., como productor y dirección artística, es crear la referencia de calidad del flamenco ofreciendo una programación fiel a los orígenes del arte flamenco, que recoja tanto el cante y el toque como el baile masculino y femenino, la juventud con la veteranía, artistas consagrados o consolidados con artistas emergentes llamados a erigirse más pronto que tarde en la generación que va a relevar a las grandes figuras del baile flamenco. Todo ello bajo el común denominador de que han sido seleccionados por ser los/as mejores, por ser los hombres y mujeres que mejor bailan en la actualidad. Sin duda, aunque no están todos los que son, sí son todos los que están.

A las 20:00 h se abrirán las puertas de la Calle Felipe V y las 20:30 h los asistentes serán recibidos con la degustación de un vino español de la bodega Juan Gil, colaborador de Flamenco Real desde su lanzamiento. La actuación tendrá lugar a las 21:00 horas y al término de la misma, los espectadores que deseen podrán disfrutar de la compañía de los artistas y acercase así, de manera personalizada, al mundo del flamenco. Las empresas patrocinadoras de Flamenco Real en su segunda edición son: Grupo Ership, Herbert Smith Freehills, Juan Gil, Leaderland y Grupo Index, junto a otras grandes empresas que se incorporarán como patrocinadores a lo largo de la temporada.

PRECIOS
Zona Premium (mesas de 4 y 6 plazas): 75 € / asiento 
Zona A (mesas altas de 4 plazas): 68 € / asiento
Zona B* (mesas altas de 4 plazas): 45€ / asiento por persona y zona

Amigos del Real
5% de descuento por compra de entradas para todos los espectáculos. 
No hay restricción de número de entradas adquiridas por persona

Precios especiales por la compra de mesas completas
Zona Premium
Mesa de 6 personas: 405 € (10% dto. incluido)

La Piñona es la sutileza del baile flamenco


-->

Lucía Álvarez propone ‘Recital’ por encima de modas y tendencias
El cante de Jesús Corbacho y Moi de Morón, el violín de Luz Prado, y la guitarra de Fran Vinuesa, completarán la formación


Lucía Álvarez, La Piñona


L.M.A.


       27/01/20 .- Madrid .- El Salón de Baile del Teatro Real acoge Recital, el espectáculo que presenta la bailaora Lucía Álvarez ‘La Piñona’, en el marco del ciclo Flamenco Real. Tendrá lugar el viernes 31 de enero, a las 20:30 h.
El espectáculo de La Piñona es una propuesta de baile clásica que parte del siguiente extracto de Felix Grande: “Ante un maravilloso espectáculo, el flamenco es un maravilloso testimonio”; con esta premisa concibe una obra de bailes flamencos al uso construidos únicamente con el cante y la guitarra, donde convergen la premeditación, con la improvisación y la espontaneidad.
En esta ocasión Jesús Corbacho y Moi de Morón acompañarán al cante a la bailaora gaditana mientras que al toque contará con Fran Vinuesa y con Luz Prado al violín.
Empieza a bailar a los 10 años en varias academias de baile de El Campo de Gibraltar, hasta que con 18 años se traslada a Sevilla, donde hoy reside, para estudiar en la Fundación de Arte Flamenco Cristina Heeren con maestros como Milagros Mengíbar, Rafael Campallo o Carmen Ledesma entre otros. A su vez se sigue formando paralelamente con varios maestros como son Eva La Yerbabuena, Rubén Olmo o Andrés Marín, siendo asidua en numerosos tablaos flamencos de Sevilla, Barcelona, o Madrid.
En 2011 obtiene el Premio Desplante en el Festival de La Unión, y desde el año siguiente hasta la actualidad colabora como artista invitada en espectáculos de Manuel Liñán, Arcángel, Esperanza Fernández..., o como primera bailaora del Ballet Flamenco de Andalucía, que compagina con diversos espectáculos en solitario, en los que viene siendo reconocida y muy valorada por crítica y público.
"La Piñona es una bailaora diferente. No pertenece a escuela alguna. Tampoco se parece a ningún otro intérprete. Su baile es personal y no está influido por tendencias ni modas. Y eso es por la cualidad más importante que observamos en su arte: la credibilidad. La Piñona cala hondo con su personalidad y su baile de carácter sutil, determinado con sello propio, y cuyo código y lenguaje hablan de una extraordinaria claridad expresiva"– SO-LA-NA.



El Salón de Baile, en esta segunda edición de FLAMENCO REAL vuelve a acoger los espectáculos de Flamenco a lo largo de toda su temporada, enriqueciendo ese espacio mítico con el patrimonio artístico español, en el marco de la política de apertura del Teatro Real a estilos y lenguajes diversos, fomentando el diálogo entre diferentes formas de expresión.

La ambición de FLAMENCO REAL para SO-LA-NA., como productor y dirección artística, es crear la referencia de calidad del flamenco ofreciendo una programación fiel a los orígenes del arte flamenco, que recoja tanto el cante y el toque como el baile masculino y femenino, la juventud con la veteranía, artistas consagrados o consolidados con artistas emergentes llamados a erigirse más pronto que tarde en la generación que va a relevar a las grandes figuras del baile flamenco. Todo ello bajo el común denominador de que han sido seleccionados por ser los/as mejores, por ser los hombres y mujeres que mejor bailan en la actualidad. Sin duda, aunque no están todos los que son, sí son todos los que están.

A las 20:00 h se abrirán las puertas de la Calle Felipe V y las 20:30 h los asistentes serán recibidos con la degustación de un vino español de la bodega Juan Gil, colaborador de Flamenco Real desde su lanzamiento. La actuación tendrá lugar a las 21:00 horas y al término de la misma, los espectadores que deseen podrán disfrutar de la compañía de los artistas y acercase así, de manera personalizada, al mundo del flamenco. Las empresas patrocinadoras de Flamenco Real en su segunda edición son: Grupo Ership, Herbert Smith Freehills, Juan Gil, Leaderland y Grupo Index, junto a otras grandes empresas que se incorporarán como patrocinadores a lo largo de la temporada.

PRECIOS
Zona Premium (mesas de 4 y 6 plazas): 75 € / asiento 
Zona A (mesas altas de 4 plazas): 68 € / asiento
Zona B* (mesas altas de 4 plazas): 45€ / asiento por persona y zona

Amigos del Real
5% de descuento por compra de entradas para todos los espectáculos. 
No hay restricción de número de entradas adquiridas por persona

Precios especiales por la compra de mesas completas
Zona Premium
Mesa de 6 personas: 405 € (10% dto. incluido)

domingo, 26 de enero de 2020

Beatriz Rodríguez interpreta danzas orientales en la Tertulia Ilustrada de Madrid

 Beatriz Rodríguez Hornero






Julia Sáez-Angulo
Fotos: Pablo Reviriego

            26/1/20 .- Madrid .- La bailarina de danza oriental clásica, Beatriz Rodríguez, ha interpretado tres danzas orientales en la Tertulia Ilustrada de Madrid: danza de celebración, danza del vientre y danza derviche, siempre con los pies descalzos. La bailarina fue muy admirada y aplaudida por los asistentes. En su danza derviche dio más de 200 vueltas en medio de un silencio total hasta poder escuchar el sonido de su falda acampanada en pleno vuelo.
            La actuación fue calificada de sublime. Para la bailarina, la danza oriental es arte y mística al mismo tiempo.

            Beatriz Rodríguez Hornero (Ciudad Real, 1980), que aprendió ballet clásico desde niña, estudió Bellas Artes en Cuenca. Al llegar a Madrid 2020 aprendió danza oriental clásica en  una academia que regentaba un profesor egipcio. Para ella fue un descubrimiento estético y espiritual. “Disfruto bailando, si no lo hiciera lo dejaría”, declara.
            En Marrakech, Beatriz Rodríguez, de hermosa belleza morena, ha pasado siete años interpretando su especialidad en danza oriental en los mejores hoteles de la ciudad marroquí. En Navidad actuó ante una de las princesas de la monarquía alauí. Al terminar, la princesa comentó a la bailarina: “Me han hecho volar”.
            Hace unos meses Beagriz Rodríguez regresó a Madrid y está a la espera de un reordenación de su trabajo y de su vida.

            La bailarina hizo también una demostración del ulular de las mujeres árabes, con la lengua y los labios, para manifestar su aplauso y alegría ante un acontecimiento importante.

            A preguntas de los asistentes, Beatriz Rodríguez informó que los días en que va a bailar no come apenas, salvo grandes batidos de frutas y dátiles con aceite de oliva. Habló de sus continuas horas de ensayo para estar en forma.

                   La Tertulia Ilustrada está presidida por María Eugenia Martínez y dirigida por Julia Sáez-Angulo.
 Beatriz Rodríguez Hornero
ç

Beatriz Rodríguez. Danza Oriental


Beatriz Rodríguez. Danza árabe