sábado, 16 de febrero de 2019

RETRATOS Tomás Paredes, presidente de la AECA, poeta, cauto, sagaz y “perro viejo”


-->
 Tomás Paredes





Julia Sáez-Angulo

            16/2/19 .- MADRID .- Escribe como lo que es, un poeta, y eso es importante, decisivo, para una buena crítica de arte. Sus semblanzas literarias, humanas y artísticas, en el periódico El Punto de las Artes hicieron época; en ellas aprendimos vocabulario culto, erudito, imposible y preciso. Teníamos que echar mano del diccionario de la RAE, que contiene en sí todo el tesoro de la palabra. Donde el común de los mortales diría prólogo, él escribe isagoge, que no se encuentra en los sinónimos de Internet, aunque sí en el DRAE. Es difícil conocerle sus poemas, pues se resiste a mostrarlos por más que se le pidan para una revista poética, él se escurre por no decir no es no, como el otro, pero no los suelta. Los versos suyos que he leído me han interesado y doy fe de ello. Para Tomás Paredes “la poesía es eco y geometría, canto a la vez, y pensamiento grave...”

            Ha escrito y publicado diversos libros e isagoges, amén de decenas de textos para catálogos de artistas de los más diversos estilos en las más distantes latitudes. Algunos de sus títulos más recientes son: El retrato de sus sueños, Manuel Santiago Morato; Alcohol de Alfileres, Pedro Castro Ortega, o Carlos Albert, escultor. Ha comisariado decenas de exposiciones y ha sido miembro de jurados de arte, otras tantas decenas de veces. Cree en el arte, pero no en todo el arte; sus juicios orales rezuman con frecuencia cierto talante crítico y su discurso, melancólico. A veces sonríe un poco sátiro, por ejemplo, ante los poemas eróticos de José Alcalá Zamora y Queipo de Llano.

            Él estudió interno en los Padres Agustinos del monasterio filipino de El Escorial, y los frailes que lo recuerdan, tienen impresiones gratas de aquel alumno. En ese mismo colegio estudió Manuel Azaña y el compositor Augusto Bárcena Saracho, entre otros ilustres. “Fue una educación sólida con una visión fantástica desde el punto de vista de iniciarme en la apreciación del hecho estético”, declara y añade: “Una gran oferta cultural, inusual para aquella época, con ciclos de cine, con una plaza como director de la revista  de la Universidad”. 
             
            Después estudió Derecho, carrera comodín que sirve para todo, y tuvo algunos escarceos con la docencia, que no le interesó nunca. Las tentaciones de hacerse funcionario no pasaron jamás por su cerebro. Es un liberal inteligente y astuto.

            Tomás Paredes Romero (Granada, 1948), que escribe actualmente en el diario La Vanguardia y colabora en la revista Tendencias de las Artes, está casado con una doctora en Medicina –su hija también lo es- y parece gallego en eso de subir o bajar las escaleras. Es hábil y lábil, como un viejo zorro, que sabe dar naturales, pases de pecho, revoleras y largas cambiadas. Todas las artes taurinas llevadas a la vida. Las juntas y asambleas de críticos de arte las estructura, conduce y pastorea por su sendas, vericuetos y veredas.

            Es presidente de la Asociación Española de Críticos de Arte, AECA (Spain), a la que reflotó, incluso internacionalmente, al hacer acto de presencia en la asamblea de la Asociación Internacional de Críticos de Arte, AICA, cuando los astutos catalanes del procés ya habían hecho de las suyas, independizándose de la representación española, bajo la batuta del Marek Bartelik (2011-2014), invitados oportunamente a Barcelona, por las instancias catalanas independentistas. La AICA incluyó anti-estatutariamente a un país, no reconocido por la UNESCO.
-->


            Esa es la diferencia que pudimos comprobar en vivo y en directo en los comportamientos políticos: los independentistas catalanes gastan sus presupuestos en ocupar espacios internacionales, mientras nuestros dos partidos políticos mayoritarios se dedicaban, uno, a situar a los suyos en las poltronas, otros, simplemente a ignorar los eventos, tras recibirnos con buenas palabras en sus despachos. Les está bien empleado a ambos, que, ahora, haya otros partidos que les pisen los talones, por sectarios e insensibles.

            Con Tomas Paredes a la cabeza, los críticos de arte de la Asociación Madrileña de Críticos de Arte, AMCA, que también presidió, hemos llevado a cabo dos congresos en el Museo Reina Sofía, sobre la mujer en el arte y sobre crítica de arte, crisis y renovación. Ambos han sido recogidos en sendos libros con las ponencias y comunicaciones correspondientes. El Ministerio de Cultura de España, a través de una representante muy cordial, pero ineficaz a cero, prometió apoyo que nunca llegó. Los hemos financiado con nuestras solas cuotas de socios. Así pasa lo que pasa en nuestras instituciones culturales.

            Lusófilo y francófilo a partes iguales, Tomás Paredes conoce bien nuestros países vecinos Portugal y Francia, que recorre periódicamente durante las vacaciones y el trabajo. Ha recibido diversos reconocimientos y galardones del mundo artístico y ha sabido homenajear a otros críticos de arte del pasado, como a Juan Antonio Gaya Nuño. Quedan todavía otros varios por homenajear en la asociación.
            Olvidaba que gusta de lucir corbata de lazo, vulgo: pajarita.
               Una vez me dedicó un poema:

A Julia Sáez-Angulo

¿Cuándo duermes o cuándo sueñas?
Si el día a día esta ahíto de mariposas
que reinan ante tus ojos,
¿qué no podrás hacer
si convocas el tiempo y atusas
su calántica de arco iris?

Tomás Paredes
-->
26/10/2010

Más información
http://webs.ucm.es/info/arte2o/documentos/tomasparedes.htm

           

Tomás Paredes, Yurihito Otsuki y Julia Sáez-Angulo en la presentación del libro Visiones de la poesía. San Lorenzo de El Escorial






-->

2 comentarios:

Emilio Porta dijo...

Conozco a Tomás Paredes desde hace muchos años. Desde los primeros años de El Punto de las Artes. Y puedo afirmar, siguiendo su trayectoria, que es uno de los personajes más importantes del verdadero mundo de la cultura, no del "mundillo" que pulula alrededor de ella. Este retrato realizado por Julia Sáez Ángulo nos acerca a un escritor polifacético que combina con sabiduría tanto la Literatura como el conocimiento del Arte. No puedo estar más de acuerdo con estas palabras suyas, reflejadas en esta semblanza: "La poesía es eco y geometría, canto a la vez, y pensamiento grave...”

Anónimo dijo...

Gran verdad