viernes, 2 de noviembre de 2018

RETRATOS: Jorge Llopis, tasador judicial de arte, asesor de Arte y Coleccionismo, mallorquín nacido en Barcelona o barcelonés asentado a gusto en Mallorca


-->
Jorge Llopis Planas



Julia Sáez-Angulo

            02/11/18.- MADRID.- Con su pelo ensortijado y un bigote al que acaricia en sus puntas, tiene una estampa ligeramente noucentista, no en balde nació en su Barcelona, ciudad que adora, sin perder su entidad y sentido mallorquín, porque se encuentra muy a gusto en la isla balear, al tiempo que reside en Madrid donde tiene su consultoría de perito tasador judicial o civil y su asesoría de Arte y Coleccionismo. Él viene de familia de artistas y desde que abrió los ojos al mundo ha visto pintura y escultura en su casa. Tiene buen ojo clínico para el arte, por su preparación de historiador y comunicador. El conocimiento y la experiencia son sus bastiones. En sus comienzos juveniles tuvo coqueteos con la política, pero afortunadamente para el Arte, lo dejó. Le queda su convencimiento claro de que Felipe VI es un gran rey.

            Tiene tantas historias y anécdotas en su haber sobre el arte, los artistas, galeristas, marchantes y el mercado de arte, sobre su grandeza y sus miserias, su verdad y sus falsificaciones, sus blancos, grises y negros, que está escribiendo una novela sobre el asunto en sus escasos ratos libres y en vacaciones. Le gustaría superar el gran thriller psicológico de la película de Giuseppe Tornatore La mejor oferta, sobre el estafador de arte estafado.

            Si nos atenemos a su CV puro  y duro, diríamos que Jorge Llopis Planas (Barcelona, 1965)  estudió Comunicación especializándose en Arte (B.A.) en Columbia College, Chicago. También ha realizado cursos universitarios de gestión cultural y gestión del patrimonio cultural y turismo, así como seminarios sobre tráfico ilícito de arte, falsificación de arte e investigación y análisis. Se ha capacitado como perito tasador en arte y antigüedades, así como experto en arte y pintura a través de la Sorbonne. Se ha especializado en la obra de  Santiago Rusiñol y sus coetáneos así como en las vanguardias históricas. Se ha capacitado como perito judicial en estas especialidades y es miembro de PEJUBA (Asociación de Peritos Judiciales y Bachilleres).Desde 2012 preside CEPTAPA, Consejo Español de Peritos Tasadores de Arte y Patrimonio Artístico.

            En 1999 creó La General de Contenidos, primer gabinete de comunicación en España especializado en la promoción y diseño de actividades de promoción para diferentes áreas del sector cultural, principalmente cine, teatro, pequeña editorial y fundaciones del ámbito artístico. Su última experiencia en este periodo fue la participación  en el diseño, creación y puesta en marcha de la Ruta Europea de los Cementerios (EU).

            En 2006 funda Arstasante (www.arstasante.com), gabinete especializado en Tasación Pericial para Arte y Antigüedades, especializándose en pintura, escultura y artes aplicadas de finales del s. XIX y principios del XX (Ismos y Vanguardias). Esta considerado un experto en el ámbito de la falsificación y trafico ilegal de arte, colaborando activamente con las unidades específicas de los cuerpos de seguridad españoles .

            Ha desarrollado una intensa actividad divulgativa en diferentes medios de comunicación en relación con el coleccionismo de arte y falsificación, publicando artículos en medios digitales y revistas,  así como también es autor del capítulo “Autentificación y certificación de obras de arte” del libro ”Memoria Artis”, Ed. Abbot & Mc Allan, (2013).

Sobre legados y falsificaciones

            Jorge Llopis anda últimamente preocupado por la abundancia de pintura falsa, adquirida sobre todo en los 60 y 70, que parece actualmente en los legados testamentarios. Se siente más que tasador de arte, ángel exterminador del arte, porque tiene que decir a los herederos que buena parte de esas obras son falsas y se quedan con cara de plástico. No es agradable, pero no cabe hacer otra cosa. Se ha comprado muy mal, sin garantías o asesoramiento adecuado. Hay que desconfiar de las ocasiones, de las gangas, de las oportunidades, cuando se está hablando de arte. Lo triste es cuando algún heredero decepcionado por la tasación coloca a su vez la falsa mercancía en las subastas.

            “Hay falsificadores que son buenos pintores, pero su firma es falsa, delictiva”, explica Llopis. Muchos de estos viejos falsificadores como “el Serra, el Argentino o el Gitano” eran muy hábiles con el pincel, pero falsificadores, que lamentablemente han muerto y ya no se puede ir contra ellos. Se ayudaban o servían de personas de relieve en la sociedad para colocar su “mercancía”. Eran o son un trama preparada y discreta para ser eficaces, pero tarde o temprano acaba descubriéndose todo. No hay que olvidar que algunos falsificadores trabajan por encargo. “Los tasadores valoramos todo: procedencia, soporte, pigmento, firma, tema, estética, marco… y cuando nos queda alguna duda acudimos al experto o catalogador del artista”.

            Jorge Llopis insiste en que “Desafortunadamente hay bastante falso. Demasiado. Tanto que si el coleccionista o comprador fuese consciente de ello el mercado y el sector se desmoronaría”. Cuenta casos curiosos, divertidos o tremendos y no para. “Habría que hacer un buen museo con el arte de las falsificaciones, porque sería una curiosidad, un buen referente y nos llevaríamos muchas sorpresas”, dice el tasador entre bromas y veras.

Coleccionar arte con garantía

            Para no hablar demasiado de falsos en el arte, Jorge Llopis prefiere hacerlo de Arte y Coleccionismo, donde el asesoramiento previo es más estimulante, para articular colecciones de todo tipo en la sociedad. En España faltan por hacer más colecciones de arte bien trabadas de tipo medio o tipo poderoso. Hay numerosos campos para hacerlas: dibujos, pintura, grabados, fotografía, artes decorativas, arte africano, hispano, latinoamericano…

            “Un Asesor de Arte no es un vendedor de arte. El Asesor de Arte es un profesional con un completo conocimiento técnico y del mercado, nacional e internacional que busca y selecciona obras de arte para el coleccionista o inversor…A diferencia del vendedor de arte, el Asesor no busca la operación más cara, sino la más segura y rentable”.

            “El verdadero Asesor se adapta a los gustos, “tempos” y posibilidades del coleccionista. El perfil profesional del Perito Tasador y del Asesor de Arte  es muy similar, normalmente son historiadores de arte, Expertos y conocedores del mercado del arte y con objetivos también parecidos: Garantizar la objetividad y realidad de la operación. Un Asesor de Arte deberá aplicar el mismo rigor y conocimiento que un profesional de la peritación (Expertisse). El Asesor de Arte verifica los aspectos económicos de la obra; el tiempo que lleva la pieza en el mercado y porqué, la realidad del precio, su recorrido y sobretodo busca una relación a largo plazo con su cliente, por eso no es un vendedor de arte”.

            No hay que olvidar el papel Experto del Asesor de Arte, no sólo para nuevas adquisiciones, sino también para la “puesta en valor” de la colección que se ha confeccionado. Muchas veces se debe actualizar la información y verificar lo adquirido o incluso vender de forma discreta para comprar nuevas piezas. En este sentido un Asesor con capacitación legal puede ser un importante aliado para tener al día la colección”, acaba explicando Jorge Llopis, al que vemos con frecuencia en los encuentros artísticos del Grupo pro Arte y Cultura en casa de Mayte Spínola.

Más información


jorgellopisplanas.blogspot.com.es

canal de YOUTUBE Art Adviser Channel Worldwide 

https://lamiradaactual.blogspot.com/2017/03/jorge-llopis-planas-tasador-judicial-de.html




No hay comentarios: