sábado, 3 de noviembre de 2018

RETRATOS: Pilar Sagarra, pintora, madre de siete hijos, silenciosa, viajera, emprendedora


-->

PIlar Sagarra Moor 


Julia Sáez-Angulo


            03/11/18 .- MADRID .- Desde muy pronto colaboro con su obra pictórica en las actividades artísticas y solidarias del Grupo pro Arte y Cultura. Ha viajado como la primera a los distintos países en que se han hecho colecciones y museos del PAC. Yo la recuerdo en Salta. Argentina, acompañada de su marido, fiel compañero de viaje por todo el mundo, en sus numerosos recorridos por el planeta como viajeros observadores o como turistas de ocio y diversión. También está su obra en Gmünd (Austria). El arte, las galerías y los museos están siempre en su agenda. La maternidad de siete hijos, bien compartida y atendida, no le impedía pintar, que es su pulsión y vocación por encima de casi todo en su vida.

            Como no podía ser menos, Pilar Sagarra y Moor (Zaragoza, 1947), residente en una amplia casa unifamiliar de Madrid, acabó siendo empresaria y abrió una galería en Madrid, en tiempos en que hacerlo es una heroicidad. La galería se llama Eka & Moor Art Gallery en colaboración con Vicente Heca, en la madrileña calle de Bretón de los Herreros. Ahora expone periódicamente en su espacio., donde lo hacen también numerosos artistas extranjeros con los que mantiene intercambio. La pintora es brava con el color y su cromatismo encendido le hace levantar paisajes urbanos como el de la plaza de Cibeles, la calle Alcalá o la Gran Vía, una suerte de fauvismo que deja al espectador colgado del cuadro. Su recorrido artístico es largo, por eso figura en las subastas con cifras de valoración de su obra.

            Sus últimas series artísticas son rotundas y tienen como denominación: Sensaciones, Deseos del alma, Espacios enigmáticos, Alegría de vivir, Presencias & Percepciones… La pintora trabaja la acuarela, el óleo, el acrílico… sobre papel, lienzo,  tabla… y recientemente el paso al metacrilato, donde el color de su pintura vuelve a brillar con más énfasis  El óleo fue el pigmento clave en la primera etapa pictórica de la autora, pero paulatinamente sus obras se han ido enriqueciendo con sus investigaciones plásticas en distintos soportes, materiales y pigmentos, que a todas luces han dotado a su trabajo de una plasticidad y belleza renovadas. Ella sabe, como dijera Leonardo, que la belleza pertenece a la vida, pero se hace inmortal en el arte.

            El mismo color de la pintura de Sagarra se ha dinamizado con la presencia de nuevos elementos llegados con técnicas aditivas, acentos fosforescentes, collage, plexiglás, grabados calcográficos, textiles, impresiones digitales… Y todo ello con una relevancia del soporte, que sin renunciar al lienzo, se hace especialmente presente en el metacrilato.

            La obra gráfica, otro capítulo importante del trabajo artístico de la pintora. El papel oriental, hecho a mano y estampado con aguatintas y aguafuertes… de no muy largas tiradas, es  intervenido por Pilar Sagarra con gofrados, recortes de otros grabados o collages para lograr una textura rica y una presencia más rotunda y misreriosa. Junto a los grabados, las impresiones digitales que la autora lleva a cabo a partir de sus propios cuadros, obras únicas, que a su vez son intervenidos con pigmentos para evitar una sensción monocorde.

            Las palabras y las letras se han introducido en algunos de sus cuadros y lanzan mensajes lúdicos o irónicos al espectador de la pintura: “Vuelta a los cuentos de hadas”, “La vida es sueño”, “Divino tesoro”, “Fiesta para los sentidos”… La pintora quiere entablar un curioso diálogo entre el lenguaje plástico y el verbal que se introduce en los cuadros. Un guiño juguetón que dinamiza la interpretación del cuadro. También se añaden objetos diminutos sobre los lienzos de la pintura, sobre todo mariposas endurecidas de alegre cromatismo o algún nano juguete, como un avión que reposa sobre la obra

Interiores silenciosos y jardines poéticos

            Los temas abordados por la artista no tienen límites: desde los interiores silenciosos, jardines transparentes, naturaleza enmarañada,  lugares poéticos… hasta las recientes tauromaquias, pasando por paisajes naturales o urbanos de cromatismo pop, subrayados por líneas del dibujo y barridos de driping o ligero goteo automático.

            Pilar Sagarra en su etapa más reciente ha abordado muebles: mesas, sillas, biombos…  en su mayoría de metacrilato, todos ellos intervenidos con el lenguaje plástico de la autora, un lenguaje que conlleva el color vibrante y fosforescente, un ritmo de líneas que esboza formas, para fraguar la mirada singular de quien crea el arte y lo confrontar con el espectador.

            La pintura aplicada por detrás del soporte transparente, el metacrilato, es un logro mágico, que requiere una maestría singular, para plasmar con acierto los primeros planos y seguir hacia atrás hasta llegar a los fondos, en algunos casos el propio lienzo crudo que permite colgar la obra sin deteriorar el metacrilato. La transparencia del material permite establecer el ansiado espacio intermedio, que disocia en apariencia el soporte y el pigmento, para hacer visible el aire entre ambos.
            Conceptualmente, Sagarra reparte su intención y visiones en los distintos trasuntos que aborda: Hay una mirada muy simbólica en los bodegones e interiores,  estos últimos parecen reflejar el eco de una estancia evocadora, de ausencias recientes. Hay en estos cuadros un reflejo de la introversión de la autora, para mostrar sin querer decir. Los objetos y los lugares interiores hablan de un mundo propio no exento de silencios, reflexión o tensiones calladas.

Los paisajes naturales, por el contrario, parecen llevarnos a la calma, el descanso y la paz, que sólo la naturaleza es capaz de inspirar a la pintora; no ocurre lo mismo con los paisajes urbanos en los que el ritmo, la velocidad y la vorágine de la urbe –principalmente Madrid, por ser la ciudad de la pintora- se hace presente en los trazos de las líneas y ritmos del color que llevan a una percepción pop de su pintura. El arte de Pilar Sagarra es mirada inteligente y emocional, destreza plástica y creación de conceptos.

Más información







 Pintura de Pilar Sagarra

 Pintura de Pilar Sagarra





No hay comentarios: