domingo, 25 de octubre de 2020

Juan Carlos Lázaro expone su pintura de luz interior en la sala Parés de Barcelona


Pintura de Juan Carlos Lázaro


L.M.A.

 25/10/20.-  Barcelona.- El pintor Juan Carlos Lázaro inaugura la exposición individual que se celebrará en la Sala Parés, Recapitulación: Pintura y dibujo, 2001-2020, el próximo jueves 29 de octubre a las 19:30 h. La exposición estará hasta el sábado 5 de diciembre. https://salapares.com/exposicion/juan-carlos-lazaro/.
  
    "Esto soy yo. (Esto soy yo) es el título del texto: 
     “La identificación de Ortega Muñoz con su expresión en el paisaje es tal que lo que él nos ofrece no es la interpretación de un espectador, sino sus propias señas de identidad. ´Eso soy yo`, es como si nos estuviese diciendo en cada uno de sus cuadros”1.
   Cuánta alegría y satisfacción me ha procurado encontrarme con ´Eso soy yo`, porque es esto justamente lo que sentí al pintar la última tanda de cuadros. Eso mismo me decía yo a mí, pleno de gozo, satisfacción y contento. Esto soy yo, estos cuadros son yo, son la proyección de mí ser.
   Es esta una sensación muy gratificante de sentir, la de identificarte plenamente con las imágenes que haces, que dicen, en mi caso, de mi sentir, de mi autenticidad y honestidad, de mis posibilidades como pintor. Me he entregado a fondo, si no hay más es que no hay más dentro de mí: más no puedo pedir.
   De aquí que al encontrarme con este ´Eso soy yo`, en este enjundioso libro, por penetrante y magníficamente bien editado, de José Corredor-Matheos2, sobre mi muy admirado Godofredo Ortega Muñoz, me haya sentido tan plenamente identificado. Con este maravilloso sentir que uno experimenta queda uno ya sobradamente pagado, muy agradecido, incluso más aún, creo que queda uno en deuda con la pintura, con la vida.
   “Lo que el artista descubre finalmente es su propio rostro, o si preferimos verlo así, termina por convertirse, él mismo, en paisaje. Para ello ha de vaciarse”3. Cita esta última magnífica que también siento como mía.
   “Son bodegón puro: no cosa, sino realidad transfigurada”4. Aquí está el quid de la cuestión.
   ¡Qué sueño de pintor!, aspirar a crear con tanta y tan personal originalidad, para alcanzar a revelar un mundo “al que podemos acceder a través de la contemplación de sus cuadros”5.
  “Resplandor que emana del fondo de la pintura pero que se refiere a algo que está más allá del cuadro y a lo que no se puede acceder, sin embargo, sino a través del cuadro mismo.”6 “De una luz muy pura y transparente”7 que “viene de dentro mismo del cuadro”8.
   Fantásticas apreciaciones estas de Corredor-Matheos. Grande zancada la de Ortega. Y Milagrosa Pintura la suya, “pues en su corazón y en su alma el Destino ha puesto algo superior que se llama Arte”9.
   ¡Qué maravilloso alcanzar a sentir esto, poder disfrutarlo! 
JCL, 2020

1 a 8. Citas tomadas del libro: José Corredor-Matheos Godofredo Ortega Muñoz: Una Pintura Pura, Una Realidad Transparente. Fundación Ortega Muñoz, Badajoz, 2009
9. Cita tomada del libro: palabras para una pintura del silencio. Fundación Ortega Muñoz, Badajoz, 2007

sábado, 24 de octubre de 2020

“SEMBLANZA DEL PINTOR PEDRO MARCOS BUSTAMANTE 1921-2001” , conferencia de Antonia Nieto en el Ateneo Escurialense

"Arboles" de Pedro Bustamante
Pedro Marcos Bustamante. Autorretrato

L.M.A.

25/10/20.- San Lorenzo de El Escorial.- La pintora y crítica de arte Antonia Nieto Saltar impartió una conferencia en el Ateneo Escurialense de San Lorenzo de El Escorial, sobre “Semblanza de Pedro Marcos Bustamante 1921-2001”, en la que hizo un recorrido por la vida y obra del pintor, del que fuera su esposa en los últimos años once de su vida. 

El artista, nacido en Bilbao en 1921, era aficionado a registrar sus reflexiones, pensamiento personal y artístico en la escritura, particularmente en frases breves que condensaban su pensamiento:

“Toda mi producción paisajística está basada en mi amor por la tierra. Alguien dijo que yo era un pintor geológico y telúrico “. 

    “El Universo y la Creación le fascinaban; nuestras tertulias muy a menudo giraban alrededor de ello. Pedro Marcos Bustamante se muestra como consumado maestro, porque ha sabido crear un estilo propio, se desprende de lo superfluo, de la anécdota, para plasmar en el lienzo lo fundamental con el fin de conseguir mediante valiente y arriesgados efectos cromáticos toda la inmensa profundidad que se exige al pintor bien dotado y que el resuelve mediante un estudiado estructuralismo que viene a convertirse, en su obra, en una nueva estética para un arte de nuestro tiempo. Es un artista forjado en el trabajo y cuya obra ha merecido las más prestigiosas distinciones en certámenes y concursos, o estar colgadas en varios museos importantes. Es uno de los tantos autores de prestigio lamentablemente olvidado”, dijo la conferenciante. 

Diálogo con el paisaje

    “Bustamante consiguió un diálogo íntimo e intelectual, especialmente con el paisaje, su amor por Castilla le hace pintar sus inmensos páramos solitarios, mesetas y montañas, brumosas nubes sobre el horizonte, o mañanas de luz solar expandida sobre las irregulares superficies de la tierra. Yo veo en sus pinturas el alma de Castilla. Escueta, desnuda y abismal. Luz transparente diafanidad filtrada. Inmensamente limpio cristal y claridad concreta. Hay que abismarse y encontrar la veta de su sueño más hondo, la corriente de su río más puro, el afluente más cercano al amor que le sujeta. El alma de Castilla es como un beso celosamente enamorado y preso bajo la tierra seca que lo oprime. Es una sangre en pie con calentura, es un dolor ceñido a la cintura, y es un amor mortal que la redime. Me confesaba “Amo sobre todo la tierra y especialmente la tierra castellana, que lo es por definición”. “Me pasó un poco lo que a Unamuno que también se castellanizó”. 

    Esta Castilla es suya, está en sus manos. Nació en su sangre y le creció en las venas, es toda de sus ojos y sus penas. Surtidor de los sueños más cercanos. Toda la luz de sus veranos, se hizo de espuma en las arenas. Una invasión gozosa de azucenas pobló de sol la sombra de los llanos. Castilla se hizo carne deslumbrada y puso en su tristeza su morada. Y en mi alegría el pulso de su aliento. Y hay barbechos de cardos sin latidos, cuando mi corazón anda abatido, y altas calandrias cuando está contento. Bustamante afirmaba, mi atracción por Castilla es de índole metafísica”, continúo diciendo Antonia Nieto en su conferencia. 

Pintor de la soledad

    Bustamante “es el pintor de la soledad”, añadió. “De la soledad que planea sobre el hombre como un castigo y de esa otra sublime que constituye la mayor conquista del ser humano. En esa dualidad de soledades puede encerrarse su obra. No importa el “ismo” que haya servido a Marcos Bustamante de soporte para expresarla, pero es obvio que ha sabido hacerlo. Empezó a pintar tarde, pero pintar no es sólo coger los pinceles sino el proceso mental incansable que perfila y perfecciona las representaciones de imágenes. Pintar es observar, mirar el tránsito de las nubes, la luz sobre las montañas, la alegría y la tristeza en el rostro de los hombres, Marcos Bustamante, por encima todo lo que hubiera o debiera hacer en su juventud, lo que hizo fue observar y pintar los cuadros utilizando sus neuronas”. 

    La guerra y la posguerra pospusieron su cita con la pintura “Había que sobrevivir y no se podía…” Pero era inevitable que terminara acudiendo a su encuentro y lo hizo de la mano del realismo, paso obligado, para después ir recorriendo todos los “ismos” y la abstracción, hasta finalmente, detenerse en un expresionismo moderado. “Yo no pienso nunca en el “ismo” que estoy pintando, la etiqueta me la ponen los críticos. Únicamente trato de ser sincero conmigo mismo y hacer lo que siento. He estado inmerso en la batalla de los “ismos” pero siempre he querido librarme de ellos, pintar por mí mismo. Aunque es indudable que alguna huella me habrá dejado”, fueron afirmaciones del artista. 

    En su trayectoria como pintor, realizó numerosas exposiciones y obtuvo Entre 1957 y 1981 un buen número de premios, entre otros: Primer premio Ciudad de Cáceres, Premio “García Ramos” Real Academia Sta. Isabel de Hungría en Sevilla- Premio “La carretera en el Arte”- Tercer premio Uva de Oro Valdepeñas- Premio Pámpano de Oro Valdepeñas- Primer premio Expo-Valladolid-Premio especial “Antonio Casero” Madrid- Primera Medalla Salón de Otoño Madrid- Premio especial “Princesa Sofía” Salón de Otoño Madrid- Premio “Ciudad de Alcorcón” - Premio “Ciudad de Manzanares.” 

Pintor contemplativo

    Nacido en Bilbao en el año 1921, Bustamante sin embargo creció invadido por la suavidad de los valles santanderinos y se hizo hombre en las tierras yermas de Castilla. Se trasladó definitivamente junto a su familia a Madrid en 1932. El joven Pedro acude al Casón del buen Retiro para estudiar dibujo, más tarde asistirá a las clases del maestro sevillano Manuel Gutiérrez Navas, alumno este de Cecilio Pla, célebre pintor igualmente nacido en Sevilla, y que le dará la seguridad necesaria para abrirle las puertas de la pintura.

    “Soy un pintor contemplativo, me pronuncio sobre mí mismo cuando pinto. Creo buscar al Creador en la estética de las cosas creadas. Es como tratar de conocer el gran misterio- ¡tamaña osadía! De la razón del ser en sí mismo, del existir, que tanta angustia nos produce. Gozo cuando como y me gusta oír la música del viento, sentir placer contemplando el mar embravecido o en calma, me estremezco palpando el silencio sobrecogedor de las planicies geológicas donde el tiempo no existe. No pongo demasiada dulzura en mi forma de decir las cosas, quizás sea un tanto despiadado con ellas, pero en el fondo muy en el fondo, se adivina un gran amor, un amor desbordado, sin límites, sin fisuras. Estos pensamientos vienen solamente en ciertas noches de insomnio desequilibrado, buscando desesperadamente las brumas del tiempo, tratando de bucear en la intensa negrura del Cosmos o en la eterna Luz esperanzadora”, dejó escrito el pintor. 

    En 1984, fallece Raquel, su mujer, y escribe: Es un maestro en el arte de estar solo consigo mismo y también en el de haber reconocido ser un hombre desolado Yo tengo el dolor dentro muy dentro Yo tengo la tristeza soterrada. "Yo tengo la soledad con epicentro Yo tengo la ansiedad de la nostalgia El vivir se hace tedioso sin ti mi bien amada. Añoro el brillo alegre de sus ojos, la apostura gentil de su figura y la tristeza mía en mi soledad de ermitaño. Bustamante encuentra su refugio en la pintura”. 

"Oquedades telñuricas", por P. Bustamante

Deslumbrado por Castilla

    “Castilla no sé por qué me ha penetrado. Me entusiasma y, aunque me gustan otros paisajes, no soy capaz de encontrar en ellos lo que aquí”. Esta tierra me provoca con sus lamentos telúricos las más profundas ansías religioso-panteístas. Amo el movimiento continuo del universo reflejado en la tierra. Yo hubiera gozado intensamente, de haber podido contemplar las, sin duda, emocionantes edades geológicas y orogénicas, el vital esfuerzo paritario de la tierra, o el hervidero febril de sus aguas primigenias”. , dejó escrito el pintor en distintas frases a modo de versos. 

    “Yo hubiera gozado contemplando el primer amanecer en el primer día, el esplendor estremecido de las estrellas en el alba de los tiempos y el cántico del viento en las estepas. Imagino con fervor religioso la primera tormenta con su estruendo de trompetas, el primer llanto de un niño y el nacimiento de la primera espiga. Por ello puedo cantar a la tierra en todo lo que la tierra da eternamente. Yo amo el alto vuelo de la alondra, el fulgor del trigo mecido por el viento y la áspera corteza pétrea de los montes. Yo amo el viento que hace estremecer la encina, el canto del ave cruzando el páramo, y el cálido atardecer en la planicie. Yo amo el árbol solitario, la llanura sin límites, el alto cielo atormentado y el eterno misterio de la tierra. Yo amo a la Castilla geológica, al sol que abrasa sus collados, al horizonte dilatado de sus tierras”

    Francisco Soto del Carmen, amigo de Bustamante le dedicó este poema: ¡Cómo duele Castilla! / ¡Cómo escuece esta herida de tierra por el pecho! / ¡Cómo afila su luz este barbecho. /  Para llagar la pena que me crece! / Duele el aire y el surco que oscurece el paisaje de erial insatisfecho. / Y sube turbio al corazón maltrecho, un pedernal hostil que lo endurece. / ¡Castilla madre del sudor, colmena sin labores de mieles, / desolada tierra con sed y manantial del llanto! / ¡Es cardal y no trigo mi ancha pena. /Vieja madre de partos abrumada sin hijos ya para el amor y el canto! / “Dios te salve tristeza” cantó el poeta. / Yo también amigo mío, en el silencio de la noche, / en la llanura sin fin de mi soledad y en la ausencia de mi jardín.

"Tierras azules", por Pedro Bustamanate

  Década de los noventa 

    La soledad, expresada en sus tristes frases, quedan atrás, y Bustamante recupera las ganas de vivir. El encuentro con la pintora sevillana Antonia Nieto, junto a los marchantes Faustino Martín y José Luis de Diego, generan nuevo entusiasmo (comienza su serie de árboles) y realiza una nueva e importante producción pictórica llena de luz, la luz del sur, Rota. 

    “Rota, pueblo blanco y marinero, cierra las llaves de la bella bahía de Cádiz”. Es ahí donde se funda por el matrimonio, ambos pintores, la Fundación que lleva sus nombres, siendo su presidente Antonia Nieto Saltar quien, con la colaboración de los Patronos, comienza su andadura la Fundación para las Artes Plásticas Bustamante y Saltar, cuyo funcionamiento desde su sede en la marinera Villa de Rota, provincia de Cádiz, permitió plasmar la idea germinal, tanto de Pedro como de Antonia, el deseo de fomentar, difundir y promocionar las Artes Plásticas. Para ello se crearon ayudas a jóvenes emergentes en forma de premios y exposiciones, diversos talleres y presencia con stand de la fundación en Ferias de Arte nacionales. 

    La bella casa-museo que adquieren y remodelan en Rota, es su sede; concursos anuales de Pintura rápida, La mujer en el arte, exposiciones, debates y coloquios sobre la tauromaquia… Pero ya planea la sombra afilada de su enfermedad, se acabaron los paseos por la orilla del mar, Pedro y Antonia siguen alerta de un leve soplo de estímulos, y estos no llegan. Pedro Bustamante fallece en Rota, el 10 de noviembre de 2001. 


75 Aniversario de las Naciones Unidas con 2 nuevas exposiciones

 

Fasciaterapia, o la importancia de cuidar su fascia

 Esta terapia manual muy suave va en aumento. En una a tres sesiones, alivia las tensiones en el origen del dolor agudo o crónico derivado del deporte. Sus indicaciones son numerosas y sus resultados sorprendentes


L.M.A.

 

    24.10.2020.- Madrid .- Las fascias son tejidos conectivos, es decir un conjunto de fibras de colágeno, que envuelven los músculos y todos los órganos de nuestro cuerpo: el corazón, los pulmones, el páncreas… También se encuentran por todas partes debajo de la piel.

    Aún descuidados por la profesión médica, durante mucho tiempo se los ha considerado inertes, sin interés ni función particular. La red que forman desde la parte superior de la cabeza hasta los dedos de los pies, como una gigantesca telaraña, juega sin embargo un papel crucial en el funcionamiento del organismo: nos ayuda a ponernos de pie y mantiene los órganos en su lugar. separados unos de otros. Se empieza a dilucidar su importancia para nuestro bienestar y nuestra salud en el ámbito deportivo.


Tejidos interconectados

    Las fascias son conocidas desde hace mucho tiempo por los fisioterapeutas. Su existencia "permite explicar cómo un problema visceral puede tener una repercusión dolorosa a distancia, a nivel de las vértebras lumbares por ejemplo", observa Carlos, fisioterapeuta de Fisiosanté, en Pozuelo y Aravaca.

    Gracias a suaves maniobras en la piel, es posible liberar tensiones profundas porque las fascias forman una continuidad desde la periferia hacia el interior del cuerpo. 


Restaura la flexibilidad a la fascia

    En teoría, las fascias son flexibles y elásticas cuando uno hace deporte. "Pero la repetición de malas posturas o la falta de actividad física tienden a endurecerlas, señala Carlos, fisioterapeuta deportivo de clínica Fisiosanté. La fasciaterapia, dentro de la fisioterapia, permite suavizarlas, con la ayuda presión y estiramiento para restaurar la movilidad de huesos y órganos ".


Varias indicaciones


La fasciaoterapia puede superar los trastornos del tránsito graves o los períodos dolorososTambién da buenos resultados en casos de lumbago, tortícolis, cruralgia, tendinitis por un mal gesto deportivo, fibrosis muscularmigrañas recalcitrantes, esguinces repetitivos, tinnitus , dolor de mandíbula y lesiones cicatriciales postoperatorias.


    Otros enfoques, como el yoga o la acupuntura, también funcionan en las fascias. De hecho, un investigador estadounidense ha demostrado que la mayoría de los meridianos de energía en los que trabaja la acupuntura coinciden con las líneas de la fascia. Cuando un acupunturista introduce una aguja en la piel con un ligero giro, induce una pequeña onda de choque que libera la tensión en las fibras conectivas.

    En la práctica: una sesión de fasciaoterapia dura de 30 a 45 minutos.

La Casa de Vacas graba en video las visitas guiadas de los artistas expuestos, y comienza con Adriana Zapisek

* El Concejal del Distrito Retiro, Santiago Saura Martínez de Toda,  visitó la exposición


A. Zapisek muestra su exposición al concejal de Retiro

https://drive.google.com/file/d/1TctQnVG-zJA10NQ2eiFPzQ0la3cHKEGW/view?usp=sharing


L.M.A.

    24.10.2020.- Madrid.- El Centro Cultural Casa de Vacas, sito en el Parque del Retiro, que lleva a cabo exposiciones de arte, ha comenzado a grabar en video las visitas guiadas de las exposiciones que se muestran en su sede. La primera grabación ha tenido lugar con Adriana Zapisek, pintora argentino-polaca residente en Madrid, que expone actualmente, muestra titulada Buscando lo sublime, que se clausura la muestra mañana domingo 25 de octubre.

    La exposición es de pintura abstracta muy colorista dentro del movimiento del Arte Generativo, fundado por Eduardo Mac Entyre.  El comisario de la muestra ha sido el historiador y crítico de Arte, Alfonso de la Torre.

    El concejal del Distrito Retiro, al que pertenece la Casa de Vacas, Santiago Saura Martínez de Toda, visitó ayer la exposición de Zapisek y se interesó por su pintura abstracta. 

    La Casa de Vacas está dirigida por Lola Chamero.

viernes, 23 de octubre de 2020

Antonio Portillo, ganador Premio de Poesía del VIII Certamen de Poesía Fernando Calvo 2020

 

Antonio Portillo, poeta

 

L.M.A.

    23.10.2020.- Madrid.- El poeta jiennense afincado en Alcalá de Henares Antonio Portillo Casado con el poema “Anciano de ojos tristes” es el ganador Premio de Poesía del VIII Certamen de Poesía Fernando Calvo 2020 que convoca la Tertulia Poética El Desván. La entrega del premio por las autoridades culturales del Torrejón de Ardoz y por la Tertulia Poética el Desván se hará hoy el viernes 23 de octubre a las 19h en el Centro Cultural Las Fronteras de la nombrada localidad.
Poema ganador de Antonio portillo Casado:

ANCIANO DE OJOS TRISTES

Estallan los colores.
margaritas, crisantemos, claveles abrazados a un rincón de la iglesia. Aromas frescos, aún el alborozo de la tarde.

-Una limosna señor.
El ramito de flores lo pone todos los meses un anciano de ojos tristes. Le llora el corazón. siempre me ayuda. Las trae por su mujer
y su niña. La madre fue con Dios,
a su hija la mató un diablo. Gracias por su moneda. Caen unas gotas y un por qué. La farola parpadea.

    Por otro lado, en el artículo “Premios que reconocen la calidad de la poesía jiennense” el diario digital La contra de Jaén se hace eco de los premios obtenidos por tres poetas de Jaén en este año de pandemia nombrando a Antonio Portillo Casado, Manuel Ruiz Amezcua y Salvador García Ramírez.

Mary Shelley, autora del libro de relatos italianos “Amar y revivir”, en edición de Gonzalo Torné

 


Julia Sáez-Angulo

23/10/20.- Madrid.- Mary Shelley (Londres, 1797-1851) fue la autora del arquetipo Frankestein o el moderno Prometeo, la primera novela de ciencia ficción, que editó en principio firmando con el nombre de su marido, el poeta Percy Shelley, porque los libros, la literatura escrita por mujeres, no era tomada en serio por lectores, colegas o críticos literarios, ni en la Inglaterra victoriana, ni en toda Europa. 
En edición de Gonzalo Torné, Hermida Editores ha publicado actualmente los cuentos italianos, que la escritora británica escribió tras su estancia en el país mediterráneo, bajo el título de Amar y resistir. 
    El libro relata las aventuras de un romano que regresa a la vida y se ve obligado a contemplar su Roma natal transformada y alterada por el tiempo; un joven inquiere (creyendo que se trata de un filtro de amor) una poción que al volverle inmortal le condena a ver envejecer y morir a todos sus seres queridos; un caballero romántico sufre la irrupción de un doble que amenaza con arrebatarle su vida; una doncella que se debate entre el amor y la lealtad, en suma, situaciones límite…
    Imaginación y fantasía se dan la mano en este libro de cuentos, Amar y revivir, nacidos de un viaje, como si el hecho de salir de la geografía habitual de su isla le despertara esa creatividad en el misterio, la ciencia ficción, lo insólito. Están escritos después de haber escrito su célebre novela Frankestein, o el moderno Prometeo y participan también de la idea de cuestionar la moralidad o consecuencias de unos actos que oscilan entre la ciencia y lo futurible.
    Leer a esta autora es algo valioso, por lo que tuvo su vida y literatura de novedad, rompimiento y continuidad, no en balde, al regresar de Italia a Londres, Mary Sheley decidió dedicarse a la literatura por completo y luchar por su carrera literaria, una vez viuda.


Más información
https://www.zendalibros.com/mary-shelley-narradora-ensayista-y-editora-y-tercera-parte/