domingo, 25 de septiembre de 2016

José Luis Martín, autor del libro “Anima Mea”, publicado por Liber Factory







L.M.A.

            26.09.16 .- El escritor y periodista José Luis Martín es el autor del libro Anima Mea”, publicado por la editorial Liber Factory. Una singular novela con ecos en El diablo Cojuelo del célebre Luis Vélez de Guevara, en cuanto a un personaje que ve la vida y contempla a los hombres desde el tejado de las casas.

            Con un vocabulario rico y expresivo, con toques oníricos y con plena extrañeza de vivir, el barbero de Coscojal de los Desamparados contempla el pueblo y sus alrededores desde lo alto del tejado y con los ojos cerrados, porque al abrirlos se difumina el paisaje. Un pueblo con espadaña y cigüeñas, con río seco en verano y desbordado en invierno. Toda una metáfora del universo.

            Su mujer enferma en la cama le llamaría manjagranzas patán iletrado o bolonio (vocablo muy toledano para denominar al que presume de saber y no sabe), porque ella nunca entendería su sensibilidad de corazón y pensamiento.

Datos biográficos

            José Luis Martín Sánchez es licenciado en Ciencias de la Información por la Universidad Complutense y Técnico de Radiodifusión. Fue director de la revista de información general "Guadiana" y la de economía "Bolseco" y redactor-jefe del periódico "Pueblo" y de la revista "Sábado Gráfico" entre otras publicaciones. Fue jefe de Prensa del Instituto Nacional de Meteorología; con anterioridad dirigió los Servicios Informativos de las Direcciones Generales de Correos y Telecomunicaciones. 

            Como escritor ha publicado novelas como "La caricia del murciélago", abriendo la colección de Letras Hispánicas del Grupo Libro. En la misma colección tiene "La vida del Santo Diamantino Repulgado". En la editorial Bitácora "Cáñamo para un violín". Es asimismo autor del libro de entrevistas "Banquillo para quince curas" y de las novelas "El sabor e la carne", "Lanzarote cuento a cuento", "El viento que viene del mar" y de dos libros de cuentos "Danzas, botargas y Tarascas" y "Loas, bailes, jácaras y mojigangas" de la editorial "Liber Factory", así como "Sombras en la Oscuridad" libro de poesías etc



Isabelle Hirschi fotografía las esculturas de Manolo Valdés en la Place Vendome de París





Clausurado el Congreso Internacional de Arte Urbano y Audiovisual en Zaragoza






Julia Sáez-Angulo

            Zaragoza, 25.09.16 .- Tomás Paredes, presidente de la Asociación Española de Críticos de Arte, AECA /Spain, ha clausurado el Congreso Internacional de Arte Urbano y Audiovisual en Zaragoza. La conferencia de clausura corrió a cargo del escritor Antón Castro que versó sobre “El arte, la divulgación y la crítica desde la red”.

            Antón Castro habló de que “el arte hace preguntas” y señaló que la crítica de arte debiera ser como dijo Baudelaire en 1846: subjetiva, parcial y apasionada, “porque la crítica exige tener el propio discurso y arrojo. Ha de tener vocación de ahondar para “hacer visible lo invisible, lo que no se ve de inmediato”, como señaló Paul Klee. “La crítica es un ejercicio de lucidez”, concluyó.

            El presidente de AECA/Spain recordó que hay dos formas de acercarse a la critica: la mirada y el estudio. Hay normas objetivas que el crítico debe conocer y al mismo tiempo que no le basta la sola titulación académica. Terminó citando a Fernando Pessoa: soy suburbio de una ciudad que no existe.

            El comité científico estuvo formado, entre otros, por Manuel García Guaitas y Jesús Pedro Lorente de la Universidad de Zaragoza; Lola Durán, vicepresidenta de AACA, Liam Kelly, de la Universidad del Ulster o Elisa Rusca, vicepresidenta de la Asociación Internacional de Críticos de Arte, AICA. En el comité organizador: Anna Bedermann, Francisco Javier Lázaro y Fernando Sanz Ferreueta.

            Los patrocinadores del acto fueron, entre otros, AECA, la Asociación de Críticos de Arte de Aragón; la Asociación Internacional de Críticos de Arte, AICA; la Universidad de Zaragoza, AACA; el Gobierno de Aragón o el  Ayuntamiento de Zaragoza.
           


sábado, 24 de septiembre de 2016

Ángel Antonio Herrera, autor del poemario “El piano del pirómano”, publicado por editorial Calambur




 Ángel Antonio Herrera


Julia Sáez-Angulo

            El periodista y poeta Ángel Antonio Herrera es el autor del poemario El piano del pirómano, publicado por editorial Calambur. Ejerciente del periodismo literario en agudas y bellas columnas de periódicos y revistas, la escritura de Herrera rezuma poesía por su visión profunda y capacidad de metáfora, no exentas de ironía.

            “Acabé por encontrar sagrado el desorden de mi espíritu”. Con esta cita de Arthur Rimbaud, se abre el libro de Ángel Antonio Herrera (Albacete, 1965) –residente en Madrid-, que añade el verso de Vicente Huidobro: “los verdaderos poemas son incendiarios” y el de Federico García Lorca que dice: “Qué serafín de llamas busco y soy”.

            “Sé que lo mejor duerme en desvanes, hablo a la lluvia de las cosas incontables que no saben que no existes”, dice en uno de sus poemas (…) me sucede la intuición del desconsuelo y la molienda de la melancolía”.

            El poemario El piano del pirómano fue galardonado con el primer premio de XXIX certamen internacional de Poesía Barcarola, donde el jurado estuvo presidido por Félix Grande y compuesto por Luis Alberto de Cuenca, Marcos Ricardo Barnatán, Javier del Prado, Antonio Lucas y José Manuel Martínez Cano.

            “Estoy violentamente a favor de un susto de un xilofón, sépalo claro el anhelo, rotundo sépalo también la ciega cordura./
            Aquí lo firmo, porque tuve tanto alterne con el demonio del daño como con las bujerías del júbilo escritas o de otra atmósfera”, son algunos de sus poemas”.

            Belleza de palabra y de pensamiento. Belleza de poesía. El poemario El piano del pirómano es un buen gran libro.

           


viernes, 23 de septiembre de 2016

Arabia Saudí celebra la fiesta nacional de su independencia en Madrid


Riad




Julia Sáez-Angulo


            Madrid, 24.09.16 .- El reino de Arabia Saudí ha celebrado la fiesta nacional de su independencia en Madrid, presidida por el embajador de Riad en España. El acto, que conmemora la fecha de la independencia del reino, -este año ha coincidido en viernes- tuvo lugar en el Hotel Intercontinental contó con la presencia de diplomáticos, empresarios y artistas. Dos grandes cuadros con las fotografías del rey de Arabia y el de España, presidían la entrada.

            En el saludo de recepción de entrada hubo estrechamiento de la mano de las mujeres, seguido de dátiles, fruto símbolo de acogida, además de café natural y té. Dos grandes, coloristas y lujosos estrados daban acogida a los VIP para poder aislarse y conversar.

            Entre los intelectuales y artistas, pudimos ver, entre otros, al historiador de arte Juan José Luna, conservador del Museo del Prado, al historiador y profesor emérito, Víctor Morales Lezcano, a las pintoras Francisca Blázquez, que expondrá en breve su pintura en la ONU, o Irene Iribarren, junto a su hermana María Ignacia.  Además de a la condesa viuda de Abásolo y Alfredo del Castillo, pudimos ver a José Luis Yzaguirre, presidente de la OMJET, Eduardo Guaylupo, Antonio Gavilanes, presidente de la Asociación Diálogos para la Democracia, amen de el embajador de Túnez o el ministro plenipotenciario y Encargado de Asuntos Culturales de Marruecos, Abdellah Dghoghi. 




            Hubo numerosos invitados, que cenaron con refrescos. El vino, ya se sabe, queda para otras geografías. Los invitados podían hacerse fotos junto a los grandes paneles sitos en la sala redonda, con las efigies de la familia real saudí.

            País rico en petróleo descubierto en 1938, Arabia Saudí alcanzó su reconocimiento e independencia del Reino Unido en 1927, mediante el tratado de Yida. Al año siguiente se unieron los reinos de Nejd y Hiyad.