sábado, 28 de marzo de 2020

PAPA FRANCISCO. Homilia en tiempos de pandemia covid 19

MOMENTO EXTRAORDINARIO DE ORACIÓN EN TIEMPOS DE EPIDEMIA
PRESIDIDO POR EL SANTO PADRE FRANCISCO
Papa Francisco

Roma, 27.03.2020
        «Al atardecer» (Mc 4,35). Así comienza el Evangelio que hemos escuchado. Desde hace algunas semanas parece que todo se ha oscurecido. Densas tinieblas han cubierto nuestras plazas, calles y ciudades; se fueron adueñando de nuestras vidas llenando todo de un silencio que ensordece y un vacío desolador que paraliza todo a su paso: se palpita en el aire, se siente en los gestos, lo dicen las miradas. Nos encontramos asustados y perdidos. Al igual que a los discípulos del Evangelio, nos sorprendió una tormenta inesperada y furiosa. Nos dimos cuenta de que estábamos en
la misma barca, todos frágiles y desorientados; pero, al mismo tiempo, importantes y necesarios, todos llamados a remar juntos, todos necesitados de confortarnos mutuamente. En esta barca, estamos todos. Como esos discípulos, que hablan con una única voz y con angustia dicen: “perecemos” (cf. v. 38), también nosotros descubrimos que no podemos seguir cada uno por nuestra cuenta, sino sólo juntos.
Es fácil identificarnos con esta historia, lo difícil es entender la actitud de Jesús. Mientras los discípulos, lógicamente, estaban alarmados y desesperados, Él permanecía en popa, en la parte de la barca que primero se hunde. Y, ¿qué hace? A pesar del ajetreo y el bullicio, dormía tranquilo, confiado en el Padre —es la única vez en el Evangelio que Jesús aparece durmiendo—. Después de que lo despertaran y que calmara el viento y las aguas, se dirigió a los discípulos con un tono de reproche: «¿Por qué tenéis miedo? ¿Aún no tenéis fe?» (v. 40).
Tratemos de entenderlo. ¿En qué consiste la falta de fe de los discípulos que se contrapone a la confianza de Jesús? Ellos no habían dejado de creer en Él; de hecho, lo invocaron. Pero veamos cómo lo invocan: «Maestro, ¿no te importa que
perezcamos?» (v. 38). No te importa: pensaron que Jesús se desinteresaba de ellos, que no les prestaba atención. Entre nosotros, en nuestras familias, lo que más duele es cuando escuchamos decir: “¿Es que no te importo?”. Es una frase que lastima y desata tormentas en el corazón. También habrá sacudido a Jesús, porque a Él le importamos más que a nadie. De hecho, una vez invocado, salva a sus discípulos desconfiados.
La tempestad desenmascara nuestra vulnerabilidad y deja al descubierto esas falsas y superfluas seguridades con las que habíamos construido nuestras agendas, nuestros proyectos, rutinas y prioridades. Nos muestra cómo habíamos dejado dormido y abandonado lo que alimenta, sostiene y da fuerza a nuestra vida y a nuestra comunidad. La tempestad pone al descubierto todos los intentos de encajonar y olvidar
lo que nutrió el alma de nuestros pueblos; todas esas tentativas de anestesiar con aparentes rutinas “salvadoras”, incapaces de apelar a nuestras raíces y evocar la memoria de nuestros ancianos, privándonos así de la inmunidad necesaria para hacerle frente a la adversidad.
Con la tempestad, se cayó el maquillaje de esos estereotipos con los que disfrazábamos nuestros egos siempre pretenciosos de querer aparentar; y dejó al descubierto, una vez más, esa (bendita) pertenencia común de la que no podemos ni
queremos evadirnos; esa pertenencia de hermanos.
«¿Por qué tenéis miedo? ¿Aún no tenéis fe?». Señor, esta tarde tu Palabra nos interpela se dirige a todos. En nuestro mundo, que Tú amas más que nosotros, hemos avanzado rápidamente, sintiéndonos fuertes y capaces de todo. Codiciosos de ganancias, nos hemos dejado absorber por lo material y trastornar por la prisa. No nos hemos detenido ante tus llamadas, no nos hemos despertado ante guerras e injusticias del mundo, no hemos escuchado el grito de los pobres y de nuestro planeta gravemente enfermo. Hemos continuado imperturbables, pensando en mantenernos siempre sanos en un mundo enfermo. Ahora, mientras estamos en mares agitados, te
suplicamos: “Despierta, Señor”.
«¿Por qué tenéis miedo? ¿Aún no tenéis fe?». Señor, nos diriges una llamada, una llamada a la fe. Que no es tanto creer que Tú existes, sino ir hacia ti y confiar en ti. En esta Cuaresma resuena tu llamada urgente: “Convertíos”, «volved a mí de todo corazón» (Jl 2,12). Nos llamas a tomar este tiempo de prueba como un momento de elección. No es el momento de tu juicio, sino de nuestro juicio: el tiempo para elegir entre lo que cuenta verdaderamente y lo que pasa, para separar lo que es necesario de lo que no lo es. Es el tiempo de restablecer el rumbo de la vida hacia ti, Señor, y hacia los demás. Y podemos mirar a tantos compañeros de viaje que son ejemplares, pues, ante el miedo, han reaccionado dando la propia vida. Es la fuerza operante del Espíritu derramada y plasmada en valientes y generosas entregas. Es la vida del Espíritu capaz de rescatar, valorar y mostrar cómo nuestras vidas están tejidas y sostenidas por personas comunes —corrientemente olvidadas— que no aparecen en portadas de diarios y de revistas, ni en las grandes pasarelas del último show pero, sin lugar a dudas, están escribiendo hoy los acontecimientos decisivos de nuestra historia: médicos, enfermeros y enfermeras, encargados de reponer los productos en los supermercados, limpiadoras, cuidadoras, transportistas, fuerzas de seguridad,
voluntarios, sacerdotes, religiosas y tantos pero tantos otros que comprendieron que nadie se salva solo. Frente al sufrimiento, donde se mide el verdadero desarrollo de nuestros pueblos, descubrimos y experimentamos la oración sacerdotal de Jesús: «Que todos sean uno» (Jn 17,21). Cuánta gente cada día demuestra paciencia e infunde esperanza, cuidándose de no sembrar pánico sino corresponsabilidad. Cuántos padres, madres, abuelos y abuelas, docentes muestran a nuestros niños, con gestos pequeños y cotidianos, cómo enfrentar y transitar una crisis readaptando rutinas, levantando miradas e impulsando la oración. Cuántas personas rezan, ofrecen e interceden por el bien de todos. La oración y el servicio silencioso son nuestras armas vencedoras.
«¿Por qué tenéis miedo? ¿Aún no tenéis fe?». El comienzo de la fe es saber que
necesitamos la salvación. No somos autosuficientes; solos nos hundimos. Necesitamos al Señor como los antiguos marineros las estrellas. Invitemos a Jesús a la barca de nuestra vida. Entreguémosle nuestros temores, para que los venza. Al igual que los discípulos, experimentaremos que, con Él a bordo, no se naufraga. Porque esta es la
fuerza de Dios: convertir en algo bueno todo lo que nos sucede, incluso lo malo. Él trae serenidad en nuestras tormentas, porque con Dios la vida nunca muere.
El Señor nos interpela y, en medio de nuestra tormenta, nos invita a despertar y a activar esa solidaridad y esperanza capaz de dar solidez, contención y sentido a estas horas donde todo parece naufragar. El Señor se despierta para despertar y avivar nuestra fe pascual. Tenemos un ancla: en su Cruz hemos sido salvados. Tenemos un timón: en su Cruz hemos sido rescatados. Tenemos una esperanza: en su Cruz hemos sido sanados y abrazados para que nadie ni nada nos separe de su amor redentor. En medio del aislamiento donde estamos sufriendo la falta de los afectos y de los encuentros, experimentando la carencia de tantas cosas, escuchemos una vez más el anuncio que nos salva: ha resucitado y vive a nuestro lado. El Señor nos interpela desde su Cruz a reencontrar la vida que nos espera, a mirar a aquellos que nos reclaman, a potenciar, reconocer e incentivar la gracia que nos habita. No apaguemos
la llama humeante (cf. Is 42,3), que nunca enferma, y dejemos que reavive la esperanza.
Abrazar su Cruz es animarse a abrazar todas las contrariedades del tiempo presente, abandonando por un instante nuestro afán de omnipotencia y posesión para darle espacio a la creatividad que sólo el Espíritu es capaz de suscitar. Es animarse a motivar espacios donde todos puedan sentirse convocados y permitir nuevas formas de hospitalidad, de fraternidad y de solidaridad. En su Cruz hemos sido salvados para hospedar la esperanza y dejar que sea ella quien fortalezca y sostenga todas las medidas y caminos posibles que nos ayuden a cuidarnos y a cuidar. Abrazar al Señor para abrazar la esperanza. Esta es la fuerza de la fe, que libera del miedo y da esperanza.
«¿Por qué tenéis miedo? ¿Aún no tenéis fe?». Queridos hermanos y hermanas: Desde este lugar, que narra la fe pétrea de Pedro, esta tarde me gustaría confiarlos a todos al Señor, a través de la intercesión de la Virgen, salud de su pueblo, estrella del mar tempestuoso. Desde esta columnata que abraza a Roma y al mundo, descienda sobre
vosotros, como un abrazo consolador, la bendición de Dios. Señor, bendice al mundo, da salud a los cuerpos y consuela los corazones. Nos pides que no sintamos temor. Pero nuestra fe es débil y tenemos miedo. Mas tú, Señor, no nos abandones a merced de la tormenta. Repites de nuevo: «No tengáis miedo» (Mt 28,5). Y nosotros, junto con Pedro, “descargamos en ti todo nuestro agobio, porque Tú nos cuidas” (cf. 1 P5,7).

viernes, 27 de marzo de 2020

OBITUARIO Francisco de la Torre y Díaz-Palacios, abogado. narrador, poeta y magnífico conferenciante


Francisco de la Torre y Díaz-Palacios en la AEAE



Julia Sáez-Angulo

            27.3.20 .- Madrid .- Era un caballeo a la vieja usanza, con cuidada cortesía, de esos que nos gustan a las señoras.  Francisco de la Torre, un gran señor. Un caballero español. Además de abogado, su inclinación y gusto por las Letras era evidente en sus ensayos, relatos y poemas, pero lo que de verdad nos gustaban de él eran sus conferencias llenas de erudición y amenidad, que todos elogiábamos. 
        Era también un toledano de pro, nacido en Madrid, pero de solar en Cuerva, Toledo, pueblo de Garcilaso de la Vega, de lo que Francisco de la Torre y Díaz-Palacios (Madrid, 1934 – 2020) se sentía muy orgulloso. En Cuerva pasaba muchos fines de semana y largas temporadas, desde que se jubiló, porque allí encontraba el silencio y la tranquilidad que requiere la escritura. Pertenecía a la Cofradía Internacional de Investigadores y yo tuve el honor de que me apadrinó en la presentación y en la investidura.
            Francisco de la Torre  pertenecía a la junta directiva de nuestro querido grupo literario Troquel, presidido por Carmen Silva. Era miembro de la Asociación Española de Escritores y Artistas (que ha mudado su sede hacia la Plaza de Castilla), donde daba con frecuencia sus conferencias o presentaba libros propios o ajenos.

            A Paco de la Torre le gustaba mucho la generación de escritores de los años 30 y pese a su seriedad y sobriedad castellanas, Paco arrancaba sonrisas y risas del auditorio, cuando nos hablaba de Ramón Gómez de la Serna, Enrique Jardiel Poncela, Edgard Neville, Noel Clarasó, Miguel Mihura, Alfonso Paso, Gloria Fuertes... El humor absurdo español de ese tiempo tiene mucha clase. Paco escribía de los autores que le gustaban. También daba conferencias y escribía ensayos sobre grandes escritores, poetas clásicos, sobre todo de su amado Garcilaso, del que lo sabía todo.
            Como se había quedado en la galaxia Gutemberg, las invitaciones a sus conferencias nos llegaban a casa por correo postal, en sobres bien dirigidos a cada cual, escritos a mano como antiguallas preciosistas.
            La Casa de Castilla-La Mancha en Madrid, la Biblioteca Elena Fortún, la Tertulia Ilustrada de Madrid o el Colegio de Veterinarios en la capital de España también han sido foros donde ha resonado su palabra elocuente en conferencias magníficas, que celebraban los nacimientos o conmemoraban las muertes de distintos escritores, que ahora lo habrán recibido agradecidos y alborozados con palmadas en la espalda.

            Entre sus libros figuran títulos como: Francisquerías –de gran éxito-; Soledades y ensueños; Mosaico (1990); Encuentros (1997); Con otro final; Cuerva en mis versos; ... y Hacienda somos todos: Impuesto y fraude en España (2014), porque de este último tema también sabía muchísimo, por su profesión durante años.

            Resulta incómodo hablar de muertes y escribir obituarios en estos tiempos duros y difíciles del covid 19, pero ¿cómo dejar pasar el momento de recordar a un amigo cuando llega su óbito? Éxitus dicen los médicos con palabra latina, cuando alguien se les va de su ciencia.
                 Francisco de la Torre tenía dos hijas.

Más información

miércoles, 25 de marzo de 2020

Diferencia icónica entre “Anunciación” y “Encarnación”, en el 25 de marzo

 "Anunciación" de El Greco
"Encarnación" de Alonso Cano

Julia Sáez-Angulo

            25 de marzo de 20 .- Madrid .- Los buenos artistas lo saben y así lo interpretan en sus obras de dibujo, pintura, escultura o grabado. En la Anunciación del Verbo, el ángel san Gabriel está ligeramente elevado respecto a la Virgen María, porque la Sagrada Escritura dice de los hombres: “Nos hiciste ligeramente inferior a los ángeles”. Pero cuando María pronuncia ante el ángel el Fíat, de “Hágase su voluntad”, inmediatamente “el Verbo de Dios se hizo carne y acampó entre nosotros”, y se produce la Encarnación, por lo que el Hijo de Dios está en el seno de la Virgen y el ángel es inferior a Él y debe estar arrodillado ante Dios hecho hombre o estar más bajo.
            El Greco, que ha pintado numerosos cuadros de la Anunciación y la Encarnación, como pintor va mucho más allá y, mientras la Anunciación la sitúa en una estancia humana, la Encarnación es toda una explosión e atmosfera, porque la llegada del Hijo de Dios entre los hombres, transforma por completo la vida de los hombres. Los iconos ortodoxos reflejan con frecuencia estos dos conceptos. A veces se toma uno de ellos por el todo, pero en realidad no es así.
            La catedral de Málaga ofrece una hermosa y clara Encarnación en su ábside, con un devoto ángel genuflexo y adorador del Hijo de Dios encarnado -a la Virgen no se la adora, se la venera- en la Capilla de la Encarnación, situada detrás del altar mayor.
           La Encarnación fue el gran momento de la Humanidad, porque Dios habitó entre nosotros y nos honró con su presencia y salvación.
           
            Hoy es 25 de marzo, día de la Anunciación y la Encarnación; en nueve meses, 25 de diciembre, celebraremos la Navidad de Cristo.
               (El 25 de marzo, Nuestra Señora de Marzo, ¿en qué mes y en qué día cae?)


 Encarnación" de Fra Angelico
"Encarnación" de Boticelli

martes, 24 de marzo de 2020

PRIMAVERA 2020. Poema a la Naturaleza



 Rosas en mi jardín 2020


NATURALEZA Y PRIMAVERA


Ya lo advirtió Schopenhauer, la Naturaleza
florece indiferente al sufrimiento
                                    de los hombres.
Ella avanza orgullosa, impasible,
con su ciclo fértil y ciego al dolor.

Ahí está, enhiesta, hermosa, segura
de su pujanza, la Primavera
engalanada en colores, retadora de atención.
Han florecido las flores de abril en marzo;
el nuevo clima las llevó a brotar.
Alegres, amarillas, trepadoras,
se adhieren al muro para subir y exhibirse.

Los cactus envidiosos también afloran
en la humildad de sus macetas y arriates.
La pluma de santa Teresa dibuja
campanillas rojas y mira atenta
las hojas verde-tierno de la hiedra
                                                          fecunda.
La parra virgen asoma su primeros brotes
para ornar la dureza de los muros
y los dientes de león surgen del césped.

La Primavera, un silencio, un regalo,
un jardín para mitigar la pena y dotarla
                                                    de esperanza

miércoles, 25 de marzo de 2020



María Pilar Venegas, pintora del cuadro de la mártir Sor María del Santísimo Sacramento para la iglesia de El Toboso. Toledo

Título: Beata María  del Santisimo Sacramento
   Procedimiento:  óleo  sobre lienzo
    Tamaño: 230  X  130 cm.


L.M.A.

24.3.20 .- El Toboso. Toledo .- La artista visual María Pilar Venegas ha pintado el cuadro de la religiosa Sor María del Santísimo Sacramento, que fue martirizada durante la Guerra Civil de 1936 -1939. El cuadro figurará en la iglesia de El Toboso, Toledo, donde nació la santa.
            El cuadro representa a una monja  concepcionista franciscana, llamada Sor María del Santísimo Sacramento ( Manuela Prensa  Cano)  nacida en El Toboso  ( Toledo  ) el 25 de junio de  1887, hija de Manuel Prensa  Sánchez  y Cirila Cano  Casas,  ambos de El Toboso.
   El día  22 de junio  de 2019  fue beatificada con  trece religiosas  de su Orden en la  catedral de la Almudena de Madrid.  Estas  catorce religiosas  sufrieron martirio  en Madrid  y fueron fusiladas durante la guerra  civil española en  1936.
   “El párroco de El Toboso, D. Juan Miguel Romeralo, me encargó  un cuadro  para  ponerlo a la izquierda  de un Calvario  en dicha  parroquia de El  Toboso.   En el cuadro, además  de la beata debían  ser visibles  unas vides y la  torre de la  Parroquia”, explica la autora de la pintura María Pilar Venegas  y González de Langarica, licenciada en Bellas Artes por la Universidad Complutense.

Descripción  del cuadro
   En primer término  está  la beata  Sor María  con su hábito  blanco,  se puede ver el  cordón  franciscano  en su lado derecho  y en su lado  izquierdo  unas cuentas del Rosario. Sobre el pecho,  una especie de prendido  o broche  con la representación  de la Inmaculada Concepción. En la mano  derecha  el anillo de su pertenencia a la orden y sostiene la Palma del martirio.  Lleva también  un manto azul celeste, toca blanca  y velo  negro.
    Su mano izquierda  señala una dirección. 
     Su rostro es joven y bello, porque la presencia  de los que ven a Dios, así  es.  Sus ojos miran a lo alto y de la cabeza  sale un halo  de luz.  En la derecha del cuadro hay un pozo  de los muchos  que existen  en El  Toboso  y un borrico que acerca su cabeza a uno de los  huecos.
     Un pequeño  campo de vides,  más  arriba  árboles  frente a un caserío  donde se aprecia la torrecilla de las  Trinitarias  y sobresaliendo la Parroquia con su esbelta   torre. Un amplio cielo  tomado desde el mismo   El Toboso,  representa la importancia de los bellos  cielos de La Mancha. 

     “Para hacer  este  cuadro,  me documente  con carteles de la  Beatificación, fotografías,  observando al natural  la luz y los colores de esa  tierra.  Leí  la   Historia de la orden de la   Inmaculada Concepción. Comencé  a pintarlo  en octubre del  2019  en mi estudio de Las Rozas ( Madrid) y lo terminé  en diciembre del mismo  año.  Total 25   sesiones de dos a tres horas cada una. Me siento muy contenta  porque una obra mía  va a habitar  en la  Casa de Dios.”.
    Esta obra la entregó  al   Reverendo D.  Juan  Miguel Romeralo,  cura  párroco  de la iglesia de San  Antonio Abad de El Toboso, donándola  a todos sus  efectos.
   
           

EL MEADOWS MUSEUM DE DALLAS ANUNCIA SU CIERRE TEMPORAL Y POSPONE LA EXPOSICIÓN DE ESCULTURAS RENACENTISTAS DE ALONSO BERRUGUETE


CANCELADA LA EXPOSICIÓN DE ALONSO BERRUGUETE 

El Meadows Museum de Southern Methodist University, SMU (Universidad Metodista del Sur), ha anunciado que, con efectos inmediatos, el Museo cerrará sus puertas al público hasta al menos el 6 de abril debido al continuo impacto del COVID-19. El museo también ha anunciado que ha pospuesto su presentación de Alonso Berruguete: Primer escultor de la España renacentista, la primera exposición dedicada al artista en presentarse fuera de España. El museo espera en el futuro poder presentar la exposición, cuya inauguración estaba programada originalmente para el 29 de marzo de 2020.
El escultor español renacentista Alonso Berruguete (c. 1488–1561) revolucionó las artes en España y es reconocido por su estilo dramático, que refleja los más de diez años que pasó en Italia en la primera etapa de su carrera. Organizada por el Meadows Museum y la National Gallery of Art de Washington, en colaboración con el Museo Nacional de Escultura de Valladolid (España), Alonso Berruguete: Primer escultor de la España renacentista incluye unas 45 pinturas, esculturas y obras en papel tomadas de una variedad de colecciones internacionales.

La exposición irá acompañada de un catálogo que incluye el primer recuento completo de la vida y el arte de Berruguete en inglés, publicado por la National Gallery en colaboración con el Meadows Museum, SMU; el Centro de Estudios Europa Hispánica/Center for Spain in America; y Yale University Press. Editado por los curadores de la exposición, C. D. Dickerson III, curador y director de escultura y artes decorativas, National Gallery of Art, Washington, y Mark McDonald, curador de dibujos y grabados, The Metropolitan Museum of Art, el catálogo contiene ensayos de: 
• Manuel Arias Martínez, subdirector, Museo Nacional de Escultura, Valladolid 
• Daphne Barbour, conservadora jefe, National Gallery of Art, Washington 
• Jonathan Brown, Profesor Emérito de Bellas Artes Carroll y Milton Petrie, Institute of Fine Arts, New York University 
• Richard L. Kagan, Profesor Emérito de Historia Arthur O. Lovejoy, Universidad Johns Hopkins 
• Wendy Sepponen, cuaradora adjunta Mellon, Meadows Museum, SMU, y antigua curadora Joseph F. McCrindle Foundation, National Gallery of Art, Washington 
• Julia M. Vázquez, becaria de investigación de pinturas y exposiciones del arte de Europa en el Museum of Fine Arts, Boston, y antigua curadora adjunta Meadows/Kress/Prado, Meadows Museum, SMU El catálogo recibió el premio Eleanor Tufts 2020, otorgado por la American Society for Hispanic Art Historical Studies (ASHAHS) por sus contribuciones al conocimiento académico sobre este artista.
Acerca del Meadows Museum
El Meadows Museum es la principal institución estadounidense y centro de referencia dedicada al estudio y la difusión del arte español. En 1962, el empresario y filántropo de Dallas Algur H. Meadows donó su colección privada de pintura española a la Southern Methodist University, junto con fondos para establecer un museo. El museo abrió sus puertas en 1965, dando así el primer paso para cumplir lo que Meadows había concebido como “un pequeño Prado para Texas”.

En la actualidad, el Meadows cuenta con una de las colecciones de arte español más extensas y completas fuera de España. La colección abarca desde el siglo X hasta el siglo XXI, y cuenta con objetos medievales, escultura renacentista y barroca y destacadas pinturas del Siglo de Oro, así como de maestros modernos.
Para más información: https://meadowsmuseumdallas.org/

Las familias españolas se apoyan en la cultura en un momento de crecimiento de la Literatura Infantil y Juvenil

  • SM y otras empresas del sector buscan mitigar los efectos de la crisis del coronavirus con propuestas para lectores y educadores. 
  • El 83 % de las familias españolas lee de forma habitual a sus hijos y son los niños de 14 años los más lectores. 
  • Como género, la poesía sigue en alza, siendo el papel de la mujer y la tragedia de las migraciones, las temáticas narrativas preferidas.

Premios El Barco de Vapor

L.M.A.

Madrid, 24 de marzo de 2020.- A tan solo unas semanas de que se celebre el Día Internacional del Libro Infantil y Juvenil el próximo 2 de abril, las empresas editoriales de toda España luchan por mitigar los efectos de la crisis del coronavirus que ya está provocando un cambio de modelo en el sector y que supone, a la vez, un momento histórico para la literatura y la dedicación en familia a la lectura.
Las familias españolas están dando mucha importancia a la cultura para hacer más llevadero el tiempo de aislamiento en casa. En este sentido, SM ha puesto a disposición de familias y educadores una serie de recursos didácticos digitalescontenidos interactivosencuentros digitales con autores de Literatura Infantil y Juvenil (LIJ), así como lecturas diarias en directo en las redes sociales. Además, SM ofrece estos días contenidos educativos para niños en Clan y en La 2 de TVE. El incremento de visitas a sus plataformas online ha aumentado hasta un 70 % en la última semana.
Gabriel Brandariz, gerente editorial de Literatura Infantil y Juvenil de SM, comenta sobre el panorama actual de este género. “En medio de esta situación insólita, hablamos mucho de las consecuencias económicas y del impacto inequívoco que el coronavirus tendrá en nuestros respectivos mercados. No es la primera vez que el mundo de la Literatura Infantil y Juvenil está presente en un período de crisis. Pero como en otras ocasiones, ante lo inevitable de los números, no debemos olvidar que detrás de ellos hay personas. Personas de todas las edades que hoy miran al mundo a través del ojo de la cerradura de sus casas, entre cuatro paredes que parecen amplificar y reverberar los miedos, las esperanzas, la necesidad de salir, de tener contacto con los demás, de distraerse, de explicarles a nuestros hijos que deben seguir aprendiendo, pero también evadirse. Por eso, en estas circunstancias tan excepcionales, la LIJ es más necesaria que nunca: existe un caudal inmenso de libros tanto de ficción como no ficción, y un buen número de autores e ilustradores, al otro lado de una red social“.
Y concluye: “Desde SM estamos trabajando estos días para hacer lo que hemos hecho siempre: seguir acompañando a nuestros lectores, dándoles una ventana por la que poder hacer nuestro hoy confinado mundo un poco más grande, y que unos y otros estemos un poco más cerca".
Leer en familia
Según datos del último Barómetro de Hábitos de Lectura y Compra de Libros del Gremio de Editores, ha crecido el porcentaje de niños menores de 9 años lectores, y a partir de los 10 años, la lectura sigue ocupando un papel protagonista. A pesar de la disminución conforme se avanza a la mayoría de edad, los españoles más lectores son los niños de hasta 14 años. En los hogares con niños más pequeños, menores de 6 años, el 83 % de los padres declara leer de forma habitual a sus hijos.
En SM las cifras de sus colecciones más emblemáticas, El Barco de Vapor y Gran Angular, y de los premios literarios que llevan sus nombres, avalan la buena salud de la LIJ.
56.000 millones de ejemplares vendidos
Casi 3.000 títulos en catálogo 
Más de 660 autores y más 400 ilustradores
Los libros del Premio El Barco de Vapor han sido traducidos a 21 idiomas
Tendencias en la Literatura Infantil y Juvenil
En los últimos años, como tendencia incuestionable se consolida el libro ilustrado o libro álbum, que se ha ganado también al público adulto gracias a la calidad de los ilustradores y al esfuerzo de los editores. Una tendencia muy similar a la que vive el género del cómic, que alberga gran pluralidad de estilos y temáticas. La poesía, por su parte, repunta y continúa el éxito de los libros de tipo informativo sobre temas diversos como astronomía, arte, ciencia, música, etc.
En cuanto a la gran variedad de temáticas narrativas que a menudo entremezclan realismo y fantasía, predominan, por encima de todos, dos grandes temas: la tragedia de migrantes y refugiados, y la reivindicación del papel de la mujer en la sociedad.
Estos datos se analizan en profundidad en el Anuario Iberoamericano sobre el Libro Infantil y Juvenil 2019 publicado por la Fundación SM. Una obra que, a lo largo de 15 capítulos, ofrece una panorámica sobre la realidad del sector durante los años 2017 y 2018 en Iberoamérica.
Sobre SM
SM es un proyecto cultural y educativo con un modelo empresarial propio y diferencial, que integra Fundación y empresas, y cuya misión es hacer aportaciones significativas a la educación y a la cultura para lograr el desarrollo integral de las personas y transformar la sociedad.
Desde 1978 la Fundación SM convoca anualmente los Premios SM El Barco de Vapor -de literatura infantil- y Gran Angular -de literatura juvenil- con los objetivos de apoyar a los autores, potenciar la creación de la mejor literatura para niños y jóvenes y retornar a la sociedad los beneficios generados por la actividad empresarial de SM.