jueves, 19 de julio de 2018

El almirez: LA ABUELA Y LA MISA DOMINICAL TELEVISIVA


-->


Julia Sáez-Angulo


            19.07.18 .- MADRID .- Pedro Sánchez –algunos lo llaman el intruso invotado- se precia de ser ateo y no agnóstico, que es lo que suele hacer la mayoría de los hombres que no comprenden el misterio de Dios y guardan reservas y respeto ante ello. El ateo es el convencido de que Dios no existe y son solo cuatro o cinco en el planeta, entre ellos Sánchez. Soraya  declaró en su día que ella no se había casado por la iglesia ji, ji, ji, a lo que está en su perfecto derecho, aunque no se entendía lo del “ji, ji, ji”, si era porque resulta chistoso o estúpido. Las cuestiones de creencias son “cosa seria” para muchas personas dentro y fuera de su partido, aunque a muchos políticos ante el poder ejercido, les parezcan cosa absurda o risible, porque desconocen la primera lección de la Antropología.

            Azaña se empeñó en decir que España ya no era católica. El PSOE, con el acicate o no de Podemos, se empeña en decir lo mismo, incluso queriendo quitar algo tan inocuo como es la misa dominical en la TVE, devoción de muchas personas mayores que no pueden salir a la calle, pero ellas no cuentan para el partido o partidos en el poder –incluido algún que otro descafeinado- Un conocido cuenta que su abuela se ponía el velo cada vez que oía misma ante el televisor los domingos y que cuando oía desafueros en la pequeña pantalla decía: “yo a mi rosario y el que se quiera condenar que se condene”.

martes, 17 de julio de 2018

El ministro de Cultura y Deporte lamenta la muerte de Yvonne Blake, presidenta de honor de la Academia de Cine






L.M.A. 

17-julio-2018.- Tras conocer la muerte de la presidenta de honor de la Academia de Cine, el ministro de Cultura y Deporte, José Guirao, ha transmitido sus condolencias por tan triste pérdida.

“Quiero transmitir mis condolencias a la familia y amigos de Yvonne Blake y hacerlas extensivas a todo el mundo del cine. Blake era una persona muy querida y reconocida por todo el sector”, ha indicado el Ministro.

Figurinista de profesión, provocó que el vestuario fuera un actor destacado en las películas en las que ella participó. Por su encomiable profesionalidad y rigor, por su amor al cine español, el Ministerio de Cultura la distinguió con el Premio Nacional de Cinematografía en 2012, otorgándolo por primera vez a una mujer que no era actriz.

“Blake dio con este Premio una visibilidad a la mujer en el cine que es muy necesaria todavía hoy día”, ha dicho el Ministro.

José Guirao ha añadido que “Yvonne Blake ha sido una mujer muy importante para el cine a nivel nacional, desde su profesión y desde la defensa del sector en la Academia del Cine, y a nivel internacional, con su participación en un buen número de películas que marcaron una época, como Superman o Los tres mosqueteros, entre otras”.

La hasta hoy presidenta de honor de la Academia de Cine obtuvo también cuatro premios Goya y un Óscar.

De Denia a Laredo, la costa española del XIX a través los dibujos de Rafael Monleón y Torres


-->
La Biblioteca Nacional de España conserva casi 2.000 dibujos del artista y muchos son escenas de mar


L.M.A.
-17 de julio de 2018- La playa de Laredo, la Ría de Pontevedra, las casas a la orilla del Mediterráneo en Denia, las barcas del bou en Valencia, el perfil costero de San Sebastián o los puertos de Luanco, Cádiz y Cartagena son algunas de las estampas que aparecen en los casi 2.000 dibujos que conserva la Biblioteca Nacional de España de Rafael Monléon y Torres, un pintor singular del panorama artístico español del siglo XIX.
Vigo, Pontevedra, Vilagarcía, Avilés, Gijón, San Vicente de la Barquera, Suances, Santander, Santoña, Alicante, Peñíscola también fueron capturadas por Monleón y Torres (Valencia, 1843 – Madrid, 1900), cuya doble vocación de marino y pintor marca su obra, repleta de escenas de mar.
La BNE cuenta en su colección con numerosos manuscritos, dibujos, estampas y fotografías del artista, legados por sus albaceas testamentarios y conservados en el Departamento de Bellas Artes y Cartografía. Abarcan temas muy variados, desde paisajes, bodegones y figuras a pintura de historia, marinas y arquitectura naval.
Además de dibujar algunas de las ciudades más emblemáticas de la costa española, el artista plasmó un gran número de lugares del norte de Europa, como Rotterdam (Holanda), Biarritz (Francia), las orillas del Támesis (Inglaterra) o la costa belga. También dedicó especial atención a los diferentes tipos de embarcaciones y entre sus obras encontramos una gran cantidad de representaciones de corbetas, galeones, fragatas, veleros, goletas o acorazados.
En la Biblioteca Digital Hispánica están disponibles casi 1.500 imágenes del pintor, fruto de sus numerosos viajes y estancias. Asimismo, se pueden ver dos álbumes con cientos de dibujos originales de Monleón y Torres, en los que se incluyen notas autógrafas del artista: Apuntes y dibujos de D. Rafael Monleón y Apuntes: n.os 4589 4924 hechos por Rafael Monleón en sus albumes de viajes.
La figura de este pintor de marinas, piloto y arqueólogo naval constituye un caso singular en el panorama artístico español del siglo XIX, explica Carlos Saguar Quer en Dibujos de arquitectura y ornamentación de la BNE. Siglo XIX. Hijo del afamado arquitecto neoclásico Sebastián Monleón Estellés (1815-1878), se formó como marino y pintor. En su ciudad natal, Valencia, cursó estudios en la Escuela Náutica y en la Real Academia de Bellas Artes de San Carlos, junto a Rafael Montesinos. Más tarde, entre 1863 y 1865, estuvo en la Real Academia de San Fernando, en Madrid, con Carlos de Haes.
A partir de 1864, participó asiduamente en las exposiciones nacionales de Bellas Artes, consolidando su fama de pintor de marinas, género poco frecuentado en España y en el que alcanzó notable pericia, tal y como se aprecia en los fondos que custodia la BNE. Fue impresionado por la obra de Theodor Alexander Weber (1838-1907) y especialmente por la de Paul-Jean Clays (1819-1900), de quien fue discípulo. No obstante, lastrado por su erudición arqueológica, apunta Saguar Quer, nunca llegó a igualar la maestría pictórica del gran marinista belga.
Practicó la técnica del grabado, aprendida con Haes y perfeccionada con Edgar Alfred Baes (1837-1909) y Louis-Hector Allemand (1809-1886) e intervino asiduamente como ilustrador en publicaciones periódicas de la época como Nuevo Mundo, La Ilustración Española y Americana o El Mundo Naval Ilustrado.
En 1870, nombrado "pintor honorario del Museo Naval", inició una intensa labor de investigación en el campo de la arqueología y la historia navales que culminó en dos magnas obras: el manuscrito custodiado en la BNE, Construcciones navales bajo su aspecto artístico: historia gráfica de la navegación y de la construcción naval en todos los pueblos, desde la más remota antigüedad y el Catálogo descriptivo de los principales tipos de embarcaciones..., que dejó inconcluso a su muerte.

lunes, 16 de julio de 2018

La ilustradora española Bea Lozano gana la novena edición del Catálogo Iberoamérica Ilustra


 
  • Un total de 626 ilustradores participaron en esta edición del concurso impulsado por Fundación SM, la Feria Internacional del Libro de Guadalajara y El Ilustradero.
  • El jurado premió el trabajo de la autora española "por el poder intrigante de sus imágenes que provocan reflexión". Asimismo, seleccionó a otros 42 artistas iberoamericanos para participar en el Catálogo y la exposición itinerante.
L.M.A.

Madrid, 16 de julio de 2018.- La ilustradora española Bea Lozano ha ganado la novena edición del Catálogo Iberoamérica Ilustra, impulsado por la Fundación SM, la Feria Internacional del Libro de Guadalajara y El Ilustradero. El jurado que ha otorgado el premio por unanimidad ha destacado "el poder intrigante de sus imágenes que provocan reflexión y atrapan al espectador"
 
 Macedonio, de la ilustradora española, Bea Lozano.
 
La secuencia narrativa de Lozano contiene elementos surreales que conviven de forma natural con situaciones cotidianas, sutilmente melancólicas sin ser solemnes. "Con trazo firme pero delicado, demuestra gran destreza como dibujante, generando diferentes emociones además de empatía con los personajes. La propuesta muestra una impronta de los clásicos revisitados y trasladados a la modernidad, con un lenguaje propio que mantiene la coherencia en todo momento", según se expresa en el acta del concurso.
 
La ganadora española, Bea Lozano, recibirá cinco mil dólares y, para impulsar la difusión de su trabajo, diseñará la portada del IX Catálogo Iberoamérica Ilustra además de tener un espacio destacado dentro de la exposición que se exhibirá en la FIL Guadalajara, del 24 de noviembre al 2 de diciembre de este año.

Un total de 626 ilustradores de 19 países presentaron sus trabajos en esta edición. De los 626 artistas participantes, México fue el país que tuvo más representación con 248 ilustradores; le siguió Argentina con 132, España con 72 y Colombia con 46. El resto de los trabajos se dividió entre de los demás países de Iberoamérica.

Según Javier Palop, director de la Fundación SM: “desde la Fundación SM consideramos prioritario impulsar y apoyar a los ilustradores y creadores, en especial a los más jóvenes. Ilustrar contribuye a construir el imaginario de niñas y niños a través de la mirada del mundo que los creadores plasman en sus obras. Ilustrar es un gran acto educativo que evoca lo bello, lo bueno y verdadero que cada ser humano esconde en su interior”, destaca el director de la Fundación SM, Javier Palop.
El jurado formado por profesionales del gremio de distintos países: Paloma Valdivia (Chile) en representación de El Ilustradero; Rubén Padilla (México) en representación de la FIL Guadalajara; Marisol Misenta (Argentina), Mariana Warth (Brasil) y Sergio Tanhnuz (Chile) en representación de Fundación SM, valoró las propuestas durante dos días de deliberación. Los criterios para la selección fueron la claridad del concepto en las obras, la calidad narrativa, la originalidad de la propuesta y la solvencia técnica.
También se otorgaron menciones especiales a los ilustradores: Juan Bernabeu Lleo, EspañaMaricel Rodríguez Clark, ArgentinaNúria Gutiérrez Moreno, EspañaPaula Bustamante Jaña, Chile y Sol Undurraga Machicao, Chile-Alemania.
La entrega del premio se llevará a cabo el 26 de noviembre en el marco de la clausura de FIL Ilustra dentro de la Feria Internacional del Libro de Guadalajara

 
Bea Lozano (Salamanca, 1986)
 
Actualmente reside en Barcelona, donde estudió ilustración en la Escuela Massana. Participó en el seminario Xavier Nogués de impresión experimental y en el taller Meta-Mática de autoedición e impresión con tipos móviles. En 2017 obtuvo una mención especial y fue seleccionada para formar parte
del VIII Catálogo Iberoamericano de Ilustración. También fue seleccionada en la Bienal Internacional Ilustrarte 2018. Recientemente ha publicado con la editorial Incendi su primer libro ilustrado, Por encima de Nogales, por debajo de Zarzales.
 
Sobre la Fundación SM
 
Fundación SM es una entidad educativa sin ánimo de lucro centrada en construir un mundo mejor para todos. Nos mueve la pasión por trabajar para abrir horizontes ante el gran desafío al que se enfrenta nuestra sociedad, generando valores que ayuden a crecer de forma integral a niños y jóvenes. Asumimos el reto de mejorar la educación en los diferentes países, culturas y contextos en los que nos hallamos presentes. Nuestro modelo está orientado al bien común y al servicio a la sociedad con un fin: transformar nuestro mundo a través de la educación. Este es el compromiso de los más de 2300 profesionales de SM.

Tras las huellas del Cid Campeador, mito y realidad



Un recorrido por la ruta del exilio en la provincia de Guadalajara




Enrique Sancho

16.07.18 .- Pocos personajes han inspirado tantas historias, y aún más leyendas, que el Cid Campeador. Modelo de caballero medieval, fue capaz de reunir todos los adjetivos, no siempre buenos: osado, valiente, intrigante, seductor, arrogante, mercenario... Aunque estuvo a las órdenes de caudillos moros y cristianos y también “campeó” por su cuenta, su destino quedó marcado cuando su sentido del honor le llevó a enfrentarse a su propio rey, Alfonso VI, en la famosa Jura de Santa Gadea, iniciando así su destierro definitivo. 

De Burgos a Valencia, a lo largo de más de 2.000 kilómetros y atravesando ocho de la actuales provincias españolas, la Ruta del Cid cruza parajes históricos y literarios que aún conservan buena parte de su evocación medieval, en los que se unen hasta ocho Patrimonios de la Humanidad, algunos de los pueblos más bellos de España, grandes espacios naturales y más de 200 castillos y atalayas. Seguir sus huellas hoy es más fácil gracias a una de las más antiguas guías de viaje, nada menos que de comienzos del siglo XIII, el Cantar del Mío Cid. El Camino del Cid, los lugares en los que estuvo, siempre guerreando, forman hoy uno de los recorridos que aúnan turismo, historia, cultura, arte y gastronomía más atractivos para recorrer buena parte de España. En la provincia de Guadalajara se encuentran algunos de los lugares de mayor interés... y seguramente más desconocidos.

Seguir las huellas de Rodrigo Díaz de Vivar en esta región –a lo largo de más de 300 kilómetros– es descubrir también algunos de los mejores ejemplos del románico rural, en ermitas e iglesias poco transitadas, fortalezas que conservan, o han recuperado, su agresivo aspecto, pequeños pueblos anclados en el tiempo, espectaculares parajes naturales y, por supuesto, gentes cordiales que acogen al viajero con los brazos abiertos. Mientras se sigue la ruta, vale la pena apartarse del itinerario histórico del Cid para disfrutar otros entornos llenos de encanto.

Impresionantes fortalezas

La ruta por tierras de Guadalajara, adentrándonos en su pasado medieval, bien puede comenzar visitando Torija y su espectacular castillo. De singular arquitectura, presenta una belleza poco frecuente en estas fortalezas militares. Su magnífico estado de conservación permite conocer a fondo una fortaleza medieval anterior al uso de la artillería y recorrerla por su interior. Sus altas murallas fueron diseñadas para dificultar la escala de los asaltantes, y sus muros no son muy gruesos. Singular es su gran torre principal, casi independiente del resto, que serviría como reducto de última resistencia. En el Patio de Armas se encuentra el CITUG (Centro de Interpretación Turística de la Provincia de Guadalajara). Ocupa un moderno y funcional edificio de cuatro plantas que contiene los elementos museísticos precisos para la óptima comprensión y promoción de la totalidad de los recursos turísticos de la provincia. El Centro cuenta con un nuevo espacio dedicado a la figura del Cid y otro dedicado al Geoparque de la Comarca de Molina–Alto Tajo. En las plantas superiores de la Torre del Homenaje se encuentra el museo del libro "Viaje a la Alcarria" de Camilo José Cela. Abierto en 1995, es, probablemente, el único museo del mundo dedicado exclusivamente a un libro.

Más vinculado a Rodrigo Díaz es, sin duda, el castillo de Jadraque, que se conoce apropiadamente como el Castillo del Cid, pues aparece citado en el poema épico el Cantar del Mío Cid, en cuyas páginas se hace referencia a este castillo junto con otras localidades de la actual Guadalajara. Está situado en un alto cerro del que Ortega y Gasset aseguró con vehemencia que era "el más perfecto del mundo", y se alza imponente sobre el valle que abre el curso medio del río Henares. La verdad es que no queda gran cosa, salvo los muros exteriores, pero la vista desde ahí es espectacular. Una actuación reciente permite bordear todo el recinto apreciando el paisaje en todas direcciones. En ocasiones, se celebran allí cenas medievales. No puede abandonarse el lugar sin degustar en alguno de sus restaurantes el cabrito asado al horno de leña con salsa jadraqueña.

A poca distancia se encuentra Atienza y su castillo, apenas reducido a una singular torre sobre una peña, que no cuenta ninguna hazaña del Cid, todo lo contrario, ya que el Campeador y sus mesnadas pasaron sigilosamente de noche por sus alrededores ya que la consideraron “peña mui fuert”. De esta fortaleza se conserva, principalmente, su gran torre del homenaje, y la puerta de acceso, con arco de medio punto, ubicada junto a un torreón de planta cuadrada. En el patio se encuentran dos aljibes tallados en la roca, uno de ellos con parte de la bóveda de ladrillo que lo cubría.

Sin embargo, Atienza merece una visita detenida por su rico patrimonio, buena parte del cual puede verse en sus tres museos, cifra sorprendente teniendo en cuenta que la villa cuenta con menos de 500 habitantes, y en sus calles, que aún rememoran buena parte de su pasado medieval. Bajo la silueta del castillo, siempre dominante, el tiempo parece haberse detenido en las empinadas calles, en sus iglesias de origen románico, o en las plazas con soportales, típicamente castellanas. Esta villa medieval conserva la estructura urbanística y el sabor arquitectónico de los tiempos en que constituyó un estratégico lugar fronterizo entre las posesiones cristianas y musulmanas. Su casco histórico está declarado Bien de Interés Cultural y en él destacan las iglesias románicas de la Santísima Trinidad, San Bartolomé, San Gil y de Nuestra Señora del Val. En arquitectura civil, destaca la singular Casa del Cordón y el hospital o convento de Santa Ana, además de las numerosas casonas blasonadas del siglo XVI. En memoria del salvamento hecho del infante Alfonso VIII, se celebra cada año La Caballada de Atienza, que tiene lugar el domingo de Pentecostés.

Espectacular Sigüenza

Buena muestra de la riqueza natural de este zona de Guadalajara, es Pelegrina y el Parque Natural del Río Dulce, uno de los lugares favoritos de Félix Rodríguez de la Fuente para filmar miles de tomas de "El Hombre y la Tierra". Contemplar el horizonte desde el mirador, construido por suscripción popular en homenaje al precursor del ecologismo, nos transporta a la naturaleza más salvaje, donde las águilas imperiales y los lobos son los protagonistas. El Barranco del Río Dulce se abre espectacular sobre un cielo colmado de águilas imperiales y perdiceras, buitres, halcones peregrinos y alimoches. Como suspendidas en el cielo, sobrevuelan majestuosas las rocas del barranco donde construyen sus nidos. Una visita imprescindible.

Apartándose de nuevo de la ruta histórica del Cid, hay que acercarse a Sigüenza, hermosa ciudad cuyo excelso patrimonio arquitectónico fue declarado Conjunto Histórico-Artístico en 1965. El castillo –actualmente Parador de Turismo–, la catedral y la Plaza Mayor son los tres puntos de obligada visita de la ciudad, si bien las calles de Sigüenza están repletas de edificios civiles y religiosos de gran belleza. El castillo fue construido tras la invasión árabe en el siglo VIII. Se conservan importantes restos de las murallas, cuyas puertas y torres arrancan de la antigua alcazaba árabe. La catedral, iniciada en 1130, es románica, aunque se desarrolló después siguiendo los cánones del gótico. Su aspecto exterior es el de una fortaleza medieval con torres y pórtico románicos y un impresionante rosetón. Alberga en su interior el sepulcro de Martín Vázquez de Arce, conocido como El Doncel de Sigüenza, espectacular sepultura de finales del siglo XV y, probablemente, la única en la que el muerto tiene los ojos abiertos y está leyendo un libro, un buen homenaje a la lectura y a ese objeto en vías de desaparición. Destacan también la sacristía de las Cabezas, obra de Covarrubias, y su claustro, el coro con sillería gótica y una importantísima colección de arte entre la que se encuentra una Anunciación de El Greco o la Inmaculada de Zurbarán.

Hay una Sigüenza renacentista y barroca que se imprime en las calles y plazas, que se refleja en palacios y casas, que se percibe en conventos y ermitas. Esta Sigüenza se encuentra en la Plaza Mayor o el Barrio Humanista, en la casa Plateresca o el Palacio Episcopal, en el Convento de San Francisco o Nuestra Señora de los Huertos... y en cada uno nos detendrá el paso la observación de sus fachadas, la visita interior o el descanso bajo las arquerías.

En la Plaza Mayor o del mercado, de estilo renacentista y urbanizada en 1484-1494, destacan las casas de los canónigos, con balconadas y galerías, el Ayuntamiento y la Puerta del Toril. Es un lugar muy agradable, con algunas terrazas, en las que tomar el aperitivo y la bebida típica, el Fino Seguntino, elaborada con gaseosa (a ser posible de la marca Segontia), vermú rojo (a ser posible de Reus, como el original) y un toque de espuma o fuerza de la cerveza. Otros puntos de interés son la iglesia románica de San Vicente, la parroquia de Santiago, el Seminario, la Casa del Doncel, la posada del Sol, la iglesia de las Ursulinas, el colegio de la Sagrada Familia, la casa del Arcediano, el Humilladero de la Vera Cruz y el colegio de Infantes. Curiosamente, en Sigüenza se encuentra un magnífico restaurante con estrella Michelin, se trata de El Doncel, que manejan los hermanos Enrique y Eduardo Pérez y que, como indicaba el jurado que les concedió la estrella: “desde la honestidad y la delicadeza saben brindar una cocina de intensísimo sabor...”