sábado, 18 de agosto de 2012

Pólders y prados salados robados al Atlántico en Bretaña y Normandía





Julia Sáez-Angulo

         Desde hace ciento cincuenta años bretones y normandos han robado espacio al océano Atlántico a base de crear hectáreas de pólders (superficie terrestre ganada al mar en término neerlandés) para la agricultura sobre todo de verduras y hortalizas, así como marismas o prados salados -prè-salés-, de los que se alimentan los corderos  de patas y hocicos negros, especiales de la región. Al río Cuesnon que marca los límites entre Bretaña y Normandía, se le ha enmendado el curso de la corriente para enderezarlo, encauzarlo y facilitar la irrigación del nuevo terreno.

         El Mont Saint Michel que preside la Gran Bahía quedaba completamente anegado en el agua y por mor de los pólders, ahora se ha acercado a la tierra firme hecha de limo blanco extraído del fondo del mar y colocado a partir de los diques de contención que permiten reafirmar el terreno. Un trabajo ambicioso y costoso que ha sufragado el Estado francés.

         No sólo Holanda ha creado pólders junto al mar sino también Francia en esta franja del Atlántico, con lo que ha enriquecido su agricultura de por sí rica, con estos centenares de kilómetros cuadrados de terreno que pertenecen a la municipalidad del Mont Saint Michel, la que cobra los impuestos a los pocos propietarios de estas nuevas tierras feraces.

         Los corderos que se cuentan por miles de patas (cuatro por animal) pastan los prados-salados frente a las majadas donde pueden beber agua dulce y donde se recogen al atardecer cuando el sol baja. La “disciplina” de los animales impuesta por eficientes perros de vigilancia de raza border colic  es tal, que ningún cordero puede escaparse, ni entrar ladrón alguno al recinto. Con un solo ejemplar de estos perros basta para controlar un gran rebaño; a la menor indicación de sus ladridos el ganado ovino obedece como corderos que son. No necesitan pastor de veinticuatro horas, simplemente una supervisión general. Todos los corderos están marcados con el logo de cada rebaño. Son fáciles de identificar en caso de pérdida.

          En la zona pueden verse algunos asnos o burros con la llamada cruz de san Andrés en negro sobre su lomo. Otra raza especial de la zona. Por otra parte el perro spagnol breton es muy bueno para la caza.










Ostras y mejillones, gastronomía exquisita en Bretaña y Normandía




Julia Sáez-Angulo

         La gastronomía en Bretaña y Normandía es uno de sus mayores activos. La oferta de “Moules frites”, caldereta de mejillones cocidos a las finas hierbas y un bol de patatas fritas son la oferta popular y general de la zona, pero junto a ella están las ostras, limpias y sabrosas que constituyen un bocado excelente para los gourmands. El marisco de Bretaña y Normandía no sabe como el de otras regiones, esto lo saben los franceses y todo buen degustador.

         De todas las localidades de la costa ricas en marisco destacan Cancale, Oleron y Beauvais, donde se cultivan bateas de mejillones a pleno oleaje pero bajo el control del hombre.. Después llega la oferta de los distintos tamaños de ostras o mejillones –en Francia no se aparecían los excesivamente grandes-- que el cliente elige siempre ad libitum.

         La ciudad de Cancale y la isla d´Oleron tienen fama por sus ricos criaderos de marisco, que producen la especialidad de la región, entendiendo por tal la alta Bretaña y la baja Normandía. Las ostras son de dos clases, planas y alargadas, todas ellas se venden numeradas de uno a cuatro y las primeras, las grandes son las más caras.

         El océano Atlántico tiene aguas sanas y bien batidas para ofrecer un marisco inmejorable. Las pescaderías, con frecuencia especializadas, ofrecen unos escaparates bien presentados que parece joyerías; ciertamente presentan joyas del mar, bien sea de roca, bajura o alta mar. El sabor a mar de sus productos está asegurado. Uno parece deleitarse con el sabor refrescante del pescado y el marisco que, bien lo saben los que hacen dieta, no engorda.

         El Museo de Artes y Tradiciones Populares de Cancale, que ha cumplido en 2012 los 30 años de su fundación, ofrece al visitante un amplio recorrido etnográfico y antropológico sobre los hombres de mar y sus oficios con un despliegue de barcos, fotos, muebles, indumentaria o útiles de trabajo.

         La vida marítima de Cancale en toda su amplitud: pesca, regatas, construcción naval, la ostricultura se manifiesta en este museo no muy grande pero delicioso, con una animación audiovisual que documenta distintos aspectos de la historia y el presente de esta ciudad costera de Bretaña.

Más información
www.museede cancale.fr







Saint Malo, ciudad codiciada por los corsarios y los alemanes de la II guerra mundial





Julia Sáez-Angulo

         Es una ciudad bretona fortificada en el casco de la ciudad antigua. Las murallas de Saint Malo se levantaron contra la codicia de los corsarios que invadían el territorio en el siglo XVIII penetrando en la amplia bahía y atacando las casas. Después fueron los alemanes de la II Guerra Mundial (1939 – 45) los que se apropiaron de su lugar estratégico para controlar la posible entrada por mar de los aliados y construyeron una madriguera de bunkers para divisar y defenderse de a sus enemigos.

         El Memorial 1939 -1945 que sostiene la municipalidad de Saint Malo en el fuerte de la Cité D´Alet rememora toda la resistencia alemana y la liberación final de la ciudad por los americanos. A más de un centenar de bunkers se tuvo que enfrentar el ejército aliado, ante una resistencia de ocho días en primer lugar, y dieciséis días más en la cercana isla de Cezembre, donde los alemanes había situado el cañón de mayor potencia que disparaba a una distancia de dieciocho kilómetros.

         El Memorial se ve coronado por una batería antiaérea genuina, al igual que la mayoría de los objetos que se conservan en el interior como banderas, pistolas, uniformes, mapas, documentos, etc. Las sabias explicaciones de Peyle Eric en nuestra visita privada ilustran con plasticidad el modo de vida dentro de los recintos subterráneos.

         Los alemanes supieron siempre que no  serían invadidos por Saint Malo, porque los aliados estaban informados de que los alemanes se encontraban bien fortificados. El ejército americano atacó la vieja ciudad por el interior, a base de obuses incendiarios que destruyeron el 80 por ciento de las casas, no así las murallas porque eran de piedra.

El servicio de inteligencia USA informó que en la ciudad había más de mil alemanes, cuando sólo había 94. Murieron 37 franceses de los setecientos que habitaban en el viejo Saint Malo. Los americanos utilizaron bombas de napalm por primera vez en Europa sobre la cornisa de Alet de Saint Malo.

         Para construir la red de blockhaus con despachos, garitas, cuartel y dormitorios, los alemanes hicieron trabajar a hombres polacos, franceses, italianos y españoles republicanos en Francia. Un edicto del gobierno francés de Petain en aquellos años obligaba a hacerlo bajo pena de muerte.

Memoriales y atractivos turísticos

         Vale la pena visitar este Memorial de Saint Malo, así como el de Caen. Son documentos vivos a base de elementos reales de aquella guerra civil entre europeos que fue la II Guerra Mundial, principalmente entre Alemania y Francia, este último país quedó convertida en un campo de batalla. A los alemanes detenidos hubo que llevarlos a Inglaterra, estados Unidos o Canadá para juzgarlos porque según la Convención de Ginebra no podía hacerse en el lugar de los hechos bélicos.

         Se tardó tres años en remover todos los escombros de Saint Maló destruido en un 80 por ciento y hasta 1964, la vieja ciudad  histórica no recobró su reconstrucción total. El plan Marshall de los americanos ayudó en el empeño.

         Saint Malo es también un atractivo lugar turístico, no sólo bélico pues además de poder pasear las soberbias murallas por el adarve, se puede visitar el castillo que alberga el gran torreón del siglo XV, la catedral de san Vicente que arranca desde 1146; la Casa de los poetas y escritores con paredes de madera que viene del siglo XVII o la hermosa Residencia de la Duquesa Ana de finales de la Edad Media. Los piratas y corsarios se recuerdan como divertimento para los más pequeños en el Laberinto del Corsario y en un parque de 800 metros cuadrados.

         Alrededor de Saint Malo se construyeron las “malounières”, grandes residencias construidas entre 1650 y 1730, ubicadas en el campo. 

            No hay que olvidar que a finales del Medioevo los habitantes de la ciudad decían como divisa: "Ni francés ni bretón, yo soy de Saint-Malo".

Más información
www.sain-malo.fr


        

jueves, 16 de agosto de 2012

Monte Saint Michel, la espiritualidad de un lugar fascinante (II)





Julia Sáez-Angulo

         Es un lugar sorprendente, inquietante, fascinante. El Mont Saint Michel en la baja Normandía acoge la creencia de la lucha del arcángel san Miguel contra el demonio en forma de dragón marino, que aterrorizaba a las gentes del lugar. Un remedo del pasaje del Apocalipsis cuando el arcángel Miguel venció a Luzbel y lo convirtió el Lucifer arrojándolo a los infiernos, por negarse a adorar a Dios.  La divisa de san Miguel: “Quien como Dios? Nadie como Dios”.

Una hermosa abadía de granito, situada en la cima del monte rocoso, cuya silueta se divisa en decenas de leguas a la redonda, dedica su advocación y culto a san Miguel. Un lugar reconocido como patrimonio de la humanidad en su conjunto. El Mont saint Michel es el orgullo de los habitantes de la zona que miden la importancia de sus pueblos o casas por la cercanía o visibilidad del Mont Saint Michel.

Una estatua de bronce dorado culmina la gran flecha de la torre de la abadía con la representación del arcángel san Miguel, a prueba de vientos y tempestades. El mecanismo de su ajuste se renovó en 1989, un sigo después de su instalación.

Pese a los miles de visitantes, el Mont Saint Michel recibe también a peregrinos que van a orar y a recoger su espíritu, atendidos por los monjes o monjas miembros de las Fraternidades Monásticas de Jerusalén, institución  contemplativa que custodian la espiritualidad del lugar a base de oración, silencio y recogimiento, además de trabajo y fraternidad.

Las Fraternidades Monásticas de Jerusalén se crearon en París en 1975, que celebran servicios abaciales con oraciones y canto llano que conmueven por su piedad y recogimiento. Visten hábitos sencillos grises ellos, azules, ellas, y todos, capas blancas envolventes con capucha. Rezan de rodillas y apoyan sus glúteos y caderas sobre las piernas y los pies. Pueden sentarse en asientos diminutos sin respaldo. La institución se ha repartido por Europa y Canada; todavía no ha llegado a España y su objetivo es instalar islas de oración medio del fragor de las ciudades; en la abadía de saint Michel es casi una excepción.

En la parte inferior, una capilla igualmente dedicada a san Miguel, depende del obispado y se celebra misa todos los días. Cerca del altar mayor una preciosa estatua de san Miguel en plata ornada con turquesas. Lastima que se encuentra un tanto polvorienta en los últimos meses.

La visita nocturna al Mont Saint Michel es una experiencia mística y mágica. Divisar la marea y las marismas desde sus muros y paseos altos en torno al monte rocoso es un espectáculo excepcional. Música de cámara llena de notas la abadía y los visitantes perciben el lugar de manera renovada respecto a la multitudinaria visita del día.



miércoles, 15 de agosto de 2012

VÍRGENES Y FIESTAS MARIANAS DEL MES DE AGOSTO








Julia Sáez Angulo

         El mes de agosto, mes de vacaciones y mes final de la cosecha de cereales en las sociedades rurales es tiempo de descanso y vacaciones. Las fiestas marianas se suceden para honrar a la Madre de Dios en el orbe católico y numerosos pueblos de España, Francia e Italia las celebran en sus distintas advocaciones.

         El 15 de agosto se celebra la gran fiesta mariana de la Asunción, el gran dogma que afirma que la Virgen María fue asunta a los cielos, a diferencia de su Hijo, Cristo, que ascendió por su propia virtud. Es lo que se denomina la Dormición o el Tránsito de la Virgen, que se representa y celebra en numerosos pueblos de Mallorca. La Dormición es cuando se la representa en un lecho y el Tránsito, cuando está dormida en un altar. La ornamentación floral de los altares de una u otra representación competía en la citada isla balear.
         En Roma, como fiesta grande mariana, el Papa suele celebrar ese día de fiesta en una de las cuatro grandes basílicas de la Ciudad Eterna: Santa maría la Mayor, cuya construcción y mantenimiento corre a cargo de España desde sus orígenes. La venerada imagen por los romanos de Santa María del Popolo se encuentra en esa basílica.

         La Virgen Blanca o Virgen de las Nieves

En Vitoria, el mes de agosto comienza con la celebración de la Virgen Blanca o Virgen de las Nieves el 5 de agosto, y conmemora el prodigio de ver nevar durante ese día y ese mes de verano.
         Francia declara ese día como gran fiesta nacional católica por la promesa, que hizo el santo rey Luis XIII y Ana de Austria pidiendo un hijo como deseada descendencia dinástica, algo que logró en la figura de Luis XIV, el gran rey Sol para los franceses.

         Algunos pueblos del norte, como Uruñuela (La Rioja) celebra sus fiestas patronales el tercer domingo de agosto, en honor de nuestra Señora, pasada la Asunción pero referida a ella. La Virgen del Patrocinio es la patrona.

         El número de advocaciones de la Virgen María es infinita, casi siempre referidas a los lugares donde se les da culto. Hay algunas más repetidas que otras en las representaciones de las iglesias como la Virgen del Carmen, la del Rosario, del Perpetuo Socorro y, por supuesto la de la Inmaculada Concepción.

         Madrid celebra la “castiza” Virgen de la Paloma el 15 de agosto y junto a ella están otras advocaciones con distinta fecha de celebración como la Virgen de la Almudena, la Virgen de Lys, la Virgen de Madrid y la Virgen del Olvido, esta última una escultura diminuta en el oratorio del Caballero de Gracia, advocación que viene de Guadalajara.




Villedieu-les- Poêles, ciudad normanda de las artesanías del cobre y los encajes



Julia Sáez-Angulo


         Los bronces, los cobres, el estaño y los encajes son las grandes artesanías del pintoresco pueblo normando Villedieu-les Poêles que se muestran en talleres y museos, a las que se suma un singular Museo del Mueble Normando, como grandes atractivos de los numerosos visitantes que conocen los atractivos del lugar. La ciudad es cita periódica de los Caballeros de la Orden de Malta, que tienen su gran procesión el primer domingo de julio de cada año, desde la iglesia parroquial.

         El municipio de Villedieu-les Poêles se ha ocupado de articular los cuatro museos para dotar a la ciudad de un atractivo seguro. El Museo de la Poelesrie (de los utensilios culinarios) acoge numerosos cacharros de cobre, estaño y latón, especialmente para la cocina, con amplia documentación histórica sobre el proceso de su fabricación a mano.

         El orfebre de cobre Marc Legros, que muestra orgulloso la actividad de su taller abierto al público, habla de las excelencias del cobre como resistente a bacterias y hongos respecto a otros materiales. En su taller se han llevado a cabo, además de baterías de cocina con toda clase de tipologías, bañeras y lavabos, así como esculturas y cuadros y artes aplicadas. El martillado –martelé- es una parte del proceso de numerosos recipientes. “Para un bote de mermelada se pueden llevar a cabo más de tres mil martillazos para lograr los efectos buscados”, explica el señor Legros.

Museos del Encaje y del Mueble

         El Museo del Encaje es otro despliegue de explicación histórica a base de paneles, fotos y objetos, sobre todo bolillos de madera que da lugar a puntillas y encajes singulares, parientes de los cercanos de Alençon, con dibujos diferenciados, como corresponde a cada uno de los pueblos normandos que llevan a cabo esta artesanía. Pequeños patinillos al aire donde se reunían las encajeras son de lo más pintoresco y los fotógrafos del siglo XXI se aprestan a enfocarlos como en su día hicieron los de primeros del XX, según las fotos que se contemplan en el Museo.



         El Museo del Mueble Normando presenta una colección excepcional de 145 muebles típicos y referentes del buen saber hacer de los cinco departamentos de Normandía. Hay conjuntos muy completos de piezas, como el del interior dieciochesco de Coutances, que ofrece una alhajada estancia rural. La sucesión de grandes armarios tallados en madera son una maravilla, junto a ellos, camas, cunas, sillas, escaños, mesas, relojes de pared, mesillas y otros.



         La fundición de campanas es otra gran actividad de Villedieu-des-poêles, por lo que la venta de campanas para las puertas o jardines es una constante en las numerosas tiendas que venden bronces, cobres, estaño o metales. Durante este año se están fundiendo nuevas campanas para la catedral de Notre Dame de París y se exponen al público durante este verano.



         La fundición de campanas se remonta al Medioevo de Villedieu. La Fundición Cornille-Havard perpetúa ese saber hasta nuestros días en un taller que se fundó en 1865. De su creación han salido campanas para los Estados Unidos, Canadá, Malta, Africa, además de para Francia.







        



        

        


La Justicia Española es poco eficiente contra los incendiarios
del patrimonio forestal





Julia Sáez-Angulo



         Los incendios forestales en España son una lacra que surge especialmente cada verano con la canícula y produce efectos devastadores en nuestros escasos bosques y destruye nuestro necesario verdor en un país que se desertiza a pasos agigantados. Canarias y Galicia han sufrido en los últimos días una pérdida gigantesca de patrimonio forestal, de bienestar natural de sus ciudadanos. La pasividad o indiferencia de la sociedad resulta irritante ante una pérdida tan grave. La policía y, sobre todo, la Justicia española no parecen ser todo lo eficaces que conviene a la ciudadanía.



El escritor Santiago de Mora Figueroa, marqués de Tamarón, escribió en su día una “Tercera” del ABC ciertamente con enojo contra los incendiarios. “Reconozco que esa ira no la alivian la hipocresía y la apatía generales que noto a mi alrededor en este verano atroz”, comenta hoy el escritor.



“¿Cuántos cumplen condena por incendiari​os? Los incendios forestales, que este verano están peor que nunca, nos dejan a algunos entre tristes y furiosos. El mayor problema que afronta España en este terreno calcinado es la indiferencia general, y el segundo la ignorancia no menos general. Las llamas producen horror pero no parecen iluminar la mente de los horrorizados. Se habla de las causas, y en general se menciona la falta de labores de mantenimiento en los montes, y la imprudencia de algunos fumadores y/o domingueros. O de los que queman rastrojos indebidamente. Y los que tiran botellas. Como mucho, se habla de los "pirómanos", con lo cual la estupidez rousseauniana queda a salvo, puesto que los causantes son unos enfermos (por culpa de la sociedad) y por tanto inocentes”.



“Pero todo el mundo, hasta los ecologistas, sabe que en su mayoría los grandes incendios son provocados, y no por imprudencia sino con intención criminal. También por eso es vano pedir, cuando por lo demás ya es tarde, que se cambie la ley para castigar con más severidad esos delitos. El problema no está sólo en la lenidad de las penas, con ser notable. Está sobre todo en que la ley no se aplica. También esto sale gratis en España”.



“Incluso cuando se ha capturado al sospechoso y ha sido juzgado y condenado, ocurre, no se sabe cómo, que o no cumple la pena o ésta se queda reducida a un tiempo mínimo. La prueba está en que de un año para otro quedan en la cárcel muy pocos o quizá ninguno de los convictos y confesos. Y por cierto los datos estadísticos que acreditan la lenidad de la justicia española en estos delitos permanecen secretos. Yo llevo años pidiéndolos a la Fiscalía, a Medio Ambiente y a otros más, pero ni contestan”, se quejade Mora Figueroa. “De vez en cuando se cubren con unas declaraciones que ocultan lo principal (en especial cuánto tiempo llevan en la cárcel los condenados), como las que recoge la noticia del ABC: “la media de incendiarios detenidos en España es de trescientos, pero la mayoría no ingresan en la cárcel. Sólo diecisiete autores de incendio forestal están en prisión”, concluye el escritor.



Más información

http://hemeroteca.abc.es/nav/Navigate.exe/hemeroteca/madrid/abc/2012/04/06/016.html








La Real Academia Gallega de la Lengua ha recibido un legado del escritor Primitivo Rodríguez-Sanjurjo



Julia Sáez-Angulo





La Real Academia Gallega de la Lengua ha recibido en legado la biblioteca, algunos cuadros y los muebles del despacho del escritor Primitivo Rodríguez-Sanjurjo, procedente de su hija Josefina Rodríguez-Sanjurjo (Seatle, Estados Unidos, 1922) y Salgado, que reside en San Lorenzo de El Escorial. El acto de entrega tuvo lugar el día 16 de junio de 2011.


Primitivo Rodríguez-Sanjurjo y Aguilar-Osorio (Orense, 1880 - Lugo, 1947) fue historiador, miembro correspondiente por Lugo de la Real Academia Gallega, y catedrático de Geografía e Historia del Instituto de Enseñanza Media en Baeza y Orense. Estuvo casado con Raquel Salgado, natural de Lugo.




Primitivo Rodríguez-Sanjurjo perteneció a la generación de escritores como Ramón Otero Pedrayo, Vicente Risco de los que fue gran amigo, También trató a Cansinos Asens, Miguel de Unamuno y Antonio Bonet Correa, este ultimo mucho más joven que él.


            Su hija Josefina Rodríguez-Sanjurjo y Salgado recuerda a su padre con veneración y cariño, ha querido que los libros, muebles y cuadros del despacho paterno pasaran a enriquecer los fondos de la biblioteca de la Real Academia Gallega de la Lengua, que se hará cargo de conservar el legado y perpetuar la memoria del escritor. Josefina trabajó como traductora y correctora de estilo en el Ministerio de Cultura.


         Pendiente aún de hacer el inventario total, la biblioteca de Primitivo Rodríguez-Sanjurjo cuenta en principio con ejemplares de sus propias obras así diversos libros inéditos y de escritores de su generación, algunos de ellos dedicados por sus autores en los años 1930-40, como fue el caso de Huidobro u Otero Pedrayo.


            Cuando don Primitivo se casó con Raquel Salgado Boo (Lugo), hija del magistrado Francisco Salgado y López-Quiroga, ambos se fueron a la Universidad de Seatle en Washington, donde el historiador ya había impartido clases de Literatura Española durante el curso anterior. Allí nació su única hija Josefina Rodríguez-Sanjurjo y Salgado.


           Entre las obras de Primitivo R. Sanjurjo se encuentran: “Paráfrasis del rey Serpiente”; “Del aquelarre proyectado por una pipa”; “Escenas de Gigantomaquia”, (1923); “Errores de la actual división provincial de España y fundamentos geográficos para una nueva división en provincias”, (Madrid, 1925). Publicó numerosos horóscopos –a los que era aficionado- de gente célebre como Alfonso XIII, el príncipe Luís Amadeo de Saboya o de Lloid Georges.

          Dejó inéditas, entre otras, las siguientes obras: “El bergantín” (tragedia); “La princesa Legedia” (tragedia); “Interpretaciones helénicas”; “Definiciones poéticas, versos” y “Prosas poemáticas (paráfrasis de la Antigua y Nueva belleza)”.



         La poesía de R. Sanjurjo se caracteriza por el gusto de los temas mitológicos.  Tuvo interés por el ocultismo, las formas y los temas plásticos, así como las distintas formas métricas. Practicó la claridad expositiva con ocultación del ego lírico.














 Bretaña, la región verde, florida y monumental  de Francia

        

Julia Sáez-Angulo



         Francia tiene la riqueza del “petróleo verde”, un suelo fértil y bien regado por la lluvia fiel y frecuente, que permite una agricultura rica y feraz, así como una ganadería, principalmente vacuna, que goza de buenos pastos. Bretaña es una región atlántica, celta, y verde, llena de historia, castillos y de fortalezas levantadas contra los ingleses, cuya presencia ha dejado huella y nombres en su territorio.

Al igual que en Normandía, las aldeas, pueblos y ciudades de Bretaña participan en el programa de “Florecimiento de Francia” y, con algunas ayudas puntuales llenan sus fachadas, parques y jardines macetas y arreglos florales que imprimen un gran colorido a los espacios. Los geranios y pelargonios dominan, pero no faltan las begonias, dalias, gladiolos, malvas reales, miosotis y minutisas. Una explosión cromática floral que adoran los franceses y los visitantes de la región.

         Rennes es la gran capital de Bretaña, bien comunicada con París por un tren de alta velocidad, algo con lo que no cuenta Normandía. Junto a Rennes hay ciudades de gran belleza como Dinan o Dol de Bretagne.

         Dinan es la patria chica de Duguesclín (1364 – 1380) –nació cerca de la ciudad-- el Condestable de Francia del siglo XIV que luchó contra los ingleses y ayudo en España de modo decisivo al rey Enrique II de Trastamara contra Pedro I en su lucha por Castilla. El corazón de Duguesclín se encuentra guardado en una urna funeraria en la bella iglesia de San Salvador de Dinan.

         El castillo fortificado de Dinan es motivo de orgullo por su factura y emplazamiento estratégico amurallado con el río Rance como foso natural y hoy puerto de pequeñas embarcaciones de paseo. La fortaleza de entrada y la torre del homenaje del castillo de Dinan acogen hoy un museo con restos arqueológicos de la zona como altares y columnas, así como estatuaria medieval y renacentista, principalmente religiosa. Los hachazos de los revolucionarios de 1789 en las cabezas sacras del arte están presentes en algunas piezas. En las salas altas del castillo-museo se exponen los dibujos acuarelados de Louis Giblat durante los meses de verano y hasta finales de septiembre. Un total de 153 escalones permiten subir hasta el adarve las murallas que se pueden recorrer para ver una vista panorámica excepcional de Dinan.

         El museo Yvonne Jean-Haffen (1895 – 1993), conocido como “la casa de la artista de La Grand Vigne”, al borde del pequeño puerto de Dinan es otro atractivo de la ciudad, que muestra el estudio de la pintora y fuente de inspiración. La artista fue amiga de Maturin Méheut (1882 – 1958).

          Dol-de-Bretagne es otra atractiva ciudad de la región, a la que se denomina la ciudad-catedral, con una larga calle denominada Rue des Stwarts, que hablan del origen dolense de la familia real británica. Al lo largo de esta vía, espina dorsal de la ciudad se pueden ver antiguas casas restauradas con las vigas a la vista que datan del siglo XI al XVI. Los bajos de estas hermosas casas son hoy tiendas y terrazas de esparcimiento.

          La formidable catedral de San Samson habla de la historia episcopal de Dol-de-Bretagne, así como de la consagración del primer rey bretón Nominoë en 848. Sitios y pillajes se sucedieron durante las campañas de Guillermo el Conquistador en 1064, epopeya que relatan los tapices de Bayeux, digno de una visita.

          En el exterior de la ciudad puede verse el Menhir del Champ Dolent, un megalito situado a tres km. Del centro de Dol-de-Bretagne. El menhir, uno de los más grandes de Bretaña, tiene 9,30 metros de altura desde la base.

          François-René de Chateaubriand es un escritor conmemorado en la ciudad porque estudio en ella. Un monumento que lo representa como joven estudiante se erigió en 1998 para conmemorar el 150 aniversario de su muerte.



        

      

martes, 14 de agosto de 2012



 Albertina Torres, Fotografía seleccionada por The Hortocultural Society en Nueva York



L.M.A.

La foto "Gardener" de Albertina Torres ha sido una de las diez seleccionadas entre 7.000 en el concurso fotográfico organizado por The Horticultural Society en Nueva York. Estará expuesta en su sede en Manhattan desde el 16 al 31 de Agosto en la exposición "A Photographer's Perspective".
Es el premio a un trabajo de fotografía pero también por lo que significa esta foto que se tomó en la poca huerta que queda ya por la zona del interior de la Comunidad Valenciana, en la zona de Utiel-Requena. Aunque tan sólo a 80 kilómetros, está lejos del esplendor de la Huerta Valenciana. Ahí el terreno es más árido y el clima más severo, pero se mantiene el mismo paisaje, la misma influencia de la cultura de Oriente, con sus caminos y acequias y su sistema de regadío tradicional todavía vigente.
Como todo el campo en general en esta zona, se fue abandonando y quedan ya pocos hortelanos que bajen a la huerta. Aunque tengo que decir que en estos tiempos de penuria, hay ahora cada vez más gente, incluso gente joven (¡sí, todavía quedan aquí!) que han vuelto a cultivar sus pequeños "pedazos" como aquí se llaman. Nada más rico y sano que unos tomates, calabacines, judías verdes, pimientos, patatas etc...recién traídos de la tierra. ¿Estamos ante un revival de la huerta del interior, una vuelta al autoabastecimiento?

Tiempo al tiempo.



lunes, 13 de agosto de 2012

El Mont Saint Michel, el monumento nacional más visitado de Francia





Julia Sáez-Angulo

         Es una gran roca con una preciosa abadía en la cima, una mínima península rocosa, que se convierte en isla cuando la marea recubre el istmo. Una gran aguja sacra remata la torre y le otorga un aire sacro a la esculpida silueta del Mont Saint Michel, el monumento nacional más visitado de Francia, después de la Torre Eiffel que es municipal de la Villa de Paris. Un monumento que se encuentra en Normandía. Un monumento desde donde los monjes rezaba: De normanorum homines, liberanos Domine; De los hombres del norte, líbranos Señor, en alusión a las invasiones de vikingos que tuvieron lugar en la Edad Media.

         La abadía de  monjes ha sido un lugar de oración desde el Medioevo puesta bajo la protección del arcángel san Miguel, y hoy, en el conjunto del Mont Saint Michel es punto de mira y referencia para todos lo normandos y visitantes de la zona. Un lugar emblemático que muchos califican de telúrico. Un lugar en el límite de Normandía con Bretaña, marcada por el río Cuesnon, donde la corriente hace una curva caprichosa para dejar el célebre monte a Normandía en vez de a Bretaña. Un quiebro imperdonable para los bretones.

         El número de visitantes al Mont Saint Michel es tal que desde este año ya no se permite acercar los coches al pie del monte y se obliga a los automovilistas a dejarlo en la cercana localidad de Pontorson y tomar una navette para acercarse al lugar. Después son decenas de escalones los que ha de subir el peregrino o visitante si quiere entrar en la luminosidad de la abadía y pasear por su hermoso claustro al aire libre, donde muchos días azotan el  viento y la lluvia.

Una abadía con dos monjes

La abadía del Mont Saint Michel cuenta hoy con dos monjes que celebran misa cada día y a pie de monte, con una comunidad de monjas polacas. Recordemos que desde la Revolución Francesa, el Estado se hace cargo del mantenimiento de los edificios de las iglesias que la Revolución cercenó, sobre todo en sus altares,  al decapitar a la mayoría de las imágenes sagradas, como muestra el hermoso retablo renacentista de la iglesia de Pontorson sin una sola cabeza pétrea.

La lluvia, la bruma y la niebla envuelven con frecuencia la bella silueta del Mont Saint Michel y esconden la diafanidad de sus playas y marismas. Son muchos los pastores y viajeros que han perecido en estos parajes sorprendidos por la veloz marea que surge de pronto y desorienta el camino a los viandantes. Las leyendas sobre estos hombres y mujeres perdidos en la niebla y las mareas ha dado lugar a cierta literatura de la región.

Los rebaños de ovejas, el más pequeño de cuatro mil patas, se nutre de los pastos de las marismas, de ahí que se les denomine corderos pre-salés a la cotizada carne de estos animales, una especialidad de la zona con denominación de origen y sello del Mont Saint Michel para que sean reconocidos como tales.

         Desde la altura del Mont Saint Michel se puede ver como desde ningún otro lugar el avance y retroceso de las mareas del Atlántico, algunas realmente espectaculares, ya que las olas avanzan a una velocidad insólita y cubre las marismas y playas en un tiempo record. Un calendario de mareas se hace público para invitar a contemplar ese espectáculo soberbio de la naturaleza. Canadá y el Mont Saint Michel son los lugares del planeta que registran las grandes mareas. Las más gigantescas se producirán el 21 de marzo de 2015 y en 2030. Para la de dentro de dos años ya hay reservas hechas.

         Al pie del monte hay una capilla, también dedicada a san Miguel, príncipe de los arcángeles, cuya divisa “Quien como Dios” acompañó la expulsión de los demonios con Lucifer a la cabeza. Una bella escultura de plata con turquesas representa al arcángel venerado.


domingo, 12 de agosto de 2012





Julián Parada, exposición de Pintura Naïf “Nueva York a El Toboso”



L.M.A.


Ha sido inaugurada la Exposición de Pintura con el título de “Nueva York a El Toboso” del artista quintanareño  Julián Parada Cebrián, célebre pintor en su género.

La exposición está en la Sala Domus Artis, compuesta de una serie de cuadros de Tauromaquia, en acuarela y otra serie, sobre la técnica más conocida de óleo sobre plumilla, dónde muestra del origen del cuadro a plumilla a la finalización del cuadro; una pintura singular, de sosiego, con un contraste de colores, con una minuciosidad de trabajar cada uno de los objetos o figuras, golpe a golpe, una técnica depurada, que lo hacen ser uno de los referentes internacionales de la pintura de óleo a plumilla.

Este artista encuadrado dentro de la pintura naíf ha realizado exposiciones por el continente europeo y norteamericano, siendo un autor consolidado internacionalmente así reconocido en el movimiento naif.

El acto fue presentado por Julián López-Brea, anterior cronista que realizó una brillante descripción y riqueza de su obra y destacó la sencillez de Julián.

El artista agradeció a sus paisanos, amigos y familiares que le arroparon en esta inauguración, manifestando que elegir la Patria de Dulcinea como lugar de esta exposición es debido a que fue el  primer lugar que visitó en su vida, teniendo un recuerdo entrañable de sus gentes y el patrimonio toboseño.


El alcalde Marciano Ortega, destacó la universalización de la localidad toboseña con el sugerente título de la exposición de Nueva York a El Toboso.


La magnífica exposición estará hasta finales de este mes veraniego agosteño, aunque destacar que Julián Parada donó cuatro cuadros al Museo Cervantino, portadas de las exposiciones realizadas en Venecia, Chicago y Jerusalén.







Lisieux, un hermoso lugar de peregrinación tras las huellas de Santa Teresa del Niño Jesús




Julia Sáez-Angulo

         Lisieux, una ciudad grata en medio de la verde Normandía, una ciudad que custodia con orgullo y celo el espíritu de una santa que murió joven, a los veinticuatro años: la carmelita descalza Santa Teresa del Niño Jesús (1873 – 1897), hoy doctora de la Iglesia, desde que así la nombrar el papa Juan Pablo II, un pontífice que visitó Lisieux en su viaje a Francia.
        
         Cuatro sitios recuerdan la presencia de la figura de Teresa del Niño Jesús: el convento carmelita, la basílica que lleva su nombre como advocación, la catedral de San Pedro, donde la santa carmelita iba a oír misa todos los días antes de ingresar en el convento, y la Casa de Santa Teresa de Jesús, Les Buissonettes, donde vivió con sus padres y hoy tienen lugar encuentros, convivencias y jornadas de oración.

         Son muchos los peregrinos de todo el mundo  que visitan Lisieux como lugar de memoria de una santa y de dos beatos, porque los padres de Teresa del Niño Jesús están también beatificados y hay nuevos milagros que se han aportado a su proceso de canonización, según información cercana a la catedral de Saint Pierre en la ciudad.

La catedral de Lisieux --igual de larga que Notre Dame de París y construida cien años antes-- rebosa historia porque en ella tuvo lugar el matrimonio de Henri Plantagenet y celebró misa Thomas Becket, cuando tuvo que exiliarse de la persecución del rey de Inglaterra. Su altar mayor fue costeado de modo anónimo por el padre de santa Teresa de Jesús, que aportó la cantidad de francos necesaria para su realización. En esta catedral se ha filmado con frecuencia para películas, como si fuera la catedral de París.

         El libro de santa Teresita del Niño Jesús o santa Teresa de Lisieux, --de ambas formas se la conoce—escribió el libro “Historia de un alma”, una gran reflexión espiritual sobre la vida interior y el trato con Cristo en la oración, de manera sencilla, porque ella valora las cosas pequeñas cara a Dios, así como los actos sencillos importantes para la santidad. La misericordia divina y el amor de Dios figuran igualmente como claves en su mensaje espiritual.

La humildad y sencillez de un mensaje espiritual

Hija menor de Celia Guerin y Louis Martin, Teresa de Lisieux nació en la cercana ciudad Alençon, pero desde los cuatro años vivió en Lisieux en una familia acomodada. Su padre era joyero y su madre dirigía un próspero taller del cotizado encaje de Alençon (recordemos que la duquesa de Cambridge se casó con incrustaciones de este encaje francés en su traje de novia). La sencillez, fe y oración de esta santa por la labor evangelizadora de los misioneros hicieron que se la nombrara patrona de las misiones, reconociendo de esta manera la fuerza de la oración.

Lisieux bien vale una visita. Es un foco de espiritualidad en medio de Normandía. “Pese a ser una ciudad pequeña, aquí se celebran unas ocho misas diarias”, dice con orgullo el citado  portavoz cercano a la catedral. “La basílica de santa Teresa del Niño Jesús, construida con bellos azulejos a principios del siglo XX, es el segundo lugar de peregrinación de Francia, después del santuario de Lourdes. A ella acuden numerosos enfermos”, dicen las mismas fuentes.