sábado, 12 de noviembre de 2016

Caravaca de la Cruz, preparada para su Año Jubilar en 2017


Basilica amurallada de la Vera Cruz de Caravaca



Julia Sáez-Angulo

            La localidad histórica murciana de Caravaca de la Cruz está preparada en todos los ámbitos , religiosos, culturales y turísticos, para su Año Jubilar en 2017, acontecimiento que celebra cada año por concesión de la santa Sede, privilegio que comparte con otras cuatro ciudades del mundo cristiano: Roma, Jerusalén, Santiago de Compostela y Potes.

            El Año Jubilar tiene lugar cada siete años debido a que, desde el siglo XIII, Caravaca conserva una Cruz de madera, fidedigno “Lignum Crucis”, es decir fragmento genuino de la cruz de Cristo crucificado. La devoción contrastada viene desde el bajo Medioevo, sostenida por la prestigiosa Orden del Temple, que desaparecida pasó a la Orden de Santiago.

            Caravaca de la Cruz, ciudad de casi treinta mil habitantes, alberga la basílica-santuario de la Santísima y Vera Cruz, construida en una elevada colina en lo alto, con una zona amurallada. Iglesia del siglo XVII, su factura es de influencia de Herrera, el arquitecto del monasterio de San Lorenzo en El Escorial. La fachada de la basílica de Caravaca es de mármol en estilo herreriano.

            “No hay que olvidar –explica la escritora Cristina de Jos´h, cuya familia desciende de la ciudad y ha estado siempre vinculada a la Vera Cruz- que Caravaca tuvo un auge económico y social en los siglos XVII y XVIII, cuando se instalan en ella numerosas órdenes religiosas”. La escritora madrileña ha llevado a cabo una presentación de su obra literaria en la biblioteca de la ciudad murciana.


Cruz de Caravaca en su relicario

            La Cruz de Caravaca se conserva en un relicario con forma de cruz de doble travesaño horizontal (de 7 y 10 cm) y una vertical (de 17 cm). La reliquia interior es la Santísima y Vera Cruz de Cristo, orgullo de la ciudad murciana. Su procedencia s oriental y según la tradición perteneció al patriarca Roberto de Jerusalén, primer obispo de la Ciudad Santa, arrebatada a los musulmanes en la primera cruzada de 1099. Tras el sucesor del patriarca en tiempos de Federico II, la reliquia llegó a Caravaca. En el siglo XV la reliquia, custodiada por dos ángeles, fue donada por la familia  Suárez de Figueroa.

--> -->

            Además de lugar de peregrinación, Caravaca de la Cruz ofrece un buen plantel de museos, comenzando por el de la Vera Cruz; Museo de la Fiesta; Museo de los Caballos del Vino; Museo Arqueológico La Soledad; Miseo etnográfico en miniatura. Ángel Reinón; Centro de Interpretación de la Naturaleza. Torreón de los Templarios; Museo Carrilero; Museo Crux Caravacensis y Museo de Música Étnica. Colección Blanco Fadol. Barranda.

            Caravaca cuenta con parajes naturales de gran belleza como el de Fuentes del marqués, con bosques y nacimientos caudalosos de agua para la comunidad de Murcia. "Caravaca es un lugar privilegiado que nadie debiera perderse en el Año Santo que viene", concluye Cristina de Jos´h.

           

           

-->

Amalia de Toca, poeta invitada de “La Mirada Actual”



Amalia de Toca


L.M.A.
      
         En 1998, tras el Manifiesto del Salón de Independientes (1994) y recién acabada la polémica literaria entre “literatura de la experiencia” y “literatura de la diferencia” (de donde surgiría la “estética cuántica”), Enrique Morón, Fernando de Villena y Gregorio Morales decidieron dar vida en Granada a una tertulia literaria que rompiera con el ambiente de atonía y sumisión al poder en el que se encontraba la cultura española.
         Al grupo inicial se unieron Juan León, Ángel Moyano y Francisco Gil Craviotto. Poco después llegarían Paco Plata, Miguel Ángel Contreras, Amalia de Toca, Lola Cobaleda, Miguel Aparicio, Pepe Ladrón de Guevara, Juan Peregrina, Antonio César Morón, Nono Carrillo, Enrique Martín Pardo, etc.
         La tertulia se reunía entonces en pleno Realejo, en el “Sota”, después de años la Tertulia del Sota cambiaría de domicilio  pasando por numerosos lugares, gran parte de ellos en torno al centro geográfico del paseo del Salón. La mezcla nominal del antiguo Salón de Independientes de donde provenía y el lugar geográfico de las reuniones proporcionó el nombre por el que se la conoce: Tertulia del Salón, donde se crea el Teatro Leído.

*****


                                                                                  Cada día me crecen
     tus ojos solitarios”



                      Te acercas a mis ojos y pierdo la      memoria
del  corazón tejido con agujas eternas.
Voy desnudando el alma de colinas abiertas,
mientras vuelan los pájaros con alas perfectas.

La casa del dolor se la tragó la niebla,
y un hilillo de luz sobre mi tumba abierta,
va abriendo esperanza trenzada con la arena.

Y la ciudad crepita ajena entre sus  piedras,
y guardo mi dolor con pátina de seda,
una resina antigua y en el lacre una letra.

Y cuando ya me quede el último latido,
recogeré tus ojos...
                                en mi pupila abierta.



-->
                                                         Amalia de Toca


“El Éxtasis de los insaciables”, textos y material dramático de Witkiewcz, dirigido por Mikolaj Bielski en Réplika Teatro de Madrid







Julia Sáez-Angulo

            Staislaw Ignacy Witkiewicz es el gran renovador del teatro polaco moderno, toda una autoridad creativa, cabeza de fila de quien vendría después en un gran país europeo del teatro: Tadeusz Kantor, Krystian Lupa o Jan Klata. Frente al teatro naturalista o realista, Witkiewicz llevó un teatro formal más creativo y ante todo renovador.

            “El Éxtasis de los insaciables”, textos y material dramático de Witkiewicz, es el espectáculo dirigido por Mikolaj Bielski, pieza escénica que se ha inaugurado en el Teatro Réplika de Madrid. Su director viajará en bree a Polonia para trabajar con un gran director de teatro, en un país donde la escena dramática es un arte clave.

            Los textos de Witkiewick se articulan en un collage que se manifiesta entre música, visión de luces y obscuridad. La primera, la música, tiene un protagonismo tan fuerte como la palabra. Los textos ponen de manifiesto las relaciones de amor/odio en familia, los convencionalismos, las falsedades, los abusos, las pertenencias…

            La familia es el humus, ámbito necesario de nutrición y crecimiento. La madre es la figura que alumbra, amamanta, cuida, vigila, protege, acierta o estropea al individuo, que ya no existe devorado por la sociedad, al decir le propio texto. Las madres son culpables de todo, al decir de Freud; los padres no existen porque abandonan la prole para ir de caza, por eso la prole se contiene en el ejemplar único.

            La conciencia es un lujo; la inteligencia, un prejuicio… Texto difícil, irónico, cínico, expresionista, nihilista… que desemboca en el banquete silencioso, sobran las palabras; todos comen porque hay que sobrevivir sin saber muy bien para qué o para quien. “Cuando solo nos queda la comida”, que diría el profesor Grande Covián en el título de uno de sus libros.

            El banquete se prolonga, sigue y sigue, no se habla… algunos espectadores se desconciertan, esperan. Otros salen puntualmente del espacio escénico y conversan en el vestíbulo. Los actores siguen disciplinadamente comiendo sus platos de comida real, masticando, engullendo… Algunos espectadores se acercan a la escena y se sacan fotografías.
            Un espectáculo para ir, ver y dar que hablar.


Dirección, dramaturgia, diseño de escenografía, iluminación y vestuario: Mikolaj Bielski
Textos y material dramático: Stanislaw Ignacy Witkiewicz
Producción: Réplika Teatro
Diseño del cartel y programa: Natalia Kabanow
Colaboración en el diseño de escenografía: Miguel Martín
Construcción de escenografía: Luis Bariego
Ayudantía de vestuario: Socorro Anadón
Fotografía: Emilio Gómez
Técnico de iluminación: Andrea Rodríguez
Espacio sonoro en directo: ErRor Humano  [Víctor Heitzmann, Salvador Liétor, Jacobo Márquez]
Reparto: Socorro AnadónRaúl ChacónMalcolm SittéEeva Karoliina
Con la colaboración del Instituto Polaco de Cultura.
Espectáculo para adultos. Edad mínima recomendada: 18 años.
No se permitirá el acceso a la sala una vez comenzada la representación. Aforo limitado.