sábado, 30 de marzo de 2019

Exposición de mujeres artistas de Pozuelo de Alarcón durante el mes de marzo


-->





L.M.A.


            31/3/19 .- Madrid .- Un total de 41 mujeres artistas visuales de Pozuelo de Alarcón (Madrid, han expuesto una muestra conjunta de su arte en el Centro Cultural Padre Vallet del municipio durante el mes de marzo, mes de visibilidad de la mujer. Las comisarias han sido Rosa Gallego, María José Bro y Manuela Picó. 
       Como artistas invitadas: Mayte Spínola y Nati Cañada y entre las participantes con pintura, fotografía  y escultura:  Sol Aguado, Marina Gómez, Nati Cañada, Salvi Morales, Aracely Alarcón, Carmen Castro, Carmen Espinosa, Concha Tejeda...

      La muestra fue inaugurada por la alcaldesa Susana Pérez Quislan y las concejalas de Mujer y Cultura.  Gran afluencia de público. 



pintura de Mayte Spínola




 "Santos de Madrid", por Nati Cañada
 pintura de Sol Aguado


I Premio literario nacional de relato breve sobre el respeto y amor por los animales y plantas, Sacramento Jaraba Juradofcfffgfd





Madrid, 30.03.19

  • Podrán presentarse al Certamen todas las personas mayores de 18 años que lo deseen.
  • El tema girará en torno al respeto y amor por los animales y plantas. De forma que con el relato breve se fomenten estos valores en la sociedad.
  • Cada autor/a podrá presentar un único relato.
  • La obra constará de un mínimo de 5 páginas y un máximo de 10, tamaño DIN A4. Los relatos que no se ajusten a este número, quedarán automáticamente eliminados. La obra será original e inédita y no podrá estar pendiente de fallo en otros concursos, ni sujeta a compromiso alguno de edición.
  • Los relatos se enviarán por septuplicado, en un sobre en el que deberá constar "I CONCURSO  Literario de relato breve, Sacramento Jaraba”.  Dentro del mismo sobre, se incluirá otro más pequeño y cerrado, en cuyo exterior se indicará el título de la obra, y en su interior se harán constar los siguientes datos: Título de la obra, nombre, dirección, teléfono del autor/a y fotocopia del DNI.
  • El plazo de recepción de las obras finaliza el 30 de mayo de 2019. El fallo se comunicará al autor/a galardonado el 15 de junio de 2019. Los trabajos se enviarán a: Carolina Pinedo. C/ Castrillo de Aza, 15, 7ºC. Esc. Drcha. 28031 Madrid.

PREMIO:

* PREMIO 500 euros y edición del relato con una tirada de 100 ejemplares (no se incluye retención por IVA).
Los beneficios que genere la venta de la publicación de la obra galardonada se destinarán a los objetivos de la Federación de Asociaciones Protectoras y de Defensa Animal de la Comunidad de Madrid (FAPAM), de ADDA y de la protectora de animales y plantas de Alicante.

Lo no previsto en las bases quedará sometido al criterio del jurado.
La participación en este Certamen supone la aceptación de las presentes bases.
Composición del jurado
Ø  Dª Sacramento Jaraba Jurado, poeta y escritora.
Ø  Dª Julia Sáez-Angulo, periodista, abogada y escritora.
Ø  D. Jesús Rodríguez Picó, musicólogo y profesor.
Ø  Dª Stella Manaut, actriz y escritora.
Ø  Dª Teresina Jordá, concertista de piano y pedagoga.
Ø  Dª Carolina Pinedo del Olmo, periodista y escritora.

Sobre Sacramento Jaraba Jurado.
La poeta y escritora Sacramento Jaraba Jurado es cordobesa y en la actualidad vive a caballo entre El Campello (Alicante)  y Madrid. En 1981, llega al mundo de la poesía al participar como miembro del jurado en varios certámenes literarios nacionales e internacionales. Pertenece a la Asociación Prometeo de Poesía.
De su obra cabe destacar, Popito-páginas abiertas- , presentado en el Ateneo de Madrid. En su libro autobiográfico, Después de Peñas Blancas, donde mezcla magistralmente poesía y prosa y Memorias del alma y Camila, presentados asimismo en el Ateneo.

La crítica ha dicho de Sacramento Jaraba Jurado: “Su estilo literario, pulcro y lírico, da paso con gran fuerza expresiva repleta de imágenes, que comunica con nitidez y vehemencia”.
Ya sea en versos delicados, ya sea en una prosa rotunda y doliente, las palabras de Sacramento Jaraba nos introducen en un mundo que se abre: al amor, al desamor y a la soledad sin soledades, como dice la autora. Sufre por los enfermos, por las guerras y por las persecuciones.
No perdona a los hombres “que muerden como lobos la belleza inocente, que profanan la vida para aplacar la rabia y la tempestad que llevan en sus genes”.
Por todo ello, la escritora decide crear un premio literario nacional con su nombre para abrir paso a las nuevas promesas literarias a través de una obra que destile amor y respeto hacia los animales y plantas, a los que adora.



Rodrigo Muñoz Avia, autor de “La casa de los pintores”, la novela biografiada sobre sus padres los artistas Lucio Muñoz y Amalia Avia


-->




 Rodrigo Muñoz Avia



Julia Sáez-Angulo


            30/3/19.- Madrid .- El escritor Antonio Muñoz Molina y el crítico de arte Guillermo Solana han entrevistado a Rodrigo Muñoz Avia,  autor de La casa de los pintores, libro publicado por la editorial Alfaguara. El evento tuvo lugar en Museo Thyssen-Bornemisza en Madrid. El libro va ilustrado con mas de cien fotografías de la familia. No es un libro de ficción, pero su narrativa es de novela.

                       La casa de los pintores es una novela sobre la vida del matrimonio de pintores Lucio Muñoz (1929 -1998) y Amalia Avia (1930 -2011), que tuvieron cuatro hijos, uno de ellos narra la historia. Una familia poco menos que feliz, mesocrática, que llevó una vida de intenso trabajo artístico, amigos de los artistas de su generación, en especial del pintor Antonio López que entraba y salía de la casa con facilidad.

            Antonio Muñoz Molina señaló que el libro era como un álbum familiar, una crónica generacional y la manifestación de una mujer pintora, esposa de artista, que luchó por hacer aforar su obra. Una “autobiografía esquinada”, por cuanto el autor es uno de los cuatro hijos del matrimonio que mira, observa de modo discreto y escribe lo que la memoria le dice.

            Un libro que rompe estereotipos sobre la canonización del artista como un maldito o un monstruo cruel que se aprovecha de quienes están cerca, añadió Muñoz Molina. En el libro se observa el trabajo y la disciplina de ambos artistas plásticos que tienen unos horarios para trabajar en sus respectivos estudios.

            El autor Rodrigo Muñoz Avia (Madrid, 1967) dice que su libro comienza donde terminan las memorias de su madre Amalia Avia, tituladas De puertas adentro. No ha querido hacer un libro sobre la pintura, sino sobre una relación familiar y personal de sus protagonistas artistas visuales. Recuerda con emoción como su padre, Lucio Muñoz -artista de la galería Marlborough- al final de sus días, cuando ya se encontraba mal decía: “Tengo que tener tiempo de hacer mis Meninas”  o la tristeza y complejidad que supuso deshacer y vaciar el estudio de su padre, tras su muerte temprana.

            La casa de los pintores rezuma de veneración patriarcal al padre –somos criaturas de nuestra época, señaló el autor-, de amor cercano a la madre, una mujer cercana, despistada y al final de sus años, víctima de una depresión. “La depresión de mi madre fue el último tramo de su vida y tiene algo de indescifrable”, dijo Rodrigo Muñoz Avia en la presentación.

El autor narra con gracia las relaciones de los artistas con los críticos, no siempre fáciles, y la sorpresa ante un encargo de presentación de una muestra de Lucio Muñoz para el Museo Reina Sofia, al crítico Julián Gállego, que se despachó con una crónica superficial que hablaba poco menos que de “Lucio agrícola”. Tambien dijo que en el libro no quiso hablar de pintura y que se propuso “no mencionar la palabra informalismo, por no tener que explicarla”, quiso centrarse en la casa y las relaciones.

            Como final, Muñoz Molina subrayó el interesante retrato de la galerista Juana Mordó, un personaje extraño y desraizado, a diferencia de la familia Muñoz Avia tan ubicada y enraizada en sus respectivas líneas familiares.




María Tena, autora de “Nada que no sepas”, segunda edición del Premio Tusquets 2018, con juegos autobiográficos






 María Tena



Julia Sáez-Angulo

            29/3/19 .- Madrid .- La auto-ficción es una constante en la narrativa de nuestros días, o quizás lo fue siempre por aquello de que todo libro tiene algo de autobiográfico. María Tena, autora de la novela Nada que no sepas, publicada por la editorial Tusquets, estuvo su infancia en Montevideo y viajó a la capital del Uruguay en varias ocasiones, donde dejó amigos. Con estos materiales, ella ha tejido una novela, que toma muchos datos de sí misma, por lo que causa un juego de espejos y refracciones literarias. En cualquier caso, el libro, que va por su segunda edición, se lee con gusto.

            La Nada que no sepas obtuvo el XIV Premio Tusquets Editores de Novela 2018, por un jurado compuesto por Almudena Grandes en calidad de presidenta, Antonio Orejudo, Eva Coscuyuela, Mariano Quirós, ganador de la anterior convocatoria, y Juan Cerezo, en representación de la editorial.

            La novela se desarrolla en el Uruguay de los años 60, un país más abierto en libertades y costumbres respecto a la España de esa época y la mirada de una adolescente que contempla la vida feliz y cosmopolita de una serie de familias, con hábitos muy diferentes y donde la vida solo parecen fiestas, descansos en la playa o relajamientos en estancias. El mundo diplomático anda por medio. Lujo, calma y voluptuosidad, como el título del célebre cuadro de Matisse junto a la playa del Mediterráneo. Las corrientes subterráneas tienen sus matices.

            María Tena García (Madrid, 1953) pasó su infancia en Dublín y Montevideo. Es licenciada en Filosofía y Letra, en la especialidad de Literatura Hispánica, y en Derecho. Su vida se ha desarrollado en la Administración del Estado, sobre todo en el Ministerio de Cultura. Es autora de las novelas Tenemos que vernos (2003), Todavia tú (2007), La fragilidad de las panteras (2010) y El novio chino (2016).

            Una amena narradora que escribe con estilo y fluidez. Una escritora que a veces comenta: “Es raro que la narrativa tenga que tener verosimilitud, algo que no se exige a la realidad”. Ella dota a una realidad cuasi vivida con aportes literarios que la inmortalizan en la literatura.