martes, 26 de marzo de 2019

Carmen Pallarés: Conferencia “Como acercarse al arte contemporáneo”


-->
 Carmen Pallarés



Julia Sáez-Angulo

            26/3/19 .- Madrid .- La crítica de arte Carmen Pallarés, miembro de la Asociación Española de Críticos de Arte, AECA/Spain, impartió la conferencia de clausura “Como acercarse al arte contemporáneo” en el Centro Cultural Moncloa de Madrid. Tomás Paredes, presidente de AECA hizo su presentación recordando la trayectoria de la conferenciante como poeta y autora de varios libros, así como de pintora.

            Pallarés planteó la dificultad de acercarse al arte contemporáneo -para muchos espectadores, para quienes caben las dos actitudes opuestas de cordialidad o protesta, con el probable resultado de olvido en ambos casos. Afirmó que ante el arte contemporáneo es interesante tratar de explicarse lo absurdo, la irracionalidad o lo ilógico y tratar de ver en él algunas referencias.

            La conferenciante trató de remontarse al origen del arte contemporáneo y lo situó principalmente en la subversión del movimiento Dada, nacido en el Café Voltaire de Zurich, por un lado, y en el denominado movimiento ampliado del Arte, del que es máximo exponente el alemán Josef Beuys, nacido a su vez del movimiento Dada. Ambos nacieron al lado de dos grandes guerras mundiales y llegaron a sus respectivas experiencias estéticas.

            Carmen Pallarés desarrolló ambos puntos de ese origen, citó a distintos autores, como Tristan Tzara, Arthur Kravan, Arp, Sophie Tauber-Arp, Meret Oppenheim, Man Ray, Apollinaire... Subrayó que el movimiento Dada acabó en el nihilismo, no así el del movimiento ampliado del arte con Beuys, con su idea de creación y acción transformadora de las cosas. “Arte es aquello que produce el hombre de manera consciente”, diría Beuys, “la vida es susceptible de convertirse en obra de arte”...

            Frente al nihilismo de Dada, Beuys cree en la trascendencia, no la niega; para él, el arte es también terapia, pero el artista, el hombre, ha de crearse una conciencia. El artista se esfuerza por mejorar la convivencia humana. Beuys fue el rey de la performance, los ensembles, las acciones artísticas... Hay que aprender a mirar el pensamiento en su forma.  Su experiencia en la Documenta 5 de Kassel de 1972 se recogió en parte en el libro Joseph Beuys, cada hombre un artista, publicado por La balsa de Medusa.

            Analizó la calidez de los materiales de Beuys: fieltro, grasa, miel, cobre... como “depósitos inagotables de energía humana”, materiales que él vio cuando fue derribado su avión de la Luftwaffe y fue curado por los chamanes tártaros durante la II Guerra Mundial.

            “Nada peor que lo epigonal, donde predomina el deseo de algo insustancial”, señaló Pallarés al final de su exposición, refiriéndose a ciertos artistas y obras de nuestros días. "En las ferias de arte se encuentran algunas perlas artísticas, pero el resto poco tiene que ver con el arte contemporáneo", dijo. “El arte como espectáculo ya no tiene sentido”. El arte es plural y perturbador.


1 comentario:

Angela Palomeque dijo...

Una conferencia muy interesante. Enhorabuena, Carmen Pallarés y Julia S. A.