sábado, 5 de mayo de 2012


RADIO VATICANA, UNA DIFUSION Y AUDIENCIA MASIVA EN EL MUNDO



Julia Sáez-Angulo


         Como la BBC,  los servicios de exterior de Radio Vaticana se difunden por todo el mundo con el objetivo de difundir “la voz del Papa y de la Iglesia Católica en todo el mundo”. Situada junto a la basílica de San Pedro, Radio Vaticana se difunde en 45 lenguas, a través de cinco redes de transmisión y tres satélites. Al frente de la misma se encuentra el jesuita padre Federico Lombardi.

         En 2011 Radio Vaticana cumplió 80 años de su creación en 1931 y el papa Benedicto XVI hizo una visita al edificio para saludar, agradecer y bendecir a todos que trabajan en ella, dentro de un edificio que se asoma al Tiber y desde el que se divisa muy cerca el castillo de Santangelo.

         El número de horas emitidas por Radio Vaticana rebasa las veinticuatro mil al año y las cuatrocientas sesenta semanales. La retransmisión se hace a través de más de mil doscientas radios en 74 países. Si seguimos con las cifras: su personal, de 56 nacionalidades, asciende a 355, de las que 115 son mujeres y 240 hombres. Los laicos, 311 profesionales y religiosos tan sólo 44. Las páginas Web están escritas en once alfabetos. R. V. ha sido calificada como “una pequeña ONU de las telecomunicaciones”, una empresa donde los recursos se aprovechan al máximo. Es depositaria de la voz de los siete pontífices que han hablado en sus micrófonos.

         IMPORTANTE EMISIÓN EN ÁRABE

         Jean Pierre Yammine, padre maronita, es el responsable de la emisión en árabe, que se inició en 1949 con una emisión semanal, mientras que hoy emite una hora cada día para las áreas de Oriente Medio y del Norte de África. Recientemente cubrió el acontecimiento del Consejo de las iglesias de Oriente Medio con numerosas entrevistas a los obispos de las distintas diócesis.

Después de la Jornada Mundial de las Familias en Milán, acontecimiento importante que tendrá lugar el 30 de mayo, el padre Yammine quiere preparar la cobertura informativa del viaje del Papa a su país, Líbano, donde se reunirá con los católicos de los numerosos ritos que se encuentran allí. Es un viaje clave de un pontífice en un país de Oriente Medio con una importante comunidad de cristianos. Un país que fue evangelizado por los primeros cristianos y que tiene hermosas páginas de fidelidad a la Iglesia y mártires a lo largo de los siglos. Benedicto XVI tiene previsto entrevistarse igualmente con los líderes de las comunidades islámicas del Líbano.

         La comunidad maronita en Roma cuenta, desde hace años un convento en la plaza de San Pedro in Vincoli, donde se rezan las misas en libanés y se pronuncian las palabras de la consagración de la Eucaristía en arameo, la lengua en que las pronunció Cristo. Los maronitas albergan a seminaristas o jóvenes clérigos que estudian en las Universidades pontificias de Roma.


        

viernes, 4 de mayo de 2012


ICONOS ORIENTALES EN UNA EXPOSICIÓN DE LOS MUSEOS VATICANOS



Julia Sáez-Angulo



         Con una publicación especial, los inmensos Museos Vaticanos presentan en su sala XVIII, una colección de Iconos de las iglesias orientales, que son una cuidada selección de sus fondos. Conviene recordar que buena parte del primer arte cristiano estuvo ligado a la escuela bizantina que se transmitió a través de Rávena y sus célebres mosaicos, como lo demuestra la capilla palatina de Aquisgrán, encargada por Carlomagno que tomo como modelo los mosaicos de Rávena con sus hermosas teselas doradas.
         Los iconos expuestos datan del siglo XV al XIX y provienen de la iglesia posto-bizantina, de los países balcánicos, eslavos, Rusia y del área veneciana y del vecino Oriente. Muchos de ellos entraron en las colecciones papales a través de donaciones particulares de visitantes, que los pontífices hicieron llegar a los museos vaticanos para la contemplación de los fieles.
         Recordemos que las escuelas griega, rusa, búlgara y siriaca con las mejores en el arte del icono, si bien la libanesa también tiene su interés, en su base dibujística notoria y en su acercamiento a occidente. El repertorio de santos orientales como Isaias, Tecla, Charbel, Rafca y otros son abundantes en los iconos libaneses.
         El icono refleja el sentir de Oriente, más proclive a la bidimensionalidad de la imagen sagrada, frente a occidente que la ha incorporado también al arte de la tercera dimensión, uniéndolo de este modo a la estatuaria con gran fundamento en la cultura greco-romana. El icono suele ser más rígido en su valoración cromática, al reservar los mismos colores para los mismos conceptos: donado para el fondo del cielo, rojo al Pantocrator, azul y rosa para la Teotocos o Madre de Dios, etc.
         Además de los numerosos iconos expuestos en el Vaticano, figura el iconostasio  de Cefalonia, de principios del siglo XIX. Con una estructura de línea del XVIII. Propio de la religiosidad ortodoxa, con frecuencia lo asume la Iglesia católica de rito ortodoxo, que figura en el Líbano junto a otros ritos numerosos del catolicismo como el melquita, el maronita y otros.
El papa Benedicto XVI va a visitar Líbano el próximo mes de septiembre, país importante y clave del cristianismo en Oriente Medio, frente a Israel, donde el cristianismo apenas llega al dos por ciento debido al duro éxodo que la política de Israel impone de facto a los palestinos de creencias cristianas, como se ha denunciado recientemente en la TV americana, con intervención del propio embajador USA en Tel Aviv.
         El icono es fundamentalmente devocional más que artístico en su objetivo. Busca despertar y facilitar la devoción del creyente, le ayuda a recoger los sentidos para elevar el espíritu a Dios, su Madre María o los santos. Las fiestas litúrgicas como la Pascua, Pentecostés o la Natividad se representan con frecuencias en los iconos expuestos.



jueves, 3 de mayo de 2012


MACRO Y MAXXI, DOS CENTROS DE ARTE CONTEMPORÁNEO EN ROMA



Julia Sáez-Angulo



Casi nadie viaja a Roma para contemplar arte contemporáneo, pero la ciudad cuenta con dos centros en los que se pueden ver obras de la creatividad plástica actual como son el MACRO y el MAXXI, ambos situados fuera del centro histórico de la capital donde reinan el arte clásico y el cristiano. No en balde, Italia ha dado movimientos de interés como fue el futurismo, con Marinetti como teórico, en el arte moderno, y el arte povera, en contemporáneo.

En cuanto a la arquitectura contemporánea, Roma ofrece igualmente actuaciones de interés, no sólo de nueva planta sino en actuaciones puntuales de viejos edificios, como el Acuario romano, el Teatro India, el Puente Cavalcaferrovia Ostiense, la Facultad de Economía Federico Caffè o el Palacio de Congresos Teatro Libera.

El MACRO, Museo de Arte Contemporáneo de Roma, está situado en la antigua fábrica de cerveza italiana Peroni. Con diez mil metros cuadrados, aspira a albergar la creatividad artística de nuestros días en la ciudad de Roma. La nueva situación fue diseñada por la arquitecta francesa Odile Decq, con espacios irregulares diseñados a base de acero y cristal.
Dos grandes audiovisuales, en un tono insoportablemente alto, dominaban la planta baja, junto a las obras de Marcelo Maloberti, John Stezaker, Olav Nicolai, Mario García Torres, Amalia Pica y un homenaje a Vettor Pisani. El MACRO aspira también a presentar las obras de arte contemporáneo de los coleccionistas romanos.

El MAXXI, Museo de Arte Contemporáneo del Siglo XXI, alberga dos museos: el de la arquitectura y el de arte contemporáneo. Veintinueve mil metros cuadrados, y un espacio construido por la aplaudida arquitecta iraní Zaha Hadid, e inaugurado en 2010, el museo funciona como un laboratorio de innovaciones y experimentaciones, cuyos resultados están todavía por ver. Exposiciones, instalaciones, performances y talleres se dan cita en el MAXXI, si bien, al igual que en el MACRO, es el vacío del espacio el que reina sobre el propio arte móvil y sobre la presencia de visitantes. Cierto que le falta rodaje, pero en una primera impresión habla de frialdad, distancia y ausencia. 
En el MAXXI puede verse una obra de la colombiana Doris Salcedo, titulada “Plegaria muda”, presente hasta el 24 de junio. Una obra donde el discurso teórico sobre su viaje a Los Ángeles, es clave imprescindible para acercarse y entender su materialidad.

Tanto un museo como otro –como tantos otros- las grandes escaleras al aire son las que, como dibujos en el aire, articulan el espacio de forma generosa y “desaprovechada”. Un derroche, donde el continente acaba por devorar el contenido, que acaba siendo minimizado, por arquitectos que no aspiran a pasar desapercibidos con su arte de función y no de protagonismo.
Museos con afán de protagonismo arquitectónico –nostalgias de los Guggenheim- con espíritu de “kuntshalle”, de arte contemporáneo actual y puntual que se renuevan en cada muestra, lo que les otorga variedad pero no consistencia. Arte que produce con frecuencia más zozobra que iluminación interior. Una cierta melancolía.





        
        

ERNESTO CARDENAL GALARDONADO CON EL PREMIO REINA SOFÍA DE POESÍA IBEROAMERICANA
        

L.M.A.
        

El poeta nicaragüense Ernesto Cardenal ha ganado el Premio Reina Sofía de Poesía Iberoamericana, que reconoce el conjunto de una obra de un autor vivo que por su valor literario constituye una aportación relevante al patrimonio cultural de Iberoamérica y España.

Entre sus libros más importantes, traducidos a muchos idiomas, están Hora 0 y Oración por Marilyn Monroe y otros poemas, además de los publicados en esta misma Editorial: Telescopio en la noche oscura (1993), Antología nueva (1996), Salmos (1998), Cántico Cósmico (31999), Epigramas (2001), Correspondencia (1959-1968) con Thomas Merton (2003), Versos del Pluriverso (2005), El Evangelio en Solentiname (2006) y Pasajero de tránsito (2009) Vida en el amor (42010) y Este mundo y otro (2011), además de sus Memorias: Vida perdida (2005), Las ínsulas extrañas (2002)  y La revolución perdida (22004) .

Los poetas que concurren al premio, dotado con 42.100 euros (55.700 dólares) y considerado uno de los más prestigiosos del ámbito iberoamericano, han sido propuestos por instituciones académicas, universitarias y culturales de España, Portugal, Estados Unidos, Brasil y de los diferentes países iberoamericanos.
        
        


Almuzara publica "La mirada de Mónica Vitti" de Federico B. Durán



L.M.A.



"La mirada de Mónica Vitti" de Federico Durán es el título de la nueva novela que acaba de sacar al mercado  la editorial Almuzara dentro de su colección Tapa Negra. Una obra que combina las claves y ambientes de la novela negra más canónica con una mirada futurista, ambientando la acción en un mundo venidero no demasiado lejano.

Un mundo en el que conviven seres humanos y otros, absolutamente indistinguibles de los primeros, en virtud de una manipulación genética a gran escala que el lector ira conociendo a medida que se despliega la trama. La única diferencia entre ellos radica, tal vez, en una mirada tan glacial como la de la mítica actriz Mónica Vitti, musa de la progresía europea durante los años sesenta.

La historia comienza cuando cuatro mujeres muy dispares comparten sin saberlo un vínculo ominoso que las conducirá, en distinta medida, a un descenso a los infiernos. Un descenso al que arrastrarán también a su círculo más íntimo, a sus familias, amantes e hijos.

Federico B. Durán compone en La mirada de Mónica Vitti una trama coral que aúna las claves inmortales del género negro con la atmósfera de Un mundo felizde Aldous Huxley o, acudiendo a la cinematografía, Blade Runner. En los entresijos de la misma se agazapa una lúcida reflexión sobre la vida humana, sobre lo que le da sentido y hace al hombre distinto del androide. Un enigma contenido tal vez en una mirada turbadora y glacial, como la de la eterna musa de Antonioni, la actriz italiana Mónica Vitti.

DATOS BIORÁFICOS
Federico B. Durán (Cádiz, 1977) es licenciado en Derecho, periodista y escritor. Máster de Periodismo de El País, y de Gestión Cultural por la UOC, ha trabajado en algunas de las principales cabeceras españolas, transitando prácticamente todos los ámbitos informativos, desde la Política hasta la Economía pasando por la crónica local de ciudades como Barcelona. Asiduo escritor de relatos (con tempranos galardones en su haber que constataron su precocidad literaria) y tras diversas incursiones en el cómic como dibujante, en 2009 publicó su primer libro, Guantes Negros. Habla inglés, italiano, alemán y catalán, y ha vivido en ciudades como Córdoba, Sevilla, Granada, Florencia, Madrid y Nueva York.





Mariko Taki-Umeoka y Mariko Taki-Umeoka
Victor i Fills Art Gallery· Villanueva, 40. 28001 Madrid
De lunes a viernes de 10:00 a 14:00 y de 17:00 a 21:00. Sábado de 10:00 a 14:00
Mayo, 2012
www. madrid.victorifills.com


MARIKO TAKI-UMEOKA Y MARIKO TAKI-UMEOKA EN LA GALLERIA VICTOR I FILLS


Julia Sáez-Angulo



En la galería Victor i Fills tendrá lugar la exposición colectiva que servirá para presentar los nuevos artistas fichados por la galería, así como las producciones más recientes de los creadores ya representados:

Mariko Taki-Umeoka
Su trayectoria viene avalada por instituciones de referencia como la Tokio International Forum, Museum of Noritake´s Forest,
Maison de la Culture du Japon a Paris y exposiciones itinerantes en Tokyo,Nagoya y Osaka.
La obra de Mariko Taki Umeoka contiene una estética única donde se conjugan técnicas
recogidas de la historia del arte antiguo occidental, reinterpretadas bajo la influencia de su propia cultura.
Esta combinación de lenguajes da como resultado monumentales pinturas sobre tabla donde el color define inquietantes escenarios plenos de armonía.

Claudia Manperl
De origen alemán, Claudia Manperl es otra de las nuevas apuestas de la galería. En
España ya ha expuesto para espacios de referencia como Círculo de Bellas Artes o Centro Cultural Conde Duque. Sin embargo es en EEUU donde su obra tiene hoy una importante repercusión; Design Center Building Philadelphia, Artexpo New York, Dcota Design Center Florida, Heritage Design Center Miami, Schacknow Museum, Gallery 49 NY, etc.
Su trabajo se centra en la producción anatómica de esculturas donde la figuración se abstrae en forma de sinuosas curvas, convirtiendo un material noble como el bronce objeto frágil y delicado, susceptible de ser moldeado.

La exposición se completa con las nuevas obras de los artistas representados:
Jose Antonio Legorburu
Presenta los últimos avances en sus procesos de investigación sobre el color durante el año 2012.
Pedro Sandoval expondrá sus nuevas producciones, donde el artista ha logrado llevar su discurso de texturas y colores hasta el extremo.
J.M.Estartús vuelve a la galería con una selección de las esculturas y relieves más recientes.


miércoles, 2 de mayo de 2012




ROMA, CIUDAD DE OBELISCOS Y FUENTES



Julia Sáez-Angulo



         Roma, la capital de Italia, con otro Estado dentro de sí. Roma, Ciudad Eterna, desde el punto de vista de los cristianos católicos. Roma, ciudad abierta, según dicho de muchos que la conocen a fondo. Roma, ciudad de cientos de Madonnas en las fachadas de las casas, de once grandes obeliscos traídos de Egipto y situados en las plazas y de fuentes por doquier que, con su agua potable, sacian generosamente la sed de paseantes y turistas.
Algunos hablan de la maldición de los faraones sobre las palmeras de Roma, que están desmochadas en buen número de ellas, debido a una enfermedad que les ha llegado de Egipto. ¿Será por el expolio de los obeliscos, ahora todos ellos rematados por cruces o santos? 

         Ciertas fuentes romanas son míticas como la célebre fontana de Trevi, en la que cada día los turistas arrojan miles de monedas con el deseo de cumplir el rito y volver a la bella ciudad de Roma. Los funcionarios municipales succionan con máquinas cada día estas monedas abundantes y las entregan a una obra de beneficencia para necesitados de la ciudad. Una buena causa.
         Otra fuentes dignas de ver: las cuatro fuentes, en las cuatro esquinas de la calle del mismo nombre, no lejos del palacio presidencial de El Quirinal y de la célebre Galería Barberini, con una espléndida colección de pintura acumulada durante siglos (entre otros con el retrato de Henrique VIII, pintado por Holbein).

         Al igual que en la plaza Navona, en muchas de las fuentes se representa la clásica imagen escultórica de los grandes ríos del orbe conocido, antes del descubrimiento de América, como son el Nilo, el Tigris o el Eufrates que riegan generosamente la tierra, máxime en países de gran calor como son los de Oriente Medio.

         A Roma hay que fragmentarla por zonas y barrios para poder penetrarla poco a poco. Y no solo por los espacios imperiales del foro, el Colosseo o la magnificencia de las basílicas pontificias de San Pedro, San Pablo o San Juan de Letrán (la catedral de Roma) o Santa María la Magiore, también por sus barrios populares como el Trastevere, lleno de pequeños restaurantes con encanto o el Testaccio, donde actualmente reside el periodista Annibale Vasile (Trípani, 1933), el que fuera corresponsal de la R.A.I. durante diecisiete años en España.

El Testaccio, cercano al puerto del Tiber donde desembarcaban las tinajas de aceite que llegaban de Hispania y los mármoles que iban a ornar la ciudad (de ahí el nombre de la via Marmorata), es un barrio construido a primeros del XX, con casas en torno a un gran patio ajardinado que provee de luz y sol a todos sus habitantes. En este barrio, trufado de calles con nombres como Vannvitelli, Betone o Américo Vespuccio, vivió la escritora Elsa Morante, primera esposa de Alberto Moravia. La pizzeria del Antico Forno provee de una buena masa a la romana para restaurar las fuerzas del recorrido.
        
        





“Esquirlas del fuego”
 Manuel Spínola
Sial Ediciones
Madrid, 2012



Manuel Spínola Venero presenta su libro “Esquirlas de fuego”



L.M.A.


El libro “Esquirlas del fuego”, de Manuel Spínola, publicado por Sial Ediciones, se presenta en la Sala Manuel de Falla de la Sociedad General de Autores y Editores por Pablo Luque, poeta; Vera Moreno, actriz y escritora, y José María Triper, periodista, poeta y prologuista del libro.
Manuel Spínola Venero (Madrid, 1948) es licenciado en Ciencias de la Imagen Audiovisual por la Universidad Complutense de Madrid. Ha sido crítico cinematográfico de la revista cultural Reseña; coautor de los libros Cine para leer del equipo Reseña, de 1970 a 1980; ayudante de realización en RTVE; documentalista n la Filmoteca Española. Ha expuesto su obra pictórica en Madrid. Ha escrito veinte cuadernos de poesía. Publicó su primer poemario, “Del furor”, en 2002 y el segundo, “O la luz”, en 2006. Esquirlas del fuego contiene poemas anteriores a su último libro publicado.

José María Triper escribe de él: “Donde realmente Manuel Spínola se siente él mismo y pleno es en la poesía –«yo era poeta inconsciente–. Una poesía que junto a la religión han sido las terapias que le han servido para aceptar su pasado y para comprender que si no pudo disfrutar de lo más hermoso de la vida, sí puede gozar, y gozarse ahora, con la plenitud y la serenidad que le confieren la experiencia y la realización personal a través de unos versos que son suyos y son nuestros, porque sus emociones salen libres, de lo más íntimo de sus entrañas, para hacernos sentir la vida entre sus versos.

Versos con los que, aunque él lo niegue, sí consigue crear imágenes y plasmar con palabras la técnica que aprendiera con el cine y que, en algunas de sus composiciones nos revela los momentos mas difíciles de su existencia: «…poesía es mirarte a los ojos / y ver en ellos el mar». Así lo dice, y así lo siente, porque a pesar de una etapa oscura en su pasado y de una cierta rebelión contra sí mismo, Manuel Spínola es, sobre todo, un vitalista. Un enamorado de la naturaleza, de la creación entera y la belleza. Y es en esa visión de las colinas y llanuras, de los cielos, y los misterios marinos que reflejan la obra del Creador, donde el poeta vive sintiendo y donde consigue vencer a la muerte. Y aquí entroncamos con otra de las cuatro constantes de la obra de Manuel Spínola, la muerte. Pero se trata de una muerte que se aleja de la visión dramática o de la tragedia que ha sido constante en la poesía Universal. Para Manuel, la muerte es sólo un paso a la otra vida”.












lunes, 30 de abril de 2012


ICONOGRAFÍA MARIANA EN LA CIUDAD DE ROMA


Julia Sáez-Angulo





Italia es la patria de la gran pintura occidental y dentro de esta pintura destaca la Madonna como imagen querida y repetida en la iconografía de iglesias, colecciones, museos y calles en la capital Roma. Se cuentan por decenas las imágenes de la Virgen María que “pueblan” los muros, fachadas y esquinas que ornan la Ciudad Eterna, una capital que contiene dos grandes basílicas –entre muchas iglesias- dedicadas a la Madonna: Santa María la Magiore y Santa María sopra Minerva.

La belleza de estas Vírgenes “callejeras” se muestran en los materiales más diversos: mármol, piedra, cerámica, teselas de mosaicos, pintura… Unas  imágenes van al aire y otras en fanales de cristal que se iluminan en la noche.
Unas quinientas imágenes marianas salen al paso de los viandantes romanos o visitantes de Roma, entre las que destaca la Madonna de la Salud del pueblo romano, porque la tradición cuenta que salvó a la ciudad de la peste y todos los habitantes le quedaron agradecidos. Al parecer el número de imágenes romanas en el exterior de las casas llegó a superar las dos mil, si bien se fueron perdiendo a lo largo de los años a medida que se restauraban los muros.

La hornacina situada en la plaza de las Cinco Lunas se puede limpiar desde dentro de la fachada del edificio, por lo que san Josemaría Escrivá quiso adoptar el mismo sistema cuando se instaló una Virgen al estilo romano en la fachada de Villa Sachetti, casa central de la prelatura del Opus Dei en el Parioli de Roma.

No hay iglesia o museo en Roma donde no brille una Madonna, desde la “Pieta” de Miguel Ángel en la basílica de San Pedro, hasta Santa María dei Monti, Santa María dei Miracolli o Santa María de Montserrat de los Españoles, donde reposaron los restos de Alfonso XIII hasta su traslado a El Escorial.

El pueblo romano, tan devoto de la Madonna, recurre a ella en los momentos clave de la necesidad en su historia. Es un pueblo que así se siente bien ornado y bien protegido.