jueves, 7 de abril de 2016

José Antonio Spínola y González-Cocho historiador de la ilustre familia de sus ancestros en el libro "Familia Spínola"





Julia Sáez-Angulo

José Antonio Spínola y González-Cocho  es el historiador de la ilustre familia de sus ancestros. El libro, que se titula "Familia Spínola", mereció el elogio de varios miembros de la Academia de la Historia, entre ellos la de su desaparecido presidente Gonzalo Anes, marqués de Castrillón. A petición de "La Mirada Actual", el autor aporta una breve biografía suya:


Nací en Madrid en 1946. Cuando terminé la carrera universitaria de Ciencias Económicas, empecé a trabajar como auditor de compañías multinacionales durante diez años, auditando compañías en toda Europa Occidental y algunas veces en América. Pasé luego a la dirección financiera y administrativa de las multinacionales. En el año 2000 me retiré al campo y al estudio, poniendo el foco de atención en la historia y en la investigación histórica, que había sido mi entretenimiento durante toda la vida.

Somos el producto de la historia y a nuestros olvidados antecesores les debemos el progreso que disfrutamos gracias a su esfuerzo e inteligencia para sobreponerse a las adversidades e ir avanzando progresivamente en nuestro desarrollo.

Recordarlos no sólo es un acto de justicia, sino que nos enriquecemos con su experiencia y debemos aprender de ellos y admirarlos pues supieron superarse, avanzando y desarrollando nuestra civilización en tiempos mucho peores que los nuestros y con mayores dificultades.

Ambosio de Spínola, por Rubens


1.    ¿Cuál fue su objetivo al escribir el libro de la Casa Spínola?

Mi objetivo era conmemorar el 900 aniversario de la adopción del nombre “Spínola” para que los miembros actuales de la familia conozcan su historia y los miembros futuros traten de emular a los que les precedieron en siglos anteriores.
Asimismo, también celebramos el 900 aniversario de la creación del Estado Soberano de Génova por mi 23 abuelo Güido, Vizconde de Génova, al volver de la Primera Cruzada en el año 1102, trayendo una “Spinula” (espina pequeña) de la Corona de Jesucristo que Güido depositó en la iglesia familiar de Santa María de las Viñas, en Génova. También añadió la espina al escudo de armas.
Después de la llamada del Papa Urbano II en 1095, Génova se involucró de lleno en la Primera Cruzada. El Sacro Imperio Romano Germánico no participó en la Primera Cruzada porque los varios aspirantes al Trono se estaban haciendo la guerra entre sí.
Por lo tanto, al frente de la expedición marítima de Génova, el Vizconde Güido, no enarboló la bandera del Imperio, sino la de los Cruzados, una Cruz Roja sobre fondo blanco, que hoy sigue siendo la bandera de Génova.
Al volver a Génova en 1102 después de la conquista de Jerusalén y de los Santos Lugares (1099), la multitud enardecida aclamó a Güido como Cónsul Soberano.
Desde entonces Génova fue un Estado Independiente y Soberano hasta 1815, en el que se unió al Reino de Cerdeña y Piamonte.
Posteriormente, Génova contribuyó a la creación del Reino de Italia, culminando la Unificación Italiana en 1870.


2.    ¿Qué papel y qué personajes ha tenido en la Historia de España?

En la Historia de España el más famoso es Ambrosio Spínola que fue Gobernador de Flandes durante casi treinta años y fue pintado por Velázquez en el cuadro de “Las Lanzas” que retrata el acto de la rendición de Breda (1625).
Pero hay muchos más militares, religiosos, banqueros, escritores, juristas, santos (como el Cardenal Marcelo Spínola de Sevilla, fundador de los colegios Cardenal Spínola), etc…


3.    ¿Qué personaje es su preferido del pasado y el presente entre los Spínola?

Opizio, que fue Capitán del Pueblo (Dux de Génova) en 1303, consiguiendo la máxima extensión del Estado de Génova: Liguria, Córcega, la mitad de Cerdeña y muchas colonias por todo el Mediterráneo hasta Crimea, Azov y Trebisonda. Estas colonias eran Territorio Genovés y tenían sus leyes genovesas. Se dedicaban principalmente al comercio con las zonas vecinas y a ellas llegaban las caravanas de África y de Asia. Comercializaban los productos por todo el Mediterráneo y en la época de Opizio, pasaron también al Atlántico siguiendo la ruta: Cádiz, Sevilla, Lisboa, Londres, Brujas y Amberes.
Génova pasó a ser la primera potencia comercial y financiera de la época, manteniéndose en esa posición durante varios siglos.
Argentina Spínola, hija de Opizio, casó con Teodoro Paleólogo, Marqués de Monferrato. Teodoro era el segundo hijo del Emperador Romano de Oriente Andrónico II Paleólogo.
Génova tuvo un fuerte contacto con el Mediterráneo Oriental, teniendo en Constantinopla una importante colonia, Pera, en la otra orilla del Cuerno de Oro. Cuando Constantinopla cayó en manos de los Musulmanes en 1453, a través de Pera, territorio genovés, llegaron los refugiados Romano-Bizantinos a Génova, contribuyendo al Renacimiento Europeo.


4.    ¿Cómo se ha entendido el apoyo a la Monarquía Española?

La familia Spínola siempre ha apoyado a la Monarquía Española desde que en el año 1092, el Rey Alfonso VI de Castilla y de León, pidió auxilio a Génova, contra los Musulmanes de España.
Güido de Manesseno (padre de Güido Spínola), Vizconde de Génova, envió una flota contra la Valencia musulmana.
Al año siguiente, 1093, los Genoveses fueron contra la Tortosa musulmana ayudando a Berenguer Ramón II, Conde de Barcelona.
Desde entonces hasta hoy, los Spínola siempre han ayudado a la Monarquía Española y Portuguesa con hombres, ejércitos y flotas, diplomacia, adelantos técnicos y nuevos conocimientos, desarrollo y financiación, primero en la Reconquista de la Península Ibérica, y después en la expansión por el Mediterráneo, Europa, África, América y Asia.


Ambrosio Spínola en el cuadro de "Las Lanzas" de Velázquez


5.    ¿Cuál fue el papel de los Spínola como mecenas de las artes?

A través de sus flotas comerciales y de su red comercial y financiera en el Mediterráneo y en el Atlántico, propiciaron el Renacimiento primero en Italia y después en España y Portugal, pues en las flotas comerciales, además de mercancías y personas, viajaban también la información, el conocimiento y la cultura. Siempre protegieron la enseñanza, la creación e innovación, la difusión de nuevas ideas y el mecenazgo de las artes, incluidas la música y la arquitectura. Hoy en día se pueden visitar muchos de los palacios y casas-museos de los Spínola en Italia y en España.


6.    ¿Se han guardado bien los archivos de familia en familia o en las bibliotecas públicas?

Las casas de los Spínola fueron totalmente arrasadas en la guerra civil en 1936. Aunque muchos archivos públicos también fueron destruidos, la mayoría se pudieron recuperar, y hoy en día están bien atendidos.


7.    ¿Cree usted en la fuerza de los genes a través del tiempo?

Creo que sí, que la genética es determinante. Pero como decía Ortega y Gasset: “Yo soy yo y mi circunstancia”. La persona es muy permanente, pero las circunstancias varían.


8.    ¿Por qué le interesó siempre la historia? ¿Es realmente maestra de la vida?

Mi padre me hablaba de historia de la familia y desde que tengo uso de razón hasta hoy, como entretenimiento, sigo estudiando e investigando sobre historia, “maestra de la vida”, pues siempre se repite.
Pueden variar las circunstancias, pero las actitudes de las personas son las mismas. Conociendo la historia, podremos resolver los conflictos más fácilmente.


9.    ¿Qué películas sobre personajes históricos le han interesado?

Creo que las series históricas de Televisión hacen una gran labor contribuyendo a divulgar el conocimiento de la historia.


10.                 ¿Cree que se manipula hoy en día la Historia? ¿A qué se debe?

Los políticos manipulan la historia para conseguir sus objetivos, como ha ocurrido muchas veces. Si se conociera la historia real, sería más fácil resolver los conflictos, pues muchos de ellos son artificiales.
Al tergiversar la historia, se crean y se aumentan los conflictos intencionadamente, complicándose las relaciones humanas, que es el objetivo perseguido por algunos políticos.


11.                 ¿Qué está investigando ahora y por qué? ¿Escribiría una novela histórica?

Para el 900 aniversario del año 2002 quise hacer un libro de recordatorio para la familia de sesenta páginas. Me puse a escribir y salieron seiscientas.
Hoy sigo estudiando, investigando y escribiendo y ya voy por las tres mil páginas de historia y de datos históricos. Para mí, un día sin estudiar, investigar o escribir algo, es un día perdido.
Creo que la novela histórica hace una gran labor pues, además de entretener, aficiona a la gente a tener interés por la historia. Pero la mayor parte de la novela histórica es ficción, con pocos datos históricos.
Yo me dedico a la historia, sin ficción. Relato hechos objetivos basados en datos históricos, aunque comprendo que para el público en general, es una lectura mucho más árida que la novela histórica.


12.                 ¿Qué cree que se debiera investigar y difundir más en la Historia de España?

Se debería investigar y difundir más sobre la unión de España y Portugal que forjó el “Imperio donde no se ponía el sol” y que llevó la civilización Hispano-Romana a medio mundo.
Hoy el Español lo hablan 500 millones de personas como lengua materna.

El Portugués lo hablan 270 millones de personas. Sin embargo, se habla muy poco de la historia común Hispano-Portuguesa y de nuestra civilización común que se ha extendido por África, América y Asia.

Más información:
librospinola@gmail.com 

No hay comentarios: