jueves, 23 de febrero de 2012

Semana Santa en Sevilla, " 100 FOTOGRAFÍAS QUE DEBERÍAS CONOCER"



EXPOSICIÓN EN SEVILLA. DEL 23 DE FEBRERO AL 3 DE ABRIL
Marcos Fernández Gómez, Elena Hormigo e Inmaculada Molina

 Un recorrido a través de la fotografía por la Semana Santa de Sevilla desde finales del siglo XIX
hasta nuestros días.
 Un viaje por la historia, la iconografía y la antropología de una de las tradiciones que mejor
definen a la ciudad de Sevilla.
 Un nuevo título de la colección “100 fotografías que deberías conocer”, de Lunwerg.
 Una exposición que recoge las mejores fotografías del libro. Podrá visitarse desde el 23 de
febrero al 3 de abril en la Galería del Antiquarium de Sevilla (Pza Encarnación s/n).


L.M.A.



“Nunca una ciudad se había identificado tanto con una celebración como Sevilla con su Semana
Santa. Fe, religión, mito e idolatría –por qué no decirlo‐, se juntan en una festividad religiosa que
mezcla lo escenográfico con lo persuasivo, transformando la urbe de forma casi mágica” (Maria
del Mar Sánchez Estrella. Del prólogo del libro).
Les invito a que contemplen cada una de estas fotografías con los ojos de un niño, abiertos a la
sorpresa y a la curiosidad, porque van a ver en ellas a la misma Sevilla, cuya esencia se
manifiesta cada año al celebrar la Semana Santa. (Gregorio Serrano López. Del prólogo del
libro)
Hay devociones y fiestas sacras que van mucho más allá de su vertiente religiosa, como es el caso de la
Semana Santa de Sevilla, identificada por los sevillanos como una parte de su cultura y de su patrimonio
inmaterial y material. Esta festividad, una de las tradiciones que mejor definen a la ciudad, ha sido
objeto de innumerables descripciones e interpretaciones y de un extensísimo discurso iconográfico.
Lunwerg ha rescatado algunas de las mejores fotografías de la Semana Santa sevillana, desde las
primeras imágenes captadas a finales del siglo XIX por fotógrafos como I. Levy, J. Laurent o José Tristán,
hasta las últimas fotos digitales cargadas de detalles de alto valor simbólico.
Este libro es un viaje en blanco y negro desde principios del siglo XX hasta nuestros días, que nos
permite evocar y quedarnos fascinados por la Semana Santa Sevillana, “una fiesta religiosa de mil
aristas, de liturgia inconfundible, que refleja como ninguna la idiosincrasia de una ciudad como Sevilla.
Ciudad que ha logrado sublimar la Pasión hasta convertirla en una exaltación prodigiosa de la vida, que
conjuga devoción, arte, creencias, historia, sentimientos y vivencias”, explican los autores en las
primeras páginas de la obra.
Marcos Fernández, el director del archivo, hemeroteca y fototeca, y sus colaboradoras, Elena Hormigo e
Inmaculada Molina, han sido los responsables de hacer la difícil elección de las imágenes, resumiendo
en sólo un centenar de imágenes lo que significa la Semana Santa sevillana. La selección reúne no sólo
los aspectos populares de la fiesta, sino también el sentir del pueblo sevillano, los códigos inalterables
de esta tradición procedente del teatro sagrado y la fiesta barroca o la forma en la que se vive de forma
participativa la manifestación religiosa más representativa de la cultura sevillana. Los pasos, los cortejos,
los nazarenos, las hermandades, las calles adornadas para la ocasión, los personajes célebres que no
faltan cada año en balcones y calles, las visitas a los sagrarios, las mujeres con peineta y mantilla, la
valiosa imaginería, las sentidas saetas... todo está aquí, en estas imágenes que parecen no haber
cambiado a lo largo de más de un siglo. Pero también se asoman a los objetivos de los fotógrafos
muchas imágenes cotidianas, llenas de humor o de ternura, que muestran la participación entregada de
los sevillanos en su Semana Santa.
“En esta obra hemos querido construir un calidoscopio en el se entremezclan, siguiendo un mínimo
discurso cronológico, la dimensión religiosa con los valores estéticos, la historia con la antropología, la
sencillez con el barroquismo. Como en el instrumento óptico, las imágenes se concatenan en un orden
que nos presenta el microcosmos cofrade, la geografía humana y urbana de una ciudad entregada a su
fiesta por excelencia. Solo cien entre miles de imágenes posibles, solo una aproximación a una festividad
multiforme y rica, en la que unos pueden ver reflejada su memoria íntima y personal y otros realizar un
grato descubrimiento”, explican los autores.
Historia y fotografía a lo largo de más de un siglo
La introducción del libro es un breve resumen de la historia de la festividad y del papel de la fotografía
en la transmisión de esta tradición, desde las primeras fotografías estáticas, cautivas de las dificultades
técnicas de las cámaras de finales del XIX para captar el movimiento, hasta las últimas imágenes que
juegan con las posibilidades del retoque digital. Entre unas y otras desfilan las fotografías de los
primeros álbumes y postales, las de los reporteros gráficos locales, que son sin duda el cuerpo
documental más extenso del libro, o las fotos que se utilizaron desde 1934 y durante más de treinta
años como promoción turística de la ciudad. No faltan la fotografía artística o los grandes nombres
nacionales e internacionales del fotoperiodismo del siglo XX, entre ellos José Ortiz Echagüe, Robert Capa
o Luis Marden, de la National Geographic Society, entre otros.
Este libro recoge fotos de la Fototeca Municipal del
Ayuntamiento de Sevilla, que ha aportado un sesenta y
cinco por ciento de las imágenes (de fotógrafos como
Almela, Beauchy, Serrano, Gelán, Cubiles, Vilches, Serafín
y Manuel de Arcos), de la Biblioteca Nacional de Francia,
que ha cedido cuatro instantáneas, y de los Fondos
Fotográficos de la Universidad de Navarra. Las fotografías
del último cuarto del siglo XX han sido proporcionadas por
sus propios autores, o sus herederos: Juan Carlos Cazalla,
Paco Cazalla, Atín Aya, José Antonio de Lamadrid,
Santiago Márquez y Anna Elías.
"Estas fotografías, conservadas en la fototeca municipal del Ayuntamiento de Sevilla, son
testimonios vivos de un rito que ha sido conservado año tras año y que no ha hecho más que
agigantar la leyenda de una ciudad llena de contracciones, pero que a la vez es protagonista, con sus
propios códigos y reglas de esta festividad religiosa y sagrada para muchos sevillanos” (...) “Resulta
realmente deslumbrante apreciar la religiosidad popular y los sentimientos que emanan de lo más
hondo del sevillano de forma espontánea. Esa lectura antropológica, unida a la religiosa, hace de
estas fotografías verdaderos documentos históricos” (Maria del Mar Sánchez Estrella. Delegada de
Cultura, Educación, Deportes y Juventud del Ayuntamiento de Sevilla).
Cada fotografía es una mirada de nostalgia al pasado, rescatado por la hemeroteca y fototeca
municipal que ha conservado estos archivos durantes años. Unos documentos que nos permiten
conocer y revivir devociones pasadas, pasos antiguos, imágenes de otros tiempos y sobre todo, ver
con nuestros ojos la ciudad del ayer.
Hay una Sevilla que ha desaparecido en las vestimentas de los sevillanos, en las túnicas coloridas, en
las cofradías que pasan por calles que no existen y esquinas desparecidas, en las imágenes titulares
que duermen olvidadas por el tiempo en la soledad de una iglesia. Y otra que sigue intacta, donde se
ha parado el reloj de los sentimientos que permanecen en una misma ‘revirá’, en idénticas mecidas o
en largas ‘chicotás’ que alargan los pasos del tiempo para ser siempre la mismas. Ambas están en
estas fotografías, la ciudad que soñamos y vemos a través de ellas, y la que no pudieron llevarse y
sale del papel blanco y negro cada año para volver a su color en el albor de la primavera.( Gregorio
Serrano López. Delegado de Empleo, Economía, Fiestas Mayores y Turismo del Ayuntamiento de
Sevilla).

100 FOTOGRAFÍAS QUE DEBERÍAS CONOCER
Esta obra forma parte de la colección “100 fotografías que deberías conocer” en la que se han publicado
hasta el momento obras dedicadas a Madrid, Barcelona, Sevilla y Toledo. La colección tiene como
objetivo divulgar cientos de imágenes de gran belleza y fuerza documental que son custodiadas en
decenas de archivos y centros especializados.

.