lunes, 2 de noviembre de 2009

Carmen Feijóo prepara una exposición sobre el Camino de Santiago


carmen feijoo


Julia Sáez-Angulo

La artista Carmen Feijóo parte de la mancha más que del dibujo para pintar. Manchas que van conformando las formas de los objetos o modelos de la naturaleza para insinuar sin perfilar. Una manera sutil de plasmar en el soporte –lienzo, tabla o papel- sin la rotundidad cerrada de la línea. Nace así una obra en la que el óleo se empasta con maestría dentro de atmósferas densas, misteriosas, en la que suelen aparecer los distintos verdes del boscaje que dotan de fondos suntuosos al alborozo cromático de las flores o frutos.

La pintora vallisoletana, que tituló “Las Flores” la exposición de óleos expuestos en la Fundación Apóstol Santiago de Madrid, prepara una nueva sobre el “Camino de Santiago” para el 2010, que es Año Jacobeo . Flores cortadas, solas o en jarrones; flores en fachadas o arriates de jardín; flores en bodegones… No olvidemos que Carmen Fijóo está considerada una de las mejores bodegonistas en el circuito artístico de hoy. La autora enlaza sui generis con la escuela de los grandes plenairistas que buscan la naturaleza de las flores y la reflejan en sus cuadros: Sorolla, Rusignol, Monet, Manet, Roault… Las flores son siempre el mejor pretexto para aplicar el color en el arte, en definitiva, para apresar la luz sobre la materia.
Futura retrospectiva en Valladolid

Carmen Feijóo trabaja igualmente el retrato, la naturaleza viva más rotunda, al decir de algunos críticos de arte. Enfrentarse al rostro humano para apresar su visión y su expresión es siempre un reto de gran artista. La escuela española del arte no se entiende sin el retrato; el Museo del Prado no se concibe sin la gran galería de retratos que reflejan los artífices de la historia creativa. El retrato para nuestra artista es un género querido en el que cada día muestra su buen saber hacer. Para la exposición ha querido mostrar un autorretrato de 2007.

Finalmente el dibujo. Carmen Feijóo practica el dibujo, sobre todo en el madrileño Círculo de Bellas Artes, donde el desnudo es un ejercicio habitual en sus talleres, sea estático o en movimiento para apuntes rápidos de dos a tres minutos. También lleva a cabo academias de las grandes obras escultóricas en escayola, como la Santa Teresa de Bernini. La Biblioteca Nacional adquirió recientemente dos dibujos de diferentes series de la autora: Carnaval y Academia.

Feijóo prepara una exposición retrospectiva para Valladolid, su ciudad natal.



No hay comentarios: