domingo, 31 de julio de 2016

Fiesta del Trono de Marruecos celebrada en el Hotel Internacional de Madrid






L.M.A.

            El embajador de Marruecos en Madrid Mohammed Fadel Benyaich y señora convocaron a invitados españoles y a buena parte de la colonia marroquí en España a celebrar la XVII Fiesta del Trono de Marruecos que, conmemora los diecisiete años de la entronización del monarca, asunción de la Corona y subida a la jefatura del Estado. Además el rey es jefe del Islam en su pueblo

            El secretario de Estado de Asuntos Exteriores de España, Ignacio Ibáñez Rubio estuvo presente en el acto, de recepción, que tuvo lugar en el Hotel Intercontinental de Madrid. Tanto el embajador como el secretario de Estado, pronunciaron sendos discursos con el recordatorio de amistad y cooperación de ambos países, principalmente en el campo de la emigración y en el del terrorismo.

            En la recepción pudieron verse numerosos embajadores de distintos países, que se hicieron foto de familia con el embajador marroquí y el secretario de Estado, ante las dos banderas y tras escuchar los respectivos himnos.



            El embajador marroquí, que habla un excelente  español dada su biografía personal, invitó a los asistentes a disfrutar de la excelente gastronomía de Marruecos. 

        Entre los asistentes pudimos ver, saludar y conversar con el ministro plenipotenciario y Encargado de Asuntos Culturales de Marruecos, Abdellah Dghoghi; el presidente de la Asociación La Medina, Francisco Trujillo, que lucía en la solapa la condecoración que le impuso Mohamed VI; el  profesor emérito de la UNED e historiador del Magreb, Víctor Morales Lezcano; la escritora Julia Sáez Angulo, que sacará al mercado, a final de 2016 su libro Historias y personajes del norte de África; el agregado militar de la República Dominicana, Erickson Burgos Cabrera; la historiadora de Arte Marisa Oropesa; la pintora Francisca Blázquez; el consultor internacional Alfredo Castillo; María Luisa, condesa viuda de Abasolo… o la pintora Hafida El Oumlouki Shaïmi, cuya obra artística, óleos y acuarelas que, con buen criterio a favor del arte,  se exponían en los salones del Hotel Intercontinental. Una obra figurativa en la escuela pictórica de Meriem Meziam, cuyo museo en Rabat todavía se está esperando. La pintora y diseñadora lleva veintiséis años en España.

            En los corrillos se comentaba el discurso que Mohammed VI había pronunciado  ese día en Marruecos, así como la condecoración que había impuesto al ex presidente español J.L. Rodríguez Zapatero en Tetuán. Algunos la consideraban “un revés frente al presidente Aznar” o un pago al “excesivo reconocimiento” de la política marroquí por parte de Zapatero en lo que a derechos humanos  y a “marroquinidad” del Sáhara y otros territorios en favor de Rabat.

            Zapatero recibió el cordón alaui de clase excepcional, segunda más alta condecoración impuesta, y fue uno de los pocos extranjeros, junto con dos franceses, en ser distinguidos por el monarca. Hace ahora dos años, otro político socialista español, Felipe González, con una casa de descanso en ese país vecino, también estuvo entre los invitados del rey Mohamed VI durante la Fiesta del Trono, pero no fue condecorado.




      Tanto el rey Felipe VI como Mohamed VI comparten el mismo número ordinal de dus nombres en las dinastías respectivas.

1 comentario:

Erickson Burgos dijo...

Interesante cobertura y artículo. Me encantó el evento.