miércoles, 17 de mayo de 2017

Clarivel Alegría, poeta nicaragüense, XXVI Premio Reina Sofía de Poesía Iberoamericana




Clarivel Alegría


Julia Sáez-Angulo

17/05/17 Madrid .- La Universidad de Salamanca y el Patrimonio Nacional han dado a conocer el fallo del Jurado del XXVI Premio Reina Sofía de Poesía Iberoamericana, al que concurrieron 71 candidatos y que ha recaído en la poeta nicaragüense de 93 años Claribel Alegría (Estelí, Nicaragua, 1924).
El Jurado estuvo formado por el Presidente del Patrimonio Nacional, Alfredo Pérez de Armiñán y de la Serna, el Rector de la Universidad de Salamanca, Daniel Hernández Ruipérez, y el último galardonado, Antonio Colinas. Junto a ellos, Darío Villanueva Prieto, Ana Santos Aramburo, Pilar Martín-Laborda y Bergasa, José Manuel Mendes, Anunciada Fernández de Córdoba y Alonso Viguera, Noni Benegas, Luis Alberto de Cuenca y Prado, Carmen Millán de Benavides, Joaquín Pérez de Azaústre, Jorge Luis Volpi Escalante, Blanca Berasátegui, Berna González Harbour, Jorge Edwars Valdés, Selena Millares, Juan Manuel Bonet Planes, Juan Van-Halen, Mª Ángeles Mora, Mª Ángeles Pérez López, y Manuel Ambrosio Sánchez Sánchez. Actuará como Secretario del Premio, Román Álvarez Rodríguez.
El objetivo del Premio Reina Sofía es reconocer el conjunto de la obra de un autor vivo que por su valor literario constituye una aportación relevante al patrimonio cultural común de Iberoamérica y España.
El galardón tiene una dotación económica de 42.100 €; forma parte del premio la edición de un poemario antológico del galardonado, con el estudio y notas a cargo de un destacado profesor de literatura de la Universidad de Salamanca, además de unas jornadas académicas sobre el poeta premiado.

Por la tarde hubo una velada poética en la sala de mayordomía de Palacio Real, en homenaje a Antonio Colinas, galardonado con el premio Reina Sofía del año anterior. Intervinieron los poetas Raquel Lanseros, Juan Van-Halen y el propio Antonio Colinas.

El violonchelista Pedro Alfaro interpretó un concierto con obras de Juan Sebastián Bach, con un violonchelo Stradivarius 1700 de la Colección Real.




No hay comentarios: