domingo, 12 de marzo de 2017

Juan Pablo Escobar, autor del libro “Lo que mi padre nunca me contó”, publicado por Península






Julia Sáez-Angulo

            Juan Pablo Escobar es el autor del libro Pablo Escobar. Lo que mi padre nunca me contó, donde cuenta su vida y experiencia junto a su progenitor, el célebre narcotraficante colombiano y revela donde estaba el día en que sus sicarios asesinaron al ministro de Justicia, Rodrigo Lara, la relación que mantenía con el grupo rebelde M-19 y su participación en el secuestro de la hermana de uno de sus mejores amigos.

            El libro ha sido publicado por Ediciones Península, en la colección Huellas.

            Juan Pablo Escobar (Medellín. Colombia, 1977) -desde 1993, Juan Sebastián Marroquín Santos- es arquitecto y diseñador industrial y participó en el siete veces galardonado documental Pecados de mi padre (2009), proyectado por la ONU en la celebración del Día Internacional de la Paz.

            “Este libro forma parte de un ejercicio muy personal, profundo y sincero que lo único que pretende es contar una historia para que nadie la repita; quiero compartir mis experiencias de vida al lado de mi padre, Pablo Escobar y las profundas heridas por las cuales decidí no convertirme en él”, dice Juan Pablo, el autor que actualmente vive en Venezuela, está casado y tiene un hijo.

            El autor del libro Pablo Escobar. Lo que mi padre nunca me contó, se entrevista con los hijos de los enemigos más acérrimos de su padre, como William Rodríguez Abadía:

            “La guerra con Pablo nos cambió la vida para mal. Y después de la muerte de tu padre, el poder enloqueció a mi padre y a mi tío; no entiendo como teniendo tantas oportunidades para arreglar sus problemas jurídicos no lo hicieron, y mira como terminamos. Estos señores pudieron hacerlo y desaprovecharon la oportunidad por el ego, por creerse intocables”.

            En el libro se recogen las últimas 72 horas del narco traficante, explica quienes fueron las últimas personas que lo vieron, como fue la ruptura de los protocolos de seguridad de Pablo Escobar e hizo numerosas llamadas, los guardianes de su servicio y el último eppeño de Escobar en habar de sus hijos.

            Capítulo aparte merece la historia de Quijada, el tesorero de Pablo Escobar, en una época en que “los controles bancarios, migratorios y aduaneros en los Estados Unidos eran casi inexistentes. También merece atención especial el asunto de las “narcoseries de mi padre”.