lunes, 18 de enero de 2016

Manolo Oyonarte, exposición de pintura y lectura de tesis sobre “El concepto de objetividad en la Obra de Arte”


Manolo Oyonarte


Julia Sáez-Angulo

            El artista visual Manolo Oyonarte prepara una exposición de su última serie de pintura titulada Mundear y se dispone a dar lectura en breve a su tesis doctoral bajo el título “El concepto de objetividad en la Obra de Arte. El objetivismo bipolar de Jorge Oteiza”, en la Facultad de Bellas Artes de la Universidad Complutense.

            Para Manolo Oyonarte,  Manuel Ortega Oyonarte. Madrid, 1968):

“La tesis desarrolla las intuiciones sobre la naturaleza de la obra de arte, que me han surgido de la experiencia de treinta años dedicados a investigar dentro del mundo de la pintura”.

He constatado sucesivas veces, que el valor artístico de la obra que creo es independiente de mi intencionalidad para conseguirlo (mis obras con mayor entidad significativa han sido aquellas que han surgido sin control racional, cuando intento controlarlas racionalmente, se enfrían hasta perder la magia que contenían)”. 




            El pintor reconoce que esta idea se la había escuchado más de una vez a su padre, el pintor Manuel Ortega y Pérez de Monforte (Madrid, 1921), por lo que él ha querido observarla, experimentarla y ponerla por escrito de manera ordenada. El autor continúa explicando:

            “La obra de arte transciende la razón del artista (para que surja el artista  El desarrollo de esta idea, me lleva a considerar que también transciende sus sentimientos (la obra de arte transciende el ego del artista). Si transciende el ego del artista que la crea, debe ser apreciada transcendiendo el ego del espectador”.

            Esta reflexión  lleva a Oyonarte “a enfocar el trabajo en torno a las dos preguntas eternas que surgen sobre la obra de arte: ¿existe la obra de arte objetiva, indiscutible, independiente del gusto del espectador? y ¿puede surgir una obra de arte objetiva de la subjetividad de un artista?”.

            “Comienzo analizando la evolución que han experimentado el gusto, el juicio del gusto y el juicio estético desde la Ilustración hasta nuestros días y encuentro tres periodos muy diferenciados, que denomino Premodernidad estética (de la Ilustración a Kant) Modernidad estética (de Kant a la Documenta de Kassel de 1972) y Postmodernidad estética (de la Documenta a nuestros días)”, añade Oyonarte.

            La directora de la tesis es la decana de Bellas Artes, Elena Blanch.



No hay comentarios: