miércoles, 20 de mayo de 2020

Carmen Valero Espinosa: “Hubo que equiparar a enfermeros con enfermeras en el Tribunal Constitucional. Gané la sentencia en 1982”


Carmen Valero Espinosa, abogada

(Foto I. García Torres)


L.M.A.

            20.5.2020 .- Madrid .- Con motivo del Día Internacional de la Enfermería, celebrado el 12 de mayo, la abogada Carmen Valero Espinosa recordó la sentencia que ganó en el Tribunal Constitucional en 1982, para equiparar ingresos y derechos laborales de los enfermeros varones, a los de sus colegas femeninos. Valero Espinosa era entonces la abogada del Colegio Oficial de los Asistentes Técnicos Sanitarios, ATS.
            La sentencia fue un hito entre las primeras emitidas por el más alto Tribunal, nacido en la Constitución de 1978, en cuyo artículo 14, que consagra la igualdad de hombres y mujeres ante la ley. La sentencia del Tribunal Constitucional tuvo valor de cosa juzgada, a partir del día siguiente de su publicación y no cabía ya recurso alguno. Se publicó al poco de ser emitida, en el Boletín Oficial del Estado de 15 de enero de 1983. La sentencia hizo historia jurídica.
            La argumentación de la sentencia dejaba bien sentado que la Constitución es la Ley superior por excelencia y no podía haber una ley de rango inferior que contradijera sus principios
            “Se trataba de un recurso de amparo interpuesto, contra la sentencia de la Magistratura número 11 de Barcelona de 19 de abril de 1982, que denegó el pago de diferencias por horas extraordinarias a ayudantes técnicos sanitarios masculinos”, explica la abogada ganadora del pleito, para quien “la igualdad y la equidad son características necesarias al Derecho”.

            Para Carmen Valero Espinosa “hay que ser muy cuidadosos con las discriminaciones positivas o presunciones de inocencia a favor de uno u otro sexo, porque acaban generando agravios comparativos que tienen efecto bumerán para el sexo aparentemente favorecido. Lo importante es que tanto policía como jueces estén atentos a una interpretación inteligente, justa y equitativa de la ley, con arreglo a las circunstancias que la rodean”.
            “Lo más difícil fue ganarlo y llevarlo todo aquello siendo  mujer. Yo admiraba a Concha Sierra, que era abogada de separaciones matrimoniales, porque no había casi ninguna entonces. Hablo de finales de los 70 y principios de los 80. Por otro lado, nunca tuve problemas por ser mujer. Trabajé mucho, que era lo que la gente, a veces,  no quiere hacer. Y siendo mujer era más difícil y había que hacerlo. Yo tuve la suerte de tener a mi padre abogado de maestro en los juzgados, por la mañana, y, por la tarde, en el despacho”, concluye la abogada. "Mi formación familiar fue muy austera y lo primero era la honestidad. La ética profesional me la inculcó mi padre, que era muy riguroso en el secreto profesional".
     Por otro lado, el catedrático de Derecho Mercantil Rafael García Villaverde me abrió en sus clases al mundo de la empresa y eso me ayudó muchísimo cuando estudiaba. No me gustaba el Mercantil pero los profesores García Villaverde y Gaudencio Esteban, impulsores de la reforma de la empresa, me enseñaron y ayudaron a  ponerla en marcha.
              Carmen Valero Espinosa fue la primera mujer en España que dirigió un gabinete de Organización y Recursos humanos en Fujitsu y en la agencia EFE. "No me regalaron lo de entrar en las empresas directamente a dirigirlas. Entre los japoneses, que no admiten apenas mujeres, también fui pionera en su mundo empresarial, por eso salí en los periódicos de Japón”.
               

Carmen Valero en una conferencia

4 comentarios:

Juana Mari Herce dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Juana Mari Herce dijo...

Abogada de prestigio,escritora y conferenciante y el corazón más grande de todo Madrid.Felicidades Carmen por tu brillante carrera profesional y porque ayer fue tu cumpleaños.
Un abrazo

Unknown dijo...

Felicidades Carmen por haber conseguido un poco más de igualdad entre los seres humanos. La sociedad necesita gente como tú. Un gran aplauso.

El caminante de Abantos dijo...

Un gran logró para los enfermeros que consiguieron así su equiparación salariales con este recurso de amparo de Carmen Valero, abogada luchadora por la igualdad de derechos de hombres y mujeres en su carrera profesional