sábado, 5 de enero de 2013

José Antonio Spínola escribe la Historia de la “Familia Spínola”



Julia Sáez-Angulo

         Oriunda de Génova, la familia Spínola se enraizó en España –desde Azuaga, Extremadura-, cuando Juan Bautista de Spínola, marqués de Spínola, viajó de Italia en 1641 para ayudar al rey de España y cayó herido en la batalla de Elba contra el duque de Braganza, que se había erigido como rey de Portugal, apoyado por su cuñado el duque de Medina Sidonia y el marqués de Ayamonte --ambos Guzmanes--, para anexionar Andalucía y Extremadura a Portugal.

 El economista e historiador José Antonio Spínola y González-Cocho (Madrid, 1946) ha escrito la trayectoria de la familia en el libro Familia Spínola, que ha merecido los elogios de diversos miembros de la Real Academia de la Historia como Gonzalo Anes y Carmen Iglesias. 
        
         Juan Bautista Spínola se curó de las heridas y en 1643 se casó con Catalina de Mendoza y Chacón (descendiente de Don Álvaro de Cárdenas, gran Maestrante de la Orden de Santiago), se afincó en Azuaga, donde establecieron casa y hacienda hasta la actualidad. En la casa familiar se ha instalado recientemente el Museo de Arte Contemporáneo Casa Spínola, con una rica colección de cuadros y esculturas del Grupo pro Arte y Cultura que dirige Mayte Spínola.


Ambrosio de Spínola de Rubens

         Durante la historia, la familia Spínola se mezcló con diversas sangres de la nobleza europea y se puede rastrear su presencia en los archivos y escudos de diferentes castillos y palacios –algunos de ellos calificados como patrimonio mundial de la humanidad por la Unesco-, como el palacio de Rixensart en Bélgíca, Montecarlo o Mallorca.
        
         El escudo de los Spínola es una pequeña espina de la corona de Cristo, que trajo Guido de Spínola –caballero templario de Jerusalén--, sobre un campo ajedrezado en rojo y blanco.

         La familia Spínola en España se unió en Extremadura a los apellidos Cárdenas, Carrascal, Montero de Espinosa, Ponce de León, entre otros. José Antonio Spínola ha investigado en su libro toda la trayectoria del apellido y ha confeccionado un árbol genealógico muy completo que llega hasta la Edad Media. La mayoría de la documentación y palacios se encuentran en Génova, donde permanecen los marqueses de Spínola, con ramas en Sevilla, Córdoba y Madrid.

         La familia Spínola ha dado seis santos a la Iglesia Católica, un papa electo, veintitrés cardenales (príncipes de la Iglesia) y 137 príncipes soberanos.

La Casa de Spínola es un linaje de origen genovés que, junto con los Grimaldi, los Doria y los Fieschi, era una de las cuatro familias más importantes de la nobleza feudal de la República de Génova. Los Spínola obtuvieron su riqueza y poder del comercio, las finanzas y la adquisición de tierras. El linaje se divide en numerosas ramas, algunos de cuyos miembros gozaron de feudos imperiales.


        
         

1 comentario:

RUFINO ARANDA FRUTOS dijo...

ME GUSTARÍA DECIRLE QUE LA FAMILIA SPINOLA NO LLEGA A EXTREMADURA A TRAVÉS DE AZUAGA, SINO QUE LLEGA CUANDO COMPRAN LAS CINCO VILLAS HERMANAS ( MONTEMOLIN, FUENTE DE CANTOS, MONESTERIO, CALZADILLA Y MEDINA DE LAS TORRES) , DON Ambrosio funda tres vínculos o mayorazgos, a su SEGUNDO hijo don Francisco de Spínola le dá las rentas y jurisdicción de la villa de Montemolín convirtiéndose éste en I CONDE DE MONTEMOLÍN Y I SEÑOR DE CALZADILLA, es así como llegan , hay muchos datos que lo avalan en el AHMMo ( Archivo Histórico de Montemolín) o pueden contactar conmigo y estaré encantado de explicárselo, un saludo