miércoles, 29 de julio de 2015

Carmen Feijóo, Pintura Reciente de Jardines y Boscajes en el Club Santiago de Madrid



Carmen Feijóo



Julia Sáez-Angulo

         Jardines, parques, flores y floreros, bodegones de frutas, ciudades y marinas, constituyen el repertorio icónico de la exposición de pintura de Carmen Feijóo, en la sala de exposiciones del Club Santiago en Madrid. Doce obras de grande y mediano formato, que reflejan el último trabajo pictórico de la autora, donde se aprecia una pincelada más suelta y abierta que abre la figura a una mayor abstracción.

         Carmen Feijóo (Valladolid, 1939), pintora residente en Madrid desde hace unos lustros, hace y deshace con inteligencia las formas representadas, para dotarlas de una mejor reverberación de la luz.  No hay que olvidar que la pintura es el arte que atrapa la luz por excelencia.

         De siempre, la autora ha tenido predilección por el mundo de la floresta, del jardín como nostalgia del paraíso, de la espesura frondosa como misterio del dios Pan y de las ninfas, de las flores como plasmación del color y del ingenio en la Naturaleza.

         Excelente retratista, en esta ocasión Feijóo ha aparcado este género pictórico, para concentrarse en el verdor tierno de los sauces sobre el agua, en la espesura de un boscaje con una fuga de luz, en el remanso de un recodo que invita al descanso, en el racimo de uvas doradas y radiantes en medio de las ramas… Verdes, azules y blancos, colores fríos que se encienden al toque de los rojos de las rosas, los nenúfares o  las margaritas.

         Contemplando la pintura de esta artista vallisoletana, de prolongada trayectoria en Madrid, viene a la memoria la belleza del paisajismo del XVIII, la sabia tradición de Watteau…



         La pintura de Carmen Feijóo es figurativa y abierta a cierta abstracción al mismo tiempo. La autora modula el óleo con maestría, no en balde su dedicación puntual a la docencia en su estudio, le lleva a plantearse continua resolución de problemas que la Pintura plantea como arte y como enigma.

         Curioso el paisaje de la ciudad de Toledo, escalonado al modo de Cezanne, para culminar con las torres del alcázar carolingio y la catedral de la ciudad imperial. Otro singular cuadro, esta vez con una gran marina resuelta en tonos rojizos, quiebra igualmente el mundo de Flora que domina la exposición.

         La pintora ha hecho un guiño y concesión al Club Santiago, donde ya expuso, en 2008, una muestra con visiones del Camino de Santiago. En la actual exposición vemos un cuadro con el Pórtico de la Gloria y otro con la entrada al citado Club, donde aparecen dos cruces de Santiago Apóstol en rojo muy “sonoro”.

         La exposición permanecerá abierta en julio y agosto de 2015. Feijóo prepara otra exposición para el espacio del BMV de Valladolid en  2016.


Más información: 
http://www.carmenfeijoo.com/index.html 



No hay comentarios: