domingo, 12 de febrero de 2012

Pintura de la Rubell Family Collection en la Sala de Arte Santander en la Ciudad Financiera



Rubell Family Collection

Sala de Arte Santander

Del 11 de febrero al 17 de junio

Ciudad Financiera

Boadilla del Campo. Madrid

www.fundacionbanco Santander.com



Julia Sáez-Angulo



La colección de la Rubell Family, con sede en Miami, es de amplia variedad de géneros: pintura, escultura, videos, instalaciones… si bien la parte expuesta actualmente en Sala de Arte Santander de la Ciudad Financiera en Boadilla del Monte es mayoritariamente de pintura con cinco videos y una escultura prodigiosa. Una colección de cierto sabor americano en cuanto a nombres y cierto regusto por la estética y filosofía pop.

Se trata de una colección de Don y Mera Rubell valorada en los Estados Unidos, que viaja a Europa por vez primera con 68 piezas de 36 artistas, entre los que se encuentran nombres norteamericanos como Andy Warhol, John Baldesari, Keith Haring, Julian Schnabel, el archipresente en las últimas colecciones, Murakami y diversos pintores alemanes como Thomas Zipp. Cuarenta y siete años de coleccionismo que ponen de manifiesto un gusto y un empeño en apoyo al arte contemporáneo o lo que es lo mismo a sus creadores.

Para estos coleccionistas: “los artistas son al mismo tiempo chamanes y espejos de la sociedad, sus visionarios y sus críticos”. Don y Mera elogiaron el lugar espléndido de exposiciones del Banco Santander así como el buen catálogo que se ha hecho para la ocasión.

Interesante la instalación de los videos de William Kentridge (Sudáfrica, 1955), titulado “Félix en el exilio, 1954”; Jacco Olivier (Holanda, 1972) con “Once de la mañana, 2004”; Jennifer West (Estados Unidos, 1966) con “Fiesta del arco iris 2008”, y Hernan Bas (Estados >Unidos, 1978) con “Momentos fugaces 2005”, igualmente representado en una pintura de la muestra.

En la exposición se agradece lo bien hechas que están las cartelas informativas, a diferencia de otras muestras, puesto que informan al espectador donde nació y donde trabaja el artista, lo que documenta mejor sobre la geografía física y mental del mismo.

No parece que a la Rubell Familly Colection le haya interesado artistas español o hispano alguno, al menos para exta exposición. Tampoco abundan los nombre femeninos. Por lo demás es interesante, en líneas generales por las piezas que presenta, no siempre ni necesariamente pintura en gran formato (creado sobre todo en el siglo XX en América si dejamos aparte la pintura historicista del XIX), pues la “pequeña ventana” invita con frecuencia a una mayor cercanía e interioridad.


.