viernes, 3 de abril de 2015

Presentación del libro “Dulcinea, Flor de ocho pétalos” en la galería Domus Artis de El Toboso




Galería Domus Artis. El Toboso


L.M.A.


El libro Dulcinea, Flor de ocho pétalos, en el que participan una veintena de poetas y de ilustradoras, será presentado el viernes, 24 de abril, a las 19 horas en la sala de exposiciones Domus Artis de El Toboso (Toledo). El libro, publicado con pastas duras, ha sido editado por el Ayuntamiento de la localidad y en la presentación estarán presentes el alcalde, Marciano Ortega, la coordinadora del libro Julia Sáez-Angulo, así como numerosas poetas y pintoras.

Dulcinea, Flor de ocho pétalos se presentará más adelante en Madrid, Toledo y Dublín.

La galería Domus Artis, dirigida por Juan Alfonso García Donas, expondrá en sus respectivos  cuadros los dibujos originales de las ilustraciones, que estarán a la venta.

Entre las poetas participantes: Clara Janés. Carmen de Silva, Nuria de Cos, Juana Mari Herce, Berta García Pérez, Carmina Martínez Remis, María Montes, Teresa Marcilla, Julia Herrera, Elsa L. di Santo, Natividad Cepeda, Rosario de la Cueva, Mar Capitán, Pilar Aroca, Amparo Ruiz Luján, Inmaculada Lara, Margarita Gómez García…

Entre las ilustradoras: Teresa Ahedo, Adriana Zapisek, Sofía Reina, M. Luisa Valero, Nicole Guesde, Pilar Carpio, Rosa Yagüe, Carmen Valero, Rosa Maroto, Julia Gallo, Trinidad Romero, Linda de Sousa, Mónica Mittendorfer, Adriana Veyrat, Inga Ivanova, Mercedes Ballesteros, María Pilar Venegas, S. Alonso de Sousa…

El libro sigue en edición a otro anterior realizado por poetas masculinos. El próximo será mezclando hombres y mujeres entre los autores.

Museo-Casa Dulcinea. El Toboso


         Dulcinea, Arquetipo Literario  

Sáez-Angulo dice en el prólogo: “

Dulcinea del Toboso es un arquetipo literario de la literatura castellana, una doncella de un pueblo manchego, El Toboso, que don Miguel de Cervantes, a través de su Don Quijote, transmutó en la dama noble que requiere venerar todo caballero que se precie. El Caballero Andante la encontró, él sabrá por qué, en El Toboso.

         Los grandes arquetipos literarios son masculinos: Don Quijote, Don Juan, Hamlet, Fausto… Para los arquetipos femeninos hay que ir principalmente a la literatura griega donde encontramos figuras fascinantes como Antígona, Electra, Medea… En la literatura contemporánea universal resulta más difícil encontrar arquetipos femeninos; en la literatura española encontramos a la Celestina, como alcahueta, y a Dulcinea, como amor platónico. No muy lejos andan las figuras de Beatriz, como amante desaparecida en el Hades, concebida por Dante Alighieri o de Julieta, como amor trágico ideado por Shakespeare. Pero aquí no toca hablar del apasionante tema de los arquetipos literarios, sino de uno de ellos: Dulcinea del Toboso.

         Dar visibilidad a las mujeres en su tarea intelectual y creativa –amén de defender sus derechos- ha sido el empeño continuo de los movimientos feministas o en defensa de la mujer, dada la inercia política y social que sistemáticamente resalta la tarea del varón. En este sentido se enmarca este libro, que quiere ser continuación del poemario La Dama del Toboso dedicado anteriormente a Dulcinea por un grupo de varones poetas.

         Casi medio centenar entre pintoras/ilustradoras y poetas mujeres –poetisas para las que prefieren feminizar el lenguaje- se han dado cita en este libro de Dulcinea del Toboso. Flor de ocho pétalos. Horacio hablaba de Ut pictura poesis, la pintura es como la poesía, por lo tanto poetas para hablar, exaltar, reflexionar o considerar la figura cervantina de Dulcinea, el exponente amoroso del gran arquetipo literario Don Quijote y artistas, para dar su versión icónica actual de la célebre figura femenina.

La visión de Dulcinea por cada poeta o pintora ha sido particular,  libre, distinta… porque diferentes son las visiones y fabulaciones sobre el personaje cervantino. Las autoras proceden de diversos puntos: Toledo, Madrid, Bilbao, Barcelona, Valencia, Argentina, México, Rusia…

         Hay que reconocer, porque es de justicia hacerlo, que, desde el principio, el proyecto de este libro encontró el apoyo del Ayuntamiento de El Toboso y en especial de su alcalde, don Marciano Ortega”.

            El Toboso cuenta con dos museos sobre Dulcinea.



No hay comentarios: