lunes, 21 de septiembre de 2015

Obituario. Felisa Aragón Donoso, Hermana Vedruna fallecida en Madrid







Carmen Valero


21/09/2015.- El pasado 14 de septiembre de 2015 nos dejaba Felisa Aragón Donoso a los 81 años, después de una vida consagrada por entero al amor a Dios, al prójimo y en especial a los pobres, sobre todo en África, donde dejó con buen ánimo su entrega y energías. Su funeral en la Casa Santa Joaquina de Vedruna de Carabanchel, en Madrid, fue una misa de  reconocimiento por parte de las superioras, hermanas y muchas amigas que conocieron y trataron a la finada.

         Presidió la Eucaristía el Padre Carlos, javeriano, que es el capellán de la casa. En la ofrenda, algunas africanas llevaron frutos tropicales –piña, papaya y plátanos- entre otras ofrendas de tipo religioso.

         Felisa Aragón (Castuera. Badajoz, 1933 – Madrid, 2015) ingresó en el noviciado de Hermanas Carmelitas de la Caridad en Madrid el 16 de Enero de 1960. Fue superiora provincial desde 1976. Al terminar este período fue destinada a Guinea y de allí a fundar en Okong-Oyek, de donde partió después a Roma como superiora General en 1987 hasta 1998. Fue  reelegida tres periodos de cuatro años. Falleció en Madrid el 14 de septiembre de 2015.

         La provincia Vedruna de Europa tiene como responsable a la Hermana María Narcisa Fiol–que también fue Superiora General de las Hermanas Vedrunas-, quien leyó una emotiva carta de alabanza a Felisa Aragón en el funeral. Sisita, así llaman a M. Narcisa,  pasó los últimos días con ella.  La Hermana María Dolores González estaba entre sus cuidadoras últimas más cercanas.

         De la Hermana Inés García, actual Superiora General de las Hermanas Vedrunas, también se  leyó una carta,  lautatio a Felisa, en la misa. Una hermana de las que estuvo con Felisa Aragón, leyó una carta que hablaba de “cariño desde Africa". Esta hermanas estuvo  destinada con Felisa Aragón en Oyong-Okek, y Libreville. En este escrito relataba en su primer párrafo la anécdota del niño africano, que se relata a continuación.

         De la Hermana Felisa Aragón se recuerdan numerosas anécdotas en las que rezuma la caridad o amor al prójimo. La narrada por las Hermanas cuenta que en una ocasión descubrió a un niño africano robando en el interior del convento y la Hermana Felisa le preguntó: ¿Qué haces? El niño, al verse descubierto, echó a correr escalando por el muro donde había vidrios y se cortó las manos. La hermana Felisa le atendió seguidamente y curó las heridas. Ahora puedes irte, le dijo. Y el niño echó a correr de nuevo para saltar por el muro. No, sal por aquí, por la puerta, le dijo al pequeño.

         Tenía tal sentido de vivir la pobreza, que a la Hermana Felisa le parecía un exceso de gasto y cuidado la máquina de oxígeno que necesitaba para sostenerse. A veces comentaba: esto es demasiado. Hay que morir cuando toca, como dicen en África.


         Las Hermanas Carmelitas de la Caridad fueron fundadas por santa Joaquina Vedruna en 1826. Su labor solidaria, testimonio de Cristo, se extiende por España, América, Asia y África principalmente.



Colegio Hermanas Vedrunas en España

No hay comentarios: