domingo, 5 de agosto de 2018

RETRATOS: Maica Bas, Diez en estilo, moda, fotografía y pintura


-->

 Autorretrato. Maica Nöis




L.M.A.

            05/08/18 .- MADRID.- Es imposible competir con ella. Siempre va impecable, elegante y segura sin necesidad de agitar su espléndida melena cobriza. Camina sola, airosa y silenciosa por los salones con su cámara fotográfica como objetivo y máscara. Más de una vez he estado tentada de ponerle la zancadilla para humillarla un poco, solo por pura envidia. Me he contenido. Manners before moral, que dicen los ingleses.

            Tiene unas manos prodigiosas y, como toda niña bien con buen gusto, quiso hacer Diseño, pero sus padres, licenciada y catedrático de Derecho respectivamente, le echaron el alto ante aquella pulsión frívola y la niña, María del Carmen Bas estudió Derecho, carrera de la que no ha renegado ni mucho menos, porque la derivó hacia la Mediación Familiar, dirigiendo un grupo de mediadores en un centro de familia madrileño, “el mejor observatorio de la condición humana, donde los niños andan por medio”, dice

            Pero el arte y la pintura le tiraban del manto y pintaba y seguía pintando a la par que ejercía el Derecho. Ganó el primer premio del concurso de pintura para miembros del Colegio de Abogados de Madrid, algo que fue un impulso renovado para dedicarse con más ahínco al arte. Se casó, tuvo tres hijos, residió con ellos en los Estados Unidos y en Cataluña, al tiempo que seguía nostalgica de su querida marina localidad gallega de Nois, la de los veranos de infancia, por lo que adoptó ese nombre como firma y pseudónimo de su trabajo artístico.

            Pertenece a la Agrupación Española de Acuarelistas, donde fue miembro de su junta directiva junto a Jaime Galdeano. Además de la acuarela, que la borda en un sentido original y moderno, destacado en Finlandia, trabaja también el óleo y el acrílico, además de la fotografía, de la que ha hecho exposiciones monográficas. Algunos colegas dicen que es una soberbia fotógrafa, mejor que pintora, y otros al revés. Lo de siempre.

            Lo cierto es que Maica Nöis tiene unas manos prodigiosas para la creatividad y en la Atenas de Pericles hubiera residido junto a los artistas, a las afueras de la ciudad, según los círculos o capas dispuesta por Platón. Esa maestría manual, industrial  y artística le lleva a diseñarse sus propios trajes y los de algunas amigas con una seguridad y estilo envidiables. Es entonces cuando ella sueña con nostalgia lo que pudo haber sido y hecho, si hubiera enfocado su vida hacia el diseño de moda. Nunca es tarde, dice a veces. Maica Nöis se relaciona mucho con el diseñador Juan Duyos.

            En la Casa de Galicia, Nöis presentó una retrospectiva de su obra figurativa en un espacio, y obra abstracta, en otro. Se complementaban en el tiempo y fue una gran sorpresa para todos ver aquella dualidad temporal. La pintora apareció radiante con una falda larga azul estampada con la imagen de uno de sus cuadros. ¡Bingo! Nöis volvió a eclipsarnos a todas y algunas, que tuvimos que compartir estrado con ella, no se lo hemos perdonado todavía, sobre todo por las fotos, donde la comparativa suele ser brutal. Sus diseños textiles con obras de arte, realizados en plotter de alta gama, han despertado el interés de muchos colegas y ella, generosamente se aviene a explicarles su factura.

            Mujer radiante y exitosa, solo ha tenido un “fracaso”,  en su adolescencia –me lo contó la propia Nöis en un momento de debilidad. Sucedió durante unas vacaciones de verano en Plasencia, cuando un pintor deslumbrado por su belleza, le pidió que posara como modelo para su lorquiana “monja gitana”. Todo era admiración hasta que dejó de hacerle caso, cuando apareció su mamá en el estudio –la mamá de ella- antigua novia o medio novia del artista, y el pintor dejó de mirar a la joven modelo, para conversar de continuo con la progenitora. Todo fue así hasta que apareció el padre de la modelo, el catedrático Bas, y el pintor tuvo que volver a sus pinceles y a su modelo juvenil.

 Maica Bas

"Acero", obra de Nöis en el Museum Jorge Rando (Mälaga)


No hay comentarios: