viernes, 22 de mayo de 2015

Pepa Miranda presenta su libro de haikus "Traje de armiño" en el Café Comercial


  
Pepa Miranda


Julia Sáez-Angulo

         La escritora salmantina Pepa Miranda, residente en Madrid, ha presentado su libro de haikus Traje de armiño en la sala alta del Café Comercial de Madrid. Pablo Méndez, director de la editorial Vitruvio, ha presentado a la autora y ha hecho una breve disertación sobre los haikus como forma métrica nacida en Japón.

         El haiku, poema de tres versos de cinco, siete y cinco sílabas, que nació en Japón y ha sido adaptado de medio singular al español. Acoge la “sutileza de lo cotidiano”, señaló Pablo Méndez. “No hay que buscar situaciones dramáticas en los haikus, sino de apreciaciones sutiles”.

         El haiku es siempre algo dulce, cercano a la naturaleza, que se ve en un instante. María Josefa Cantos Hernández (Salamanca, 1938) ha sabido captar el pequeño mundo cotidiano y capta la esencia en él. Méndez estableció cierto paralelismo entre la delicadeza del haiku y el sushi, “un preparado pequeño de arroz en torno a un trozo de calabacín, por ejemplo”.

         Tanto el sushi como el haiku pueden crear adicción. Una vez comenzado el proceso de componer haikus, se produce una cierta continuidad. Pepa Miranda ha escrito dos centenares de haikus en su libro y con ellos logra la esencia, algo que no han logrado otros escritores de haikus como Mario Benedetti.

         “El haiku está de moda y Pepa Miranda los lleva a cabo con excelencia”, concluyó el director de Vitruvio, quien recordó el haiku dedicado a Gabriel García Marquez, tras su fallecimiento:
         García Márquez
         gran soledad nos dejas.
         Que Dios te acoja.

         Pepa Miranda por su parte recordó las personas que han influido en su inquietud literaria, desde su padre, muy pendiente de la buena dicción, la escritura y el lenguaje; la monja que fue su profesora de Literatura en el internado salmantino, y finalmente Fernando Lázaro Carreter, profesor exigente y sabio en la Universidad. “Este último especialmente me marcó en lo literario”, dijo la autora.
        
        




No hay comentarios: