miércoles, 13 de mayo de 2015

Ramsés Naser, autor cubano -residente en Miami- de una biografía no autorizada de Fidel Castro





Julia Sáez-Angulo

Ramsés Naser, periodista, investigador y escritor, ha escrito el libro ¡He muerto! Biografía póstuma, no autorizada, de Fidel Alejandro Castro Ruz, el líder de la revolución cubana, que cedió el cargo poder a su hermano Raúl Castro, actual mandatario cubano. El nepotismo más descarado. La biografía escrita por Naser cuanta con el exoterismo y esoterismo a partes iguales

¿Por qué ese título provocador?

-He Muerto… A pesar de que existo. Para estar muerto, no hay que morir. Este libro es el último testimonio. Su última entrevista, su último discurso.


Propone este libro como política ficción o profecía del futuro?


-Ambas cosas.  Hace tiempo vengo estudiando el tema tanto política como geopolíticamente.

 Desde las razones y causas que motivaron el proceso, hasta su disolución final. El caso es abundante en simbología motivante caja de  resortes, cuya combinación me la facilito un extraordinario monje el Swami Vivekananda: "Nada desaparece de la historia mientras le es necesario al género humano" Desde la década del 90 sostuve que Fidel moriría con "las botas puestas" contra viento y marea. En mi libro "El Factor Júpiter" describo hasta la forma en que va a morir.



¿Tanta importancia tienen las profecías del obispo Antonio María Claret sobre Cuba? ¿Cómo se puede ser tan exacto en una descripción física?

-A. M. Claret Curva el tiempo-espacio y en el espejo del "eterno retorno" coincide con Vivekananda, y a su vez coincido con ellos.

La descripción que realiza Claret en su biografía del malestar y la corrupción en Cuba, le permite anticiparse y ver en el desenrollo o despliegue del tiempo, con prístina clarividencia, tal como recibimos la imagen del pasado de una estrella, por medio del telescopio, al presente. De ahí su importancia.

Ramsés Naser


Ese diálogo de Fidel y periodista ¿es el artilugio para explicar lo inexplicado a los cubanos y a la opinión pública en general?

-La personalidad de Fidel es compleja, sus razonamientos y motivaciones se encuentran ocultas y blindadas en su subconsciente, el periodista se lanza a ese océano del inconsciente, aprovechando su vulnerabilidad, por estar en un estado intermedio entre la vida y la muerte y revela a través de sus acciones su carácter; pero no solo el de el, sino el del pueblo de Cuba. Además de las circunstancias mundiales que rodean el caso. El periodista  va desde una entrevista a un interrogatorio, él fue capaz de tejer la trampa. Es su manera de revelar lo que contenía al genio de la lámpara y al final lo logro


¿Cree que la ficción exotérica explica mejor las cosas?


-Solo cuando la exotérica se combina con la esotérica la literatura es completa, hay que romper la frontera fijada por Occidente en el hemisferio izquierdo y establecer el puente entre ambas regiones del infinito universo de la creatividad.


¿Le ha pillado el acercamiento de los Estados Unidos y Cuba con el libro ya escrito?


-No.  Lo veía venir. Con anterioridad suficiente, aquí en Madrid, le dije a un periodista de Cuba, coincidiendo en un evento que yo cubría: Primero el intercambio entre la Habana yo los Estados Unidos de el señor Gross y los espías de la red "Avispa" Se puso muy nervioso, no cesaba de preguntarme; ¿Como lo sabes? Lo dices tú o alguien te lo a informado. Luego ocurrieron los hechos conocidos.


Fidel como otros dictadores mueren en la cama. ¿Imposible el tiranicidio?


-Se intentó múltiples veces, de ahí el capítulo en mi libro "A mi nadie puede matarme". Ahora es irrelevante.



 ¿Cómo reaccionaron los lectores cubanos y descendientes de Miami?
-Aún no reaccionan. El libro se ha vendido. Es hora de respuestas, no de reacciones.


¿Cuánto tiempo le llevó escribir este libro?

- Tres años...


¿Qué capítulo le costó más y por qué?

-Todos. Pero lo más difícil fue la reencarnación del personaje, alejándolo de toda carga político-ideológica. 


¿Qué papel han tenido las mujeres en la vida de Fidel?

-El más importante fue el de Celia Sánchez Manduley, una intensa relación que comenzó carnalmente y terminó en una pasiones de suma protección al líder. Ella si conocía en profundidad quien es Fidel Alejandro Castro Ruz. Al principio y durante largo tiempo, las faldas estuvieron bajo su pantalón; intento con algunas divas, entre ellas famosas de medios de comunicación norteamericanos y artistas, algunos se dieron otras fallaron, entre ellas por sus propósitos en relación con la CÍA. Su uso de la relación sexual con preferencia de figuras norteamericanas, era una forma de venganza contra el imperio, desprestigiando su misión.



¿Cómo enfoca la vista del hermano Raúl a Roma y la Santa Sede? ¿Cómo analizaría sus declaraciones de vuelta a la Iglesia Católica?

-La relación Castro-Vaticano fueron, hasta Juan Pablo II, tensas. Con la llegada de el Papa Francisco, los jesuitas toman el poder definitivo. Miles de sus acólitos, puestos en puntos claves del mundo, comienzan a operar en dirección al "Nuevo Orden Mundial" Caos vs Orden o viceversa. A Raúl, que no tiene formación jesuita pero Fidel sí, le leerán los nuevos derroteros que ha de tomar el sistema. ¡Ah! Los colegios jesuitas volverán a abrir en Cuba entre otras medidas. No hay vuelta atrás. Si no esta vez, si les derrocaremos, y esa vez sí es más fácil.

¿No resulta un tanto patético el nepotismo de Fidel al final de sus días?
-Fidel es como un emperador, es su arquetipo preferido; ¡Yo Claudio! ¡He Muerto! Su lenguaje es y debe de ser el de los tiempos finales, en algo tiene concordancia con el punto omega al que se acerca nuestra civilización, se ve así mismo "profeta" y piensa; es su deber y tiene que advertirlo, debe de evitar la hecatombe, antes que el patriarca muera, no en la isla de Patmos, sino e la isla de Cuba; a pesar de ello, debe de acariciar, aún, con afecto la tierna cabecita de sus nietos.


-Se ha sabido que la teología de la liberación fue un invento del KGB y un objetivo soviético. ¿Cómo lo ve usted ahora?


-Efectivamente, fue uno de los planes básicos para minar y destruir el poder pontificio. Hoy han triunfado los jesuitas, la teología de la liberación está humillada y derrotada Con Pedro el Romano, reinado breve, se ajustan otras medidas claves para la supervivencia, tanto de la Santa Sede, como el Estado Vaticano. Pero eso es tema para otra jornada.

Adquisición del libro:
www.amazon.com





No hay comentarios: