lunes, 20 de junio de 2016

Alberto Martín Baró, autor de “El cuaderno de Ana” con dibujos de Ana Bermejo


Alberto Martín Baró



Julia Sáez-Angulo


            El escritor Alberto Martín Baró es el  autor de El cuaderno de Ana, una serie de textos literarios referidos a la esposa querida y desaparecida, Ana Bermejo, con dibujos en color de ella, una ilustradora de enorme candor. El volumen ha sido editado por Oportet Ediciones.

            Alberto Martín Baró (Valladolid, 1939), escritor y editor, ha colaborado con espléndidos artículos en el periodismo español y ha escrito diversos libros, entre ellos, Fuera de programa, también publicado por Oportet. Pertenece al grupo literario Troquel. Es hijo del gran periodista desparecido Francisco Javier Martín Abril (1908 – 1997).

            El cuaderno de Ana ha sido escrito desde el más profundo sentimiento del corazón, al poco de la muerte de su esposa Ana Bermejo (Salamanca, 1944 – El Espinar. Segovia,  2014). El propio autor seleccionó los dibujos entre los inéditos que su esposa dejara en una carpeta. El mismo lo explica:

            “Los dibujos de este cuaderno son obra de Ana Bermejo, menos el retrato que en 1964 le hizo José Ramón Sánchez. La mayor parte de ellos están tomados de un bloc que ni nuestros hijos ni yo conocíamos, que Ana tituló Melancolía vital y que contiene, al lado de los dibujos, citas de numerosos autores.

            El libro de Martín Baró son reflexiones poéticas, literarias, elegíacos, sobre el recuerdo y comienzan con el texto titulado: “Tus cenizas” hasta el último titulado “Ven”, pasando por evocaciones como “Una foto y tu muerte”, “Tu pelo”, “Tus canciones”, “Últimos momentos”, “Los hijos”, “Fotos antiguas” o “La vida y la muerte”.


            Digno hijo de su padre en la prosa, Martín Baro nos ofrece aquí un libro sentido y hermoso, evocador y generoso. Un libro que hace realidad la afirmación que el amor va más allá de la muerte y que la literatura trasciende el sentimiento.


1 comentario:

Trinidad Romero Blanco dijo...

Mis felicitaciones a nuestero amigo Alberto y gracias, Julia, por tu comunicación. Besos, Trini.