viernes, 3 de junio de 2016

Enrique Granados, Pepita Cervera y Teresina Jordá, unidos por la música y la ciudad de Lleida


Teresina Jordá y Pablo Rueda 



L.M.A.
        
         Madrid, 03/06/2016 .- La pianista Teresina Jordá actúa el día 21 de junio en el Centro Asturiano de Madrid, con motivo de la Semana Grande Asturiana en la capital de España. Durante el mes de mayo actuó en el Espacio Ronda de Madrid y las palabras de presentación de la periodista Julia Sáez Angulo fueron:

         Teresina Jordá es una artista que aúna en sí las artes más sublimes: Música y Poesía. Los griegos las consideraban artes superiores respecto a las otras. Compositora de música, intérprete de piano, poeta… Teresina ofrece ahora la publicación La Espiral de la Vida III . Mediteráneas, una publicación que da cuenta de lo antedicho, además de unos dibujos realizados en color por ella misma. Teresina Jordá es en todo momento y manifestación una creadora de música, armonías y ritmos, porque de estos componentes está hecho el arte.

         La compositora es también mujer generosa, que ha querido ofrecer un homenaje al músico Enrique Granados en la conmemoración del centenario de su muerte, que tuvo lugar en el Canal de la Mancha en 1916, cuando el Sussex, el barco en el que viajaba, fue torpedeado por la armada alemana.

         Enrique Granados nació en Lérida como la propia Teresina Jordá y eso les une, un punto geográfico y biográfico. Granados fue el gran compositor de “Goyescas”, una suite pianística de gran éxito, en la que basó la ópera humorística del mismo nombre. Su obra se sitúa en el romanticismo del momento, siglo XIX y principios del XX, en la saga de Schumann, Schubert o Chopin. La Diputación de Lérida ha colaborado en la publicación de este libro.

         Teresina no olvida homenajear también a su madre, la gran pianista Pepita Cervera, de la que se celebra el 90 aniversario de su nacimiento; ella falleció en 2010. De Pepita Cervera, pedagoga, musicóloga, concertista y compositora, Teresina Jordá aprendió todo o casi todo; con su progenitora actuó a dúo en más de tres mil recitales por auditorios de todo el mundo, por más de cien países según el recuento llevado a cabo.

         El libro de Teresina concita por tanto, una conmemoración, la de la muerte de Granados, y una celebración, la del nacimiento de Pepita Cervera. Se conmemoran las muertes y se celebran los nacimientos.

         La compositora y pianista Teresina Jordá tiene la fortuna de tener dos hijos que le siguen en el campo de la música: David Jordá, compositor e intérprete de piano y Verónica Jordá, igualmente intérprete. La música es el caldo de cultivo de la familia Jordá Cervera, la música como arte poderoso y arrebatador hacia lo sublime.

         En la publicaciónLa Espiral de la Vida III. Mediterránea  encontramos poesía, y prosa poética que nos envuelve y traslada a lo alto. El libro se abre con dos semblanzas de los homenajeados: Enrique Granados y Pepita Cervera. Lleva una introducción de amigos, entre ellos de Verónica Forqué o Alejandro Aguilar Soria.

         “La música en el espacio sideral” se dice en una de las páginas de la publicación. La música siempre eleva, desde luego la de Teresina Jordá, siempre. El libro tiene una parte de diario, de contemplación de la belleza, de los lugares, de impresión de sensaciones, de manifestación de sentimientos, de exposición de admiraciones y elogios a los genios que la precedieron en el campo de la música, donde ella se desenvuelve con brillantez. Hay reflexiones filosóficas como la de la “quimera espacio/tiempo”.

         La forma poética toma no sólo la forma de la musicalidad de repeticiones, aliteraciones y ritmos, sino también de la visualidad en la colocación de los versos, en su ocupación del espacio en la página. El libro respira optimismo y esperanza, en sintonía con el carácter de su autora. Es una declaración de amor a su “música amada”-

         Los dibujos ilustran con trazos de distintos colores; traen a la memora los de Federico García Lorca. Son de curiosa plasticidad e ingenio.

         El Mediterráneo, mare nostrum de Roma, mar de cultura está presente en los repliegues de Espiral de la Vida III . Un libro de un centenar de páginas que termina –no podía ser menos- con pentagramas, con composiciones musicales de David Jordá. Un libro, que vale la pena adquirir para disfrutar de su contenido poético y musical.


          

No hay comentarios: