domingo, 12 de agosto de 2018

RETRATOS: Rogelio Sánchez Molero, caballero de El Greco, voz de facistol, jurista y poeta


-->


 Rogelio Sánchez Molero (Foto Rosa Gállego)


Julia Sáez-Angulo


            09/08/18 .- MADRID .- De Toledo y con barba, su figura se me antojó salida del cuadro “El entierro del Conde Orgaz” de Domenicos Theotocopulis, más conocido como El Greco. Cuando empezó a hablar lo imaginé cantando gregoriano ante unos cantorales sobre un facistol de la catedral toledana. No iba descaminada, porque él pertenece al coro Columbae , dirigido por Asunción Paniagua, donde la voz grave del toledano es un activo en el mismo. Al presentar un libro de Rogelio en la Asociación de Escritores, dije que tenía “voz de facistol” y algunos asistentes se alarmaron creyendo que le estaba llamando el aumentativo de fascista.

            Para los que no conocen el significado preciso de la palabra facistol, les contaré con el Diccionario de la Real Academia Española que significa: atril grande en que se ponen el libro o libros para cantar en la iglesia y que, en el caso del que sirve para el coro, suele tener cuatro caras que permiten colocar varios volúmenes.

            Rogelio Sánchez Molero (Ajofrín, Toledo, 1966) nació en un pueblo con título de Villa desde el siglo XV y Rollo de Justicia, con Escuela de Música y cuna de grandes músicos como Jacinto Guerrero, compositor de zarzuelas; Demetrio Ballesteros; Antonio Molero Sánchez,  Fernando Moraleda; la soprano Josefina Meneses, lo que pudiera explicar, su buen sentido musical y su voz para entonar canciones medievales y corales. En la Casa de Galicia improvisó un dúo junto a Carmen Palomero, dirigido por Paco Recuero, que sorprendió gratamente a los presentes.

           De familia, Rogelio cuenta la historia de su abuelo, que compró con esfuerzo una mula para trabajar en el campo, pero al poco, unos milicianos se la requisaron para la República en 1936. Su padre lloraba de niño al ver llorar a su abuelo por la pérdida de aquella mula.

            Rogelio Sánchez Molero se gana la vida como abogado y asesor jurídico en una Fundación de Toledo donde reside, pero siempre a caballo –sin caballo, pero en AVE o en automóvil- con Madrid, para seguir su vida cultural y, no nos engañemos, para ver y estar con Carmen Palomero, incipiente narradora, que reside en la capital de España. Ambos ensayan disciplinadamente todas las semanas en el coro común, que actúa de vez en cuando en foros y auditorios.

            La creatividad más íntima e intensa del jurista está en la poesía, (una vez me reprochó un periodista italiano que jurista era Justiniano y los de altura y que los licenciados en Derecho somos solo eso: licenciados en Derecho, y que en español se utiliza con mucha ligereza lo de jurista). Pues bien, el jurista tiene varios poemarios en su haber, que ha presentado oportunamente ante el público toledano y madrileño, haciendo recitales de los mismos con su voz de facistol en la Asociación Española de Escritores y Artistas, AEAE, en la Tertulia “A Orillas de Ávila” y en espacios de cultura de Toledo.

            Los títulos de los poemarios de Rogelio rezan así, entre otros: Memorial de ausencias (2011), Surge la luz (2017), editado por la Asociación Española de Escritores y Artistas… También escribe cuentos y relatos breves –la diferencia entre unos y otros bien merece una conferencia- y ha sido coordinador de la revista literaria Troquel, que dirige Carmen Silva, así como de libros de relatos. Actualmente se trae entre manos uno, fuera de temporada, titulado provisionalmente: Cuentos de Navidad 2018, que saldrá el próximo mes de diciembre, si Dios quiere, y que promete competir con Charles Dickens, por la calidad de sus firmas y la cualidad de sus narraciones.

            Su criterio es tan valioso y ecuánime, que se cuenta con él en certámenes y jurados literarios. desde que hizo una presentación magistral de un libro en la Casa de Galicia, le llueven solicitudes de diferentes escritores para hacerlo, si bien el sabe administrar con equilibrio su vida de jurista, de literato y de músico/cantor. Este año obtuvo el Diploma de Honor Mayte Spínola por su trayectoria cultural. De Rogelio se espera todavía mucha creatividad artística, por de pronto ya tiene otro poemario en marcha y la intención de recopilar sus relatos en un solo libro.
           
Más información
http://www.ajofrin.es/rogelio-sanchez-molero/


Rogelio firmando un libro


2 comentarios:

Unknown dijo...

Amigos, es un honor contar cn vosotros en la gran familia que somos Troquel. Mi felicitación a los dos por vuestro bien hacer en pro de la cultura.
Un beso
May

Anónimo dijo...

Tanto Rogelio como su presentadora en esta "MIRADA ACTUAL" constituyen valores que enriquecen el quehacer cultural contemporáneo en nuestro entorno, por ello nos congratulamos todos los miembros de Troquel. !Enhorabuena! a ambos.
Ramón L. Fernández y Suárez