lunes, 4 de mayo de 2015

Augusto Assía, autor del libro “Cuando yunque, yunque. Cuando martillo, martillo”, editado por Libros del Asterioide






Julia Sáez-Angulo

         03/05/15.-Santa Teresa decía aquello de “Cuando perdiz, perdiz y cuando penitencia, penitencia”. El título del libro del periodista Augusto Asía lo parangona con Cuando yunque, yunque. Cuando martillo, martillo, publicado por la editorial Libros del Asteroide.

         El libro conjunta los dos libros anteriores del autor que recogían respectivamente la primera parte de la guerra, la denominada “guerra defensiva” y la segunda parte, a partir de 1943, la denominada “guerra defensiva”

         Augusto Assía, pseónimo de Felipe Fernández Armesto, (A Mezquita. Ourense, 1906 – 2002)  fue el único corresponsal español en Londres durante la segunda guerra mundial y sus crónicas fueron el retrato de un país que no se dejó doblegar por Adolfo Hitler. Assía en Londres y Carlos Sentís en París fueron los dos grandes corresponsales del periódico.

         El autor de Cuando yunque, yunque. Cuando martillo, martillo no sólo escribió crónica de aire bélico, sino también información y análisis del Imperio y la sociedad británica, de las gentes, la capital, Londres… Un periodista agudo y atento a un país importante dentro de la historia de Europa.

         Entre los epígrafes de libro figuran: La guerra boba; La Avalancha; Victoria a la vista, y Bien está lo que bien termina.

En el prólogo de Ignacio Peiró, titulado Una vida española del siglo XX, se recuerda que Augusto Assía nos dejó también varios libros de su observación en Gran Bretaña como Los ingleses o Vidas inglesas.




El autor de Cuando yunque, yunque. Cuando martillo, martillo, es el padre del historiador anglo-español por la Universidad de Oxford, Felipe Fernández Armesto, experto en Hispanoamérica. Este historiador cuenta “de cierto don oxoniense que se le acercó un día a agradecerle los servicios prestados por su padre a la causa de la libertad”, se cuenta en el prólogo. “El alineamiento aliadófilo de sus despachos irritaba al duque de Alba – el embajador- y llevó a Serrano Suñer –el ministro- a amenazar con despojarle de la nacionalidad española”.

En suma, Cuando yunque, yunque. Cuando martillo, martillo, es un libro ameno y bien escrito que nos informa y remite a lo que un corresponsal de guerra hace y puede hacer desde su puesto, aún en contra de la línea del gobierno de su país.

        


No hay comentarios: