jueves, 9 de febrero de 2017

LA CASA DE GALICIA ACOGIÓ HOY LA PRESENTACIÓN DE LA NOVELA “LA JUEZA Y EL TENDERO”, DEL CORUÑÉS AFINCADO EN LUGO MANUEL EDUARDO LÓPEZ

Un relato sobre política y corrupción que tiene como escenario la ciudad de Lugo




L.M.A.

Madrid, 9 de febrero de 2016.- La Delegación de la Xunta de Galicia en Madrid/Casa de Galicia acogió esta tarde la presentación de la novela “La jueza y el tendero”, del coruñés afincado en Lugo Manuel Eduardo López, editado por Piediciones. Un relato que se desarrolla en Lugo, “sobre política y corrupción, sobre ambición y lucha de poder, sobre la realidad misma” con la particularidad de que el lector vivirá la historia “desde dentro”, “palpará la normalidad de la vida del protagonista, sentirá su angustia y temerá los tentáculos de la justicia”, adelanta la editorial.

Además del autor, arquitecto y urbanista dependiente del Consistorio de Lugo, testigo privilegiado del ascenso y la caída del “ladrillo”, en la presentación de la novela intervinieron la escritora y editora Puri Sánchez, que lo hizo en representación de la editorial, el periodista Fernando Ónega, el artesano y político José Palacio Cantos, el fotógrafo y guionista de cine Sergio Véliz del Carpio, el ingeniero informático, editor y escritor Iñaki Hernán Jerez y el delegado de la Xunta en Madrid, José Ramón Ónega López.

José Ramón Ónega afirmó que la novela de Manuel Eduardo López “es una narración magnífica de lo que hoy parece una constante en muchos estadios de la sociedad: la corrupción”, “un relato vibrante, certero, de lo que hoy parece una realidad que castiga a la sociedad”. “Es una novela vibrante, actual, llena de aciertos narrativos que describe comportamientos sociales reales” y “la actualidad de su argumento se descubre todos los días en los periódicos y medios de comunicación”, valoró, añadiendo que “está bien escrita, relata un problema social evidente y denuncia un panorama que hoy y siempre castiga a los hombres”.

Tras la presentación del autor y de la novela por parte de Puri Sánchez, Manuel Eduardo López y el resto de intervinientes en la presentación debatieron sobre la temática argumental de la obra, la corrupción y la política. Fernando Ónega habló del papel de los medios de comunicación y de la importancia de hacer llegar una correcta información a la opinión pública, valoró que el autor “es un gran observador, meticuloso en la descripción de escenas y situaciones y es muy realista” y apreció en la novela una “obra muy periodística porque trata de hechos de máxima actualidad”.

Hernán opinó en relación a la literatura como medio expositivo de los hechos y crónica social e histórica, Palacio Cantos abordó la temática desde la visión del ciudadano de a pie sobre cómo se desarrollan los hechos en la novela y su paralelismo con la realidad y Véliz dio su particular visión como miembro más joven de la tertulia sobre la pérdida de la confianza en las clases políticas.

Por su parte el autor habló del protagonista de la novela, con el que comparte nombre, ciudad de residencia y profesión, precisando que aunque pueda parecerlo no se trata de un relato autobiográfico y sobre todo que “no quiero ser este señor”. Expuso cómo el protagonista reflexiona sobre la temática y cómo la ha sufrido, a veces desde hechos distorsionados, poniendo el acento en el factor humano.