lunes, 9 de enero de 2017

Charles Jaulerry expone en la Galería Marlborough de Madrid "Cortando Flores"







L.M.A.


La galería Marlborough se complace en presentar la exposición Cortando flores, del artista franco español Charles Jaulerry que se celebrará del 12 de enero al 11 de febrero. Charles Jaulerry (Bayonne, 1981), el artista más joven del catálogo de Marlborough, presenta en esta muestra una decena de collages sobre lienzo realizados con recortes de pintura, siguiendo una técnica absolutamente personal.

Su obra tiene una doble dimensión, tanto en su percepción por parte del espectador como en su proceso creativo. En la distancia, sus cuadros parecen mosaicos bidimensionales vibrantes de color, pero en la cercanía se aprecia que sus girasoles y pájaros están construídos superponiendo fragmentos recortados de lienzos pintados. Esto les da un carácter matérico, casi de bajorelieve. “Utilizo el material acumulado en mi taller durante años. Es un proceso de descanso del material y las ideas hasta encontrar la buena alquimia”.

Su camino va de la abstracción a la figuración. Primero pinta telas a brochazos, de manera expresionista, y después recorta esas obras para construir sus collages como si estuviera componiendo un puzzle de color del que no hay guías. Un rompecabezas que va evolucionando en la mente del artista. “El proceso que sigo es el de componer motivos figurativos con elementos abstractos. La composición es algo fundamental en mi obra, creo que esta fijación viene de mi bagaje en la ilustracion y el diseño gráfico”.

Y es que Jaulerry se formó como diseñador gráfico e ilustrador en París y Nueva York, dos mundos aparentemente alejados de la pintura pero que le han proporcionado una perspectiva fresca y contemporánea sobre su trabajo. Comenzó a pintar durante una estancia en Estados Unidos, pero en un momento dado decidió regresar a Europa  para instalarse en el suroeste de Francia, en Arcangues, donde sigue residiendo hasta hoy. “La naturaleza y el campo son motivos y fuentes de inspiración que ya estimularon la imaginación de muchos artistas a lo largo de la Historia del Arte’’.


Sus influencias van desde los impresionistas hasta el pop art. Trabaja en serie, repitiendo motivos como con los girasoles o los pájaros pero variando composiciones, colores y tamaños. ‘“Estas variaciones implican resolver nuevos problemas que impriman diferentes ritmos y colores a cada pintura’’. Su gama de colores vibrantes, el uso del esmalte y el goteo de color son sus señas de identidad. Cada elemento se construye independientemente del lienzo antes de ser incorporado a la composición. “Las flores y en concreto los girasoles, tienen una larga historia como motivos. Ademas de los mitos y símbolos que los rodean, resulta evocadora su presencia en verano que me recuerda a la figura humana”.

Entre sus exposiciones individuales destacan Histoire Sans Fin en la Crypte Sainte-Eugénie de Biarritz (2015) o Mirrors en la Feast Projects Gallery de Hong Kong (2013).


-->