lunes, 9 de enero de 2017

Rafael Cidoncha expone en la Galería Marlborough de Madrid







L.M.A.


"El bañista" de Rafael Cidoncha


L.M.A.

La galería Marlborough se complace en presentar la exposición Contra viento y marea del artista Rafael Cidoncha, que se celebrará desde el 12 de enero hasta el 11 de febrero.  La muestra se compone de alrededor de una veintena de obras entre las que, además de pinturas, hay cinco dibujos y ocho esculturas. El de la escultura es un camino que Cidoncha lleva años explorando pero que en esta ocasión expone por primera vez.


En la obra reunida en esta muestra, la perspectiva del artista es la de un observador oculto que toma una instantánea, la de un flâneur espontáneo que congela un instante percibido y percibir, como dice el propio artista “es más que ver, igual que escuchar es más que oír. El resultado de lo que se percibe trata de comunicar algo que va más allá de las apariencias”. Cidoncha trabaja sobre la emoción y la honestidad, restándole importancia al análisis teórico. “La obra existe en el ojo de cada espectador y teorizar es levantar barreras entre la pieza y la lectura que le pueda dar quien la ve”.

Cidoncha, que vive a caballo entre Madrid y su estudio en París, se define como un pintor reflexivo, casi un monje, y apunta que, con la madurez, le ha llegado una consciencia mucho más intensa de todo lo que le rodea.  “El creador funciona con un ojo educado y entrenado en años de observación, y es la emoción la que pone en marcha los mecanismos de creación. En este caso, con este conjunto de obras todas de nueva creación, he tratado de captar la fragilidad del instante”.

Aunque Rafael Cidoncha es un pintor conocido por sus retratos de personajes de la cultura o la política, desde Vargas Llosa hasta André Leon Talley pasando por Lee Radziwill, para él, el retrato no es un fin en sí mismo, sino una consecuencia de su interés por lo humano. “Igual que en la música, la voz es el instrumento  que más me transmite, en la pintura el retrato me apasiona en la medida en que es la expresión el alma y la psicología, en su capacidad de estar más allá de la técnica”. En esta exposición ha explorado otros caminos.

En palabras del poeta Carlos Alcorta: “La mirada de Cidoncha parece estar fuera del tiempo, se adentra en los espacios intocados de una naturaleza recién creada en el lienzo con la intención de esclarecer los secretos mecanismos que llevan a relacionar simbólicamente determinados objetos representados con la imagen mental que los provoca. El espectador, testigo privilegiado, puede participar en el descubrimiento, porque su percepción, contaminada por un pasado en el que el arte se consideraba un misterio, una revelación, le mostrará improvisados vínculos con su propia vida y memorizará la plenitud de una belleza que en sí misma se justifica”.

Por su parte el filósofo Bernard-Henri Lévy, uno de sus retratados más célebres escribió sobre el artista: “Sus lienzos hablan. Sí, puede sorprender, pero realmente creo que hablan. Aguzad el oído, veréis. O más bien escucharéis. Hay pintores que deslumbran, Cidoncha más bien nos aturde”.

La obra de Rafael Cidoncha está presente en numerosas colecciones internacionales públicas y privadas, entre las que destacan: las de la familia Abelló y Alicia Koplowitz, The Museum of Fine Arts de Boston MA, el Ministerio de Educación Cultura y Deportes, la Biblioteca Nacional (Madrid), College de France (París), Colección Duques de Alba (Madrid), Colección Forbes (EEUU), Fundación Pedro Barrié de La Maza (A Coruña), Colección Ministerio de la Presidencia (Madrid), Colección Ministerio de Medio Ambiente (Madrid), Museo de Baltimore (EEUU), MNCARS (Madrid), Palacio de la Zarzuela (Madrid) Colección Príncipe Loewenstein (Inglaterra), Colección Yves Saint Laurent (París).


-->