viernes, 10 de marzo de 2017

TRÉVERIS IMPERIAL. TRÉVERIS 3





M. DOLORES GALLARDO LÓPEZ

 La  ascensión imperial de Tréveris  se produjo en el período histórico del Imperio conocido primero como Diarquía -gobierno de dos- y posteriormente Tetrarquía o gobierno de cuatro.

En efecto, el emperador Diocleciano, una vez llegado al poder  imperial, decidió dividir la administración del Imperio en dos mitades a fin de que pudieran ser mejor atendidos los problemas que  tan vastos territorios  conllevaban.

   Así pues en el año 285 nombró César a Maximiano, excelente militar de origen panonio, para que se ocupara especialmente de la parte occidental del Imperio. Diocleciano  detentaba el título de Augusto.

Sin embargo un año después Diocleciano decidió promover a Maximiano al rango de  co-emperador y a concederle también el derecho de  usar el título de Augusto.  Había por tanto dos Augustos. Uno se encargaba especialmente de  occidente  y otro de los oriente.  Es la Diarquía.

  Después  Diocleciano decidió  nombrar un César  para ayudar a cada Augusto. Así pues en el  año 293  promovió al rango de César para occidente a  Constancio, también llamado Constancio Cloro (para oriente nombró a Galerio).

Esta forma de gobernar con dos Augustos  y dos  Césares es lo que se conoce como Tetrarquía. Sin embargo Diocleciano ostentaba la máxima autoridad y la capacidad  intervenir en los asuntos de  cualquier territorio del Imperio. En resumen tenía la  Auctoritas Senioris Augusti.

Maximiano fijó su residencia oficial en  Augusta Treverorum o Tréveris. Así la importante ciudad del Mosela inició su andadura como ciudad imperial.

El siguiente emperador que vivió en Tréveris fue Constancio I, también conocido como  Constancio Cloro.  Constancio devino en Augusto, es decir emperador, en el 305, cuando dejó de serlo Maximiano.

 La residencia oficial  de  Constancio fue siempre Tréveris. Él inició las obras del palacio imperial de Tréveris.

   Constancio, Constancio I como emperador, lo fue muy poco tiempo  pues murió  en Britania  en julio del año 306.  Su hijo Constantino estaba a su lado.

  La muerte  de  Constancio Cloro inició el colapso del sistema de la Tetrarquía.

Constancio I fue padre del emperador  Constantino I o Constantino el Grande.

 Constantino continuó las obras del palacio imperial e inició las de las aún llamadas “Termas imperiales”. Ambas  quedaron interrumpidas tiempo después.

  Durante  casi veinte años Constantino sostuvo guerras contra sus rivales imperiales. Al fin unificó nuevamente Imperio bajo su única autoridad. Dejó de residir oficialmente  en Tréveris  y estableció su capital orillas del Bósforo, en  Bizancio llamada ahora   Constantinopla. 

Tréveris recuperó su rango de residencia y corte imperial cuando, con posterioridad a Constantino,  se produjo la división total del Imperio en dos mitades. Los emperadores de occidente utilizaron Tréveris como  residencia oficial.

  El emperador Graciano (gobernó de 367 a 383)  finalizó el palacio imperial de Tréveris.

La basílica de  Tréveris.

 Que esta enorme construcción forma rectangular, construida en ladrillo, formó parte del más espléndido pasado imperial  de la ciudad quedó claro desde las excavaciones de 1982/83.

Ciertamente la grandiosa sala, hoy llamada  “Basílica”, o “Basílica de Constantino”, formó parte del desaparecido palacio imperial:  fue el salón del trono imperial y con esa función pervivió durante los siglos finales del Imperio.

 Es  la  sala  más extensa que nos ha llegado de la antigüedad. Las dimensiones  son excepcionales para su época: tiene  en el interior 67 metros de largo por 27,5 de ancho,  30 metros de altura.

Es lo único que queda del palacio imperial de Tréveris.  Hoy día es una iglesia de culto protestante pero se permite sin problema alguno  el acceso al público.
EXTERIOR DE LA LLAMADA BASÍLICA DE CONSTANTINO



El poeta Ausonio y el emperador Graciano

Entre los años 364 y 368 residió  en Tréveris el poeta y rétor  Décimo Magno Ausonio (Burdeos 310, Burdeos 395)  pues el emperador Valentiniano lo hizo venir allí para que educara a su hijo,  el futuro emperador Graciano.
 Ausonio, además de un prolífico escritor, fue uno de los últimos grandes poetas latinos.
 Entre otros muchos escritos de muy diverso tipo, compuso el precioso poema El Mosela en el que describe los hermosos paisajes que recorre este río, a orillas del cual está Tréveris.

  Graciano, ya emperador,  encumbró políticamente a su maestro e  incluso lo promovió al consulado, que, aunque pálida sombra de lo que fue en época republicana, era ambicionadísima  magistratura.

En cuanto  Graciano -emperador  de occidente entre el año  375 y el 383 d.C.-  hay que recordar que  dio el golpe de gracia a la religiosidad oficial romana: pese a las protestas de gran parte de los senadores,  tomó la decisión retirar de la sala de sesiones del Senado el altar de la diosa  Victoria, símbolo durante siglos del Imperio romano.

 Octavio Augusto, tras el triunfo de la batalla de Actium (en ella venció a Marco Antonio y Cleopatra y anexionó Egipto a Roma) ordenó poner en la sala de sesiones del Senado una imagen en oro de la diosa Victoria y a sus pies un altar. De alguna manera este altar fue considerado durante siglos el símbolo del Imperio.

 Posiblemente influido por S. Ambrosio (nacido en Tréveris), obispo de Milán, el joven emperador Graciano ordenó retirar estatua y altar, pese a la legación que le envió el Senado para que no tomara medida tan contraria al simbolismo del Imperio.

  No hubo nada que hacer. Ordenó retirar estatua y altar y además, por considerarlo incompatible con su fe cristiana,  suprimió de la nomenclatura  oficial del emperador  el título de Pontífice Máximo, que desde Augusto habían llevado todos los emperadores.

 También derogó los privilegios de los que gozaban las vírgenes vestales, etc. Finalizaba la religiosidad imperial tradicional.

  Con el emperador Graciano el cristianismo -legalizado por Constantino I con el edicto de Milán en el 313- fue por primera vez  la religión dominante en el Imperio.

 Graciano murió asesinado en el 383. Ausonio regresó a su Burdeos natal y se dedicó a escribir.

                          **************

Hoy día Augusta Treverorum o Tréveris/Trier,  la ciudad donde vivieron emperadores romanos, está a tres kilómetro del territorio  luxemburgués, en el  corazón de la  Europa de nuestros días.
Al sudeste de Luxemburgo está  Schengen, pequeña localidad  a orillas del río Mosela, viticultora como no podía ser menos y cercana  al punto donde se unen las fronteras de Francia, Luxemburgo y Alemania. Allí  se firmó el 14 de junio de 1985 el famoso Tratado Schengen, que suprimió  las fronteras  entre  diversos países europeos  y que hoy, como antaño, nos hizo nuevamente sentirnos partícipes de una misma y única comunidad.


INTERIOR