jueves, 22 de diciembre de 2016

Ana Queral despide su estudio en la Casa del Sol con una fiesta de artistas y anuncia nueva sede en la localidad madrileña de Alarpardo




Ana Queral


L.M.A.


            La vida tiene distintas etapas y la pintora Ana Queral ha decidido clausurar su estudio en la Casa del Sol, en el que ha residido casi veinte años, para abrir otro en la localidad madrileña de Alarpardo en un futuro próximo. Colegas artistas visuales y críticos de arte han acompañado a la autora en la fiesta de despedida, en la que las palabras de la anfitriona fueron un canto al arte, a la amistad y sobre todo, a la gloria de Dios.

            “El nuevo estudio estará frente a las montañas y será muy grato”, explicó Ana Queral (La Habana, Cuba, 1950), artista pluridisciplinar –pintora, escultora, dibujante, instalacionista, ambientalista- residente en Madrid y  casada con el periodista mexicano/español Regino Díaz Redondo. La anfitriona se dirigió especialmente a las componentes del Grupo del Sol, pintoras con las que ha compartido en el estudio los encuentros del miércoles para pintar juntas y conversar sobre arte y cultura.

            En este estudio Ana Queral ha gestado las series sobre El Quijote y sobre Las Moradas de Santa Teresa.

            La componentes del Grupo del Sol son entre otras: Beatriz Márquez, Mercedes Cañizo, Ana María Aguirre, Cuchi de Osma, María Isabel Mejía, Charo González, Celia Argüello, Elisa Mancini, Rina Agranatti, Adelina Covián, Emma Ortiz de Muñoz… También estuvieron en esta despedida las periodistas y críticas de arte Carmen Valero, Julia Sáez-Angulo y Gema Piñana.

Ana Queral



            “Al recoger mis obras del viejo estudio y almacén, he podido revisar las tres etapas más marcadas en mi pintura: figuración, abstracción y collage”, ha declarado Ana Queral. “Ha sido como una reflexión ante mis trabajos de action paiting. En mi futuro inmediato, quizás me incline hacia la geometría; me gustan la armonía, la pulcritud y  el orden”, añade.

            “El traslado me ha permitido vender tres piezas y estoy contenta, aunque he descubierto que me aferro a algunos de mis cuadros, porque no he querido venderlos”, cuenta Queral. “Como Alicia de Lewis Carrol: He cambiado tanto que no soy la misma de ayer y la misma de mañana”.

            Recuerda que el Centro de Interpretación de “Las Moradas” de Santa Teresa en Villanueva de la Jara, que ella creó en toda su instalación y ambientación plástica, va por muy buen camino de reconocimiento. “Además han ingresado en el convento de Carmelitas de esa localidad, nada menos que veinte monjas jóvenes, procedentes de Lerma, por lo que la comunidad ha aumentado a dieciocho religiosas”, informó Ana Queral.



           

-->

No hay comentarios: