miércoles, 15 de febrero de 2017

EL MUNDO DE LOS DUELOS, ANALIZADO HOY EN LA CASA DE GALICIA POR EL ESCRITOR Y PROFESOR JOSÉ MARÍA PELÁEZ


 En la conferencia “Los duelos, la esgrima y Valle-Inclán”, impartida por este experto en armería antigua


Profesor Peláez y Ramón Jiménez


L.M.A.

Madrid, 15 de febrero de 2017.- El mundo de los duelos, como conflictos armados entre contendientes por la defensa del honor, que está vinculado a ámbitos históricos, literarios, técnicos, sociológicos y legales, ha sido el tema de la conferencia que impartió hoy en la Delegación de la Xunta de Galicia en Madrid/Casa de Galicia el experto en armería antigua, escritor y profesor jubilado de la Universidad de Vigo José María Peláez Valle, “Los duelos, la esgrima y Valle-Inclán”. Entre los duelistas a los que se refirió figuró de forma destacada el escritor gallego Ramón del Valle-Inclán, que perdió el brazo izquierdo en una disputa sobre un duelo.

El representación del delegado de la Xunta de Galicia en Madrid y director de la Casa de Galicia, José Ramón Ónega, el conferenciante fue presentado por el coordinador de Actividades Culturales de la Casa, Ramón Jiménez, quien recordó que Peláez ya pronunció en esta Casa otras dos conferencias y presentó el libro “Héroes en el olvido”, así como que también es autor de la novela histórica “Honor y rebeldía” y de las obras “Pequeña estatuaria de bronce”, “Armería vasca de lujo en el siglo XIX”,Desafíos, Encuentros y Duelos de Honor. Historia, Armas y Reglamentos” y “El hombre de las muñecas”.

Nuestro conferenciante invitado es una reconocida autoridad en armería antigua, lo que viene avalado por sus muchos años de docencia como profesor numerario de Ingeniería de Materiales y Metalurgia Histórica de la Universidad de Vigo (está en posesión también del título de Ingeniero Europeo –Euroingeniero-, con acreditación de Bruselas), así como por sus trabajos de investigación sobre metalurgia de objetos de arte antiguos, publicados en el Consejo Superior de Investigaciones Científicas y otras importantes entidades, y sus labores de asesoramiento para museos y de experto para anticuarios y salas de subasta internacionales”, observó.

El profesor Peláez explicó que la defensa del honor a través de los duelos se ha producido a lo largo de la historia y que en el siglo XIX llegan a constituir “una auténtica epidemia social”. El conferenciante se refirió a la terminología y las armas que se han utilizado en estos conflictos, en las que están comprendidas las técnicas de esgrima de las armas blancas y su desarrollo en el tiempo, y proyectó fotografías de duelos a espada, sable y pistola.

“Los protocolos fijan la elección de armas por parte del ofendido, atendiendo a la gravedad de las confrontaciones con distintos grados de objetivos desde la limitación a los duelos ´a primera sangre´ hasta los convenidos a ´outrance´, eufemismo de origen francés que significaba hipócritamente duelos a muerte, así como los detalles y condiciones a cumplir por parte de los duelistas e intervinientes”, explicó, precisando que “los duelos con armas de fuego evolucionaron desde el siglo XVIII, como alternativa a la confrontación con armas blancas”.

Según el conferenciante, “por los campos del honor desfilaron una infinidad de personajes famosos cuya relación selectiva, por tratarse de personajes relevantes, es muy interesante para evaluar la importancia social del fenómeno del duelo”. En ese sentido señaló como “imprescindible” el que consideró “el duelo más famoso del siglo XIX, entre el Duque de Montpensier y Enrique de Borbón, cuyo resultado pudo cambiar la historia de España”, del que hizo un análisis en función de las armas utilizadas, las actas originales del duelo, los hechos acaecidos, aspectos legales, proceso y condenas al vencedor que acabaron con las pretensiones de Montpensier al trono. También con detalle describió el último duelo importante conocido, el del Marqués de Cuevas y el bailarín Sergey Lifar en París, con fotografías de época en las que aparecen como padrinos Jean Marie Lepen y el español José Luis de Villalonga.

Finalmente se refirió a la vinculación, poco conocida, del escritor Ramón del Valle-Inclán con el mundo de la esgrima y su relación con el maestro Pontanari en Santiago y Pontevedra. La conducta ulterior de Valle y su carácter fue analizado a través de los relatos de Baroja y otros personajes contemporáneos, desvinculando “su interés anterior por la esgrima con su porterior intervención en episodios violentos, como el que le hizo perder su brazo”. Lo que ocurrió, según lo relatado por Peláez, tuvo más que ver con una disputa de taberna que terminó en golpes entre Valle-Inclán y el periodista Manuel Bueno.

Un episodio del que consta el certificado del cirujano que atendió a Valle, Manuel Barragán y Bonet, leído por Jiménez en su presentación, en el que se da cuenta de la amputación del “brazo izquierdo por su tercio inferior a Don Ramón del Valle-Inclán, el día 12 del corriente a consecuencia de una fractura con minuta con herida de los huesos del antebrazo” expedido, para que pudiese procederse a la inhumación, el 14 de agosto de 1899.