jueves, 1 de marzo de 2012

Éxito de la Pintura de Pablo Carnero en el Palacio de Pimentel en Valladolid



L.M.A.


            La exposición del pintor Pablo Carnero (Zamora, 1968) en el Palacio de los Pimentel en Valladolid ha tenido un gran eco y reconocimiento de público en Valladolid. La muestra ha sido itinerante por diversas ciudades castellanas, entre ellas Ávila. Curiosamente el artista no ha expuesto todavía en su ciudad natal.

Pablo Carnero es uno de los pintores realistas más cotizados de panorama español. Amigo y discípulo del pintor manchego de Tomelloso, Antonio López, su iconografía se caracteriza por reflejar el paisaje, la figura y los objetos de su entorno, dotándolos de un silencio casi sacro, que lo acercan a los artistas metafísicos metafísicos.

Carnero, residente en la provincia de Madrid, con taller/estudio en Cencicientos, pueblo en los montes de Toledo, ha representado panoramas amplios al aire libre, interiores domésticos, autorretratos, retratos de su familia –su esposa Marimar y su hija-, macetas de flores… todo ello con una fineza que lo hace singular.

El dibujo, el grabado, la fotografía y la escultura son otras facetas de la labor plástica del autor, que se manifiesta como un artista polifacético. Su percepción de la realidad le lleva en ocasiones a congelarla y produce un sentimiento inquietante o interrogante en el espectador.



.