viernes, 3 de marzo de 2017

Luis de Pablo: “Los Encuentros de Pamplona del 72 fueron Alea, pero a lo gordo”




“- Jesús Huarte: Quiero hacer un regalo muy grande a mi ciudad, Pamplona. Luis, ¿qué se te ocurre?
-       Luis de Pablo: Pues Alea, pero a lo gordo. Y si Alexanco quisiera meterse conmigo en semejante berenjenal, sería ideal. Y se metió. Y lo fue.“



L.M.A.

Pamplona, 3 de marzo de 2017.- Éste fue el germen del acontecimiento artístico más importante sucedido en Pamplona, que este año celebra su 45 aniversario, según ha contado el compositor Luis de Pablo durante su intervención en la presentación del libro Los Encuentros de Pamplona de 1972 en el Museo Universidad de Navarra. Así como Alea fue el laboratorio para la composición y experimentación musical, los Encuentros supusieron un impulso a la creación artística contemporánea. “Ambos proyectos fueron gracias al atrevimiento de sus artífices, De Pablo y Alexanco, y a la generosidad de los Huarte”, quiso destacar el pintor Xabier Morrás.

En palabras del director general del Museo, Jaime García del Barrio, “el Museo Universidad de Navarra tiene mucho en común con los Encuentros del 72: ambos permanecen actuales, promueven la creación artística, con una mirada interdisciplinar y tienen vocación internacional”. “Por esto para nosotros los Encuentros son algo más que un evento: son nuestra inspiración, parte de nuestro ADN y nuestro origen, puesto que este museo también surgió tras la donación de la colección de María Josefa Huarte” .

El volumen consta de 439 páginas, y su edición ha supuesto dos años de trabajo de investigación, tiempo en el que se han realizado entrevistas a sus protagonistas principales, encargado ensayos y explorado nuevos archivos de datos y fotografías, obteniendo avances en el conocimiento de este evento artístico. Aunque según su coordinador, Rafael Llano, “al hacer las entrevistas no he encontrado dos relatos iguales, por lo que el diálogo continúa abierto”, lo cierto es que el libro aporta informaciones hasta ahora desconocidas.

Por su parte, José Luis Alexanco recordó el proceso en el que se vio enfrascado para editar el que fuera el primer libro sobre los Encuentros -hoy cualquier ejemplar remanente se considera una joya- y destacó que “sacar ese libro adelante me llevó más de ocho meses de trabajo y correspondencia; hoy, con internet, lo hubiera sacado en tres semanas”.

“Esto sigue siendo tremendamente moderno; ocurrió en el 72 pero hoy sigue presente”, destacó Eduardo Momeñe, que fotografió el acontecimiento, junto a Pío Guerendiain y otros.

Al acto acudieron numerosas personas del mundo del arte y la cultura de Pamplona:
Javier Manzanos, del Ayuntamiento de Pamplona, Gregorio Díaz Ereño y Elena Martín, de la Fundación Jorge Oteiza; artistas como Javier Balda, Carlos Cánovas y Adolfo Martínez; Iñigo Silva, colaborador del libro; Charo Huarte y su marido Juan Martínez de Lejarza, en representación de la familia Huarte, entre otros invitados y expertos.

Una asistente preguntó a Luis De Pablo: “¿Qué haría usted si le encargaran los Encuentros hoy?, a lo que el compositor respondió “cogerme el primer tren e irme corriendo”.  El coloquio con el público lo clausuró Iñigo Silva, quien animó a todos a mantener el espíritu crítico y transgresor que reinó esos días y a transmitirlo a las próximas generaciones. “Yo salgo en la foto que ilustra la portada de libro. Tenía 45 años menos. Para mí, lo más importante es que mis hijos me vean”.