domingo, 29 de enero de 2017

José Félix de Vicente: Conferencia sobre “Arte y Costumbres en los conventos de clausura de Madrid”





 Niño dormido de las Descalzas Reales


L.M.A.


            Madrid, 30.01.17 .- El arquitecto y sacerdote don José Félix de Vicente pronunció una conferencia sobre “Arte y Costumbres en los conventos de clausura de Madrid” en la Tertulia Ilustrada, presidida por María Eugenia Martínez y dirigida por Julia Sáez-Angulo.

            El conferenciante hizo un recorrido por el ciclo litúrgico del culto en la Iglesia Católica, al tiempo que manifestaba las distintas costumbres piadosas de las monjas de clausura en los conventos madrileños, algunas de las cuales llegaron de Andalucía y se propagaron por Levante. Buena parte de estas costumbres litúrgicas o piadosas arrancan del periodo de los Austria en España, se cristalizan y adquieren su máximo esplendor durante el Barroco madrileño.

            Don José Félix de Vicente y Rodríguez (Madrid, 1946), sacerdote de la iglesia de san Ginés, la más antigua de Madrid, fundada en el siglo XI, y arquitecto, Asesor General para el Patrimonio Cultural de la diócesis, se detuvo especialmente en el ciclo navideño que se clausura el 2 de febrero, día de la Candelaria, fecha en la que tradicionalmente se desmontaban los belenes. “El tiempo y las tareas de las monjas de clausura está muy regulados diaria y hebdomadariamente", explicó.



            Habló de las  numerosas figuras del Niño Jesús, “el Esposito”, y el Niño perdido, que las monjas de clausura visten y alhajan, desde los pañales hasta lujosos trajes bordados de distinto tipo. La rica colección del convento de las Descalzas Reales se expuso en la Sala de Alabarderos de Palacio Real de Madrid en 2011, con gran éxito de público. Los hay en la cuna, reclinados, sentados, de pie… vestidos de obispo, cura, monaguillo, san Isidro y otros santos y hasta de “Cocinerito… “Los Manolitos” –así se los conoce popularmente-, superan el centenar y medio de figuras.

            También abundan en los conventos de clausura la figura de San Juan Bautista, precursor del Mesías, y las de San José y la Virgen. Los belenes de las clausuras madrileñas, que suelen armarse en la sala Capitular o en las capillas, constituyen un rico patrimonio, de los que don José Félix ha llevado a cabo cuatro exposiciones para el gran público. Entre ellos hay verdaderas joyas desde el siglo XIII hasta el belén napolitano del XVIII.

            Las sibilas fueron otro aspecto explicado por don José Félix, profetisas que vienen del mundo pagano y se introdujeron en la tradición cristiana. Recordó que son los conventos de clausura, quienes las evocan y que, tan solo en la catedral de Mallorca  y otras iglesias de la isla. se las recuerda, con el célebre Canto de la Sibila, que se entona durante la misa del gallo.

            La música es otro gran tesoro artístico en las clausura madrileñas, en las que se interpretan cantos religiosos, polifonías, de Tomás Luis de Vitoria, Cabezón o Cabanilles.

            Mencionó igualmente los grandes nombres del arte de la pintura y escultura que tienen obra en los conventos de clausura, como son Sánchez Coello, Murillo, Velázquez, Alonso Cano… También citó dos piezas singulares: una bola de marfil imperial china, como cabeza de la Virgen y la teca de malaquita del zar Nicolás II de Rusia.


 Niño de la Pasión


-->