viernes, 3 de febrero de 2017

José Morata: “El Cantar de la Tierra”, Paisajes del recuerdo y la añoranza de Cuenca, Caravaca y Rocamadour




 José Morata



Julia Sáez-Angulo


            El pintor y profesor de arte José Morata ha expuesto recientemente su serie pictórica “El Cantar de la Tierra”. Paisajes del recuerdo y la añoranza en el Círculo de Arte Toledo, situado en la plaza de San Vicente de la ciudad imperial.

            La serie “El Cantar de la Tierra”, cuadros de grande y mediano formato, muestra el trabajo pictórico más reciente de José Morata (Mula, Murcia, 1948), residente en Toledo, ha ejercido la docencia de arte hasta 2013, después de 35 años en el Colegio Nuestra Señora de los Infantes.

            Hombre inquieto y activo en el campo de la cultura, es miembro fundador del Círculo de Arte de Toledo, desde 1995 y coordinador de exposiciones de dicho Centro desde 2002 hasta hoy.

            Morata confiesa que su pasión por el paisaje viene de lejos y recuerda al profesor José Carralero y sus excursiones a la montaña para pintar paisaje. El pintor ganó la beca de El Paular (Madrid) de paisaje, años 70 en los que el autor llegó a pintar 52 cuadros en mes y medio.

            El pintor recuerda con afecto la localidad de Moratalla (Murcia), “pueblo rodeado de montañas abruptas y una huerta inmensa, donde viví mi infancia y mi juventud”.

            Toledo fue la ciudad de su destino para ejercer la docencia y en ella descubrió “una ciudad maravillosa”. “Toledo es cautivador, majestuoso, laberíntico, imponente. Abrazado por el río Tajo tiene un atractivo poético-plástico realmente impresionante. Yo soy un enamorado de Toledo y lo pregono a viva voz”

            José Moratalla cuenta que su hija Beatriz estudió Bellas Artes en Cuenca y llevó a cabo numerosos viajes a esta ciudad, que también le atrajo por “su paisaje, su ubicación, su entorno y arquitectura”, por lo que la ha recreado en muchos de sus cuadros.

            “Una de las misiones del artista plástico debe ser la de intentar captar el misterio y la belleza de lo que nos rodea y por medio de la materia y la técnica utilizada con pasión e intensidad, hacer patente en la obra, la voz poderosa, profunda y maravillosa de aquello que estamos contemplando, es decir, el asombro inefable ante la vida, la naturaleza y lo creado por Dios y por el homre, que nos conmueve y nos subyuga profundamente”.

            La exposición en el Círculo de Arte acogió paisajes de Murcia, especialmente de Caravaca y Moratalla, así como de Francia: Turenne, Curmonte y Rocamadour, lugares que ha atraído al pintor “por su belleza e inspiración creadora”.

            El catálogo de la exposición acoge textos de distintos poetas, amigos del pintor como Jesús Pino Garrobo, Santiago Sastre Ariza, Paco Morata, José María de Quesada y Diego Gómez.

Más información

-->
www.circulodeartetoledo.org