lunes, 1 de marzo de 2021

Álvaro Suarez Vertiz, pintor peruano en España, fundador de Garabaticismo


"Don Quijote y Sancho", por Suárez Vértiz

Álvaro Suárez Vértiz, pintor peruano


Julia Sáez-Angulo

1.03.2021.- Madrid.- Álvaro Suárez Vértiz (Chosica. Perú, 1949). Desde su infancia se inicia en una estricta formación artística en la Academia que dirigía su padre, Germán Suárez Vértiz, quien fuera Director en dos ocasiones de la Escuela Nacional de Bellas Artes. Ha visitado España y responde al cuestionario:

1.- ¿Lleva usted el arte en el ADN, pues su padre fue director de Bellas Artes y creo un taller?

Sí, desde mi más tierna infancia he estado al lado de mi padre (Germán Suárez Vértiz), eso me permitió ver pintar a muchos artistas que actualmente son famosos, aprendí mucho de eso. Mi padre vio mis aptitudes artísticas de niño y me cultivó en el Arte. Primero en la escuela académica clásica al lado de grandes maestros de la época. Viendo y conviviendo con grandes maestros.

2.-¿Le gustó a su padre que siguiera sus pasos?

Claro, él me motivaba muchísimo, me enseñó las bases del dibujo, perspectiva, pintura, pastel, escultura y varias técnicas de grabado. Además de permitirme trabajar en su taller mientras él trabajaba. Para mi padre el Taller era como un espacio sagrado y eran contadas las personas a las que permitió entrar.

3.- ¿Como definiría el garabaticismo que usted ha creado?

    El estilo o Escuela Garabaticista es muy personal. Nace a partir del constante trabajo que realicé en publicidad durante muchos años de mi juventud en México y Perú; sobre todo el diseño de storyboards. Considero que me permitió adquirir cierta habilidad en el trazo, soltura, dominio del color y seguridad.  Por otro lado, la capacidad creativa la he tenido desde la infancia; no sólo en la pintura sino como algo natural que demostraba en la música, en el modo de hablar; hacer juegos de palabras, hacer cuentos orales a mis hermanos; e incluso en el sentido del humor. Profesionalmente me ha servido ser creativo para las Campañas Publicitarias, Edición de libros, gráficas para diferentes ilustraciones y creación de logotipos para Marcas importantes. 

    En cuanto al Garabaticismo; el nombre lo puso un reconocido crítico de Arte peruano. se caracteriza por el trazo improvisado y espontáneo es algo que expresa y plasma una imagen dentro de todo lo que es contrario a ella.

    El trazo no se puede repetir igual, los colores tampoco son extremadamente espontáneos; es una Arte que sale del estómago con mucha fuerza que no podría repetir exactamente, por lo cual considero que sería muy difícil hacer otra obra igual; puede ser similar o parecida, pero no igual. La espontaneidad de las líneas junto con la improvisación del color es algo que no está planeado en su totalidad; sino que se va formando de manera improvisada constantemente. No es abstracto, es un surrealismo que tiene una nueva forma de expresión que a su vez requiere un dominio total de las bases de la pintura formal.

4.-¿La pintura por encima de su profesión de paleontólogo?

    Principalmente me dedico a la pintura; es decir de eso vivo. Desde niño siempre fui muy curioso, sobre todo en temas científicos relacionados con la vida animal y vegetal. La actividad paleontológica la comencé con un grupo de amigos en los años 90; me dio la oportunidad de aprender nuevas terminologías y a vivir con la naturaleza en medio del desierto y rodearme de expertos paleontólogos reconocidos mundialmente y de diferentes partes del mundo como Mario Urbina, Olivier Lambert, Christian de Muizon, Elisa Malinverno, Claudio Di Celma, Giovanni Bianucci, entre otros peruanos jóvenes que trabajan en Museo de Historia Natural de Lima. Comencé haciendo reconstrucciones fósiles y maquetas de diferentes especies extintas, sobre todo de mamíferos marinos. Durante las expediciones tuve diferentes hallazgos paleontológicos; el más reciente y valioso es el Inticetus Vertizi. Que es una nueva especie, una nueva familia; pues no se sabe de dónde viene y qué deriva de ella.

    La pintura es mi profesión y mi vida y la paleontología es una actividad de disfrute que me permite un campo más de relax.

5.- ¿Ha pintado murales?

No de manera profesional, pero sí como estudiante en un equipo de trabajo bajo la dirección de un profesor en la ENAP Xochimilco-UNAM (México).

Siendo mi padre director de Bellas Artes, tuve el privilegio de codearme con grandes artistas e intelectuales de la época. Una de esas grandes oportunidades se presentó cuando mi padre me pidió que vaya a ayudar a Teodoro Núñez Ureta, quien en ese tiempo estaba pintando el mural “La Educación en el Perú”. La técnica al fresco, requería mucho esfuerzo para un niño de 11 años, pero disfruté ayudándolo. 

6.-¿Tiene horror al vacío?

    No es que tenga horror al vació; pienso que el vacío no existe en mi trabajo. Para mi el vacío es mucho de lo que yo no considero importante. Admito que mi trabajo es medio barroco, pero también tengo obras en las cuales el vacío predomina; sobre todo cuando son dibujos o tintas chinas. En la pintura me sucede lo contrario, me encanta llenar los espacios de color, manteniendo la perspectiva y los fondos considerando que los vacíos pueden también ser tratados.

EL COLOR PERMITE EXPRESAR DISTINAS SENSACIONES

7.- ¿La pintura es color por encima de todo?

    No siempre, tengo varios cuadros a blanco y negro con toques de gris o sepia; pero generalmente soy muy colorista ya que es algo que lo siento más; el color alegra y le da mucha fuerza al trabajo. Un trabajo colorido me permite expresar diferentes sensaciones y emociones.

8.- ¿Por qué ese seguimiento de Edward Munch?

    No sigo a Edward Munch; es quizás una casualidad que mi estilo pueda parecerse a algunos de sus trabajos. Entre mis artistas preferidos están Picasso, Miró y un clásico como Goya. Varios me han comentado que mi pintura les recuerda a Edward Munch, lo considero un Maestro; pero no lo he seguido ni ha sido mi modelo a seguir. Como respondí anteriormente, mi trazo y estilo al que llamo Garabaticismo nace del trabajo constante en el boceteo para los storyboard que se usan en las secuencias de cine.

9.- ¿En qué medida el dibujo?

    El dibujo está latente y permanente siempre. He cambiado en mi lógica o en mi vida, la forma de plasmar el dibujo. Mucho quizás influencia de Picasso y artistas contemporáneos de él; en donde valoro de manera diferente las formas de lo real. Haciendo que el dibujo mío se convierta en un idioma muy personal que muchas veces es comprendido por el espectador de mi obra.

10 ¿Qué obras suyas están en museos y colecciones públicas?

    Mi obra está principalmente en colecciones privadas; que cuentan en algunos casos con más de 20 obras cada uno; como la de William Wood, Ántero Flórez Aráoz, Jorge Bardales, Luigüi Rubini, Claudia Aron, Enrique de Rávago Bustamante. En cuenta a colecciones públicas o Museos puedo nombrar a la National Gallery of Canada de Richard Holden, La Casa Museo del Quijote del Perú cuenta con 16 obras mías. Hice un monumento en la ciudad de Toluca en 1992. El 2008 un Museo en Texas adquirió un lienzo. El 2019 tuve invitaciones para que mi obra forme parte de un Museo en Seúl y en Dubai; pero no se concretó. 

    Uno de los motivos por los que vine a España el 2020 era que 6 cuadros formen parte de un Museo en Toledo (CORPO), pero el tema de la Pandemia y por otras circunstancias paralelas no se dio. Luego esos cuadros fueron adquiridos para una Colección Particular en Barcelona.

11.- ¿Qué aporta la Historia del Arte en Perú ¿Qué nombres destacaría?

El Perú tiene influencia occidental principalmente y dentro del mestizaje que se ha dado con España, Italia y otros países europeos; hemos heredado la misma concepción y división por etapas de la Historia del Arte Europeo. El Perú al ser un país multilingüe con idioma oficial español y otras lenguas de las que destacan el quechua y el aymara; se pueden apreciar una riqueza cultural en vías al pluriculturalismo. Esto se evidencia en el proceso de sincretismo cultural presente en el Arte Colonial. Muchos artistas mestizos de esta etapa eran anónimos. La pintura era figurativa y de temática mayormente religiosa; pues esta era un instrumento de evangelización. De esta etapa destacan: Diego Quispe Tito, Basilio de Santa Cruz Puma Callao y Marcos Zapata. 

Durante la transición y la etapa republicana, se experimenta influencia de la cultura afroperuana, teniendo entre los temas más representados los retratos, temas históricos y costumbristas. A esta etapa pertenecen el acuarelista Pancho Fierro y José Gil de Castro. El arte moderno tiene tres vertientes principalmente el academicismo clásico, el indigenismo y vanguardismos.  Dentro de los representantes del academicismo se encuentran Daniel Hernández, Carlos Baca Flor; contemporáneo a ellos, pero con un estilo más personal y alejado del academicismo es importante Teófilo Castillo. Dentro del indigenismo destacan: José Sabogal, Francisco Lazo y Julia Codesido y en las Vanguardias: Ricardo Flores, Alejandro González Trujillo “Apurimak”, Carlos Quispez Asín y Sérvulo Gutierrez. Finalmente, dentro de los pintores contemporáneos que destaco están: Tilsa Tsuchiya, Teodoro Núñez Ureta, Gloria Gomez Sánchez, Víctor Humareda, Francisco Abril de Vivero, Alberto Dávila, Venancio Shinki, Fernando de Szyszlo, Eduardo Moll, Carlos Revilla, Juan Javier Salazar, Gerardo Chávez, Luz Letts, Eduardo Tokeshi, José Carlos Ramos, Cuco Morales, Jaime Vasquez, José Luis Carranza, José Carlos Martinat. 

12.- ¿Quiénes fueron sus maestros en la pintura?

Mis primeros maestros fueron mis padres (Germán Suárez Vértiz, María Teresa Reyes Carrillo), Teodoro Núñez Ureta, Sérvulo Gutiérrez; Carlos Bernasconi, Tilsa Tsuchiya, Víctor Humareda, Alberto Dávila; todos ellos fueron alumnos o amigos de mi padre que opinaban sobre mi trabajo. 

En México en la UNAM tuve grandes maestros: Luis Nishizawa, José Luis Cuevas, Francisco Toledo, Antonio Diaz Cortéz. Empecé luego a trabajar con maestros de escultura: Ricardo Ponzanelli, Valerio Ponzanelli, Rosa María Ponzanelli. Siendo el más destacado Gabriel Ponzanelli con quien trabajé en conjunto en un Monumento a Salvador Sánchez Colín, que se encuentra actualmente en la Ciudad de Toluca-México  

13.- ¿Por qué le interesa el personaje de El Quijote al hacer 50 cuadros sobre el personaje cervantino?

Siempre he admirado al Quijote para mí, al ser un personaje imaginario se presta mucho para darle múltiples interpretaciones en mi estilo Garabaticista. Como pertenece al imaginario popular y representa la locura, el heroísmo, justicia y por enseñar esta obra cervantina muchos valores que la hacen atemporal; es para mí un privilegio y placer representar al Quijote. En cada representación hago un homenaje a tan destacada figura literaria de Cervantes. Que ha sido el libro más impreso y reproducido de la historia de la humanidad

14.- ¿Le asusta la línea recta?

No me asusta ninguna línea, cada línea tiene su momento y su intención; la línea da sensación de fuerza y rigidez y la línea curva da la sensación de movimiento y sensualidad. En mis obras hay tantas líneas rectas como curvas, cuando plasmo horizontes, lanzas, aspas de molino, Castillos, entre otros; abunda la línea recta; Puede que la línea curva opaque a la recta; pero eso no la hace menos importante y siempre está presente.

Más información

https://www.alvarosuarezvertiz.com/%C3%A1lvaro-su%C3%A1rez-v%C3%A9rtiz/ 


No hay comentarios: