lunes, 5 de marzo de 2012

Guillermo Muñoz Vera, Pintura sobre “El Descubrimiento de América”


“El Descubrimiento de América”
Pintura 2011 - 2012
Guillermo Muñoz Vera
Fundación Arauco
Serrano, 27, 2º Madrid
Marzo-Abril, 2012


Julia Sáez-Angulo


Después de la muerte de Claudio Bravo, Guillermo Muñoz Vera (Concepción, República de Chile, 1956) es sin duda el pintor realista chileno más cotizado del panorama internacional. Actualmente expone en la Fundación Arauco (Arte y Autores Contemporáneos) su serie de cuadros titulada “El Descubrimiento de América”, después de haberlo hecho recientemente en Forum Gallery de Nueva York y lo hará, a continuación, del 2 de abril al 5 de mayo en Miami.

Muñoz Vera, residente en Madrid desde hace casi tres décadas, es un artista que ha compartido la creatividad pictórica con la docencia hasta crear la Fundación Arauco –con sedes en Madrid y Chinchón-, donde ha impartido clases con numerosos artistas becados de América Latina. La Fundación Arauco, que acoge las academias, está presidida por Carmen Spínola, discípula del pintor chileno.

Muñoz Vera que trabaja habitualmente por series (Glaciares, Selvas…) se encuentra a gusto con el tema histórico del Descubrimiento y lo interpreta de modo amplio, representando numerosas carabelas y barcos en muy distinta visión, así como personajes alusivos a la navegación: cartógrafos, geómetras, geógrafos, almirantes, navieros… Algunos cuadros como “El mundo de Ptolomeo” o “Pedro Sarmiento de Gamboa” o “El mercader de Sevilla”, son de gran interés. Sus monjes silenciosos son también figuras de gran belleza.

Artista versátil recorre los géneros que van desde la figura al bodegón pasando por el paisaje, las marinas, el bodegón o retrato. Sus cuadros de gran formato que acogen océanos, olas y tormentas son una grandiosidad sublime.

Entre los bodegones, destaca el de las granadas, donde la luz se fija en la intensidad de los frutos rojizos. Sus naturalezas muertas con libros o pergaminos junto a la luz de velas encendidas o apagadas son valiosas “vanitas”, que retrotraen al espíritu del siglo de Oro español, con los juegos de luz de un George Latour.

Guillermo Muñoz Vera es un artista de gran talento, con una maestría envidiable para aplicar la pincelada de óleo justa en sus lienzos pegados sobre tabla, que es el soporte preferido del autor. Empasta lo justo en las luces para dotar de veladuras en las sombras. Su sentido del color es matizado y su dominio del dibujo es asombroso, su apuesta por la pintura bien hecha y sin complejos es un hecho digno de elogio.

Muñoz Vera recibió hace unos años el encargo de llevar a cabo unas pinturas murales en el metro de Chile, que causaron un fuerte impacto entre los ciudadanos.

El pintor chileno cuenta con numerosos coleccionistas en América que siguen puntualmente el ritmo de su producción. En una de sus últimas muestra americanas causó verdadero impacto uno de sus cuadros titulado “Maia con kalasnikof”, toda una provocación con una guerrillera árabe embozada y vestida de negro, con unos hermosos y retadores ojos. La pintura fue reproducida en numerosas publicaciones.

En un país como España, donde las artes como el cine o la pintura apenas recrean nuestra historia, el chileno Muñoz Vera sintoniza con el bicentenario del Descubrimiento y las Independencia de las Repúblicas Hispanoamericanas para dejarnos una reflexión pictórica de ese momento y es mundo en que dos continentes y dos mundos se encontraron.

¿Para cuando la gran exposición de este artista en un museo oficial? Bien lo merece.

Más información
www.arauco.org
.
.