domingo, 4 de marzo de 2012

HOMENAJE A MARÍA ROSA CALVO-MANZANO POR TODA UNA VIDA DE DEDICACIÓN A LA MÚSICA


L.M.A.


CONCIERTO “LA MAGIA DEL ARPA”


(DÍA 8 DE MARZO DE 2012, DIA INTERNACIONAL DE LA MUJER TRABAJADORA)

PRESENTACIÓN DEL ACTO POR EL EXCMO SEÑOR DON ANTONIO BONET CORREA, DIRECTOR DE LA REAL ACADEMIA DE BELLAS ARTES DE SAN FERNANDO DE MADRID

PROGRAMA

ARPA CONVENCIONAL

-Danza Hispana Arpa y Cuarteto de Cuerda Claudio Prieto

Obra dedicada a María Rosa Calvo-Manzano

- Ciclo Plateresco. Tema con variaciones. Op. 100 Joaquín Turina

(Trascripción para Arpa y Cuarteto de Cuerda por María Rosa Calvo-Manzano)

-Quinteto para Arpa y Cuarteto de Cuerda, OP. 62 José María Franco

(Revisión por: María Rosa Calvo-Manzano)

- Lento non troppo-Allegro moderato

- Andante expresivo

- Andantino

Obra dedicada a María Rosa Calvo-Manzano

-Hommage Manuel Martínez Burgos

Para Arpa con acompañamiento de Flauta, Clarinete y Cuarteto de Cuerda

Estreno absoluto y obra dedicada a María Rosa Calvo-Manzano y escrita para este acto

PRESENTACIÓN EN PÚBLICO DEL ARPA BLUE

- Khitara y Syrinx para Flauta y Arpa Alejandro Román

Estreno en versión de Arpa blue

Obra dedicada a María Rosa Calvo-Manzano

- Breve tiempo de Otoño para Flauta y Arpa Félix Sierra

Estreno en versión de Arpa blue

Obra dedicada a María Rosa Calvo-Manzano

- Harp Suite, op. 83 José Susi

I. Con swing

II. Come un vals

III. Meditación

Estreno absoluto y obra dedicada a María Rosa Calvo-Manzano y escrita para este acto

- Tres breves piezas para Arpa Blue M. R. Calvo-Manzano

- El arpa en la niebla

- Ludovico blue

- Los doce colores sonoros del juego caprichoso del biombo de Rajastan.

Estreno absoluto

Intervienen:

Serguey Teslya, Joaquín Torre - Violines

Alan Kovacs - Viola

Iagoba Fanlo - Violonchelo

Vicente Martínez - Flauta

Justo Sanz - Clarinete

María Rosa Calvo-Manzano – Arpa

Dirección – Manuel Martínez Burgos

Técnico de sonido:

José Luis Iglesias Alejandre

En este concierto la artista tocará con dos instrumentos: Arpa Salvi, modelo diseñado por M. R. Calvo-Manzano, y construido especialmente para ella, y Arpa blue, modelo Camac.

Organiza: Fundación BBVA: Palacio del Marqués de Salamanca Paseo del Recoletos, 10. Madrid-28001


Notas al programa

No hay nada que emocione más a un artista, que poder interpretar un concierto, en el que todas las obras del programa hayan sido escritas y dedicadas a dicho artista en su condición de intérprete. A lo largo de mi vida he tenido muy claro, que sólo la nueva creación musical estimula en dos vertientes: a revisar los sistemas organológicos instrumentales para avanzar en el tiempo y la historia, y, a la par, a revisar los mecanismo digitales interpretativos. La obra más antigua en el catálogo del repertorio que ha sido dedicado a mi persona, nació al principio de la década de los sesenta, cuando yo era una adolescente. Había conocido como profesor a José María Franco, como había conocido a un gran plantel de maestros de talla sin igual, en una andadura de estudiante que no se conformaba con el aprendizaje puramente instrumental, sino que ahondaba en materias, por qué no decirlo, en aquellos años, casi prohibidas para las mujeres. Así pues, en las clases de Contrapunto, Musicología y Folklore, y Composición, por ejemplo, yo era la única chica que asistía a aquellas aulas. Pero eso me creó una corriente de simpatía entre mis profesores, que me llevó a ser amiga de ellos, y a componer para mí, siendo casi una niña. Así nació el Quinteto de José María Franco, que hoy escucharemos. Y su nacimiento obedeció para ser interpretado con el Cuarteo Clásico de Radio Nacional, que era su denominación oficial, y estrenarse y grabarse en la Radio oficial de aquellos años, Radio Nacional de España, que, a la sazón, hacía una encomiable labor de divulgación, verdaderamente heroica en aquellas décadas de restricción, casi oficial, a la música. Este Quinteto es una joya musical en todos los sentidos, en construcción, empaste, sonoridades. Una obra de clara armonía impresionista, con melodías de corte posromántico, con un tratamiento ideal de la cuerda, que José María Franco conocía muy bien, pues tocaba con la misma soltura el violín y la viola. A cuántos conciertos ofrecidos con los Stradivarius del Palacio, asistiría yo en mi niñez, y allí veía a José María Franco alternar estos dos instrumentos, con toda naturalidad en cada concierto. Una cualidad del maestro Franco es la habilidad para disponer los acordes en las inversiones justas y con las disposiciones de los intervalos internos en la más precisa y adecuada de las colocaciones, de tal forma que si se invierte el sentido de alguna nota ya no suena igual. Pues este Quinteto lo toqué en aquellos años jóvenes muchísimo. Naturalmente, de la mano del Cuarteto Clásico, cuyos componentes, José Fernández (marido de otra querida profesora del Conservatorio, Carmen Díez Martín), Rafael Periáñez, Antonio Arias y Carlos Baena, casi me adoptaron como hija artística de ellos. De igual manera lo hizo el maestro Franco, quien llegó a llamarme ahijada. Y de esa amistad fraterno musical, salieron una veintena de obras para arpa (a solo, música de cámara, y arpa y orquesta), que he grabado en un álbum monográfico, acompañado de la edición de un estudio de su obra. Y todo ello en homenaje al gran maestro José María Franco, injustamente desconocido, pues la gratitud es un deber en el ser humano, y, además, hacía justicia dando a conocer su gran obra. Ese fue el arranque de la literatura para arpa del siglo XX y, ya, XXI, escrita para mí, y a mi dedicada. Y, afortunadamente, vamos casi por las doscientas obras nuevas para añadir a la literatura de arpa. Es ya muy importante el catálogo español contemporáneo conseguido en este largo periplo donde he caminado sin prisas, pero sin pausas.

Claudio Prieto,

Para este evento, él mismo nos escribe un breve resumen de su obra. que, a continuación se incluye con estas notas. Pero ya puedo adelantar, que salió de mi constante petición a los compositores en cuanto a escribir para Arpa. De esta constante y sin pausa idea surgió uno de los Conciertos más apoteósicos que se puedan haber escrito para el instrumento: Cielo y tierra, para tres arpas convencionales y una blue. Concierto que rezuma misticismo español humanista, a pesar de buscar nuevo cauces, como es el propio color del arpa electrónica. El concierto, por su complejidad y ambicioso proyecto, fue un reto, que Claudio Prieto asumió y venció con toda soltura y acierto. La obra fue estrenada nada más concluirse, y se ha multi interpretado en diversas salas de concierto. Claudio Prieto escribe así de su Danza Hispana:

“Desde mis tiempos de estudiante en el Real Monasterio de El Escorial, he venido analizando con enorme interés la obra del monje escurialense Antonio Soler, - catalán ilustre formado en la Escolanía de Montserrat y sin duda, uno de nuestros mejores músicos - y acariciando la idea de llevar a la orquesta, ya sea de cámara o sinfónica, su mundo sonoro.

La oportunidad surgió cuando una serie de circunstancias me acercaron al FANDANGO, una de las partituras, como muy sabiamente decía mi maestro, el Padre Samuel Rubio, con la que se inscribe el compositor de Gerona en la lista de los grandes creadores que dejaron su fantasía por los ritmos de esta típica danza española: Gluck, Mozart, Boccherini, Rimsky Korsakov, Albéniz, Granados, Falla...

Es indudable que estamos frente a una pieza maestra y como tal repleta de aciertos. Todo en ella es genial, desde esa especie de bajo "ostinato" que se repite casi continuamente y cuya extensión no sobrepasa los dos compases, hasta los atrevidísimos adornos de elisiones, cromáticos, apoyaturas, retardos, notas sincopadas... juegos sonoros, en fin, que consiguieron atraparme y con los que alcancé una total compenetración. Tanto es así, que al abordar la traslación, mi primer deseo era situarme a la altura de la obra ya existente, respetando con sumo cuidado es estilo, la expresión, la dinámica, el espíritu reinante en el discurso... y hallando, por otra parte, los timbres adecuados al momento y a la riquísima coloración del clave, trasplantando incluso ese ritmo un poco vacilante, como si flotase en el ambiente, que caracteriza a ese precioso instrumento.

Afortunadamente, creo haber obtenido respuesta a mis deseos, pues el paso del tiempo se ha encargado de ir corroborando esta pieza como un auténtico logro en mi trayectoria artística.

El FANDANGO DE SOLER fue encargo del 34 festival Internacional de Santander y se estrenó el 31 de agosto de 1985 en la plaza Porticada de dicha ciudad, por la Orquesta Sinfónica de la Radio Frankfurt, dirigida por Eliahu Inbal. La obra participó en el Año Europeo de la Música y tres años más tarde fue elegida por Radio Nacional de España para la XX Temporada de la Unión Europea de Radiodifusión (UER). Ha sido

interpretada por numerosas orquestas y adaptada por el Ballet Nacional de España en coreografía de José Antonio. Tanto en su versión concertística como en la coreografía, ha viajado y cosechado éxitos en el mundo entero.

Catorce años después he vuelto otra vez al Fandango soleriano para dar vida a una de mis últimas obras bajo el título de DANZA HISPANA, para arpa y cuarteto de cuerda. Esta pieza ha sido compuesta a petición de María Rosa Calvo-Manzano, a quien está dedicada y cuyo estreno mundial tuvo lugar en Alcalá de Henares el 12 de noviembre de 1998.”

Joaquín Turina,

La obra de Turina es en origen, un trabajo de “oficio” que me encargó Don Julio Gómez, cuando yo era discípula suya de Composición. Fue una hechura nacida para ejercitar la instrumentación, puesto que la obra originalmente, está escrita para Arpa y Piano. Fue un trabajo completamente opuesto a la reducción de la partitura orquestal al piano. Luego he variado algunos fragmentos con el paso de los años. Le he dado diferentes pinceladas, influida por otras versiones. Es una obra andalucista, con sus “falsetas” y “farrucas” coronadas con cadencias andaluzas, y con sabor, como mucho de la obra de Turina, a la guitarra flamenca. Sus variaciones son platerescas, ornamentadas, como si se tratara del trabajo de un orfebre renacentista transportado a la música. La obra, en su primera versión salida de mi trabajo estudiantil, se interpretó con un improvisado cuarteto de cuerda y yo misma como arpista, en uno de los ejercicios de la clase de Composición del Conservatorio de San Bernardo. ¡El Conservatorio de San Bernardo! El querido caserón musical de los años de posguerra donde toda mi generación se formó de manera inigualable. Allí nos formamos sí, gracias al plantel de los excepcionales maestros que ejercían la docencia con inapreciable sabiduría e inusitado amor. De la mano de todos ellos aprendí, entre muchas cosas, el arte de la docencia.

Me emociona que mis compañeros estén tan presentes esta tarde en este emotivo acto para mí. Es tanta la emoción que me embarga, que no sé si voy a poder superar las vibraciones aceleradas del corazón para centrarme en la transmisión de sentimientos sensibles de agradecimiento y nostalgias.

Manuel Martínez Burgos,

Manuel ha escrito una obra con un título sugestivo, Hommage. Le agradezco su generosidad de estar esta tarde como querido compañero de claustro, y, sobre todo, como generoso compositor al dedicarme una obra que, con su título y contenido, simboliza y concretiza el acto de esta tarde. Manuel acaba de alzarse a principios del mes de febrero de este mismo año, como el ganador absoluto, con el Primer Premio, precisamente en el Concurso Internacional de Composición instituido por la Fundación BBVA. Pero no solo ha ganado el Primer Premio, sino que en la misma edición también le ha sido otorgado el Tercer Premio, y en la edición correspondiente al año 2011, ganó el Segundo Premio. Así pues, es un compositor muy especial para esta fundación que hoy nos acoge. Mas, me emociona pensar que la obra a mi dedicada, ha sido gestada y ha visto la luz, en medio del gran triunfo de este joven compositor. Él mismo hace una semblanza escrita de su obra para Arpa, Flauta, Clarinete y Cuarteto de Cuerda.

“Nadie pone en duda la incuestionable trascendencia que supone la figura de María Rosa Calvo-Manzano en el mundo del arpa, aunque lo que realmente ha motivado la composición de esta obra, dedicada a nuestra apreciada compañera, es su afán incansable por el aprendizaje, por el descubrimiento de los nuevos lenguajes y técnicas de la composición actual que hacen de su personalidad un referente intergeneracional. Hommage es una composición donde el arpa actúa como solista sin por ello renunciar a su integración en el conjunto. De líneas formales claras, la obra responde a una estructura tripartita en la que se enfatiza una búsqueda de colores camerísticos refinados manteniendo a la vez la fuerza sonora del septeto como motor de impulso primario y fuente de desarrollo.”

Alejandro Román,

Siguiendo con compañeros de claustro. Alejandro Román siempre ha estado en mi almohada, para reír mis alegrías y para llorar mis tristezas, de igual manera que lo ha hecho Vicente Martínez, amigo y compañero, que no solo ha compartido conmigo la interpretación de las obras de Alejandro, sino que también ha escrito para mi arpa. Alejandro compuso una hermosa obra para mi celebración matrimonial, y él compuso, igualmente, una obra para el funeral de mi santa y querida madre. Pero él ha compuesto tan ágilmente para arpa en distintas formaciones y a solo, que no podía faltar en esta tarde algo de su obra para arpa, que él mismo comenta con las siguientes palabras:

La idea surgida en mí hace muchos años de armonizar la preciosa pieza para flauta de Claude Debussy “Syrinx” me ha llevado finalmente y, por encargo de mi querida amiga y compañera Mª Rosa María Calvo-Manzano, y a ella dedicada, a escribir esta obra para arpa sola, que puede ser interpretada igualmente, en su versión con flauta donde, en este caso, la melodía debussyana es acompañada por el arpa en una fusión que hace que aparezcan como dos piezas autónomas que funcionan juntas en una misma obra, la cual he titulado “Khitara y Syrinx”.

La khitara griega es uno de los instrumentos precursores del arpa, así como el syrinx lo fue de la flauta. “Khitara” está compuesta bajo el molde que proporciona “Syrinx”, y empleando la bella melodía griega del “Epitafio de Sícilo”, que apareció en una columna de la tumba que Sícilo encargó construir para su mujer en el siglo I d.C

Continuando con compañeros queridos de claustro, qué suerte tengo, cuántos amigos han secundado mi idea en “perpetuo obstinado” de crear un nuevo repertorio para Arpa. No puedo tenerlos a todos aquí, como me gustaría, para tocar las obras que con tanto amor me han escrito y dedicado. Cómo habría deseado, en esta tarde tan especial, haberme rodeado de todos, como en un apretado coro musical, abrazo de comunión de arte y sentimiento. Félix Sierra explica, igualmente, su obra:

“Esta pequeña pieza, dedicada a mi querida compañera de claustro María Rosa Calvo-Manzano, y a ella dedicada, está construida contraponiendo dos ambientes sonoros. Por un lado el del arpa, que con su austero modalismo –austeridad también puesta de manifiesto en su rítmica– semeja el paso implacable del tiempo, y, por el otro, el de la flauta, de valores métricos más libres, y, si bien, la melodía está en parte limitada por el corsé modal, son frecuentes en ella las cromatizaciones que añaden languidez y una cierta voluptuosidad que nos acerca al seductor pecado capital de la pereza.”

En este apretado corro-abrazo de compañeros de claustro, están arropándome como intérpretes, Serguey Teslya, Joaquín Torre, Alan Kovacs, Iagoba Fanlo, Vicente Martínez y Justo Sanz, y tengo, y debo, y quiero agradecerles el cariño e interés que han puesto en este concierto. Soy consciente de lo difícil que ha sido buscar tiempo, en sus apretados espacios, para ensayar. Pero han colaborado con tanto fervor y entusiasmo, que al cúmulo de emociones, se añade el de sentir su compañerismo más entrañable y verdadero.

José Susi,

Me queda todavía otro agradecimiento, a mi maestro de jazz, José Susi, que también ha querido colaborar en esta tarde de vibraciones, con una preciosa obra jazzística, al más puro estilo de New Orleáns. Él mismo explica cómo ha ideado sus pentagramas arpísticos:

Harp Suite - J. Susi (op 83)

Harp Suite (op 83), es una Obra surgida a raíz de una conversación, con mi admirada amiga de hace muchos años, y gran Concertista de Arpa, María Rosa Calvo-Manzano, a la que está dedicada.

En esta conversación, María Rosa me insinuó, que le gustaría tocar algo con el Arpa Blue (electrónica), pero algo escrito especialmente para este Instrumento.

Si queremos o pretendemos componer una Obra para un Instrumento distinto en sonoridad al Arpa Tradicional o Convencional, también hay que intentar que la música se salga igualmente de la escritura Convencional o Tradicional -valga la redundancia-, para Arpa.

Este ha sido el motivo que me ha llevado a escribir una Obra para el Arpa Blue, como tal.

En el Ier Tiempo, -Con swing-, y como sugerencia de María Rosa, utilizo como Tema de Introducción, los 28 primeros compases de la Fantasía IIª. QUE CONATRAHACE LA HARPA EN LA MANERA DE LWDOUICO, de Alonso de Mudarra (1510-1580), y a continuación, paso a desarrollarlo como dice su título: “Con swing”.

El IIº Tiempo, -Come un vals-, tal como dice su nombre, es un pequeño vals, en el que juega el ritmo ternario, -propio del vals- con el ritmo binario, para romper esa monotonía siempre ternaria.

El IIIer Tiempo, -Meditación-, comienza con unos arpegios con armonías nacionalistas, y una melodía igualmente con ese mismo color, pasando en el centro a una melodía “Funky”, armonizada verticalmente y basada en el mismo color nacionalista, con connotaciones ritmico-armónicas Jazzízsticas, finalizando el Tiempo, con la misma melodía del principio y una pequeña Coda del Centro.”

¿Y de mi?, pues poco puedo hablar. Pero tengo que decir, que las tres obritas que cierran el programa, son un homenaje a la pintura de mi amiga Marta Cárdenas. Para ella, a su persona humana y artística, en toda su grandeza, he pensado, escrito y dedicado esta obra. Un día Marta, con su exquisita delicadeza de artista sensible, me obsequió con una copia de un trabajo que había hecho inspirada en un biombo hindú, que, a su vez, ella había conocido en casa de unos amigos en Londres. Todo giraba en torno a Rajastan. Nada más verlo, me impactó el color, la fuerza de sus trazos, el movimiento vivo de los diferentes dibujos, la garra que tenía el conjunto de aquellas siete secuencias, un septimino pictórico, que me inspiraba música. Y a bote pronto le dije, Marta, esto es un "tema musical con variaciones". Y aquí están estas Variaciones. Juegos de color sonoro, con los timbres propios del arpa. Un arpa que nos acerca a los sonidos de las cuerdas del sitar. Pensé en los doce sonidos de la escala cromática, como activador del color, pero dispuestos de forma cómoda para los pedales del Arpa. De su disposición, ora azar, ora casualidad, ora trabajo, y de las variantes de aquellas notas colocadas de forma programada, surgieron gamas de color modal y acordes de armonías nada convencionales, que sugerían, al menos, para mí, la pintura de mi admirada amiga. Y aquí está este homenaje, en el que no podía faltar Ludovico, como presidente mágico de toda la actividad de mi vida desde hace ya, muchos años. Y una obra más que tatareaba de forma obstinada mi marido, con nostalgia de los años de juventud. Una canción del conjunto denominado The Shadows, que hizo mella en la década de los sesenta del siglo pasado. Tanto escuché esta melodía, que un buen día, casi sin proponérmelo, la estaba llevando al pentagrama con el fin de musicarla para mi mágica Arpa. Y allí quise refundir la belleza de este dulce tema tramado en el sonido de las guitarras eléctricas que ondeaban en el conjunto, autor de esta obra. Mas, refundí todo en y con la magia ancestral de este instrumento, el Arpa, antiguo, donde los haya, y bíblico y davídico, como ninguno. Y así, esta melodía se ciñe y expande en apretado abrazo, hacia el instrumento más atrevido y moderno, el Arpa Blue (un arpa totalmente diferente del arpa convencional de pedales). El arpa blue es un cordófono sin membrana de vibración, en la constitución de su tapa armónica, pero con un universo sonoro que nos eleva a los espacios siderales más misteriosos y sorprendentes. Pues así termina este concierto, tratando de elevar el alma de todos Vds. hacia las cumbres del sentimiento más pleno y absoluto. Mis queridísimos y entrañables amigos, amigos que han sido y son el motor de mi vida, el estímulo para moverme y superarme, deseo que todos asciendan hacia el sitial donde se alojan las sensaciones anímicas más elevadas, en cuyo mágico lugar se esfuma la doble dimensión “espacio- tiempo”.

Para la celebración de este concierto he elegido dos de mis más queridos instrumentos: Un arpa Salvi, realizada para mí y bajo mi personal diseño y dirección, agradeciendo a dicha casa constructora de instrumentos, y en especial a mi buen amigo Victor Salvi, que acogió con todo entusiasmo mi propuesta, el enorme esfuerzo que para su puesta a punto llevó a cabo en su momento; y un arpa Camac, modelo arpa blue, que actualmente me tiene fascinada con su inusitado universo sonoro. Dos arpas totalmente opuestas, y que aun siendo el mismo instrumento, sus mundos son bien dispares: la primera representa lo convencional, la tradición; mientras que la segunda augura nuevas expectativas a las estéticas más futuristas y atrevidas.

María Rosa Calvo-Manzano

BIOGRAFÍA DE MANUEL MARTÍNEZ BURGOS

Manuel Martínez Burgos (Madrid, 1970) realiza sus estudios generales en el colegio británico Kensington School y los estudios musicales en el Real Conservatorio Superior de Música de su ciudad natal, obteniendo los títulos superiores de Composición, Dirección de Orquesta, Guitarra, Pedagogía y Musicología. Amplía su formación en Alemania en los Cursos de Darmstadt con Stockhausen, Rihm y Huber, y en Nueva York donde recibe los consejos de Milton Babbitt.

Es Doctor por la UAM (2004) obteniendo el Premio Extraordinario de Doctorado por su tesis sobre la técnica compositiva de Isaac Albéniz. Suya es también la edición revisada de Azulejos, editada en 2005.

Ha recibido relevantes premios de composición entre los que destacan: Primer Premio Concurso Internacional de Composición Auditorio Nacional de Música – Fundación BBVA (Madrid, 2012), Primer Premio Isang Yun (Seúl, 2009), Primer Premio Villa de Madrid (2006), Primer premio Sinfónico-Coral “Santander 250 años” (Santander, 2005), Primer premio Frederic Mompou (Barcelona, 2000), o el más reciente Primer Premio Eulalio Ferrer (México, 2011) de la Sociedad Cervantina de México.

Sus obras han sido interpretadas y grabadas por prestigiosas formaciones entre las que cabe mencionar la ONE, la Seoul Philharmonic Orchestra, la Orchestra of Colours, los grupos LIM, Enigma, o el Studio for New Music de Moscú entre otras; y varias grabaciones con el sello de RTVE.

Compagina su labor compositiva e investigadora con su labor docente, siendo funcionario de carrera, número uno de su oposición, en Fundamentos de Composición y profesor en el Conservatorio Superior de Madrid.

BIOGRAFÍA MARÍA ROSA CALVO-MANZANO

MARÍA ROSA CALVO-MANZANO es Catedrática Numeraria de Arpa del Real Conservatorio Superior de Música de Madrid (ganó dichas oposiciones por unanimidad del tribunal nada más cumplir la mayoría de edad, convirtiéndose, en su momento, en la catedrática más joven de la historia de España). Actualmente es la decana de los catedráticos del RCSM de Madrid.

El mismo año que gana las oposiciones a la Cátedra, gana, también por oposición, la plaza de Solista de Arpa de la Orquesta de RTVE, siendo miembro fundador de dicha institución, en cuya plaza está actualmente en régimen de excedencia.

Estudia en el Conservatorio madrileño, en cuyo centro ingresa a los cuatro años de edad, graduándose progresivamente en Arpa, Piano, Armonía, Contrapunto y Fuga, Composición, Acompañamiento al Piano, Música de Cámara, Folklore y Musicología, estudios todos realizados con las máximas calificaciones y coronados con premios. Es “Premio Extraordinario Conservatorio Fin de Carrera”. Así mismo es licenciada en Humanidades, por la Universidad Complutense de Madrid, Doctora en Arquitectura por la Universidad Politécnica de Madrid, ETSA, y Doctora en Historia por la Universidad San Pablo-Ceu, igualmente, de Madrid, obteniendo en ambos doctorados la calificación de Sobresaliente “CUM LAUDE”. Amplia estudios en Italia (Siena y Roma) y París, siguiendo paralelamente cursos universitarios y musicales (Universidad de Siena y Academia Chiggiana, y Universidad de la Sorbona y Conservatorio Superior de Música de París).

Inicia muy joven su actividad concertística, debutando en el Carnegie Hall de New York con tan resonante éxito de público y crítica (esta última la reconoce como un joven valor que con su técnica, expresividad y sonido, está llamada a revolucionar la técnica del instrumento), que es galardonada con el premio del Ayuntamiento de la ciudad como “la mejor joven artista extranjera del año”. A partir de ese momento realiza una importante carrera por USA, que la lleva a actuar en la Casa Blanca con motivo de la celebración del Bicentenario y acompañando a SS.MM. los Reyes de España. A lo largo de su vida desarrolla una rica actividad como concertista, actuando en los auditorios y teatros más importantes del mundo, así como en centros culturales e instituciones de tanto prestigio como Vaticano, Naciones Unidas, UNESCO…

Desde muy pronto, demuestra un inconformista afán de superación como estudiosa de diferentes disciplinas humanísticas. Es autora de casi dos centenares de publicaciones de libros de pedagogía, historiografía, musicología, paleografía y didáctica (a este último apartado pertenece su obra pedagógica TÉNICAS ARLU, teoría fisiopsicopedagógica aplicada a la música, y que actualmente es materia optativa del currículo del RCSM de Madrid, obra ya publicada, y de la que sus cursos están traducidos a ocho lenguas), así como de estudios críticos de obras fundamentalmente españolas, en cuyo repertorio centra especialmente sus esfuerzos. Igualmente trabaja en el repertorio universal a partir de los manuscritos, que publica y graba ella misma en ediciones y discos ARLU, respectivamente, todo ello dentro del Departamento de Investigación y Publicación de la Asociación Arpista Ludovico. Crea dicha asociación con el fin primordial de proteger y recuperar el patrimonio arpístico español, y para lanzar a los jóvenes valores, fundamentalmente, a través del Concurso Internacional de Arpa “Arpista Ludovico”, que con una periodicidad trienal se celebra en el marco incomparable de San Lorenzo de El Escorial. Acaba de convertir su patrimonio de instrumentos históricos en Fundación, que lleva su nombre, y que actualmente es un centro de investigación organológica, de donde ya están surgiendo importantes trabajos de alumnos suyos, tanto españoles como extranjeros.

Es responsable de la actualización de la literatura arpística contemporánea a través de una importante composición para arpa sola, música de cámara y solista con orquesta, repertorio a ella dedicado y escrito por los más insignes compositores españoles de las dos últimas centurias, y que a pesar de acercarse a los dos centenares de obras, están estrenadas, publicadas y grabadas casi en su totalidad, gracias a un triple esfuerzo personal de ejecución y doble edición (publicación-grabación).

María Rosa Calvo-Manzano ha investigado profundamente en el sentido de “escuela”, cuidando, por un lado, las posiciones corporales anatómicamente correctas, y por otro, la actualización de la mecánica digital con una pulsación brillante que active los recursos sonoros. Preocupada, igualmente, por alcanzar el purismo interpretativo en el Arpa, también la ha llevado a investigar para conseguir toda serie de recursos expresivos, cuyos resultados ha dejado plasmados en varias de sus publicaciones didáctico-arpísticas. Su labor docente se reconoce a nivel mundial como “la moderna escuela española de arpa”, de cuya cátedra ha salido la generación ascendente de arpistas que ya ejerce en España en la práctica totalidad de conservatorios y escuelas de música, así como en la casi generalidad de las orquestas españolas. Su cátedra ha estado desde siempre muy frecuentada por extranjeros (algunos de ellos han realizado el doctorado bajo su tutoría), lo que ha sido decisivo para extender su pensamiento didáctico desde China y Japón a USA, en cuyas escuelas, conservatorios y orquestas ejercen ya muchos de sus discípulos extranjeros.

Radio Nacional le encarga un programa dedicado a la Historia del Arpa, cuya emisión se extendió durante un año en programas semanales de una hora de duración. Trabajo que fue premiado como la mejor producción cultural radiofónica del año.

Multipremiada como concertista en su juventud; ahora, en su madurez, está siendo reconocida con importantes premios y galardones de instituciones públicas y privadas, nacionales y extranjeras. Es, actualmente, académica de una docena de academias de Bellas Artes y Ciencias Históricas de España e Hispanoamérica, además de haber sido condecorada por S. M. el Rey de España con el Lazo de Dama de Isabel la Católica, y la Encomienda de Alfonso X el Sabio.


.