jueves, 28 de abril de 2016

Adriana Zapisek, Homenaje y reconocimiento a una trayectoria artística en la Tertulia Peñaltar de Madrid




De izda a dcha: Adriana Zapisek y Julia Sáez-Angulo

Carmen Valero
Fotos: Rosa Gallego


            La pintora argentina residente en Madrid, Adriana Zapisek ha sido objeto de un homenaje y reconocimiento por su trayectoria artística en la Tertulia Peñaltar, dirigida por Rosa María Manzanares y presidida por Anunciación Guil, la nueva presidenta de la Casa de Ávila en Madrid. La crítica de arte Julia Sáez Angulo hizo la presentación de la artista y la situó en el contexto histórico artístico de Argentina ,en el arte generativo, que viene después del grupo Madí y de la escuela de Joaquín Torres García.

            Adriana Zapisek comentó su obra a partir de imágenes proyectadas. La autora contó sus orígenes en el arte cuando en 1980 asistió todos los días al taller del maestro Eduardo Mac Entyre durante cinco años. “Además tomé cursos sobre Historia del Arte, Ética y Estética del Arte con grandes profesores de Filosofía  y algunos críticos de Arte. Éstos y otros seminarios fueron poco a poco enriqueciendo mi parte teórica. Mi maestro Mac Entyre, me introdujo en el Op-Art y el Arte Generativo, ya que él fue uno de sus fundadores, transformándose para mí en la base de mis investigaciones, Arte al cual me adhiero con mis obras”,


pintura de Zapisek

            Zapisek narró brevemente, los inicios del Movimiento "Arte Generativo":
            Eduardo Mc Entyre (1929) y Miguel Ángel Vidal (1928) suscribieron en 1969 una declaración en Buenos Aires, en las que se manifiestan por el Arte Generativo y afirman: “De ese punto, que es un círculo al fin, de esa recta, de esos elementos que en sí mismos generan su propio movimiento, los hemos hecho desplazarse, vibrar, girar: los hemos identificado más aún en el presente y en el futuro… ellos crecen y se disminuyen, se generan progresivamente, giran y vibran al encontrarse entre sí producen los contrastes y el claroscuro. Adoptan un nuevo tipo de vida, cobran una nueva identidad en el espacio”.                                                                          Por eso adoptaron el término “Arte Generativo”.
                                                                                                         “Los dos pintores explican: “La pintura generativa engendra una serie de secuencias ópticas a través de un desarrollo generado por la forma. Por ejemplo, un círculo, un cuadrado, al adoptar éstos una serie de desplazamientos en sentidos contrarios o consecutivos siguen un perfecto desarrollo generativo, complementados a su vez en una única forma total y otras muchas formas interiores discriminativas”. El deseo de engendrar Fuerza y Energía los induce a engendrar “belleza nueva” allí donde el feliz mortal, con capacidad creadora la descubra. Es así como la geometría, adquiere una vibración de libre vuelo poético, fiel a las leyes que la gobierna”.

            “Como decía Mac Entyre, mi respetado maestro: “En mi expresión plástica, utilizo elementos entre la visión y la naturaleza –continúa la pintora. Nada de líneas y colores que reflejen el mundo tal cual lo vemos, sino líneas y colores con significación propia, inventados conforme a mi propia necesidad. Todas las formas y estructuras que utiliza, tienen como origen la simplicidad de las figuras geométricas, originándose así una verdadera poesía del dibujo, la que va en busca del lenguaje visual puro, en donde estas figuras regulares simples y simétricas o no trazadas con precisión, adquieren un nuevo dinamismo provocado por la disposición de ciertos ejes de desarrollo, la geometría posee algo divino”. De la coherencia del pensamiento y de la mano del artista, surgen sus planos bidimensionales, los focos luminosos, el color, etc. En este manifiesto de la Geometría,  se condensan las virtudes de esta ciencia mágica que despertara la pasión de artistas y pensadores de la antigüedad y que ha sido una fuente pura de inspiración a la que acudieron excelentes artistas del siglo XX. La prueba está a la vista con las infinitas variantes de instrumentos y técnicas con los cuales  la curva y el círculo, en su sistema y ritmos calculables, pero no previsibles, con imaginación alerta, alucinantes trazados en el espacio, fantasía plástica que se goza en lo poético de su visualidad, la justeza del color y de la luz generan sutiles radiaciones y cadencias; en fin, la pureza de las obras”.
 
obra de A. Zapisek

            “Toda consideración sobre el arte debe fundarse en valores y en consonancia con una crítica apta para abrir la mayor cantidad posible de horizontes, según la expresión de Baudelaire, en la búsqueda de la contemporaneidad o con una orientación que actualiza y otorga nuevos y más amplios horizontes. La geometría que apasionara a Pitágoras, Platón, Uccello, Piero de la Francesca, Durero y Leonardo, ha vuelto a desempeñar una función primordial en excelentes artistas de todo el mundo. Bien se puede hablar, por consiguiente, del triunfo de la geometría y consecuentemente de la abstracción, pero también de un más allá de la geometría”.

            “También deseo señalar la problemática que opera en el nacimiento de los distintos caminos que llevan al Arte Contemporáneo” –explicó la autora. “Claro que existe una distancia nada corta entre el propósito y la realización. Estos caminos a veces coinciden y otros divergen, en la búsqueda de la contemporaneidad o con una orientación que actualiza y otorga nuevos y más amplios horizontes”.

            Seguidamente, Adriana Zapisek fue comentando las distintas obras de su trabajo artístico, dentro de las diversas series plásticas que ha ido conformando, siempre con la idea de “trabajar en series, porque me permiten desarrollar con muchísimas variantes el mismo tema propuesto”.

Más información, página web
www.adrianazapisek.com


Obra de Zapisek

Adriana y su esposo Mario

Adriana y los pintores Pablo Reviriego y Mercedes Ballesteros

No hay comentarios: