sábado, 16 de febrero de 2019

Jorge Lencero, escultor de la estatua de Fray Sebastián de Totanés, filólogo, articulador de la primera gramática en tagalo para Filipinas en el XVIII


-->





Julia Sáez-Angulo


            17/2/19 .- MADRID .-  El español Fray Sebastián Gómez de Herrera –fray Sebastián Totanés- fue un franciscano español que profesó en 1706 en el convento de Nuestra Señora de la Misericordia de Fuensalida. Su vocación de misionero lo llevó a Filipinas donde se reveló como un buen filósofo, filólogo y excelente compilador de la primera gramática en tagalo, la lengua autóctona del citado archipiélago asiático. El escultor Jorge Lencero ha llevado recientemente a cabo una excelente escultura realista para perpetuar su memoria en el pueblo toledano de Totanés.

            Fray Sebastián Gómez de Herrera –fray Sebastián Totanés- (Totanés, Toledo, 1688 – Madrid, 1748)  Ha sido considerado siempre como un experto lexicógrafo de la lengua tagala y su pueblo natal toledano ha querido honrarle con esta escultura en bronce de Jorge Lencero.

            Autoridades locales, provinciales y personalidades del mundo de la cultura, como los escritores Jesús Cobo, poeta; Tomás paredes, presidente de la Asociación Española de Críticos de Arte, AECA/Spain; José Luis Romeral, artista visual y otros varios estuvieron presentes en el evento que tuvo lugar el sábado, 8 de febrero.

            La escultura figurativa de Fray Sebastián Gómez de Herrera –fray Sebastián Totanés- refleja, amor, dolor y misticismo. El fraile, calzado con sandalias, sostiene una cruz en su mano izquierda y un libro de la Sagrada Escritura en la derecha. Luce su cíngulo franciscano anudado, a lo largo del hábito.

            Lamentablemente no se vio en el acto a ninguna de los representantes de la embajada de Manila en Madrid, pese a que recibieron la invitación correspondiente. No olvidemos que en la etapa del presidente Marcos en Filipinas, se borraron muchas de las huellas y trazas españolas en aquel país, movido por la presión y los intereses norteamericanos y del citado presidente. Lamentablemente la lengua española cayó en recesión en el país asiático.


Blanca Cuesta: Exposición en David Bardía. Reportaje gráfico






17.02.19
Fotos Peter Wall


Inauguración el 14 de febrero de 2019 en la galería David Bardía de Madrid

 Blanca Cuesta y su esposo Borja Thyssen-Bornemisza



Tomás Paredes, presidente de la AECA, poeta, cauto, sagaz y “perro viejo”


-->


 Tomás Paredes



Julia Sáez-Angulo

            16/2/19 .- MADRID .- Escribe como lo que es, un poeta, y eso es importante, decisivo, para una buena crítica de arte. Sus semblanzas literarias, humanas y artísticas, en el periódico El punto de las Artes hicieron época; en ellas aprendimos vocabulario culto, erudito, imposible y preciso. Teníamos que echar mano del diccionario de la RAE, que contiene en sí todo el tesoro de la palabra. Donde el común de los mortales diría prólogo, él escribe isagoge, que no se encuentra en los sinónimos de Internet, aunque sí en el DRAE. Es difícil conocerle sus poemas, pues se resiste a mostrarlos por más que se le pidan para una revista poética, el se escurre por no decir no es no, como el otro, pero no los suelta. Los versos suyos que he leído me han interesado y doy fe de ello. Para Tomás Paredes “la poesía es eco y geometría, canto a la vez, y pensamiento grave...”

            Ha escrito y publicado diversos libros e isagoges, amén de decenas de textos para catálogos de artistas de los más diversos estilos en las más distantes latitudes. Algunos de sus títulos más recientes son: El retrato de sus sueños, Manuel Santiago Morato; Alcohol de Alfileres, Pedro Castro Ortega, o Carlos Albert, escultor. Ha comisariado decenas de exposiciones y ha sido miembro de jurados de arte otras tantas decenas de veces. Cree en el arte, pero no en todo el arte; sus juicios orales rezuman con frecuencia cierto talante crítico y su discurso, melancólico. A veces sonríe un poco sátiro, por ejemplo, ante los poemas eróticos de José Alcalá Zamora y Queipo de Llano.

            Él estudió interno en los Padres Agustinos del monasterio filipino de El Escorial, y los frailes que lo recuerdan, tienen impresiones gratas de aquel alumno. En ese mismo colegio estudió Manuel Azaña y el compositor Augusto Bárcena Saracho, entre otros ilustres. “Fue una educción sólida con una visión fantástica desde el punto de vista de iniciarme en la apreciación del hecho estético”, declara y añade: “Una gran oferta cultural, inusual para aquella época, con ciclos de cine, con una plaza como director de la revista  de la Universidad”. 
             
            Después estudió Derecho, carrera comodín que sirve para todo, y tuvo algunos escarceos con la docencia, que no le interesó nunca. Las tentaciones de hacerse funcionario no pasaron jamás por su cerebro. Es un liberal inteligente y astuto.

            Tomás Paredes Romero (Granada, 1948), que escribe actualmente en el diario La Vanguardia y colabora en la revista Tendencias, está casado con una doctora en Medicina –su hija también lo es- y parece gallego en eso de subir o bajar las escaleras. Es hábil y lábil, como un viejo zorro, que sabe dar naturales, pases de pecho, revoleras y largas cambiadas. Todas las artes taurinas llevadas a la vida. Las juntas y asambleas de críticos de arte las estructura, conduce y pastorea por su sendas, vericuetos y veredas.

            Es presidente de la Asociación Española de Críticos de Arte, AECA(Spain), a la que reflotó, incluso internacionalmente, al hacer acto de presencia en la asamblea de la Asociación Internacional de Críticos de Arte, AICA, cuando los astutos catalanes del procés ya habían hecho de las suyas, independizándose de la Española, bajo la batuta del Marek Bartelik (2011.2014), invitados oportunamente a Barcelona, por las instancias catalanas independentistas, incluyendo a un país, no reconocido por la UNESCO.

            Esa es la diferencia que pudimos comprobar en vivo y en directo en los comportamientos políticos: los independentistas catalanes gastan sus presupuestos en ocupar espacios internacionales, mientras nuestros dos partidos políticos mayoritarios se dedicaban, uno, a situar a los suyos en las poltronas, otros, simplemente a ignorar los eventos, tras recibirnos con buenas palabras en sus despachos. Les está bien empleado a ambos, que, ahora, haya otros partidos que les pisan los talones, por sectarios e insensibles.

            Con Tomas Paredes a la cabeza, los críticos de arte de la Asociación Madrileña de Críticos de Arte, AMCA, que también presidió, hemos llevado a cabo dos congresos en el Museo Reina Sofía, sobre la mujer en el arte y sobre libertad artística y crítica de arte. Ambos han sido recogidos en sendos libros con las ponencias y comunicaciones. correspondientes. El Ministerio de Cultura de España, a través de una representante muy cordial, pero ineficaz a cero, prometió apoyo que nunca llegó. Los hemos financiado con nuestras solas cuotas de socios. Así pasa lo que pasa en nuestras instituciones culturales.

            Lusófilo y francófilo a partes iguales, Tomás Paredes conoce bien nuestros países vecinos Portugal y Francia, que recorre periódicamente durante las vacaciones y el trabajo. Ha recibido diversos reconocimientos y galardones del mundo artístico y ha sabido  homenajear a otros críticos de arte del pasado, como a Juan Antonio Gaya Nuño. Quedan todavía otros varios por homenajear.

Más información
http://webs.ucm.es/info/arte2o/documentos/tomasparedes.htm

           

Tomás Paredes, Yurihito Otsuki y Julia Sáez-Angulo en la presentación del libro Visiones de la poesía. San Lorenzo de El Escorial

Balthus en el Museo Nacional Thyssen-Bornemisza


PINTURA DE BALTHUS
L.M.A. 

16/2/19.- MADRID .- El Museo Nacional Thyssen-Bornemisza presenta una exposición retrospectiva del artista francés Balthasar Klossowski de Rola (1908-2001), conocido como Balthus, organizada conjuntamente con la Fondation Beyeler en Riehen/Basilea y el generoso apoyo de la familia del pintor. Considerado uno de los grandes maestros del arte del siglo XX, Balthus es sin duda también uno de los pintores más singulares de su tiempo. Su obra, diversa y ambigua y tan admirada como rechazada, siguió un camino virtualmente contrario al desarrollo de las vanguardias, con un estilo figurativo personal y único, alejado de cualquier etiqueta. 

Comisariada por Raphaël Bouvier, Michiko Kono y Juan Ángel López-Manzanares, la exposición, primera monográfica que se presenta en España en más de veinte años, reúne 47 obras, en su mayoría pinturas de gran formato, que cubren todas las etapas de su carrera desde la década de 1920, incluyendo algunas de sus obra más importantes como La calle (1933), La toilette de Cathy (1933), Los hermanos Blanchard (1937), oThérèse y Thérèse soñando, ambas de 1938.

Asistirán a la inauguración Setsuko Klossowska de Rola, viuda de Balthus; Juan Ángel López-Manzanares, conservador del Museo Nacional Thyssen-Bornemisza y co-comisario de la muestra; Jaime de los Santos, consejero de Cultura, Turismo y Deportes de la Comunidad de Madrid, patrocinadores de la exposición, y Guillermo Solana, director artístico del Museo Nacional Thyssen-Bornemisza.