sábado, 14 de agosto de 2021

Marta Torres. Palabras de la pintora en la presentación de su libro “Materias”, en el Hotel Torre del Mar de Ibiza


Marta Torres, pintora

Marta Torres y el arquitecto Carlos Clemente

Marta Torres, entre María José Arnáiz, Vicente Marí, Consejero de Ibiza, Antonio Colinas y Carlos Clemente





Por Marta Torres

    Ibiza, 13.08.2021.- Han transcurrido ya 30 años desde mi primera exposición. En 1991 presentaba en la “La Caixa” de Ibiza mi primera muestra de “Pinturas Matéricas”. Una tendencia artística prácticamente desconocida en la isla, lo que generó bastante expectación. En la exposición tuve la suerte de contar para mi catálogo con unos padrinos de lujo. Entre ellos Antonio Colinas, ya era Premio Nacional de Literatura. Fueron emocionantes sus palabras al anunciar que: “Había nacido una artista”. Pero mi recorrido por el mundo del arte comenzó antes. En el colegio vivía absorta garabateando mis libros. A veces mirando por la ventana y dibujando olvidaba que estaba en clase. Con 15 años, comencé a pintar lienzos de gran tamaño los temas: “Mis hermanas y yo” y “El Mar”. 

    Más tarde, en la universidad, sentí que no era “tan rara”. Mis compañeros hablaban el mismo lenguaje que yo: El de la pintura. A pesar de sentirme como pez en el agua, son años duros, de aprendizaje, muchas horas de hacer bocetos al carboncillo con modelo natural, dibujar al aire libre, transportar grandes lienzos en el metro, dedicando mucho tiempo en aprender todo tipo de técnicas. Pero también, otras experiencias visitando exposiciones, ateliers de compañeros, la Fundación Tapies, visitas a Arco, El Prado, Thyssen, El Louvre y por supuesto el Museo d’Orsay. En la facultad, descubro la técnica de la escultura, en barro, piedra, escayola… Me enamoro de esta disciplina. Ese conocimiento me permite investigar en los materiales, fusionar pintura y escultura. Así nace mi técnica personal. Al regresar a Ibiza, Ferrer Guasch, pintor al que conocí y admiré me dijo: “Lo importante de una obra es que, sin ver la firma, identifiques al autor”. Desde luego, él lo consiguió. Esas palabras me hicieron plantear la importancia de tener un estilo propio. 

    Al finalizar mis estudios, ocupé el cargo de conservadora en el Museo de Arte Contemporáneo de Ibiza. Allí conocí a artistas muy importantes del grupo Ibiza 59. Me impactó la personalidad de Barry Flanagan. Yo no era consciente de su fama mundial. Como estaba muy solo, le invité a mi atelier. Me hizo un retrato. Años más tarde, paseando por Manhattan con mi marido y mis hijos, entre las calles 51 y 52, me topé con una escultura suya: “Una liebre sobre una gran campana”. Recordé sus palabras: “Soy cazador y liebre”. 

        En 1994, decidí abrir mi propia galería al pie de las murallas de Dalt Vila, para mostrar mis pinturas a la vez que ayudé a despegar a muchos pintores que comenzaban sus carreras. También, hice fantásticas exposiciones de artistas consagrados, como Tur de Montis, Barrau, Portmany, Boberman, Elmyr de Hori, Viola, etc. Dos años después nació mi primer hijo. Tuve que ejercer de madre pintora y galerista. No fue nada fácil, pero no podía dejar atrás mi pintura. Es una época frenética en la que había que compaginar: Pintar, con reuniones escolares, ruedas de prensa, vacunas, cumpleaños, exposiciones, etc. En ese periodo, mis pinturas se centran en la figura femenina de “la payesa” en el campo. Escenas rurales y en el mar. Los años siguientes continuo con las muestras en la galería y nacen mis otros dos hijos. En 2014, se produce un cambio radical en mi vida. Dejo los eventos de otros artistas. Viajo a París y, tras mi primera exposición, se sucederán otras: En la Place des Vosges, en el Grand Pallais y en Saint Germain des Près. Tras exponer en una prestigiosa galería, el director me escribió: “Ton buganville ilumine la Place des Vosges” ¡Fue mágico! 

    En 2015 participé en el Salón Art Mónaco. Allí coincidí con la Baronesa Thyssen y su familia. Les gustaron mucho mis pinturas de las Buganvillias y el mar. Al ver todas mis obras, la baronesa exclamó: “Estamos en Ibiza”. Las exposiciones en el extranjero, en Europa y parte de Estados Unidos continuaron. En Holanda (Rotterdam), el director de la galería Wanders Modern & Fine Arts comentó al desempaquetar una de mis obras: “Este invierno en Rotterdam tendremos la luz del Mediterráneo”. 

    En ese momento, yo no podía creer lo que estaba ocurriendo. Mis comienzos habían sido muy duros, pero después de 20 años, mi pintura había evolucionado y empecé a sentir una conexión con el público. Continuaron mis exposiciones por la Costa Azul, Courchebel, Holanda, Londres, Nueva York, Florida y por supuesto Ibiza. Son muchas las anécdotas que viví: Recuerdo a un cliente suizo que me encargó una marina. Realicé una playa de arena muy blanca repleta de conchas. Me escribió: “Cuando estoy en mi casa junto a las montañas y está nevando fuera, contemplo tu cuadro y siento el calor del verano en Ibiza”. Mi pintura se fue nutriendo de todas esas experiencias. 

    Un día, estando en mi atelier, vinieron a visitarme un grupo de niños de un Colegio de San Agustín. Una de las niñas me dijo: “Yo de mayor quiero ser como tú, también quiero hacer feliz a los demás con mis pinturas”. Eso me hizo entender cuál es la verdadera finalidad de mi trabajo y también, que las obras no me pertenecen del todo. Mi carrera continuó con la realización de grandes murales para empresas como Unidad, Policlínica El Rosario, Restaurante Sa Punta y el Capricho. Eso me hace recordar la anécdota de cuando Tito Vilas me encargó el mural para la policlínica, em va dir: “Marta, aquí vindrà gent malalta, que no es troba bé. Lu que vull es que realitzis un mural que els faci olvidar que están a una clínica. Que els hi dongui alegria y els faci sentir millor”. Así lo hice, un mural de 6 metros, con todo el color y la fuerza del mar y el campo de Ibiza. ¡Gràcies Tito! 

    En el Capricho de Santa Eularia, hice una gran buganvillia de 4 metros de alto. Para realizar esta obra, tuve que aprender a manejar una grúa. Mi trabajo se iba haciendo más complejo, a la vez que más gratificante. Recuerdo que, al finalizar la buganvillia, una mariposa se posó sobre una de las ramas, pensé, eso es lo que falta en mi próxima pintura. Gracias a Paco Amoròs y a su encantadora familia, por confiarme este bonito proyecto. Ha sido muy emotivo, el haber realizado este libro. Reencontrarme con todos mis clientes y amigos, entrar en sus casas para hacer fotografías y descubrir el lugar especial que ocupan los cuadros en cada uno de sus hogares. 

    Gracias a todas las personas que durante estos años habéis creído en mi obra. A las personalidades que escribís en el libro: La Baronesa Thyssen por su apoyo, al President del Consell Insular de Ibiza Vicent Marí, por su emotiva presentación y a Antonio Colinas por su magnífico texto. Agradecer a María José Arnáiz, Gerard Xurriguera, Carlos Clemente. También a Carlos Martorell por su fantástico artículo. A Nacho González por sus espectaculares fotografías y a mi marido, reconocerle toda su ayuda y paciencia. Por último, a Juana María Marí, que ha creído siempre en mí. ¡Gracias Mamá! 

    Este libro está dedicado a mis hijos: Fran, María y Rafa. Siempre motivo de inspiración. No puedo olvidarme de mi padre, sé que se sentiría muy orgulloso si estuviera hoy aquí. Gracias de corazón, este libro ha visto la luz gracias a todos vosotros. Finalmente añadir que el camino de una pintora no es fácil. Pero siendo mujer, se hace más complicado, en un mundo todavía demasiado machista. Fui capaz de combinar las tareas de madre y pintora, de no renunciar a mi vida. Ambos papeles me enriquecen, me llenan. Para mí, dejar de pintar sería como dejar de respirar. A las mujeres os diría: “NO DEJÉIS QUE NADIE DECIDA POR VOSOTRAS, QUE NADIE OS ARREBATE VUESTROS SUEÑOS”. Recuerdo, que cuando yo empezaba, un gran pintor local vaticinó: “ES UNA LÁSTIMA… PERO CUANDO TE CASES Y TENGAS HIJOS… DEJARÁS LA PINTURA”. ¡¡A CUÁNTAS MUJERES NOS HAN HECHO ESE PRONÓSTICO, ¿VERDAD?!!

*****

El libro ha sido publicado por la editorial El Funambulista.

Mas información

https://lamiradaactual.blogspot.com/2021/07/marta-torres-presentacion-de-su-libro.html

Marta con Antonio Colinas


Marta Torres y Julia Sáez-Angulo



M. José, Julia y un actor
Marta firma libros


Marta Torres, primera mujer pintora de Ibiza con obra y bibliografía sobre la isla pitiusa

Mesa de presentación del libro "Materias" de Marta Torres

Marta Torres, pintora


 
Julia Sáez-Angulo
14/8/21.- Ibiza.- Antonio Colinas escribió en su día un libro monográfico sobre los pintores que pasaron por la isla de Ibiza y ni una sola mujer. Hoy esa primera pintora de la isla es la propia ibicenca Marta Torres (Ibiza, 1966) de la que ayer se presentó su libro “Materias”, en el figuran sus obras y cinco ensayos de distintos autores, entre ellos el del citado poeta, que intervino en el acto presidido por Vicente Marí, cabeza del Consell de Ibiza. 
El evento, muy concurrido, tuvo lugar en el Hotel del Mar y fue coordinado por la historiadora de arte María José Arnaiz. El libro “Materias”, ha sido publicado por Ediciones El Funambulista.
El Conseller Vicente Marí resaltó las cualidades de la obra de Marta Torres: el blanco, el color y la luz, “una obra que refleja sus percepciones, con textura y detalles llenos de creatividad, “un arte como manera de revivir los sentimientos lleno de armonías y equilibrio”, “un estilo propio ligado a su origen como ibicenca”, declaró. El Cosell de Ibiza adquirió recientemente una gran marina de Marta Torres, para la colección de arte de la institución.
Es escritor Antonio Colinas, que ha escrito cinco libros sobre la isla y una monografía sobre sus pintores, señaló que la obra de Marta Torres era una cita con la pintura y la cultura de Ibiza, una pintura cerca de las raíces de su tierra y su mar, recordó. En el libro “Materias” destacó dos aspectos de la obra artística de la pintora: la visión de la Naturaleza, como fuente de inspiración y el mundo de los símbolos: la luz, el mar, la tierra, los almendros, los muros carcomidos por el paso del tiempo… todo ello en una “metamorfosis artística”. “Es la pintora de un ideal mediterráneo, la pintora de Ibiza, con raíces greco-latinas”, señaló Colinas en otro momento, lamentando los fuegos que hoya afligen diversos países del Mediterráneo.
    “Un libro, “Materias”, como esperanza, porque remite a un presente de oro, el instante en que se vive, en el que se contempla el mar y la tierra”. “No hay creación artística sin intensidad y sin emoción”, concluyó el poeta.
El arquitecto Carlos Clemente resaltó la mirada que la pintora hace a la arquitectura de Ibiza en sus cuadros, una visión y apertura creadora en toda su obra, en la que aparece Dalt Villa, la “acrópolis” de Ibiza, que el citado arquitecto restauró en los 80, poco antes de que fuera nombrada Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO. “La de Marta Torres es una nueva mirada de Ibiza”, en la que se resaltan los sucesivos muros encalados, puertas, ventanas, tuberías o materiales de deshecho de la construcción, que ella incorpora con sabiduría a su obra, donde aparece el volumen, la luz, las sombras y el desgaste del tiempo. Sus cuadros reflejan su atenta mirada que atrapa con inteligencia pictórica la imagen contemplada. Con el libro “Materias” entendemos mejor lo que es Ibiza, concluyó el arquitecto.
Finalmente, la pintora, que también interviene en el libro con un amplio texto, relató su constancia y empeño artístico en la trayectoria de su carrera pictórica, desde su estudio de Bellas Artes en la Universidad de Barcelona, hasta la actualidad, sin dejarse doblegar por los momentos complicados con sus tres hijos pequeños, tiempos de absorbente atención por sus estudios, citas escolares, vacunas, cumpleaños… Como mujer no pensó nunca en tirar la toalla como pintora y en este sentido animó a todas las mujeres a ser fieles a su vocación profesional frente al “machismo” o cualquier contingencia conque pudieran encontrarse. Su convicción fue siempre seguir pintando, investigando y buscando un lenguaje propio que defina su obra.
En el concurrido acto estuvo presente su amplia familia, su marido, el arquitecto Francisco Cuevas y sus tres hijos. La fila formada para adquirir libros fue espectacular y la autora llegó a firmar casi un centenar de ejemplares.
    Los cuadros de Marta Torres tiene una cotización de unos dos mil quinientos euros de promedio. Sus murales pueden alcanzar el precio de quince mil.
Marta Torres presentará su libro “Materias” en el Círculo de Bellas Artes de Madrid el 22 de septiembre a las 19 horas.
    
https://lamiradaactual.blogspot.com/2021/08/marta-torres-primera-mujer-pintora-de.html
Julia Sáez-Angulo, Antonio Colinas, Francisco Cuevas y María José Arnaiz en la presentación del libro de Marta Torres
Marta Torres, en el centro, acompañada de María José Arnáiz y Julia Sáez-Angulo

Marta Torres junto a Carlos Martorell, que también escribió un pequeño ensayo en el libro
Marta y sus amigas

Marta junto al ex alcalde de Ibiza, Enrique Fajarnés y su esposa la profesora María Costa

Carlos Clemente, María Costa, Enrique Fajarnés y Francisco Cuevas


jueves, 12 de agosto de 2021

"Escándalo primero, después gloria". A propósito de la fachada del Hotel Artmadams

Hotel Artmadams. Palma de Mallorca



Julia Sáez-Angulo

12/8/21.- Palma de Mallorca.- “Primero escándalo, después gloria” esto es lo que ha sucedido con muchos edificios y monumentos públicos de las ciudades a lo largo de la Historia, recordaba recientemente el catedrático y filósofo Gabriel Albiac, citando ejemplos como la torre Eiffel y el Centro de Arte Georges Pompidou en París, hoy orgullo de la capital francesa.  Afortunadamente los ediles responsables de la ciudad no optaron por demolerlos, por más que despertara un inicial rechazo o escándalo en determinada opinión pública, incluida la de algunos miembros de la corporación municipal. 

    Si algo lamentan muchas ciudades es el haber demolido edificios particulares, históricos o con memoria singular de algún personaje de la cultura, como sucedió con el palacete de San Quintín, la casa de don Benito Pérez Galdós en Santander.

    Esta misma situación pudiera darse con la pintura del artista José Luis Mesas en los muros denla fachada del Hotel Artmadams, recientemente reinaugurado, tras una profunda restauración que contó con los permisos del Ayuntamiento para hacerla. Una restauración que ha respetado la factura racionalista del arquitecto Guillem Forteza (1892-1943), del que se han destruido sin piedad ni lamento alguno otros edificios en la isla, algo que no ha sucedido en absoluto con este de Palma en el Hotel Artmadams. La única diferencia es esa pintura mural de Mesas que se añade y enriquece a la sobriedad de un edificio, para gozo de vecinos en una calle y una zona no lejos del mar Mediterráneo, un Mare Nostrum que invita a la alegría del color lúdico y armónico de Mesas.

    Son numerosos los artistas, arquitectos, críticos e historiadores del Arte que están apoyando y aplaudiendo esta iniciativa de la pintura de Mesas en la fachada de Hotel Artmadams,  que ha optado por el arte y la cultura dentro y fuera de su establecimiento hotelero, como lo demuestra igualmente la colección de pinturas, esculturas y grabados que lucen las paredes del Hotel, fruto del mecenazgo y querencia por el arte de su dueño, Jaime España.

    Más de cinco mil firmas de prestigio en diferentes campos abonan este apoyo mural, frente a la resistencia de ciertos miembros del Ayuntamiento para aceptar esta fachada, que, por otro lado, nunca se prohibió de modo expreso. Ahí están los nombres de artistas como José Fayos; Acensión Verd, Luca Manzoni, Blanca Martí, Carlos Terroba -escultor de una gigantesca escultura de una cabeza de hierro en el patio del Hotel Artmadams-, Jorge Paredes, Carmen Spínola, la fotógrafa Paula Fuster; Jorge Llopis, perito judicial de patrimonio histórico artístico; el diseñador de joyas Chus Burés, la economista Petra Mateos; el arquitecto Carlos García Lara, director de la revista de Restauración “Arte Sacro”; la historiadora de arte María José Arnaiz; Helena de Berenguer, condesa de Xauen; el cantante Bruno Santos, la artista Norma Duval; quien esto suscribe, Julia Sáez-Angulo, vicepresidenta de la Asociación de Críticos de Arte de Madrid, AMCA, y miembro de la Asociación Internacional de Críticos de Arte, AICA/Spain… y sobre todo la asociación de vecinos de la zona adyacente al Hotel, así como de diversos prohombres y mujeres de Baleares.

    Sería un error de primera magnitud obligar a retirar esta pintura artística de la fachada, cuando ni siquiera hay una normativa específica de color para la calle o el barrio en que se encuentra. Estoy segura de que, si se lleva a cabo esta retirada del mural de Mesas, los ediles responsables pasarían a la lista de los inquisidores del arte contemporáneo. La obra de Mesas es armónica, en medio de su dominio del ritmo y el color vivo y de la gracia y humor que conlleva. Un mundo de personajes alegres, entre el pop y el cómic, en un mundo de mariposas, libélulas, peces, estrellas, corazones, burbujas...

    Se  sabe que son muchos los arquitectos son muy celosos de que su obra conviva con la de los pintores que suelen arrebatar el protagonismo por su color y visualidad. Y que son unos cuantos los que dejar el arte de la tercer dimensión para ir a la retadora pintura.

    Las Hundertwasserhaus o “casitas de colores“ (1983-1986), conjunto de casas del distrito tres de la ciudad de Viena, planificadas por el arquitecto Joseph Krawina, y construidas por el artista  Friedensreich Hundertwasser, son hoy motivo de visita turística por los que llegan a la capital austríaca. También aparecieron en medio de una fuerte polémica. El mural de Mesas en la fachada del Hotel Artmadams es mucho más hermoso que el de aquellas, aunque las comparaciones sean odiosas. Estoy segura de que las guías de turismo de Palmas incluirán en su ruta al Hotel Artdemams ante las pinturas de Mesas. 

    Es bueno que las cosas de la ciudad se debatan por los ciudadanos, eso índica que la “res publica” está viva e interesa, pero hay que dar cancha a los artistas del presente, que van por delante de la sensibilidad estética general ramplona. Además, siempre cabe una moratoria de varios años, como en el peor de los casos solicita el propio Hotel Artmadams, para que la ciudadanía y los ediles recalcitrantes, convivan con una propuesta artística audaz y novedosa.

    En Madrid, los frescos de la célebre Casa de la Panadería, en la plaza Mayor de la capital, tienen una permanencia aproximada de unos 30 años y después se invita a otro artista a pintar de nuevo un fresco sobre el deteriorado por la inclemencia de la climatología, dando cauce al denominado arte efímero -relativo-, y a la entrada de nuevas propuestas contemporáneas, al tiempo en que se vive junto a ellas. Hoy son los murales de Carlos Franco, artista que compitió en el concurso restringido con Sigfrido Martín Begué o Guillermo Pérez Villalata. El mismo Ayuntamiento de Madrid los convocó para superponerse al desgastado mural de Enrique Guijo. (He de decir que el Ayuntamiento tardó un tanto en retirar los andamios, porque temía la reacción de los madrileños ante el nuevo mural. Salió indemne, pero hay que arriesgarse).

    Todo está por ver en el caso de la fachada del Hotel Artmadams pintada por Mesas -un artista hoy internacional en los países del Golfo y en otros. Los ediles habrán de sopesar todo en sus decisiones. Tendrán que rendir cuenta a la ciudadanía del presente y del futuro, a menos que sean simples cuenta-votos puntuales en las elecciones, que aún así podrían perder o no ganar. Las decisiones precipitadas no son buenas. La reflexión y la moratoria podrían ser muy convenientes. Lo peor, tomar el asunto en una simple disputa política y no artística. Recuerdese también la polémica sobre la intervención de Barceló en la catedral de Mallorca.

    Yo, como crítica de arte, apuesto hoy, junto a otros historiadores de Arte, entre ellos, los citados, por la permanencia de esta fachada de Mesas, pintada por un artista singular, arraigado en Mallorca.

Más información

https://artmadams.deditec.dev/

Casas de colores. Viena


Frescos de Carlos Franco. Casa de la Panadería. Madrid


Hotel Artmadams y pintura de J.L. Mesas. Reportaje gráfico de la inauguración


Palma de Mallorca, 11.08.2021

Fotos: García Lera y Arnáiz


Mesas, de blanco, con M José Arnáiz, José Fayos y Julia Sáez-Angulo

Jaime España, Julia, Santos, Mª José y Carlos Terroba
Mayte Spínola entre Chus Burés y Petra Mateos

Blanca, Paula, Helena, Mayte, Julia, Petra, Maria José y Chus

Blanca, Paula, Helena, Mayte, Julia y María José

Chus, Mayte Spínola y Petra Mateos

Sala de exposiciones permanente con la obra de Mesas

Mesas y Julia

Julia y Mayte

Blanca Martí y Paula Fuster

miércoles, 11 de agosto de 2021

Hotel Artmadams en Mallorca. Inauguración con fachada espectacular y exposición permanente de José Luis Mesas

Hotel Artmadams con pinturas de J. L. Mesas. Mallorca



Julia Sáez-Angulo

Fotos: Paula Fuster

11/8/21.- Mallorca.- El Hotel Artmadams en Palma ha llevado a cabo una re-inauguración del mismo, después de unas obras de restauración adecuadas a un establecimiento hotelero de cuatro estrellas. El pintor José Luis Mesas ha realizado un gran mural con su lenguaje pop y colorista en el edificio, que ha levantado la visualidad de la calle Marqués de la Senia, cercana al mar y el ánimo de los vecinos, encantados ante esta pintura que ha dotado de personalidad a un barrio, una zona de Palma, a la ciudad y a la isla entera de Mallorca. 

El Hotel Artmadams, arquitectura racionalista de Guilem Forteza, que se define hoy como un establecimiento de hostelería y cultura al mismo tiempo, en palabras de su dueño Jaime España, coleccionista de arte, que ha puesto su colección en los muros y paredes del hotel y ha abierto en él una sala permanente de exposiciones del artista José Luis Mesas y contempla la idea de abrir otra sala de exposiciones temporales. El apoyo al arte de Artmadams es un hecho.

Una veintena de cuadros del pintor José Luis Mesas muestran su lenguaje colorista y pop junto a su iconografía no exenta de ironía y humor en el que aparecen artistas como Picasso, Magritte o el Aduanero Rousseau o el propio autorretrato de Mesas en una recreación junto a du cuadro del mural “El Cristo de los cuatro elementos” del Museo Mayte Spínola en Marmolejo. Un título enigmático: “La manzana podrida del Ayuntamiento”, alusivo quizás a la disposición de algunos ediles palmesanos de que se retire su mural de la fachada del Hotel Armadans.

    En la colección de arte de Jaime España expuesta en el Hotel se encuentran, entre otras, piezas de Joan Miró, Mayte Spínola, Miguel Monegal, Ferrán Aguiló, Juan García Ripollés, Mariano Navares, Luis Maraver, Dolores Sampol, Víctor Candela. Carlos Terroba... En el tríptico de la exposición se cita a Andy Warhol: "La idea no es vivir para siempre, es crear algo para que sí lo haga".

La inauguración estuvo precisamente animada con la presencia de numerosos artistas visuales como la pintora Mayte Spínola, fundadora del Grupo pro Arte y Cultura, GpAyC, y los pintores José Fayos; Acensión Verd, Luca Manzoni, Blanca Martí, Carlos Terroba -escultor de una gigantesca escultura de una cabeza de hierro en el patio del Hotel Armadams-, Jorge Paredes, Carmen Spínola, la fotógrafa Paula Fuster; Jorge Llopis, perito judicial de patrimonio histórico artístico; el diseñador de joyas Chus Burés…Muchos de ellos colaboradores con el GpAyC.

 Además de los presentes: los concejales de Palma Fulgencio Coll, Marga Provens, Miguel Enseñat, Javier Bonet; Julio Noguera... ; la senadora María Salom y su esposo Xisco España; François D´Orleans; la historiadora de Arte Gari Durán; la economista Petra Mateos;  el arquitecto Carlos García Lara, de la revista de Restauración “Arte Sacro”; la historiadora de arte María José Arnáiz, Helena de la Peña, condesa de Xauen; el marchante Nicholas Mesas; el cantante Bruno Santos, la vedette Norma Duval; Patricia Chinchilla; José María Royo, Ramón Serval… 

Tanto Jaime España como su esposa Lluc Deyà se mostraron satisfechos de su Hotel Artmadams, saludando, conversando y despidiendo a los invitados presentes en el evento. Los asistentes felicitaron a los anfitriones por la belleza en la pintura del Hotel Artmadams.

Más introducción

https://lamiradaactual.blogspot.com/2021/02/jose-luis-mesas-polemica-en-mallorca.html

Jaime España y Lluc Gayà, dueños del Hotel Artmadans, junto a Norma Duvall y Paula Fuster
De izda a dcha: Blanca Martín, Paula Fuster, Helena, condesa de Xauen, Mayte Spínola, Julia Sáez-Angulo y María José Azcúnaga

Mesas en el autorretrato con el Cristo de los cuatro elementos. Pintura



Helena de la Peña, María José Arnaiz, Chus Burés, Petra Mateos y Paula Fuster

CHUS BURÉS. Exposición 30 AÑOS EN MALLORCA (Agosto, 2021)




L.M.A

    11.08.2921.- Mallorca.- Chus Burés  presenta una selección de sus joyas, a través de la combinación de tres de sus últimas series de piezas nunca vistas en Mallorca y de sus colaboraciones con destacados artistas contemporáneos de renombre internacional.

    Pequeñas obras de arte portable, objetos manufacturados que materializan una búsqueda de la forma o de una idea. Creaciones hechas en oro, L’Or dans L’Univers, inspirada en una serie de conversaciones con el director del observatorio de París, donde Burés indaga sobre el origen del oro.

    La colección Subverted Jewellery en la que la plata se combina con materiales reciclados, gemas y piedras preciosas, piedras y objetos encontrados; colección realizada entre París y Nueva York, jugando con ideas y conceptos que subvierten el modo tradicional de ver las joyas: hacer ver como caro lo barato y viceversa.

    Por último, la colección Past Future, en la que Chus Burés trabaja con elementos del pasado, objetos precolombinos de la colección de Luz Miriam Toro de New York, volviendo a sus inicios del reciclaje, actualizando la belleza de los objetos de antiguas culturas incorporándolos al diseño contemporáneo.

    Chus Burés  retoma la importante relación artística que mantiene con Mallorca desde sus primeras colecciones expuestas en la joyería Paco Calatayud en los años 80, y en los 90 con su retrospectiva en el Palau Solleric. Su relación con la galería Joan Guaita Art es un clásico de la vida artística y cultural mallorquina, donde ha expuesto innumerables veces y trajo a Mallorca colecciones fundamentales en la trayectoria del diseñador :  TG943, Vol de Nuit , Mae Nam o sus ya conocidas colaboraciones con artistas contemporáneos de éxito internacional.

    El Instituto Balear de Diseño de Mallorca es otro lugar habitual donde Chus Burés ha debatido, participado en exposiciones y compartido su obra, tanto en desfiles de moda como en exposiciones, 100 años de Joyería Española, en los 90. Otros momentos artísticos destacados de Chus Burés en Mallorca se han desarrollado en el Castillo de Bellver donde expuso su colección VOL DE NUIT de joyas, objetos y alfombras. Actualmente y desde hace unos años experimenta con cerámica mallorquina de Pòrtol.

    En la actualidad algunas de sus joyas están expuestas en el Museo Picasso de Barcelona  dentro del marco de la exposición PICASSO i LES JOIES D’ARTISTA hasta finales de año. 

    En la boutique del  Museo Picasso de Málaga, se puede ver la colección fruto de su colaboración con el artista Miquel Barceló con motivo de la exposición Miquel Barceló Metamorfosis. 

    En Madrid expuso su última retrospectiva, “Chus Burés, Maestro Orfebre” en la Real Academia de Bellas Artes de Madrid, 2020, el mismo año que realiza por encargo del Museo del Prado  las joyas conmemorativas del bicentenario del museo,

    Entre otras actividades paralelas Chus Burés ofrecerá el Atelier UPCYCLING & RECYCLING  donde los clientes y coleccionistas podrán llevar sus joyas en desuso porque o bien sean heredadas o hayan pasado de moda para que Burés les de una nueva vida, todo un atractivo que podrán disfrutar tanto los habitantes como visitantes de la isla este verano.

    Chus Burés vive entre Madrid y Nueva York, pasando muchos veranos en Mallorca desde 1990.


ESTUDIO CHUS BURÉS, 

CARRER DE LA PORTELLA.07001 PALMA, ISLAS BALEARES

MES DE AGOSTO DE 2021

(Con la presencia del diseñador)




martes, 10 de agosto de 2021

“El incendio y las pavesas y otras narraciones" de Julio A. Sáez





Julia Sáez-Angulo

11/8/21.- Madrid.- Una colección de cuentos, siete relatos de diversa contemplación y tema, se agavillan en el libro “El incendio y las pavesas y otras narraciones de Julio A. Sáez, publicado por la editorial Liber Factory. “Entre ellos mi primera incursión en el terreno de la política-ficción, aclarando que la acción transcurre en un planeta muy, muy lejano”, dice el autor.

Julio A. Sáez recuerda en la introducción que en el cuento “La olvidada expedición Ximénez de Carchenilla” ha querido reverenciar a los maestros del Siglo de Oro, desde Garcilaso a Tirso. Y recuerda en una cita de Cervantes: “El que no sabe gozar de la ventura cuando le viene, no se debe quejar cuando se pasa.

Los títulos de los relatos son: El incendio y las pavesas; El Gato con gota; Renacimiento; Interludio a tres bandas; La olvidada expedición de Ximénez de Carchenilla; Silverio, y, Surreal como la vida misma.

No falta el humor en todos estos cuentos en los que el autor explaya su imaginación fantasía y admiraciones. “Experiencia es el nombre que damos a nuestras equivocaciones”, recuerda el autor junto a Oscar Wilde.


“Pilar de Cavia y Lac”, poeta, libro de Arturo Culebras Mayordomo



Julia Sáez-Angulo

11/8/21.- Madrid.- No todo transcurre en las grandes ciudades y de eso dan fe los cronistas locales, que sacan a la luz los hechos y escritos de personas y personajes del lugar digno de interés y relevancia. Es el caso de Arturo Culebras Mayordomo (Albalate de las Nogueras, Cuenca, 1957), autor del libro “Pilar de Cavia y Lac”, publicado por la editorial Visión Libros. El libro lleva un prólogo de las Doctoras Laura y María Lara.

Desde un alto del camino,

pláceme ver revolar

y en el espacio girar

las palomas del molino.

Estos son algunos de los versos de Pilar de Cavia y Lac (Zaragoza, 1860- Albalate de Nogueras, Cuenca, 1935), de quien Mariano de Cavia dijo con cierta ironía: “Pilar era una doña Emilia Pardo Bazán con boina”. Fue al morir “María Dolores Teresa Escudero Antelo, conocida pr Mayda Antelo (1915-2017), nieta de Pilar de Cavia, cuando Arturo Culebras se propuso recuperar para los lectores, los versos de esta mujer, que empezó a escribir poesía desde los once años.

“Pilar de Cavia es acaso una poetisa malograda, que escribió jugando, que no sintió el estímulo de la vanidad, que no codició el aplauso, que barajó consonantes y metros como bolillos de un encaje, buscando sonoridades, melodías y ritmos sin verse obligada a encerrar en ellos la turbulencia la pasión, la herida del desengaño ni el acíbar de la amargura. Fue al escribir plácida, infantil, indolente; entregó a sus versos sus ocios, pero tal vez se reservó su alma, y por eso ofreció en sus composiciones quizá un caudal de promesas más que una cosecha de realidades”, se dice en el libro.


LA SIESTA

El vaivén de la fresca mecedora

vierte en el ser, gratísimo beleño,

y un sopor deleitoso y halagüeño

lo invade con violencia abrumadora.


Flota el alma en la paz enervadora

de la región fantástica del sueño

bajo la fronda del jardín risueño,

con estiva molicie seductora.


Mas embriagantes vierten sus olores

el nevado jardín y la reseda

mojados por los frescos surtidores.


Corre sin ruido la fontana leda

y las brisas, las aves y las flores,

duermen en el confín de la alameda.


ANTONIO FERNÁNDEZ ALBA, arquitecto, autor del libro "Azules de otoño cerrado", publicado por Ediciones Asimétricas




L.M.A.

    11/8/21.- Madrid.- Este libro recoge diferentes textos de Antonio Fernández Alba —uno de los pocos arquitectos españoles que, de forma sistemática, ha simultaneado con dedicación, profundidad y compromiso las labores de arquitecto, docente y crítico—, seleccionados por su autor hasta constituir una suerte de autobiografía intelectual. Azules de otoño cerrado es una pequeña licencia literaria para referirse a una época en la que la arquitectura se desarrollaba todavía en “tiempos de oficio”, entre 1960-2000. Sin embargo, los temas que Fernández Alba propone al lector mantienen absolutamente toda su vigencia: la ciudad, el medio ambiente (tratado por él mucho antes de que este término fuera de uso común), la especulación, la despiadada influencia del mercado sobre los espacios colectivos, la responsabilidad del arquitecto en la definición del hábitat construido, social, visual y cultural, y su capacidad real, en ocasiones demasiado limitada y estéril, de transformar el mundo. El análisis, la objetividad, la lucidez, el valor pedagógico y la intención de profundizar en cada asunto tratado son comunes a todos ellos, así como una prosa excelente plena de sugerencias. Este libro permite al lector ahondar en las ideas más destacadas de un arquitecto siempre a la búsqueda de una ética de la forma, que trabajó y reflexionó con la esperanza de que la modernidad permitiera construir nuevos paradigmas para entender el mundo y abordarlo desde la arquitectura, pero también con la desconfianza en la razón instrumental, que a menudo se queda en un mero inventario de usos, funciones y aprovechamientos sin alcanzar a construir verdaderos espacios para la vida.

Antonio Fernández Alba (Salamanca, 1927) es arquitecto por la Escuela Técnica Superior de Arquitectura de Madrid, donde fue catedrático de Elementos de Composición. Es Doctor Honoris Causa por varias universidades (Valladolid, Alcalá de Henares y Politécnica de Cartagena), Académico de la Real Academia de Bellas Artes de San Fernando y Académico de la Real Academia Española de la Lengua. De las muchas distinciones que ha recibido destacan el Premio Nacional de Arquitectura en dos ocasiones y el Premio Nacional de Restauración. Fue uno de los fundadores del grupo El Paso, iniciando así una trayectoria profundamente personal, alejada de cualquier moda, que sobrevuela los territorios de la arquitectura, el arte y la cultura. Fernández Alba fue un renovador del lenguaje arquitectónico e introdujo la sensibilidad doméstica y humana de la arquitectura nórdica frente al monumentalismo pomposo y el tradicionalismo insustancial de la arquitectura del franquismo. Entre sus diversos libros cabe señalar El diseño entre la teoría y la praxis, Domus Aurea. Diálogos en la casa de Virgilio, De varia restauratione: intervenciones en el patrimonio arquitectónico, Espacios de la norma. Lugares de invención o La ciudad herida.


ISBN: 978-84-17905-82-8

Formato: 15 x 21 cm.

Páginas: 224

Encuadernación: Rústica con solapas

PVP: 21 € (iva incluido)

Diseño de colección y cubierta Toni Cabré

En colaboración con la Escuela de Arquitectura de Toledo (UCLM)



Adjoa Marcelle Yao. Harambee ONGD concede la beca de investigación de la Cátedra UNED Puertollano a la científica marfileña

Adjoa Marcelle Yao, farmaceútica de la República de Marfil


 

L.M.A.


    10.08.2021.- La Química y Farmacéutica marfileña, Adjoa Marcelle Yao, profesora de la Universidad  FHB de Abidjan e investigadora del laboratorio Nacional de Salud Pública de Costa de Marfil, vendrá a España  en la última semana del mes de septiembre para integrarse en el equipo de investigación del ISFOC  (Instituto de Sistemas Fotovoltaicos de Concentración), la empresa seleccionada por la UNED, en la ciudad de Puertollano, en la que  trabajará durante tres meses  en temas fundamentales para su país, como implementar los conocimientos de las técnicas de estudio de desalinización de aguas de mar y depuración de las aguas negras y grises así como en técnicas de uso y desarrollo de sistemas de fotocatálisis y otros usos de la energía solar fotovoltaica

 

Puertollano se convirtió el pasado 14 de junio en la sede de la nueva Cátedra UNED Puertollano de Investigación en Ciencia y Tecnología Química, que combina ciencia y cooperación internacional, proporcionando becas a científicas africanas para que puedan ampliar su investigación formando parte de los equipos de investigación de la UNED y de empresas erradicadas en Puertollano.

Este proyecto que vio la luz gracias a la colaboración entre la Universidad a Distancia, el ayuntamiento de Puertollano y el CSIC,  ha confiado en Harambee ONGD para proporcionar becas de investigación a científicas africanas;  la colaboración ha proporcionado frutos inmediatos ya que  Harambee ONGD  ya ha podido seleccionar a la científica  africana que vendrá a investigar a la ciudad de Puertollano el próximo mes de septiembre.

 

En el acto de presentación de  la nueva cátedra de la UNED, financiada por el ayuntamiento de Puertollano, la entonces alcaldesa de Puertollano, Isabel Rodríguez,  hoy Ministra de Política Territorial, agradecía el respaldo de la Diputación asegurando que buena parte de su gestión no se entendería sin la ayuda de la institución provincial, a lo que el presidente de la Diputación y del consorcio UNED en Valdepeñas, Jose Manuel Caballero Serrano, después de asegurar que la Diputación de Ciudad Real destina más del 1 por ciento del presupuesto a programas de cooperación, recordó la pérdida de talento que las dos Castillas han sufrido en los últimos años con tantos, “chicas y chicos que se fueron a estudiar fuera y no volvieron. Por eso es tan reconfortante saber que nuestras investigadoras becadas africanas van a volver a África para devolver su talento a su país”. 


El nuevo alcalde Puertollano, Adolfo Muñiz, anterior concejal de Cultura; el Director del Centro de la UNED en Valdepeñas  y director de la Cátedra UNED Puertollano de Investigación en Ciencia y Tecnología QuímicaQuímica Sostenible, Pedro Jesús Sánchez;   y la vicerrectora de Investigación de la UNED, Rosa María Martín Aranda, han sido los auténticos gestores  de esta iniciativa solidaria de transferencia de conocimiento que se ha hecho realidad  con la colaboración de Harambee ONGD

"Teruel también existe". Fotografías de Ascen Raposo

Edificio modernista de El Torico (Teruel) Fotos: Ascen Raposo


Pueblo de el Maestrazgo



Fresco de la catedral de Albarracín

Rubielos de Mora (Teruel)