sábado, 30 de julio de 2022

Adriana Zapisek, pintora, expone en la Fundación Garrahan de Buenos Aires




L.M.A.


        Buenos Aires, 31.07.2022.- Muestra de Arte que se realiza desde el próximo sábado 6 y domingo 7 de Agosto en el Hipodromo de Palermo en BsAs, desde las 15 hasta las 20 hs, ambos días. Se destinará la venta de las obras de arte a la Fundación del Hospital Garrahan de Niños de BsAs,  el 20% de las ventas de las obras expuestas. La entrada es libre y gratuita.

Adriana con la pintora argentina Alicia Díaz Rinaldi

Adriana Zapisek junto a una obra de Cristina Santander en el Palacio Paz


Alicia Díaz Rinaldi, pintora en la exposición de Cristina Santander

Palacio 15. Muestra de Arte Contemporáneo en Arenas de San Pedro




CRONICAS ESCURIALENSES V. Paloma Porrero de Chávarri: “El Cristo Crucificado de Benvenuto Cellini es una joya de la Basílica de san Lorenzo”

Villa Las Torres. San Lorenzo, casa de veraneo de la pintora

Paloma Porrero de Chávarri, pintora



Julia Sáez-Angulo
Fotos: Álvaro O´Donnell

    30.07.2022.- El Escorial.- Paloma Porrero de Chávarri (Madrid, 1959) es una de las pintoras más señeras de la pintura realista. Se formó en l´École de Beaux Arts Julian de París. Hija de diplomáticos, está casada con el arquitecto Álvaro O´Donnell y Torroba. De niña veraneaba largas temporadas con su abuela materna en San Lorenzo de El Escorial, de ahí su nostalgia y afecto por su monasterio y paisajes adyacentes. Forma parte del Grupo pro Arte y Cultura, desde los primeros momentos de su fundación por Mayte Spínola en 1990 y dentro de él se encarga de su protocolo. Ha llevado a cabo más de medio centenar de exposiciones en distintos foros y galerías internacionales. Ha logrado distintos premios y galardones.
1. ¿Cuáles son sus recuerdos en San Lorenzo de El Escorial?
    Mis recuerdos en San Lorenzo de El Escorial se remontan a la casa de mi abuela María Chávarri y Batres, la Villa Las Torres, palacete de estilo modernista en el que nos reuníamos todos los veranos con mis abuelos, tíos y primos. También recuerdo la romería que se celebraba la segunda semana de septiembre en la ermita de la Virgen de Gracia en la Herrería.

2. ¿Qué es lo que más le atrae del Real Sitio y por qué?
    Lo que más me atrae del Real Sitio es la elegancia de su arquitectura y su espléndida naturaleza.

3. Al monasterio, unos le llaman “piedra lírica” y otros “mole de piedra”. ¿Qué opina usted?
    El monasterio es sin duda “la piedra lírica “, como escribió Ortega y Gasset. Es una obra destacable del Renacimiento español inspirada en los cánones clasicistas y respetando las medidas áureas que tanto nos gustan a los artistas.

4. Dentro del monasterio filipino, ¿qué subrayaría fundamentalmente?
    Dentro del monasterio destaco sobre todo la Biblioteca Real con unos maravillosos frescos en la bóveda y las estanterías diseñadas por Juan de Herrera, la Basílica sobria y majestuosa, cuya joya es el Cristo Crucificado de Benvenuto Cellini (ca.1556-1562) en mármol de Carrara, la pinacoteca, el Panteón de Reyes y el Jardín de los Frailes de estilo italiano y también el Palacio de los Borbones y de los Austrias.

5. ¿Cree que debe reivindicarse la figura de Felipe II de la leyenda negra?
Sí, debe reivindicarse. Felipe II fue un gran monarca de profunda fe.

6 ¿Conoce el Monasterio de Prestado en el pueblo de El Escorial junto al Ayuntamiento? ¿Y la silla de Felipe II?
    Sí, conozco el Monasterio de Prestado, origen del monasterio de San Lorenzo de El Escorial. 

7. De su génesis histórica, ¿qué episodio o paisaje de la Historia le llama más la atención? 
    Que Felipe II encargase la construcción del monasterio para conmemorar la Victoria de San Quintín. Que le diera forma de parrilla, por ser el instrumento de tortura contra el mártir. Yo guardo con esmero un arca del siglo XVII con una parrilla laurentina, herencia de mi padre.

8. De los bosques que rodean el monasterio ¿Cuál prefiere y por cual paseaba? 
    La Herrería, de gran valor histórico y cuyo paisaje despliega, especialmente en otoño, distintas tonalidades provenientes de robles, encinas y sequoias jalonados por pequeños arroyos a los que acuden zorros, corzos y jabalíes. También está el monte de Abantos, junto al pico de San Benito, con un aroma mágico a pino y por último el Camino Horizontal, lugar de caza preferido por Carlos III.

9. De la inmensa bibliografía de El Escorial ¿qué libros le interesaron más y recomendaría?
    La “HISTORIA PRIMITIVA Y EXACTA DEL MONASTERIO DE EL ESCORIAL “(Fray José de Sigüenza); ”CURIOSA HISTORIA DEL MONASTERIO" (Gzlez. Garcí Martín F.); “COMO VIVIÓ Y MURIÓ FELIPE II"(Fray José de Sigüenza ) o  “FELIPE DE ESPAÑA" ( Henry Kamen).

10. ¿Ser Real Sitio, subraya la importancia de El Escorial y San Lorenzo?
    El Real Sitio, que no en vano ha sido declarado Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO, tiene esa huella de villa de realengo (solo dependía del rey, que podía nombrar corregidores y jueces) que se percibe en cada rincón. 

11. ¿Cree que debieran unirse los dos municipios -ya unidos en su continuidad: El Escorial y San Lorenzo?
    Sí, creo que deberían de unirse y así acabarían esas pequeñas diferencias existentes entre los dos municipios unidos de facto.

12 ¿Qué le falta o que le sobra a El Escorial?
    Quizá sobra esa afluencia masiva de los fines de semana y los consiguientes autobuses de turistas, pero es el precio que hay que pagar por su monasterio calificado como la octava maravilla del mundo.

13. ¿No le tentó nunca escribir sobre El Escorial?
    Sí, quizá lo haga algún día. Pero sobre todo he pintado numerosos cuadros sobre El Escorial.

14 ¿Cuándo viene, qué lugares frecuenta?
    Cuando lo visito, frecuento la Casita del Príncipe, la silla de Felipe II donde de pequeños rezábamos contemplando el monasterio que, a mi parecer, es el monumento que mejor resume las aspiraciones culturales e ideológicas del Siglo de Oro español. En cuanto a su parte más lúdica, suelo pasear por Floridablanca para merendar en el Hotel Miranda o acercarme a tomar unas tapas al Mesón La Cueva que traen a mi memoria gratos recuerdos de otros tiempos.


Cristo de Benvenuto Cellini, tallado desnudo, si bien la tradición escurialense de la Basílica lo presenta con un paño de pureza textil (Foto Pinterest y Wikipedia)


Arca del siglo XVII con la parrilla de san Lorenzo, herencia paterna



Distintos puntos de la Villa Las Torres


Real Monasterio de San Lorenzo de El Escorial y bosque de La Herrería

viernes, 29 de julio de 2022

La Comunidad de Madrid destaca el patrimonio cultural y turístico de la campiña del río Henares

 

La consejera de Cultura, Turismo y Deporte de Madrid ha visitado hoy Los Santos de la Humosa, Anchuelo, Santorcaz y Pezuela de las Torres

La Comunidad destaca el patrimonio cultural y turístico de la campiña del río Henares 29 de julio de 2022.- 


Marta Rivera de la Cruz

L.M.A.

        La Comunidad de Madrid ha destacado hoy los valores patrimoniales, naturales y turísticos de los municipios ubicados en la cuenca del río Henares, al este de Alcalá de Henares. La consejera de Cultura, Turismo y Deporte, Marta Rivera de la Cruz, ha visitado, en el marco del Compromiso 179, Los Santos de la Humosa, Anchuelo, Santorcaz y Pezuela de las Torres, localidades sembradas de huertas y cereal y con presencia de aves acuáticas como la cigüeña blanca, la avutarda, el cernícalo, la perdiz y la codorniz, que habitan un entorno compuesto por álamos, chopos y sauces, típica vegetación de la campiña del rio. 

La consejera ha remarcado el carácter natural de la zona, con gran interés desde el punto de vista turístico, y ha subrayado también la importancia patrimonial de sus municipios. En el caso de Los Santos de la Humosa sobresale la Iglesia de San Pedro Apóstol, construida entre los siglos XVI y XVII y con elementos góticos y renacentistas. 

Por su parte, Anchuelo alberga la iglesia de Santa Maria Magdalena, del siglo XV. En esta localidad resaltan las Ermitas de la Virgen de la Oliva, San Isidro y San Cristóbal, así como el cementerio, con un yacimiento arqueológico de enterramientos visigodos con 1.500 años de antigüedad. Santorcaz, fundado por los íberos, posee restos del castillo de Torremocha, la que fuera residencia de verano de los arzobispos de Toledo y cárcel de la princesa de Éboli y el cardenal Cisneros, entre otros. 

La muralla, la arquitectura de las viviendas del pueblo, la Iglesia de Santo Torcuato y el oppidum celta más grande de la península completan los atractivos de este municipio. 

Por último, Pezuela de las Torres, en la vega del río Tajuña, cuenta con la Iglesia de la Asunción de Nuestra Señora, del siglo XVI, que despunta por su galería porticada conocida como Portalillo, y que fue construida en 1536. Este templo alberga en su interior interesantes obras como un retablo barroco del siglo XVIII.

CRÓNICAS ESCURIALENSES III. Emilio Porta: Un lugar donde llueven las estrellas en verano

Monasterio de San Lorenzo de El Escorial

Emilio Porta, escritor


Fotos: Mercedes Marcos


29.07.2022.- El Escorial 

Emilio Porta, escritor. y vicesecretario de la Asociación de Escritores y Artistas Españoles, AEAE.


El Escorial es uno en la mente y el corazón de muchos de nosotros. Una pequeña y, eso sí, épica cuesta, no debería separar San Lorenzo y el pueblo en su base, donde, precisamente, se ubica la estación de ferrocarril que, es de ambos lugares. Además, como dice el Tao, lo que está arriba está abajo y lo que está abajo está arriba. Cielo y tierra forman una unidad consustancial. Dicho esto, no voy a hablar a nivel personal de El Escorial, ni de mis maravillosos recuerdos de este lugar único en el mundo que tiene, además, rincones que a los escritores nos hacen soñar y a mí, particularmente, volar con la memoria y la imaginación. El Escorial, con San Lorenzo y estribaciones, es Historia y cultura. Por eso creo que lo mejor que puedo hacer es añadir a estas líneas un relato, que empecé a escribir en una de las mesas de la cafetería del Hotel Miranda-Suizo, hace años, y que creo que añade un valor literario a cualquier cosa que pueda decir. Relato, además, en riguroso estreno, pues no está incluido en mi reciente libro de narración breve, Banderas rotas, y muy en relación con lo que han venido comentando algunos compañeros y amigas sobre ese símbolo universal, de inmensa belleza en su grandiosa austeridad por otra parte, que es el monasterio.


Hágase 

Creía en la magia y en los augures y tenía un concepto sobrenatural de la vida. Desde pequeño, había admirado a su padre, el emperador Carlos, y su ascetismo. Pero él sentía que, además, tenía que engrandecer y exaltar lo divino más allá de la obra de su progenitor. Pronto empezó a buscar y adquirir obras pictóricas con motivos religiosos: encargos y compras de cuadros a los más afamados artistas de la época. Pero soñaba con la gran obra de la que todos pudieran decir "la ha dejado Felipe a la posteridad". Habló con sus súbditos, buscó efemérides... y encontró en San Lorenzo -el santo patronímico del día en que tuvo lugar la batalla de San Quintín, el motivo ideal. La parrilla en la que, según la tradición, el santo había sido literalmente abrasado por los enemigos la Fe, suponía el sufrimiento llevado al éxtasis. Tenía que crear, pues, una obra gigantesca, una inmensa parrilla de piedra bajo el cielo, y ponerla bajo su advocación. Y debía levantarla en un lugar mágico, un enclave donde el universo estuviera al alcance de su mano y bajo la mirada de Dios. 


- Juan, ese lugar donde se arrojan las escorias de las herrerías de la Corte… 

- El escorial, Señor... 

- Sí, eso, El Escorial... acostumbraos a darle nombre propio... será el lugar elegido para levantar un gran monasterio. 

- Es un lugar pequeño, ínfimo, perdido en la sierra más cercana a Madrid... 

- Sí pero allí, sobre la bóveda celeste, aparecen señales divinas. En los días de verano dicen que llueven estrellas, que son mensajes de Dios. Es un lugar pequeño, pero en él erigiremos el monumento más grande que nunca se haya construido a la Fe. 

- ¿Qué pretendéis, señor? 

- Deseo alzar el mayor monasterio del orbe. Un lugar lleno de paz y sabiduría, donde las oraciones y los cantos de los monjes protejan del maligno a todo nuestro reino. 

- Llevará tiempo, Señor. Es un lugar de difícil acceso. 

- El tiempo se gana con el esfuerzo, Juan. Lo importante es tener la idea clara. Y yo la tengo. Será una parrilla invertida. Una parrilla de pizarra y piedra traída de las cercanas canteras de granito. Y esa parrilla será fría. Y dura. Como lo es nuestro Imperio para con los infieles, para los que no aceptan la palabra de Cristo. 

- Necesitaremos mucha mano de obra. 

- La tendréis. No con prisioneros, no lo quiere Dios. Será con obreros pagados y que amen la gloria y el poder del Creador. 

- Está bien, majestad. En unas semanas estarán listos los planos. 

- No hace falta nada complejo, todo será recto, geométrico, sin fisuras. Con la constancia de nuestra obra de evangelización, con la solidez y firmeza de nuestro reinado. Yo mismo vigilaré las obras día a día. Os daré fuerza con mis rezos y veremos cómo se va levantando todo poco a poco. Pero hacedlo con energía y rapidez, Toledo. 


Juan Bautista de Toledo se quedó callado y absorto. Sabía que el monasterio de San Lorenzo del Escorial podría ser la mayor obra de su vida. Pero también que no quedaría asociada a su nombre, sino al del poderoso monarca que la decidió: Felipe II, el rey silencioso y taciturno que doblegaba voluntades con solo mirar. El poderoso monarca que solo temía a Dios y ahora lo quería sobre los tejados de un lugar sagrado levantado por él. Cuentan que el arquitecto real estuvo sin dormir durante varios días y sus correspondientes noches. Y que, antes de lo previsto, extendió los planos sobre la gran mesa de mármol del salón del trono de Felipe II. Éste los examinó en silencio. Y, con la gravedad acostumbrada, dijo: 

- Hágase. 

Era el 20 de abril de 1562 y un año más tarde se inició la construcción. Juan Bautista de Toledo no la vio nunca finalizada, pues murió a los cuatro años de comenzar las obras, que quedaron bajo la dirección y las aportaciones de Juan de Herrera. Pero Felipe II, sí. 

- Está ahí porque Dios lo quiso. Como ocurre con toda la Creación... Reverendo padre, iniciad la Santa Misa, los oficios de inauguración. 

Transcurría el 4 de octubre de 1584. Algo más de veinte años separaron la realidad del sueño. En realidad, muy poco tiempo desde la Eternidad, para, desde entonces, acercarla a la Tierra.  

Emilio Porta


Montañas escurialenses llamadas las Machotas, entre niebla

jueves, 28 de julio de 2022

Exposición Humedales por Manuel Mochales, Antonio de Ávila y Lola Saelices



CRÓNICAS ESCURIALENSES IV. Mercedes Marcos: “La Herrería, La Manguilla, el Abantos y Prado Tornero son la mejor naturaleza que rodea al Real Monasterio”

Mercedes Marcos, doctora en Medicina y fotógrafa, junto a un fresno de La Herrería

Real Monasterio de san Lorenzo de El Escorial

Julia Sáez-Angulo

Fotos: Mercedes Marcos


        20.07.2022.- El Escorial.- Mercedes Marcos Sánchez (Salamanca, 1946) es Doctora en Medicina por la Universidad salmantina y ha ejercido su carrera en la sierra de Madrid, principalmente en El Escorial. Su especialidad: Técnicas de reproducción asistida. 

Primero trabajó en el H. Preventorio Infantil de Guadarrama, y poco después, y al mismo tiempo, en el Hospital de la Alcaldesa de San Lorenzo del Escorial, consolidando la especialidad de Análisis Clínicos y Puericultura,  posteriormente, al ser trasladada al Hospital de la Paz, Madrid, en 1994, consiguió la especialidad en dicho Hospital de Bioquímica, ejerciendo en él hasta su jubilación  el 30 de Junio del  2012.
Durante la estancia en la Paz, trabajó como Jefe de Sección  del laboratorio de Andrología y Reproducción .

Interesada siempre por la cultura, es miembro fundador del Ateneo de El Escorial, en el que participa con frecuencia con conferencias sobre su especialidad médica. Aficionada desde muy pronto a la fotografía, cuenta con series espléndidas sobre el Monasterio de San Lorenzo, los bosques que lo circundan y todos los monumentos del Real Sitio. Últimamente trabaja en una serie sobre los fresnos de La Herrería. También escribe poesía y asiste a tertulias y recitales.

01 ¿Cómo fue su asentamiento en San Lorenzo de El Escorial durante años? 

    En 1968 inicié mis vivencias en estas tierras de la sierra de Guadarrama y en 1975 ya me vine a vivir en El Escorial, en Parque Real, al lado de la Estación de trenes. Y aquí continúo a día de hoy.

    Cuando me jubilé en 2012, mis compañeras, me decían  que me iba a costar  adaptarme a estar sin trabajar en lo que me apasionaba (dado que mi Sección era preciosa y el contacto con los enfermos, magnífico, pero no ha sido así.
    Sin ninguna dificultad, me volqué plenamente en mi querido y magnífico Escorial. Al tener más tiempo, las vistas desde mi terraza, me permitían iniciar el día, maravillada, por tener la suerte de vivir aquí y poder contemplar, esta belleza natural, desde que me levanto hasta que me acuesto.
    Esto no tiene precio... ...cualquier cosa que os pueda decir, al relacionarlo con lo que realmente expresa, se queda corto. Ahora mismo, sentada en mi silla de trabajo, contempló los árboles  de la Casita del Príncipe, magníficos. Las Machotas imponentes,  la  estación y el pueblo, y si me asomo un poco puedo ver hasta el Monasterio.

El hecho de vivir en el Escorial, me llevó a participar en la Fundación del Ateneo Escurialense, a través del cual participó en el foro de fotografía, en el de Literatura, Historia  y en el de Ciencia y Tecnología,  dando algunas ponencias, sobre las materias en que durante mi vida laboral he estudiado y trabajado : Reproducción Humana, Clonación, Envejecimiento, Disrruptores Hormonales, etc.

02 ¿Qué es lo que más le atrae del Real Sitio como fotógrafa y por qué? 

    Su extraordinaria belleza, La magnífica naturaleza en que está inmerso y su cercanía de Madrid y buena comunicación con ella.


03 Al monasterio, unos le llaman “piedra lírica” y otros “mole de piedra”. ¿Qué opina usted? 

    Para mí es inmenso en ambos sentidos, yo diría que es una inmensa mole de piedra lírica, con un equilibrio perfecto en ambas acepciones: magnífica, sensacional, para soñar en algo muy grande que te impregna a través de tus sentidos.


04 Dentro del monasterio filipino, ¿qué subrayaría? 

    El equilibrio y la grandeza, de todo el Monasterio, sobresaliendo la basílica, el patio de Reyes y el de Carruajes, los magníficos tapices y pinturas que engalanan techos y paredes. En una palabra, su grandeza en perfecto equilibrio, ubicado en un lugar perfecto en todos los sentidos.

 

05 ¿Conoce el Monasterio de Prestado en el pueblo de El Escorial junto al Ayuntamiento?

    Sí, pero no he podido verlo por dentro, espero poderlo hacer algún día.


06 De su génesis histórica, ¿qué episodio o paisaje le llama más la atención?

     El hecho de que, habiendo vivido ahí, Felipe II, lo hayamos casi perdido, dejando que se descolgase, casi, de nuestra historia, y terminando en manos que no nos han permitido poder conocerlo bien, prácticamente, casi ha llegado a ser, “Un Desconocido”, excepto para los nativos de este pueblo


 07 ¿Cree que se debe reivindicar la figura de Felipe II de la leyenda negra?

    Por supuesto, creo que con sus más y sus menos (como todos los humanos), fue un magnífico Rey. Un gran Rey.


08 De los bosques que rodean el monasterio ¿Cuál prefiere y por cual pasea?

    Paseo habitualmente por la Herrería y por la Manguilla, tanto Abantos como Prado Tornero, son fenomenales para pasear y contemplar la belleza, Los paseos por la zona de la silla de Felipe II, por la zona de la Casita del Príncipe y del Infante son una auténtica gozada para impregnarse de la belleza que rodea al Escorial y hacer unas fotos magníficas. 


09 De la inmensa bibliografía de El Escorial ¿qué libros le interesaron más?

    Los referentes a Felipe II, su vida tan colmada de historia, como se gestó la idea del monasterio y donde ubicarlo, como lo fueron   construyendo y como Felipe II, personalmente se preocupó y siguió su evolución, en todo ello, incluso intervino en la elección de los árboles más idóneos para los alrededores de esta maravilla.

         

        10 De las visitas que recibe en su casa, qué elogios son los más frecuentes sobre    el Real Sitio.

El mayor elogio para mí es ver sus caras observando la maravilla en todos sus aspectos, tanto por dentro como por fuera. Tanto del Monasterio (su visión desde cualquier punto que se contemple), no te cansas nunca, siempre es magnífica, como la de la naturaleza que le rodea inmersa en la magnífica Sierra de Guadarrama. 


11 ¿Cree que deberían unirse los dos municipios -ya unidos en su continuidad El Escorial y San Lorenzo? 

Yo creo que, aunque sus historias se inician, en momentos y por motivos totalmente distintos, en realidad es fácil, que si no hubiera existido El Escorial, Felipe II no hubiera pensado en este magnífico lugar, para ubicar su Monasterio. Realmente están unidos, habiendo casas en los límites realmente ficticios, que están una parte en el Escorial y otra en San Lorenzo. Pero, realmente ese tema entre ellos es algo (Gurriatos y Caciques) que entra, dentro de la emotividad de ambos pueblos.


12 ¿Qué le falta o que le sobra al Escorial? 

    Que cuiden un poco más del Monasterio Prestado y le den la importancia y prestigio que se merece y que mejoren la Estación de Ferrocarril, desmerece ante esta gran obra de un magnífico Rey (una gran idea, gigantesca, inconmensurable, con una perfecta elección del lugar). Ambos pueblos tanto juntos como separados son magníficos.


13 ¿No le tentó nunca escribir sobre El Escorial? 

    Soy una enamorada del Escorial (ambos: de abajo y de arriba) Su belleza en todos los aspectos me conmueve. Me encanta hacer poemas, exponer en fotografías sus maravillas naturales, sus fresnos, sus flores silvestres en primavera, todo ello conmueve, llena y tranquiliza mi espíritu, pero no, no me tentó escribir en el amplio sentido de la palabra, sobre algo tan grandioso, sobre lo que hay grandes y maravillosos libros escritos.

Chimenea de la antigua fábrica de vidrio en el Monasterio de Prestado (El Escorial)

Monasterio de Prestado y monumento sobre la victoria contra las tropas napoleónicas

Fresnos del bosque de La Herrería

Floración de la zarzamora en La Herrería

Vista de las Machotas desde el paseo interior de La Herrería  

Doctora Mercedes Marcos

CRÓNICAS ESCURIALENSES II. Miren Zaitegui: "La leyenda negra está muy asociada a las rencillas entre católicos y protestantes ”


Real Monasterio de san Lorenzo de El Escorial. 

Miren Zaitegui, periodista y librera en El Escorial



Julia Sáez-Angulo
Fotos: Mercedes Marcos

    28.07.2022.- El Escorial.- Miren Zaitegui Urmeneta, Pamplona (1960), es periodista, licenciada en Periodismo por la Universidad de Navarra, y después de trabajar quince años en el periodismo de la sierra madrileña, abrió una librería de lance bajo su nombre en El Escorial, donde lleva a cabo presentaciones de libros y conferencias. Lectora impenitente, tendente a la anarquía, colabora en Cadena Ser y en San Pablo Radio recomendando cada semana un libro a sus oyentes. Es autora de una biografía de la poeta "Gloria Fuertes. Y que ya todo lo amé", publicada en 2017 por la editorial San Pablo. Toda su labor cultural  enriquece la vida intelectual del Real Sitio.

1. ¿Desde cuándo y por qué tiene asentamiento en San Lorenzo de El Escorial?
Vine a vivir a San Lorenzo en 1991 y hasta 2022 he combinado mi residencia entre San Lorenzo y El Escorial.

2. ¿Por qué instaló una librería de segunda mano?
Soy periodista y desde pequeña una lectora voraz.         Así que, tras 15 años en la presa local de la Sierra, emprendí junto a Lourdes Rubio mi camino de librera en un pequeño local del centro de San Lorenzo, pasando luego una etapa de muchas ferias hasta que en 2019 (¿o fue en 2018?) abrimos la actual librería en la calle Del Rey de El Escorial.

3. ¿Qué es lo que más le atrae del Real Sitio y por qué?
    La ubicación y el entorno de San Lorenzo y El Escorial son de una belleza deslumbrante, que ofrecen la posibilidad de paseos maravillosos para los andarines.

4. Al monasterio, unos le llaman “piedra lírica” y otros “mole de piedra”. ¿Qué opina usted?
    Que hay en España demasiado empeño en denigrar lo propio. Cuando llegué a vivir aquí me propuse no pasar nunca por delante del monasterio sin pararme a contemplarlo. La fachada sur me sigue conquistando como el primer día.

5. Dentro del monasterio filipino, ¿qué subrayaría?
    Me maravilla su geometría y el hecho de aunar la espiritualidad de la basílica y la rotundidad de una residencia real.

6. ¿Conoce el Monasterio de Prestado en el pueblo de El Escorial junto al Ayuntamiento?
    Sí y nunca entenderé que esté en manos privadas lo que dice poco y nada bueno del espíritu español en cuanto a no cuidar lo propio.

7. De su génesis histórica, ¿qué episodio o paisaje le llama más la atención?
    No conozco demasiado de su origen salvo el hecho de estar muy ligado a la etapa previa de la construcción del monasterio.

8. ¿Cree que debe reivindicarse la figura de Felipe II de la leyenda negra?
       La leyenda negra está muy asociada a las rencillas entre católicos y protestantes. Unos y otros tienen sus propios pecados y penitencias. De reivindicar, yo reivindicaría una mirada histórica con menos prejuicios.

9. De los bosques que rodean el monasterio ¿Cuál prefiere y por cual pasea?
        He vivido varios años cerca de La Herrería y la he paseado diariamente con un colega de cuatro patas -Txuri- bastante libertino y escapista, que me dio ocasión de recorrer muchísimas veces este bosque maravilloso, al que ahora sigo frecuentando menos de lo que me gustaría. 
 
10. De la inmensa bibliografía de El Escorial ¿qué libros le interesaron más?
        Destacaría una gran obra del XVII y una guía sencilla pero encantadora de los años 80: ‘La fundación del monasterio de El Escorial’ de Fray José de Sigüenza y Guía de San Lorenzo de El Escorial. Ayuntamiento de la localidad. De A. Arribas y Carlos Contreras. 

11. De las visitas que recibe en su casa, qué elogios son los más frecuentes sobre e Real Sitio.
    ¡Qué buena idea tuvo Felipe II al elegir la ubicación del Monasterio!
12. ¿Cree que debieran unirse los dos municipios -ya unidos en su continuidad: El Escorial y San Lorenzo?
    He sido siempre una rotunda partidaria de la unión de ambos pueblos. Hay muchas razones y de diferente índole.

13. ¿Qué le falta o que le sobra al Escorial?
A San Lorenzo le sobra, por poner un ejemplo, la última urbanización construida en la falda del Monte Abantos y le falta una mirada generosa, útil y hermanada por parte de El Escorial y San Lorenzo.

14. ¿No le tentó nunca escribir sobre El Escorial?
    No ha llegado a concretar una idea al respecto. Lo que sí he creído siempre es que el entorno y ambos municipios guardan estupendas localizaciones cinematográficas.  

Más información
Zaitegui Libros (Libro Antiguo y de Ocasión)
C/ Del Rey nº 2
28280 El Escorial (Madrid)
Tfnos: 91 899 73 87/ 655 482 727

Fresnos en el bosque de La Herrería



Miren Zaitegui, escritora y librera



miércoles, 27 de julio de 2022

CRONICAS ESCURIALENSES I. Miguel Ángel Ramos: “Felipe II fue el gran financiero para conseguir su objetivo: el Imperio romano germánico de su padre y el mundo cristianizado de su época”

Miguel Ángel Ramos Lázaro, economista ante el Real Monasterio de San Lorenzo. El Escorial






Julia Sáez-Angulo
 
  27/7/22.- El Escorial.- Miguel Ángel Ramos Lázaro (Salamanca, 1942).  Estudios y prácticas profesionales: Aparejador y Licenciado en Ciencias Económicas. Sui actividad profesional ha sido totalmente práctica en todos los ámbitos que ha participado. Como aparejador ha trabajado en empresas constructoras e inmobiliarias; también en instituciones públicas y en actividad libre profesional, que le relacionó durante más de 40 años con el área tecnológica.
La experiencia económica la desarrolló en la empresa CAMPSA en diversos departamentos, desde el de Administración, Informática, Presupuestos y Control de Gestión, y como Director de Desarrollo de Recursos Humanos, participando con este cargo en la creación de Repsol. Una vez cumplido el Plan Estratégico que acababa con CAMPSA, pasó a trabajar en BANESTO como Director de Obras y Mantenimiento. Tras la intervención de este Banco se dedicó al trabajo por su cuenta creando una empresa dedicada a la Asesoría Económica, Financiera, Fiscal y Laboral, que funcionó durante 25 años hasta su jubilación.
Es miembro del Ateneo de El escorial y actualmente es conferenciante en diversos foros. Se ha especializado en el estudio del filósofo José Ortega y Gasset y sobre todo de su paso por El Escorial.

1. Lo suyo es la Economía. ¿Valía más el Escorial en tiempos de Felipe II que ahora?
    Según un estudio hecho por el Doctor en Economía Don Pedro Schwartz en 2010, hace una valoración para la construcción del Monasterio: “en su día 6,2 millones de ducados que costó El Escorial equivaldría hoy a 545,1 millones de euros”. Este valor parece ridículo para nuestros tiempos, difíciles de equiparar en poder adquisitivo equivalente. Pero sobre todo habría que señalar que técnicamente hoy no podría construirse ni siquiera parecido, con lo cual el valor es histórico y sería tanto como querer saber el valor del cuadro de “Las lanzas” de Velázquez o “El Quijote” de Cervantes. Hoy no se trabaja la cantería con la misma técnica, por ejemplo. Podemos decir con ello que no son comparables los costes de edificación de hoy con los del siglo XVI.
   
2. ¿Fue Felipe II buen ecónomo y administrador?
    Este punto es, quizás, el más comprometido de los diferentes que me hace en esta entrevista. Y es el más comprometido porque los historiadores han interpretado la economía que llevó a cabo con unos criterios de valor fuera del contexto y de las escalas de valor que pretendieron Carlos V y Felipe II. Si podemos decir que en economía el hijo es continuador del padre. Ambos llevaron a cabo una idea de Imperio y de Cristianización que no tiene ninguna comparación con los criterios económicos desde la Ilustración.
    A pesar de ello, sí quiero contestar comprometiéndome personalmente con mi apreciación. Los costes de dicho Imperio fueron de tal magnitud que exigieron recursos financieros abundantes y los consiguieron de todos los puntos donde podían alcanzar: recursos de Castilla, recursos de América y recursos de los grandes financieros: alemanes, genoveses, florentinos portugueses e incluso de mercaderes judíos. Por último, supo llevar a cabo en los momentos más difíciles del instrumento de la “Suspensión de pagos” o mal llamada quiebra (Un Estado nunca quiebra, porque un Estado no desaparece como desaparece la empresa que quiebra) Esas suspensiones de pagos que fueron cuatro (la primera heredada de su padre y la cuarta trasladada a su hijo Felipe III.
    En resumen, podríamos decir que fue un gran financiero para conseguir el objetivo que perseguía: el Imperio romano germánico de su padre y el mundo cristianizado de su época. En lo que no podemos caer en el olvido es que en su época floreció la primera escuela económica mundial y que fue la “Escuela de Salamanca”, cuyas doctrinas se vuelven a recoger hoy, cada vez que se produce una crisis financiera mundial: el monetarismo y el mercado.
     
3. ¿Dónde radicaba la riqueza de El Escorial en el siglo XVI y dónde ahora?
    El valor de El Escorial en el siglo XVI está en que representa el símbolo de un mundo con unos valores éticos y de fe que hoy no existen ya. Fue y sigue siéndolo el símbolo de un siglo de Imperio Español. Sólo este concepto, y lo llamo concepto, porque es sinónimo de una idea que fue realidad en su día, debe llenarnos de orgullo a todos los que sentimos como propia la historia de nuestros antepasados, creo que es el símbolo identitario de nuestra patria, aunque algunos les duela. Ese es el valor actual del Monasterio.
 
4. ¿El hecho de ser Real Sitio de El Escorial añade pompa y carácter al lugar?
    Indudablemente el Real Sitio da un carácter histórico, de nuestra mejor historia, al lugar y a los que aquí vivimos, porque somos los mantenedores de esa memoria pasada. Aquí quisiera añadir un apunte de deseo y de proyecto para el futuro. Hasta hace poco tiempo era el centro de atracción para ilustres personajes de nuestra cultura, hoy debemos conseguir que siga siéndolo y podamos disfrutar de la presencia de los actuales ilustrados o intelectuales, como quiera llamárseles.

5. ¿Hasta qué punto sus montañas y bosques realzan la potencia turística y patrimonial de El Escorial?
    Podríamos decir que el entorno geográfico de montañas y bosques han mejorado bastante desde el siglo XVI y siguientes. Hemos ido para mejor, pese a los incendios ocasionales ocurridos. La protección del medio ambiente cumple una función complementaria importante de lo monumental, monasterio y palacios. 

6. ¿Qué le falta y qué sobra a los dos municipios escurialenses: El Escorial y San Lorenzo? ¿Debieran unirse?
    En la misma pregunta me está dando ya la respuesta: le falta que sea un solo municipio y no dos. El sistema de divisiones territoriales hecho en España hacia 1830 aproximadamente es un sistema caduco de administración local a todos los efectos. Este país no puede tener ocho mil ayuntamientos, cuando Alemania solo tiene unos dos mil quinientos y tiene el doble de población casi. Un municipio de cincuenta mil habitantes es más válido que dos de la mitad. Los argumentos son diversos; históricamente solo hubo un alcalde, económicamente tiene más oportunidades ante el Estado español primero y ante la Unión Europea después, administrativamente se obtiene más eficacia en el cumplimiento de las obligaciones transferidas legalmente y ante el entorno de la sierra oeste puede adquirir la cabecera de la zona, tanto cultural como administrativa y económicamente. Creo que esto es lo que le falta y lo que le sobra es justo lo contrario, la posible confrontación de competencias innecesarias y costosas. 

7. ¿Qué parte del monasterio filipino le interesa más y por qué?
    Pienso que el Monasterio es uno y cumple las funciones para las que fue construido en su conjunto, pero si he de señalar las que más interés representan para mí, me quedaría con la Basílica y la Biblioteca. Aquí no cabe argumentación a favor o en contra porque la pregunta, y respuesta correspondiente, es personal; es como elegir entre el teatro o el cine, ambos me gustan, pero uno más que otro.
  
8. ¿Cómo calificaría el paso de las tropas napoleónica por El Escorial y su monasterio?
    Fue el riesgo más grande que sufrió el Real Sitio, junto con la desamortización. Francia había sido la enemiga permanente de Carlos V y Felipe II; parece que Francia quiso consolidar ese papel de enemistad con la llegada de Napoleón. Los tesoros del Monasterio fueron saqueados, primero por las tropas enemigas que eran las francesas y luego por las tropas aliadas que eran las inglesas. El daño fue irreparable, solo hay que ver los museos franceses e ingleses.  No quisiera seguir sobre esta argumentación para no levantar ampollas que el tiempo ha cicatrizado.

9. Además del monasterio de San Lorenzo hay otros lugares como el monasterio de Prestado o La Granjilla que valen la pena poner en valor ¿qué se podría hacer para resaltarlos si están en manos privadas?
    Por descontado que deben ponerse en valor y deberían tener acceso guiado para poder visitarlos. Pero yo pongo en valor también “La Cerca”, tanto la de Felipe II como la de Carlos IV, que bordean todas las cuatro fincas fundacionales de Felipe II: la Herrería, la Fresneda, la Granjilla y Monesterio. Son muchos kilómetros de recorrido que yo estoy haciéndome para comprobar lo que queda y lo que falta de ella. Muy a destacar recordaría dos instituciones que pueden tener gran aliciente para el futuro turístico y son El Auditorio y el Real Coliseo Carlos III. La colaboración entre Ayuntamientos con la Comunidad de Madrid debe intensificarse, alcanzando a la colaboración con otros organismos privados del entorno.
Pero si me dieran a elegir definiría como labor primaria por excelencia la revalorización de la Universidad María Cristina, destacándolo como centro investigador de todo el periodo de los siglos XVI a XVIII en relación con la historia española y su centralización en el Real Sitio.

10. ¿Podría el exceso de visitantes arrasar la poética del lugar como ocurre con otros enclaves turísticos?
    Los enclaves turísticos siempre corren peligro cuando se masifican, solo hay que ver el caso de Venecia como paradigmático. Sin embargo, soy de la idea que cuando los retos son grandes las ideas para contrarrestarlos tienen que ser mayores, porque creo que deben tener acceso a los citados lugares todos los que están interesados en visitarlos. No voy a entrar en detallar posibles medidas, porque creo que ya existe la conciencia de que hay que tomarlas.

11. Ud. ha estudiado a fondo la figura de José Ortega y Gasset, sobre el que ha impartido algunas conferencias. ¿Qué resaltaría del paso del filósofo, cuando veraneaba en El Escorial?
    Cuando hablaba de personalidades ilustres que han venido a estos lugares y que han paseado por sus calles y sus montes, me estaba acordando de José Ortega y Gasset que acostumbraba a venir en vacaciones con sus padres primero, y luego, con su familia. Se albergaban en lugares como una de las casas de Oficios, que se alquilaban a visitantes para pasar sus vacaciones. En esta casa escribió su primer libro “Meditaciones del Quijote” en 1914. Solo comenzando a leerlo vemos como empieza describiendo los paisajes y los colores del campo, desde las margaritas, los cantuesos y demás flores. Uno de sus argumentos filosóficos que utiliza es el famoso de que los árboles no dejan ver el bosque y el de “yo soy yo y mis circunstancias”. En los muros de la segunda casa de Oficios se ha colocado una placa homenaje a este autor y a ese libro. Para mí, es importante la filosofía de Ortega en función de la metafísica que da importancia a la “vida” como realización personal del individuo y su proyecto de vida.   

12. ¿Qué libro sobre el Real Sitio le ha interesado más?
    No puedo citar un solo libro, porque para poder describir el objeto que tratamos tiene muchas aristas, detalles, perspectivas y definiciones que no pueden ser abarcados en un solo libro. Podemos hablar de la historia contada por el Padre Sigüenza, de “La obra del Escorial” explicada por George Kubler, de la vida del rey en el Monasterio de Jean L´ Hermite, de las pinturas, de las “Reflexiones en torno a una bóveda” de Manuel Rincón Álvarez sobre la bóveda de la Biblioteca, de la Farmacia, de la administración de las obras por los Jerónimos y el padre Villacastín, de los Aparejadores de cantería como Pedro de Tolosa, y de tantas cosas individualmente consideradas, como la labor de Juan Bautista de Toledo y de Juan de Herrera recogidas en “Las estampas y el sumario de El Escorial” por el arquitecto Luis Cervera Vera, y de tantas y tantas cosas de gran interés, como las impresiones del primer bibliotecario del Monasterio Benito Arias Montano, que no puedo citar un solo libro que contemple todo.