miércoles, 3 de agosto de 2022

JULIA SÁEZ-ANGULO, autora del libro “Crónicas viajeras. Buenos Aires y Jerusalén”

** Presentación del libro en la Casa de Cultura del Ateneo Escurialense el sábado, 27 de agosto, a las 12,00 horas




Carmen Valero Espinosa

3/8/22.- Madrid.- “Crónicas viajeras. Buenos Aires y Jerusalén” es el nuevo libro de la escritora Julia Sáez-Angulo, que será presentado por Cristina Alberdi, en la Casa de Cultura de San Lorenzo de El Escorial, dentro de las actividades del Foro de Literatura del Ateneo Escurialense, el sábado, día 27 de agosto a las 12,00 horas. 

        El libro ha sido editado por Vision Libros.

“Crónicas viajeras. Buenos Aires y Jerusalén” es el resultado de compilar las crónicas que periodista y escritora ha ido publicando cada día en su blog “La Mirada Actual”. El periodismo dispersa y el libro compila.

Los viajes de la autora se llevaron a cabo en los meses de diciembre de 2021 y enero de 2022 en Buenos Aires, mientras que su estancia en Jerusalén tuvo lugar en el mes de abril de 2022.

Sáez-Angulo dice en la introducción a su libro:

    “Los libros de viajes son un género cada vez más acendrado en los anaqueles de las librerías, sobre todo de otros viajeros. Dicen que uno de los best-sellers en este campo es la "Guía para viajeros inocentes" de Marck Twain. Las Crónicas Viajeras de este libro, sobre Buenos Aires y Jerusalén, se han publicado día a día en el blog "La Mirada Actual". Han sido muchos los lectores que han sugerido que se recogieran en un libro y la autora se decidió a hacerlo. Pasados los días, las crónicas cobran un tinte de relato del lugar, el país, el viaje y los personajes que salen al encuentro. Son crónicas con cierta continuidad que has hacen un libro compacto.

Hay que viajar con la mirada despierta y las mejores referencias para dialogar con ellas en el encuentro. Viajar abre, no solo los ojos, sino la mente y la tolerancia. Viajar es mirar, observar, dialogar y comprender. Es el mejor estudio de geografía física y humana.

Dos lugares tan ricos, distantes y diversos como Buenos Aires y Jerusalén son infinita fuente de sugerencias para el viajero dispuesto y abierto a aprender. Después de todo: "un solo placer, el conocimiento”.



No hay comentarios: