viernes, 13 de julio de 2018

Retrato: MATÍAS DÍAZ PADRÓN


-->



 Profesor Matías Díaz Padrón



       Julia Sáez-Angulo
       13.07.18

        Se especializó en pintura flamenca, porque así se lo encomendó desde la dirección del Museo del Prado su querido profesor don Diego Angulo, donde el doctor Matías Díaz Padrón (El Hierro, Canarias, 1935) ha ejercido como conservador del nuestra primera pinacoteca y gliptoteca durante varios lustros. “En ese campo estamos en manos de extranjeros”, le dijo don Diego. Obediente como un cartujo, el profesor Díaz Padrón se aprestó a ello hasta conocer y saber más que nadie en el arte flamenco. Lo sabe todo de esa rama del arte, al tiempo que domina la pintura de la escuela española, sobre todo de Velázquez Yáñez de la Almedina o Francisco Pacheco, en la que también ha hecho sus descubrimientos. Descubrió con argumentos el boceto de Las Meninas que se encuentra en Inglaterra. Su autoridad sirve para autentificar o descabalgar Rubens, Jordaens o Crayer… con una fuerza que nadie se atreve a discutirle.

            Su libros, investigaciones, publicaciones, artículos y catálogos se cuentan por decenas con títulos de resonancia que van desde Van Dyck a Jordaens pasando por Rubens, Teniers… Uno de sus últimos descubrimientos ha sido un “San Agustín “ de Rubens, pieza principal del altar mayor de la iglesia de los Agustinos Recoletos de Salamanca, tenida siempre en suspenso la autoría. ¿Se puede descubrir todavía un Rubens? Treinta años estuvo el profesor Díaz Padrón buscando las claves  hasta que la encontró su origen, procedencia y destino, porque no se deja llevar tan solo de su buen ojo clínico en las pintura, sino que busca el dato documental que lo corrobora. Toda su investigación navega por estos asuntos y sus viajes a los archivos españoles o belgas son una constante hasta que puede clamar ¡Eureka!

            La investigación es el humus del profesor Díaz Padrón. Algunos amigos le animamos a que escriba sus memorias, pero sonríe con su cara pícara y dice que perdería el tiempo que necesita para seguir investigando algunas líneas de búsqueda en lo suyo que todavía queda pendiente.

            Como profesor de Historia del Arte en la Universidad Complutense, ha dejado una estela ingente de alumnos y resulta imposible pasear con él, sin que alguno de ellos, más bien alumnas, se le acerque y le salude con afecto, al tiempo que le recuerda su nombre, pues el profesor sabio y despistado con todo lo que no sea su investigación, no siempre es capaz de repetir un nombre.

            En Bélgica y Holanda saben que la voz del profesor Díaz Padrón viene a ser la última palabra y los libros y catálogos de autores flamencos que allí se publican, lo citan una y otra vez para asentarse en un buen criterio, al tiempo que han traducido todos los libros del profesor español. Las instituciones belgas le han concedido ese reconocimiento vía galardón, algo que todavía está por recibir en España, si bien merece con creces premios y galardones oficiales, que se sumarían a los obtenidos en la sociedad civil. Pero España es así.

            Matías Díaz Padrón sigue trabajando concienzudamente, esto es lo importante para el país. El Instituto Moll acaba de publicar el tercer libro de su trilogía formada por tres grandes pintores flamencos: Jacob Jordaens y España. Los anteriores fueron Rubens y España y Van Dyck y España. Toda una joya bibliográfica y científica.

No hay comentarios: